viernes, septiembre 23, 2011

Otra vez La Nación bregando por la impunidad


Nuestro antihéroe favorito, el Editorialista Fantasma, volvió a las andanzas. En su cruzada por defender la impunidad de los subversivos que usurparon el poder a punta de pistola en el '76 y a sus cómplices civiles, hoy Fantasmín salió a defender a Jaime Smart, quien está siendo juzgado por el secuestro y tortura del periodista Jacobo Timerman y otras personas que estuvieron detenidos en los centros clandestinos Puesto Vasco y COT1 Martínez.

En rigor ya lo había salido a defender hace unos años, al igual que defendió a Martínez de Hoz de la supuesta "caza de brujas". En su editorial de hoy dice Fantasmín que "La razón alegada para el enjuiciamiento es haber desempeñado el cargo de ministro de Gobierno de la provincia entre 1976 y 1979. Se trata por lo tanto de la incorporación de un funcionario civil dentro del marco de acusaciones sobre delitos en acciones militares y de las fuerzas de seguridad en la lucha antisubversiva". Interesante forma de referirse a los terroristas que usurpando el Estado y subvirtiendo el orden constitucional cometieron un genocidio en nuestro país.

Y para responderle a Fantasmín mejor lo dejamos a Feinmann (el que escribe libros, no el que los quema) que responda con una columna de cuando comenzó el juzgamiento de los cómplices civiles del golpe cívico-militar del '76. Decía Feinmann que

El doctor Jaime Smart hizo –entonces– unas declaraciones explosivas y sinceras(...) Tan impune se sentía en 1976 que no se privó de nada. Las declaraciones son las siguientes: La Nación, 12 de diciembre de 1976. Desenmascarar a quienes armaron la subversión. La Plata (NA). “Tenemos el deber de desenmascarar a quienes armaron a los delincuentes subversivos, porque si no corremos el riesgo de que dentro de unos años vuelvan de las sombras.” El ministro de Gobierno había hablado por LS11 Radio Provincia de Buenos Aires. Con entusiasmo, se había referido al reequipamiento de la policía bonaerense, “manifestó que en los últimos ocho meses se invirtieron más de 1500 millones de pesos, y que se aumentó el plantel de la dependencia en 30.000 hombres”. “En el Ministerio de Gobierno (seguía el doctor Smart) hemos tenido siempre presente la necesidad de volcar todos los recursos en la lucha contra la subversión. Lo cierto es que esa subversión no es la subversión meramente armada. Muchas veces se equivocan los términos cuando se limita exclusivamente el de subversión al combatiente que es abatido por las fuerzas del orden. En la subversión debemos incluir a quienes armaron a esos combatientes, pues si nos ponemos a analizar creo que son más responsables que los mismos combatientes.” Esos responsables son los “profesores de todos los niveles de la enseñanza”. En una escuela de Coronel Pringles se secuestró un libro que llevaba por título Educación y liberación. “El gobierno de la provincia conoce perfectamente que la subversión es ideológica y se desenmascaran estos casos (...) Ahora, ellos, que en su momento los armaron, han dado un paso atrás tratando de pasar desapercibidos. Una de las mayores preocupaciones es cuidar que en el ámbito de la cultura no se infiltren nuevamente, o por lo menos que no tengan como en otra época la posibilidad de accionar fácilmente y llevar a la subversión armada a tantos jóvenes universitarios y secundarios que, día a día, caen en distintos enfrentamientos.” Smart define como “subversivo” al combatiente “que es abatido por las fuerzas del orden”. Y a las víctimas de la subversión ideológica como “jóvenes universitarios y secundarios que, día a día, caen en distintos enfrentamientos”. El desparpajo para referirse a la matanza es total: los jóvenes universitarios y secundarios caen “día a día”. Y el subversivo no es –pudo haber dicho– el que se levanta en armas contra el orden establecido, contra el honor de la república, contra nuestras tradiciones occidentales, contra nuestro estilo de vida. No, es el que es “abatido por las fuerzas del orden”. Sabía lo que decía. Entre 1976 y 1977, en la provincia de Buenos Aires se mataron miles y miles de personas por motivos erráticos, caprichosos, paranoicos. O por motivos tan precisos como los que el general López Aufranc le dijo al empresario Klein en presencia de Emilio Fermín Mignone, que fue quien contó el acontecimiento. Klein (padre) se le quejó de una huelga de 23 delegados en Acindar. López Aufranc, que se veía eufórico, le dijo: “No se preocupe. Están todos bajo tierra”.

