jueves, agosto 05, 2010

Una entrevista imperdible


La censura a Nelson Castro, Alfredo Leuco y Pepe Eliaschev; la embajada paralela, Venezuela, la libertad de prensa, la libertad sindical en Clarín y varios otros temas en un muy buen debate en el programa matutino de Nelson Castro. Esta es de esas discusiones que ponen blanco sobre negro qué hay de uno y del otro lado. Personalmente me sorprende lo desinformado de los periodistas (ej: lo de la Unasur).


Saludos
D.F.

36 respuestas:

Anahi dijo...

Oiahhh, a "boquita procaz" Fernández le salió un mellizo... ¡¡y encima ocupa la silla en cancillería!! Uy, dió...

Lucas Speyer dijo...

El mismo Cavallo que ayudó a los K a llevarse la plata a Suiza? CHAN!!!!

migrón dijo...

Que manera de hacer agua Nelson


http://www.youtube.com/v/rX7wtNOkuHo" type="application/x-shockwave-flash" width="170" height="140

mario dijo...

nelson castro es impresentable igual que el bufon que gritaba histericamente, si leuco y eliaschev fueron censurados estamos al horno, un total desconocimiento de los temas, para lo unico que sirven es para las chicanas berretas.

eduardo j. dijo...

Anahí no se me caiga de su sitial de Progre,no haga comentarios como los de Maggie cuando está semicaliente con AF o luisito cuando bardea por la MITRE a los k,con claque y coro de risas...No me provoque ESCáNDALOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!vOLVIENDO AL TEMA ,HT SE QUEDÓ CORTO,SABEMOS TODOS QUE LO DE SADOUS Y MONDINO FUE PENOSO.CON DECIR ESO Y ESPERAR ALGÚN GRUÑIDO HABÍA CUMPLIDO.Si el affAire VENEZUELA fue un divertimento para bloquear relaciones con el cro Chavez..Y de paso sacar empresas y trabajo argento de aquel mercado.

Alfre dijo...

Exelente el pedido de Timerman: "Dígame quienes son". Perfecto, es lo que hay que hacer, sacar al periodismo de su simulacro, ir a lo concreto, a la cosa. ¿Asi que hay censura? ¿De parte de quién, hacia quién?

Espectacular el círculo argumentativo en el que se encerró Castro: ¡hay censura! -> ¿quién? -> Yo -> ¿si?¿cómo? -> de eso no hablo porque no personalizo -> ¿entonces quién? -> alguien -> ¿quién? -> Yo -> ¿si?¿cómo? -> de eso no hablo porque no personalizo -> ¿entonces quién? -> alguien -> ¿quién? -> Yo...

Entonces se me ocurren dos alternativas que expliquen el hermetismo de Nelson: simulación o encubrimiento. Ninguna de las dos lo deja bien parado. Menos teniendo en cuenta que el único encubrimiento de censura que el Dr. (quizás, tal vez) podría tener algún interés en sostener, sería el referido a sus propios empleadores. Lo que lo convertiría en cómplice, en cierto sentido.

Así que de quién estamos hablando ¿de un simulador, de un censurador, o en el mejor de los casos -suponiendo que creamos en algo a su versión de su salida de radio del plata- de un censurado censurador?

Estos tipos que -¡desde el periodismo!- dicen que hablan ¡¡desde!! los "datos", "objetividad", sarasa sarasa, son en definitiva los que se manejan con las interpretaciones más nebulosas, confusas, retorcidas y peleadas con la realidad.

Anahi dijo...

1) No tengo ningún sitial (en todo caso será un proyección tuya...), y tampoco me considero "progre": <span>soy de abajo y a la izquierda</span>, hermano.

2) Nelson, Leuco, Pirucho, Pitucona and Co., me tienen sin el menor cuidado: hablan por sí, o en todo caso por el medio que los contrata.
A mí sí me preocupa <span>el canciller argentino</span>, que no ocupe su lugar... de canciller.

3) ¿No te gustó que lo compare con "boquita procaz" Fernández? OK, entonces llamémoslo "gallito" Timerman, "calentón" Timerman... o el alias que más te guste, da igual. Porque me parece que el título de canciller no le está quedando.
Y si no, que lo demuestre, en lugar de andar parroquiando...

