martes, julio 20, 2010

ConSUMO


El último estudio que publica anualmente Woldwatch indica que actualmente estamos utilizando más recursos de los que el planeta -el único que tenemos- puede aguantar. La huella ecológica -que mide el impacto de nuestro consumo en el planeta- da cuenta de que para ser sustentable necesitaríamos hoy por hoy un tercio más de planeta y las proyecciones son alarmantes ya que de seguir así en 25-30 años más necesitaremos 2 planetas tierra cuando, vaya perogrullada, tenemos uno sólo.

450 científicos de 130 países presentaron un informe desde el panel Intergubernamental de Cambio Climático (ipcc) con el aval de las Naciones Unidas que indica que el cambio climático es "inequívoco y evidente" y el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó que "Es necesaria ya una acción concertada y mundial".

El director del centro de estudios Worldwatch, Christopher Flavin, explicó que "El aumento del consumo ha ayudado a satisfacer necesidades básicas y a crear empleos pero, en este siglo, el apetito consumidor sin precedentes destruye los sistemas naturales de los que todos dependemos y hace aún más difícil que los pobres satisfagan sus necesidades básicas".

Para entender mejor cómo funciona el consumismo y los problemas que genera dejo la exposición de Annie Leonard que abre el post, que explica en 20 minutos y con mucho detalle adónde está el núcleo del problema del consumismo que nos está llevando a una situación extrema como nunca antes en la historia de la humanidad.

Y terminemos este post con un poco de humor de la mano de Peter Capusotto y su ConSUMO.



Saludos
D.F.

64 respuestas:

J dijo...

el capitalismo está basado en una seudo-racionalidad, esa es una de las cuestiones. En realidad, no es mas que un modo complicado de saqueo

Fabrizio dijo...

Esto es un escandalo!!

Pino mode off

Unfor dijo...

Es un tema terrible. Las próximas generaciones la tienen más que brava; salvo que la tecnología lo supere de alguna manera y por supuesto haya decisiones políticas humanistas y a la altura de los acontecimientos.

Feliz día del blogger-amigo!

Unfor dijo...

Es un tema terrible. Las próximas generaciones la tienen más que brava; salvo que la tecnología lo supere de alguna manera y por supuesto haya decisiones políticas humanistas y a la altura de los acontecimientos.

Feliz día del blogger-amigo!

Jotapé dijo...

Eso que tanto le preocupa a las Naciones Unidas , se acaba con ponerle un limite tan solo a un pais del norte que tiene el 5% de la poblacion mundial y consume la mitad de los recursos de la Tierra. 

Marco dijo...

jajajja, el verso que el hombre crea el calentamiento global es tan bizarro.

Marco dijo...

Adjunto video para los interesados.

http://video.google.com/videoplay?docid=-424859622073138055#

Pedro dijo...

Muy buen post!!! El documental que abre el post, es una joyita. Impecable, realmente para difundirlo por todos lados. Breve, conciso, y didáctico. No se lo pierdan!!
Y el personaje de Capusotto, un Luca posmoderno consumista a full!! jaja!! ta bueno. Le doy, 8 cuotas. Y a Jesus de Laferrere, lo excomulgarán???
Abrazos,
Pedro.

Luis dijo...

Cada vez veo con mas optimismo la idea de una economía basada en recursos.
saludos!

Moscón dijo...

Los yanquis ya tienen la solución:
<span><span>argemto.foroactivo.com/.../el-mensaje-de-las-rocasguias-de-georgia-t1325.htm</span><span> </span></span>

daniel dijo...

Genial.
Es mas,una de los ases de espada que usa el conservadorismo para oponerse a nuevas y necesarias legislaciones suele ser la defensa a la vida y/o la "naturaleza" de las cosas.
El poder economico requierio en su momento innovar con la produccion ganadera(por ej.)
¿Que argucia simplista habran empleado para "naturalizar"que se genere vida y luego justificar el marronazo?
Un abrazo.

Alvaro dijo...