El doctor Smart fue procesado en mayo del año pasado. Recibió la adhesión de la Asociación de Abogados Penalistas de Buenos Aires y de la Corporación de Abogados Católicos, entidades que ahora, una vez más, probablemente le acerquen consuelo y le digan que esto “ya va a pasar”. “Esto”, es decir, lo que ahora le ocurre: le han quitado las comodidades del arresto domiciliario y lo destinan a una prisión común. El que demanda al doctor Smart es Héctor Timerman. Porque el doctor Smart, junto con el coronel Camps, secuestró al periodista Jacobo Timerman, que de guerrillero no tenía nada. Lo torturaron, lo humillaron. Y cientos de veces le dijeron “judío de mierda”. Pero la justicia que se cierne sobre el doctor Smart deberá ser en nombre de los innumerables seres que llevó a la muerte. El, un abogado, un hombre que estudió leyes, que habrá sabido que las leyes existen para que la Justicia se aplique por su medio, para que una sociedad tenga un orden jurídico y origine un espacio en el que se pueda vivir civilizadamente.


En fin, pareciera que tanta defensa de los cómplices civiles de los subversivos tiene que ver con el miedo a que eventualmente lleguen al banquillo otros cómplices civiles, probablemente incluso el mismísimo Fantasmín que lamentablemente anda enmascarado en el anonimato cuando escribe estas columnas (se ve que nadie se anima a firmar algo semejante). Es una especie de defensa corporativa que muestra que a pesar de todo lo que sabemos, no hay un ápice de autocrítica en estos sectores que apoyaron activamente el genocidio neoliberal. Nunca pidieron perdón al pueblo argentino ni nunca van a pedirlo ya que no hay arrepentimiento.

Sería interesante preguntarles a los periodistas republicanos e institucionales que escriben en el diario (Majul, Sirvén, Leuco, etc) qué sienten escribiendo en un medio cuya línea editorial aún hoy en 2011 sigue siendo la defensa de los genocidas y la lucha por la impunidad del genocidio. Pero bueno, eso sería "atacar a la prensa independiente" en su cosmovisión.

“Primero mataremos a los subversivos, después a sus cómplices, después a sus amigos, después a sus familiares, después a los indiferentes y por último a los tímidos”
General Ibérico Saint Jean.

Saludos
D.F.

18 respuestas:

Nando Bonatto dijo...

Smart, jefe directo del asesino serial Ramon Camps y del demente Etchecolatz no puede alegar nada que no sea apología del delito.Quienes lo defienden incurrren en la misma figura  

Rudolf97 dijo...

no hay un ápice de autocrítica en estos sectores que apoyaron activamente el genocidio neoliberal. dijo DiejoF.

¿Qué genocidio? ¿Donde?
El Neoliberalismo querido DiegoF, ya te explicaron que no existe tal cosa.
Dios, este blog está teniendo el mismo nivel instructivo que los medios que critica, ¿donde vamos a terminar? ¿Alguien puede pensar en los niños?

PD: va siendo hora que los integrantes de la parte anterior al guión que compone "Golpe Cívico-Militar" dejen su templada casa para pasar al frío de los barrotes.

Celina dijo...

Me gusta tu táctica, si empezamos a decir boludeces nosotros les sacamos el trabajo a los trolls.

Massa dijo...