Slds.

QPQS dijo...

Me parecio que el principio Tiermean arranco buscando roña, ante la posibilidad de confirmar que no habia dicho lo que salio en La Nacion sobre lo de autodenomiarnse patotero o cosa similar. Luego, mientras trataban en el tema de Botnia, lo escuche muy correcto y dejando "pagando", en el buen sentido a Nelson Castro que queria que pise el palito.
Cuando le preguntan por la embajadora Americana (Estadounidense, mejor dicho) en la Rural, creo que Timerman se fue medio al joraca. Por que digo esto? El problema con Leuco surgió por twitter de un comentario que el no vivó, sino que le dijeron via twitter. Entonces no puede decir que como no se enteró de la presencia de la embajadora en la Rural no puede opinar. (Sin contar que como cansiller, estoy SEGURO que sabia). Y medio que lo descolocó creo.
Despues hay una discusion interesante sobre la embajada, hasta que se mete el boludo de atras a hinchar las pelotas. Pero Timerman, con un poquito mas de nivel podia haberlo descalificado 1000 veces mas. Y creo que a los 3 se le va la discusion a la mierda, y se vuelve hasta divertida (bah! yo me cague de la risa como se chicaneaban unos con los otros).

Lo que me parece mal de Timerman, es no responder ante preguntas sobre las opiniones del oficialismo del cual es parte porque a el no le consta, pero sí defiende a una empresa que canceló el contrato (o echó o censuró o lo que sea) a Nelson Castro. O sea, cuando le conviene definde a otros, cuando no le conviene no.

Por ultimo, creo que tanto Timerman como Castro equivocan al defender / atacar la libertad de prensa. El ataque a la libertad de presenta que defiende Timerman no es la que hoy en dia se podria dar. Que un periodista esté en la televisión, no quiere decir que no haya sido o sea victima de censura. Estar en el ultimo canal del cable, cuando se estaba en el primero de aire, no es lo mismo, y hay que ver bien porque pasó eso. No basta con decir que estan en television y listo (como hace Timerman), pero claro que tampoco basta con decir: "me echaron de una radio" para argumentar hechos de censura.

Saldos
OPQS

QPQS dijo...

Escribí "<span>Tiermean" en vez de Timerman al principio. Vaya uno a saber que me pasó, pero fue sin querer. Espero que @psirven no me rete, porque hoy me retó por escribir "twit" en vez de "tweet".</span>

Fue sin querer!!

kikesanchez dijo...

Es extraordinario la sorprendente evolucion  de Anahí a Lilita Anahí... Eduardoooo ! jeje.

Carlos Balmaceda dijo...

<span>La idea es discutir sobre supuestos que el sentido común instaló, y entonces, el tono mismo de las preguntas se condice con este tono. Así que, cuando se pregunta sobre la "embajada paralela" lo correcto es aceptar que tal embajada existe, que Sadous ha sido un esforzado y perseguido diplomático, que las relaciones entre Argentina y Venezuela rezuman corrupción. Estamos tan atrapados por ese sentido común, que se construye a partir de supuestos a los que sólo le faltan guiños a cámara, toses nerviosas o efectos de sonido, que cualquier discusión que lo desnaturalice, termina como ésta. Timermman tiene una estrategia de confrontación, y está bien, podría elegir otro modo, pero eligió éste. Políticamente es interesante advertir cómo adquiere este estilo una vez que lo nombran canciller. ¿Qué pasaría ahora con Taiana y este caso? Mucha menos intervención pública, 0 Twitter, poca confrontación. La exposición es claro que es una apuesta del gobierno y de Timermman.  
Ahora bien, ser un oyente de Nelson Castro es estar atrapado en las redes de este sentido común, en el que todo, a priori, ya está definido, en el que la cosmovisión de las cosas determina cómo es la realidad. Por eso la pregunta ya implica una respuesta (no hay otra respuesta posible al caso Sadous que la condena en el universo Castro). Aquí ni siquiera se menciona que el gobierno pidió que se haga pública la comunicación entre Sadous y los legisladores, o que el diario "Tiempo argentino" la reveló. No hay mucho más para decir, excepto si se necesita agitar el fantasmón de la corrupción. El juego está establecido de antemano: K corrputos que consultan a Cavallo para sacar los fondos de Santa Cruz, gobierno K corrputo para negociar con Venezuela, autoritario además, para perseguir funcionarios, etc. Es el mundo sin historia ni política de los burgueses. Nunca Nelson Castro encarará una entrevista estableciendo quién es el poder, quién lo enfrenta, cómo, cuáles son las asimetrías entre uno y otro. El latiguilllo es "una república sana, sin corrupción", sólo por eso Carrió puede ir y decir todas las sandeces que dice en los medios y que la sigan invitando (sigue)
</span>

Carlos Balmaceda dijo...