Simplemente genial

Pero con respecto a la utilizacion de los recursos no deben dejarse engañar, hay mucho mas q suficiente para toda la raza humana, que esten tan mal administrados se debe al sistema economico actual q necesita crear continuamente bienes que reemplacen a otros pero q a la vez sean tambien reemplazables para mantener el ciclo de conSUMO.

Alternativas no hay muchas pero creo q la economia basada en recursos seria una muy buena opción.

Diego E. dijo...

Otro estudio que no voy a buscar (perdonen la pereza) estipula que, si toda la humanidad tuviera el nivel de vida (o de consumo, aunque no sean conceptos equivalentes) de los estadounidenses, harían falta tres planetas para generar los recursos. Y durante un tiempo bastante acotado.

Sin embargo (no puedo con mi genio, tengo que armar algún quilombo) hay algo que siempre me impide tomarme en serio a los grupos ecologistas. Ninguno, jamás, ha planteado como medida necesaria el control de la natalidad.

Todos hacen la gran Al Gore: recorren el tercer mundo, anunciando que si se nos ocurre desarrollarnos, el planeta se va a la mierda. Según estos grupos, la humanidad ha de vivir en una especie de campamento hippie, para que Estados Unidos sostenga su orgía de consumo.

Y el hecho es que no quiero ninguna de las dos cosas. No quiero el despilfarro sin control de los recursos no renovables, pero tampoco quiero bajar de cierto estandar de vida. Nada espectacular: no quiero la vida de Bill Gates. Pero no quiero vivir con un taparrabos comiendo legumbres. El problema es que el término medio (la vida de un habitante de clase media de una metrópolis cualuiera, con ciertos cuidados ambientales) tampoco es sostenible para seis mil millones de habitantes.

Cuando se habla de cuidado ambiental, siempre es tabú el mismo tema: no hay para todos. ¿Qué hacemos con los que sobran?. ¿Cuál es el límite superior de nivel de vida? Lo más importante: ¿cuál es el límite inferior que estamos dispuestos a aceptar?.

Y lo más importante de todo: ¿qué organización se anima a promover un control de la natalidad universal? ¿cuál es el número óptimo de habitantes?

Si no, es muy fácil: enunciamos que estamos haciendo trizas el planeta. Enunciamos que hay que bajar la contaminación antes de que la propia naturaleza tome una medida defensiva. Todo desde una pc que costó unos 600 litros de agua que no podrá reutilizarse. Y ese es sólo un ejemplo.

B-K dijo...

Lo que dice hacerca de la obsolesCENCIA  de las computadores es un chamullo total y absoluto. De todas formas esta bueno el documental.

Diego E. dijo...

Cuando escribí lo de arriba, aún no había podido ver el video (Arnet y la... ). Finalmente pude verlo, y me deja el mismo sabor agridulce al que ya me tienen acostumbrado estos documentales.

Primero, enuncian un problema políticamente irresoluble en el corto plazo. Luego hacen la lista de las pequeñas costumbres que los años y la responsabilidad no han enseñado a adoptar: no desperdiciar agua, reciclar lo que se pueda, no tirar lo que todavía sirve. Siguen con el enunciado obvio de que nada de eso ayuda gran cosa: ¿para qué mierda sirve que yo cierre la canilla mientras me cepillo los dientes, si a tres cuadras tengo una cancha de golf que gasta agua como para saciar al África?. Finalmente, dice: ¡pero a no desanimarse! ¡hay solución!. Justo en ese punto se termina el documental.

Desde la revolución industrial, vivimos bajo un sistema que presupone el mito positivista del progreso indefinido. Tal mito ha sido largamente refutado pero, ¿quién le pone el cascabel al gato?.  ¿Quién decide el techo de consumo y cómo se lo impone? Porque las acciones individuales, en esto, no tienen casi ninguna incidencia. Y las acciones globales implican la reducción del volumen de la economía, a nivel global. Lo cual significa que, o bajamos el nivel de vida para todo el mundo, o bajamos la cantidad de habitantes en el mundo.