Diego F, que tipo detestable que sos. Te tomaste el trabajo de leer el artículo? Yo sí. Leé la primera frase: <span>Han transcurrido ya más de tres años desde que el doctor Jaime Smart ha sido privado de su libertad sin que haya podido demostrarse hasta ahora su responsabilidad en los hechos que se le imputan. </span>

O sea, que está en cana hace 3 años sin sentencia. En vez de quejarte de que tengan a alguien preso sin sentencia, te vas absolutamente por las ramas porque como no es de tu palo, no te molesta. 

O sea: no te molesta aplicar los procedimientos de conculcación de derechos, mientras sea gente con la que no estás de acuerdo. Un tipo deleznable, bah.

Diego F. dijo...

¿Vos decís que el gobierno es el que frena el proceso judicial? A mi me parece lo contrario! 
Vamos Massa, vos podés más que eso (?)

santix dijo...

¿Que hay que tener en el marote para leer todo lo que hicieron esos militares y complices civiles de la dictadura anti argentina y definir que el tipo detestable es Diego F.?
¡No me lo respondan ahora! Vamos a una pausa. Y despues continuamos con el show de Massa.

Rudolf97 dijo...

DiegoF, querido, ya lo dijo Mariano Obarrio, el gobierno es todo, el poder legislativo, el ejecutivo, el judicial, el sindicato de maestranza, la liga de amas de casa, los fondos buitres, el gobierno es todo, ergo, si el proceso judicial lo frena un integrante del poder judicial lo frena el gobierno, que es todo, algo así como el...¿Diablo quizás?. Si para Massa El Mundo (ojo, cierto mundo) es Dios, nuestro gobierno que abarca todo y es lo opuesto ha de ser el Diablo. Y claro, como el diablo es malo, tiene encerrado este pobre señor que es un santo. Diablo malo malo.

Rudolf97 dijo...

Dale, prendete (que prendió el choreo), sos bienvenida, boludealo, boludeate.

Massa dijo...

No, lo que digo, querido Diego F, es que que alguien este 3 años preso sin condena es una falta a los derechos humanos de esa persona. Lo que me muestra que sos deleznable es que no te importan los derechos humanos de las personas con las cuales no compartis la ideologia.

Massa dijo...

santix, Rudolf97, si para ustedes no es ningun problema violar los derechos humanos de alguien porque no estan de acuerdo con el, entonces no entiendo que protestan acerca del Proceso: ellos hicieron exactamente lo mismo.

Asi que, quizas para su sorpresa, tienen mas en comun con Videla de lo que piensan - lamento comunicarselo.

Diego F. dijo...

Aunque no lo creas Massa, estoy con vos en eso de los presos sin condena. De hecho de los presos del país la mayoría está en esa situación. Pero que vos vengas justo en este caso a plantear esa objeción cuando sos de los que apoyan la mano dura y leyes como las de Blumberg... no sé, suena más a que -al igual con tu disfraz de liberal para abogar por el neoliberalismo- te estás escudando detrás de eso para veladamente validar los otros argumentos de la columna tales como "Para poder hacerlo, 35 años después, no sólo se desconoce que fue ajeno a los hechos, sino que también se violentaron los principios básicos de la justicia como el de legalidad e irretroactividad de la ley penal."
Digo, yo te banco en que el poder judicial necesita ser modificado para que entre otras cosas la prisión preventiva vuelva sea un recurso extraordinario y no que a todos los morochos se lo apliquen "por las dudas"; pero acá estamos hablando de delitos de lesa humanidad y de que las dilaciones en estas causas provienen de los mismísimos genocidas y sus aliados.
Igual no hace falta que te disfraces de nada, ya defendiste acá a la dictadura (como buen "liberal") a los bombardeos del '55 y varios otros hechos republicanos de nuestra historia, así que sacate la careta Massita.

Diego F. dijo...

Massa: nosotros no pedimos que fusilen en la clandestinidad a los genocidas, desaparezcan sus cuerpos, se violen a sus mujeres, secuestren a sus hijos y los repartan como cachorritos y se apropien de sus empresas y propiedades. Queremos que sean juzgados con todas las de la ley, así que el "<span>entonces no entiendo que protestan acerca del Proceso: ellos hicieron exactamente lo mismo." es un problema cognitivo tuyo que no deberías andar proyectando alegremente. Pero bueno, por algo vos sos vos.
</span>

santix dijo...