<span>Obsérvese lo siguiente: el argumento de Timmerman cuando habla del negociado de Cavallo apunta al poder, a la impunidad de un poder neoliberal, entregado a corporaciones, imperios, etc., si Castro y el ignoto Caride entraran en ese juego, pierden, no sólo porque no hay forma de refutación, sino porque además desconocen esas cartas. Sus cabezas de clase media no pueden ir más allá de lo que apuntamos. Censura es, obviamente, la censura que se ejerce en un mundo liberal. Punto. El periodista desplazado por motivos gremiales, las políticas editoriales que devastan la conciencia de los trabajadores (anécdota: Olga Viglieca, delegada de Clarín, cuenta que el jefe de la sección Zona, cuando una vez ofreció una nota sobre el Africa subsahariana y la cantidad de muertes producidas por SIDA, que podían devastar la región, recibió como respuesta negativa "Africa queda lejos". Y cuando propuso una nota sobre el hambre en González Catán, el muy cínico le dijo "Eso queda más lejos que Africa"). O sea, censura es la que se ejerce sobre un señor burgués con ingresos altísimos y enormes posibilidades de inserción laboral porque ya es una marca registrada. Castro habló veinte minutos seguidos en TN sobre su presunto despido de Radio del Plata. Este ejercicio autista de la palabra es la muestra de un poder y de una ubicación de clase dentro de la misma profesión que habla a las claras de la realidad que conoce el burguesito de Castro y de la que se horroriza. Eliaschev, que trabaja en radio, televisión y medios gráficos, pone el grito en el cielo por una nota que publica uno de los conductores de "El Tren", por radio Cooperativa, y entonces pide "derecho a réplica", monopolizando la hora completa del programa. Cuando recibe cuestionamientos increíblemente agudos de los oyentes, dice que está apurado y se va. Eso es para estos tipos el intercambio fructífero de ideas y la noción de libertad de prensa.  
Hechos como el que mencionan sobre Nudler, doloroso en ese caso, porque además de tratarse de un tipo consecuente, ya en ese momento enfermo y que sufrió, creo recordar, la embestida de Verbitsky que de algún modo fungió como ariete contra él, son encontronazos, episodios de censura, que pueden darse en cualquier medio (uno más)
</span>

Carlos Balmaceda dijo...

<span>Pero ese universo microscópico en el que día a día hay batallas que más vale hay que darlas a favor de la libertad, no hablan del marco de libertad de prensa que un estado debe asegurar, y que uno que deja sin efecto calumnias e injurias y promueve una ley de medios como ésta, está asegurando. ¿Qué pretende entonces Castro? Seguir sumergido en ese sonsonete de comadre: “¿Vio doña qué barbaridad lo que le hicieron a Leuco?”  
Volviendo a cómo se impone el sentido común y se organiza la realidad, el tema de Kirchner que no concurrió a Quito, ya fue instalado por "Clarín", cuando en un supuesto intercambio entre un cronista y el canciller brasileño este último le dijo "¿cómo no viene?" (puesta en escena eficaz y creíble aunque mentirosa: reportero que informa de primera mano a un canciller extranjero lo que el gobierno nacional no le informó). O sea, esto ya está determinado, ya está jugado, así debe ser. Lo curioso es que hace dos semanas el tema era que Kirchner no podía asumir como secretario de Unasur. Y ahora importan sus presuntas ausencias.  
La realidad por otra parte no es dinámica. Timmerman dirigió el diario "La tarde", y de ahora en más deberá purgarlo para siempre. Pero estos periodistas que trabajan en un medio oligopólico, que trabajan para un patrón con las manos tintas en sangre por secuestros durante la dictadura, son impolutos.  
Los Kirchner se llevaron la plata de Santa Cruz, y eso tiene más peso que la Asignación Universal por Hijo en el universo puro de la clase media. En<span>  </span>esos mismo términos: Washington era esclavista y usurero, y eso pesa más que ser el padre de la patria norteamericana.  
Finalmente, la construcción de la realidad continúa. De esta nota, lo que "La Nación" extrae es que Timmerman dijo que era "un barrabrava". Ya está, mañana tendrán material todos los medios para hablar de esto. Anécdota, nunca sustancia. Parecer horrorizado de señorona de clase media, nunca confrontación con el poder, eso es todo por ahora, hasta que la Ley de Medios barra con estas telarañas que de tan viejas se han vuelto densas, pero que no dejan de ser telarañas. 
</span>

Ëlio. dijo...

Cocarda.

Juan Pablo dijo...

A mi entender Timerman estuvo un poco pelotudo. Por supuesto que nadie censuró a Nelson Castro ni a Leuco, pero se puso en canchero y sobrador cuando podría haber sido mucho mas hábil y dejarlos pagando con mas astucia, como hace Aníbal Fernández con Magdalena. Estratégicamente solo consigue victimizar al "pobre Nelson", y eso es un error imperdonable.
Tendrá razón en sus argumentos, pero con eso no alcanza en el mundo de los multimedios.

javier dijo...

-haga lo que quiera, ud trabaja para castro
-y usted trabaja para nestor kirchner
-y a usted que le molesta?
-no, a mi no me molesta!


jajajaja, es tremenda la entrevista.

javier dijo...

me olvide de este cacho:

-bueno, pero podria haber estado el secretario general de la unasur
-no, no se lo convocó
-pero no hubiera venido mal su presencia
-y usted tambien podria haber estado, castro!

el capo no es timerman, es que el boludo de nelson se las deja picando todas... no se puede ser tan boludo.

Maitena Alsina dijo...

Increible el pésimo  nivel de los periodistas que entrevistan ya que interrumpen, hablan de a dos por sobre el entrevistado lo cual tapan las respuestas del mismo. Si evidentemente han bajo el audio del Canciller mientras que el de los periodistas esta notablemente aumentado. Es una verguenza para el periodismo. Han perdido toda línea en defensa de intereses ajenos a la verdad objetiva.

pepe dijo...

como me rei con esta entrevista, hasta mi gato es mas digno interlocutor que castro y el otro acotador

Alfre dijo...

Enganchando con lo que dije el otro día,  recién me acordé de algo que le escuché el lunes o martes a Lanata. Digo, esto de los adoradores de los "datos objetivos", etc., me llamó mucho la atención escucharlo a Lanata recomendar que para ejercer el periodismo, para él es mejor evitar cursar Comunicación Social

El motivo que daba: un comunicador social sabe mucho de teoría ("son críticos de medios", decía también), pero en la facultad no le enseñan nada de práctica de periodismo.

Su recomendación: estudiar una carrera ajena al periodismo, que dé herramientas de "cultura general" (ese es el témino que usó), si es necesario recurrir a cursos de redacción y salir directamente a la práctica, a los hechos. Mas o menos.

Desconozco realmente si es como dice Lanata, si la carrera de Comunicación Social no prepara para la praxis real del periodismo. Supongamos que de hecho es así. Pero realmente me llamaba la atención su desdén hacia lo que el generalizaba como "la Teoría". Digamos, se notaba: él no se limitaba a dar su consejo personal, sino que calificaba negativamente al comunicador social y a la carrera, despectivamente.

En general, él polarizaba entre el "Dato" y la "Teoría": el "verdadero" periodista es ese que consigue el dato y lo comunica y el resto (la"Teoría") es puro palabrerío. No lo dijo textualmente, pero se infería sin dificultad (más si se tienen en cuenta los modos inmedidos, a veces cavernícolas que tiene él de decir las cosas)

Comento esto porque me parece que en cierta medida los roces -cuando son diferencias honestas y no producto de la obediencia debida a la cadena de mandos del medio en cuestión-  entre el denominado "periodismo independiante" y el ,llamemosle, "espacio nacional y popular de la comunicación" -por ejemplo los bloggers- proviene de diferencias en concepciones básicas como esta que señalo en Lanata; a muy pocos acá se le ocurriría separar así tajantemente teoría de praxis -menos aún desdeñar así a cualquiera de las dos.