Impermeable, el tipo esta preso y tiene un ejercito de abogados (aparte de el mismo) para defenderlo de acuerdo a la constitucion y las leyes.
Por si fuera poco tiene un diario de los mas importantes como guardaespalda mediatico.
Un procesado puede tener dictada prision preventiva si las acusaciones y las pruebas presentadas por la fiscalia asi lo ameritan. Si el proceso y la condena definitiva se demora puede ser por mora del tribunal actuante, en ese caso tiene los del primer parrafo para que actuen en su defensa. Tambien se da el caso en que el propio acusado de acuerdo a su estrategia legal provoca la indefinicion. buscando que venga un presidente que lo indulte, por ejemplo, o que la biologia  haga su trabajo y quede sin definicion su culpabilidad o inocencia.
Claro, como La Nacion DICE que esta injustamente detenido, a vos no te parece que haya que analizar nada mas, ¿cierto? Porque lo unico que sabes vos del caso es lo que DICE La Nacion.
Ahora no aparezcas mas hasta el proximo post, as usual.

Massa dijo...

Esta detenido sin condena, y hace 3 años. Eso es independiente de que lo diga La Nacion o Mengueche. 

Massa dijo...

Me parece bien que estes de acuerdo conmigo. La verdad es que al tipo este es la primera vez que oigo hablar de el - no se si es verdad o no que "fue ajeno a los hechos", si lo fue es obvio que no merece estar preso ni un dia - porque eso que vos decis de los "genocidas y sus aliados", el unico del espectro politico de ese entonces que hubiera zafado es -lo adivinaste- Alsogaray, que publico una solicitada pidiendo que no haya golpe de Estado. El resto, casi todos (incluyendo a Echegaray del PC) querian que la derroquen a Isabelita. Entonces, fueron "aliados" del Proceso? Es una pendiente resbalosa esa en la que te metes. Si laburaste como juez en el Proceso, sos aliado? Llamalo a Zaffaroni entonces, que juro defender las leyes del Proceso.

Estamos de acuerdo en que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles y los jerarcas tienen que estar presos - pero de ahi a regocijarse porque un tipo que laburo en el Gobierno de la Pcia de Buenos Aires en el Proceso este preso sin condena - hay un trecho largo, largo.

santix dijo...

¿Y? ¿Sabes cuantos pibes hay detenidos sin condena?
Ese es el tema, esos no te importan, pero ellos si estan casi indefensos sin recursos economicos para pagar costosos estudios de abogados, ni diarios prestigiosos que digan ¡Que barbadidá!.
Yo me inclino a pensar que si esta preso, y tiene todos los recursos disponibles para su defensa, es muy probable que sea lo correcto.
Y si me parece una injusticia que alguien este preso sin condena, para tratar de cambiarlo no empezaria justamente por el caso de este tipo.
Hay muchos antes en la lista de prioridades.
Para vos no, eso esta claro.

Se ve que Ivan Noble te conoce bien a vos:
"–Vivimos épocas de cobardías virtuales. Esa mezcla de anonimato, resentimiento, horas libres y mala leche conduce a una forma de comunicarse que puede ser muy agresiva. La red, además, ha reemplazado al matón de pizzería por el barderito con mouse."

Eduardo D dijo...

De todas formas el caso de este tipo es utilizado por La Nacion para  hacer un nuevo editorial, una nueva bajada de linea, una nueva y detestable defensa de la ultima dictadura asi que centrarse especificamente (porque decir q el tipo no deberia estar detenido sin condena no esta mal) en el caso de esta persona es mear fuera del tarro Massa.

Celina dijo...

"Estamos de acuerdo en que los delitos de lesa humanidad son imprescriptibles" > Viva!!! Parecía que no, pero parece que le entró algo!!

(Notaron cómo nombra al PC porque aca somos todos sucios comunistas?)

Related Posts with Thumbnails