Se puede incluir en los efectos de esa diferencia parte del rechazo visceral -que sería en consecuencia producto de un profundo desentendimiento, o desconocimento- que manifiesta el "periodismo independiente" hacia espacios como estos blogs, 678, Carta Abierta, etc.

Ahh... todo esto me hizo acordar de una animalada de hace unas semanas ya de Lanata. Estaba divagando (haciendoce el langa ante su público, en realidad, como suela hacer, con temas que en general muy bien no maneja) sobre, digamosle, "las palabras y el poder". Quería establecer en general algo que es correcto, como es el hecho de que ciertas relaciones de poder se basan meramente en la apropiación de ciertos discursos (estos son mis términos, no los suyos, que ya no los recuerdo). Pero concluyó con este ejemplo: Horacio Gonzalez.

Es decir, ejemplos hay donde se los busque: los discursos clínicos -la medicina, la psiquiatría, la psicología misma- los jurídicos, los políticos... ¡el mismo periodismo! Pero él decide mencionar la figura específica del director de la biblioteca nacional... Hay que ser pelotudo, realmente. Banalizar así ese tema y ningunear a Horacio Gonzalez.

Encima, precisamente, con ese tipo de ejemplos -personales, a mi entender errando bien mal el objetivo- evita hacer precisamente  lo que su denostada "Teoría" le requeriría hacer antes de mandarse ese tipo de macanas, que es preguntarse: "¿Y yo desde donde carajo hablo?" Porque él no lo hace precisamente "desde el llano". Todo lo contrario.

Aún así, lo rescatable de Lanata es que es lo suficentemente caradura como para de vez en cuando decir estas animaladas que honestamente piensa, [...]

N dijo...

El periodismo deberia ser sinergico a alguna otro estudio:
- Periodista + Cientifico.
- Periodista + Filosofo.
- Periodista + Historiador.

En ese sentido es mucho mas rica y legitima cualquier conclusion que puedan llegar a obtener con los datos que manejan.

Alfre dijo...

Si. Y Lanata  quería apuntar en ese sentido. Pero en el intento desdeñaba cualquier conocimiento específico sobre la praxis misma del periodismo. Renegando con eso de cualquier construcción crítica del periodista hacia su misma profesión. Que no se diferencia demasiado de lo que decía el mandato divino, "no harás periodismo de periodistas".

Es un lugar muy cómodo en el que se pone Lanata -y tantos otros con él: cualquier praxis humana puede y debe ser objeto del periodismo y su crítica, menos el periodismo. Y su fundamentación no es nada más profunda que esta: "¿y qué saben los críticos del periodismo si nunca lo practicaron?"

Pero si argumentás por ahí, entonces ¿qué sabe un periodista de politica -si nunca la practicó-, de econonía -si nunca fue ministro de economía-, de deportes -si nunca jugó profesionalmente a nada, etc.? A lo que llegamos a un camino sin salida: ¿Como puede Lanata criticar la crítica de medios si nunca la practicó, y cómo puede un critico de medios criticar medios si nunca trabajó en ninguno? A la mierda la posibilidad misma de conocimiento alguno.

Anahi dijo...

Bueno, esperemos que vos también evoluciones, en algún sentido, no importa cuál.

Anahi dijo...

Es interesante tu sanata, en serio. (ji ji ji ji ji ji)
Lo cierto es que Timerman es canciller. No operador. No un simple militante. No un funcionario de tercera línea. Canciller. Y decir canciller, es decir que habla por la Nación. La Nación Argentina, no el diario, ¿se entiende o lo explico mejor?
Bueno, yo espero que si lo confronta un extranjero, no produzca una situación diplomática difícil. Ojalá. Es difícil pensar que un diplomático no sepa de diplomacia, pero bueno, lamentablemente, es lo que hay.
Slds.

Anahi dijo...

Idem anterior.
Lo tuyo podría ser considerado si estuviéramos hablando de "boquita procaz" Fernández, que es el que usualmente se encarga de estas situaciones "parroquiales".
Pero tratándose del canciller argentino, es lamentable, de cuarta, no, mejor de quinta.
Yo, particularmente, quiero que mi canciller defienda los intereses argentinos ante el mundo, no que dispute, como un chiquilín, con los Nelson Castro, con los Leuco, etc.
Pero además, debería valorarse más como tal. Y no lo hace.
Slds.

Anahi dijo...

Más que claro: universo microscópico. Mejor no lo podrías haber dicho.
¿Qué opinás de que el canciller de la Nación dispute tan infantilmente dentro de ese universo microscópico?
Lamentable, ¿no?

Anahi dijo...

La verdad es que yo como otras personas nos preguntamos cómo es que dada la situación no estuvo presente el secretario gral. de la UNASUR.
Timerman podría haber tomado una actitud más seria y menor irritante, y en todo caso "enseñarnos" porqué no estuvo presente el Secretario en la reunión.
Es un gallito provocador, que no le da para tanto.
Slds.

Anahi dijo...

Lo que más me entristece de todo esto, porque de verdad que es triste, es que crean que la pelea es con los periodistas... sean de la orientación que sean, respondan a los intereses que respondan.
Cuando "un enemigo es taaaaaan chiquito", se vuelve la medida de tu lucha, "así de chiquita".
¡¡Qué desmoralizante!!
Slds.

Pablito el Pibe Progre (PPP) dijo...

¿Y cuál es el problema con Timerman? ¿Se mandó alguna cagada y no me enteré?

(sería extraño que no me entere, porque si se manda una cagada algún funcionario de este gobierno ya tendría todos los medios hegemónicos pidiendole la renuncia).

Pablito el Pibe Progre (PPP) dijo...

Osea que el tiempo que ocupa Timerman saltando a refutarle la supuesta existencia de una embajada paralela a Nelson y Leuco, lo podría aprovechar mejor trabajando en algún asunto diplomático?

Me suena parecido a la chicana barata de "yo quiero que mi presidenta atienda las necesidades de los argentinos en vez de pasear por el mundo comprandose carteras Gucci".

Pablito el Pibe Progre (PPP) dijo...

No.
El canciller tenía razón.
Hasta el propio Sadous negó la existencia de diplomacia "under the table" con Venezuela o cualquier otro país.
Pero supongo que hubiera sido una actitud más madura de Timerman darle la razón al sr. Castro, y de paso contarnos todos los detalles del funcionamiento de esta ficticia embajada paralela.

Alfre dijo...

<span>Por favor, no entremos con la mala leche. ¿Es mucho pedir? Si de lo que escribí vos interpretás que "mi enemigo es el periodismo", que querés que te diga... 
 
No sé si hay mucho que decir, en realidad, si ese es el caso, más que "buenas noches, y buena suerte".</span>

Carlos Balmaceda dijo...

Anahí, si no tenés nada para decir, no digas nada.

Carlos Balmaceda dijo...

Anahí, si no tenés nada para decir, no digas nada.

E.P. dijo...

No me gustó mucho la actitud de Timerman, lógico que estaba a la defensiva porque ya el reportaje de por sí fue con mala leche, pero me parece que tal vez podría haber defendido su posición de una forma un poco menos de "calentón", no dió imagen de estar seguro de sí mismo.

E.P. dijo...

Miren en la biografía de Alfredo Leuco en wikipedia, la parte de "censura" , y el artículo del diario perfil que escribió Leuco. Artículo de la wikipedia, especialmente la parte sobre el levantamiento del programa de Nelson Castro en Del Plata.

Me parece que por lo menos siempre va a quedar la duda entre si esos informes (sobreprecios en tendido eléctrico en S. Cruz y destino de los fondos de S Cruz) tenían información veraz o eran truchadas armadas para joder a los kirchner expresamente. La verdad es que todavía no se pudo explicar bien bien lo que se hizo con los fondos de Santa Cruz.
Creo que el gobierno debería ser intachable, podemos decir que Menem también cometió actos de corrupción incluso peores, y los medios lo denunciaban, pero al turco no le importaba porque igual tenía toda la banca del poder económico detrás.
Este gobierno tiene casi todo el poder económico en contra, por eso debería manejarse mejor y tener cuidado de no pisar el palito.

Related Posts with Thumbnails