El resultado es que a esta altura no hay medidas simpáticas, y podemos repartir culpas, pero al planeta le importa un carajo.

Esa es la razón por la cual la humanidad ha adoptado una medida que, en términos Marxista (de Grouch) puede considerarse razonable: hacer como que todo está bien, ponerse anteojeras y huir hacia adelante.

Finalmente, mi propio aporte, nada constructivo y suficientemente cínico como para dudar entre reír o llorar: George Carlin

Diego F. dijo...

Diego E. Creo que el punto es que sí hay para que todos podamos vivir bien, el tema pasa por el consumo innecesario que insume recursos naturales agotables. Creo que se ve claramente en el tema de la obsolescencia planificada, ciertos productos totalmente al pedo (Capusotto muestra eso también) y la distribución de la riqueza y recursos. Obviamente, no hay para todos si lo que culturalmente se impone y se refuerza a través de mecanismos como la publicidad apunta a que consumamos lo que consume la clase media yanqui, pero me parece que con un uso racional -en el sentido pleno de la palabra- de los recursos se podría producir de maneras sustentables.
Saludos!

Anahi dijo...

Una "argucia" hoy es la transgenia que dará de comer a la humanidad.
Mientras tanto el marronazo lo cargan las mayorías, y las corporaciones concentran cada vez más.
Slds.

Anahi dijo...

Ya no.
Y menos en el capitalismo: es una cuestión de lógica y paradigma.
Slds.
pd: la Barrick por ej. consume millones de litros de agua por día. Y está claro que esa agua no es reciclable.

Joaco dijo...

Es feo, lo peor es que nadie de arriba va a cambiar las cosas, creo que esto se soluciona con una revolución de la clase media y me refiero a un boicot al consumo, pero no noto mucha predisposicion, y tampoco queda mucho tiempo. Esto se diferencia con cualquier otra crisis en que acá no podes estar tranquilo porque tarde o temprano se va a solucionar, en este caso para la sociedad es ahora o nunca. Y sobre todo con este esterotipo universal de "tanto tienes, tanto vales" en que se basa el consumismo... hace falta un poco mas de 30 años para cambiarlo 

Pero NO! mejor lo pago en 8 cuotas (terrible) dijo...

<span><span>Abundan las posiciones pesimistas y es comprensible. Pero a diferencia de algunos, pienso que el video que abre el post "La historia de las cosas" se evidencian caminos viables, los explicita al final del mismo: <span>...hay gente trabajando en retomar nuestros gobiernos para que sean de la gente y para la gente...</span> Cuando la gente de este sistema se <span>una</span>, podremos reclamar y <span>transformar</span> este sistema lineal a algo nuevo; un sistema que no desperdicie recursos ni gente. Porque lo que realmente necesitamos tirar, es esta mentalidad de vieja escuela "todo a la basura". Hay una nueva escuela "sustentabilidad e igualdad": química limpia, cero desecho, energía renovable, producción cerrada, economías locales vivas.    
Esta vieja escuela, esta vieja forma, no se creó sola, la gente la creó. Y nosotros somos gente también.  </span>  
<span>  
Es contundente. El problema es que para viabilizar dicha idea, debe existir voluntad política mundial (y por lo que tengo entendido, aunque la gente reclamó vehementemente en las calles, las cosas no anduvieron bien en Kioto). Con el objetivo de evadir ingenuidades, no pierdo de vista que los reunidos en Kioto responden a corporaciones que a menudo, superan la concentración de la riqueza de países enteros (ej: Noruega).    
Por otro lado, no creo que no alcance para todos (me niego a creerlo). Es sabido que existe una histórica distribución completamente desigual de la riqueza a nivel mundial y eso es justamente lo que debe cambiarse y no necesariamente controlar la natalidad. Fijensé adonde llegamos como humanidad -a destruir nuestro planeta, que además se sostiene en la injusticia- en nuestro afán de controlarlo todo.     
   
Pd: Capusotto imita tan bien la  voz de Luca, que me dio escalofríos y por momentos me encontré mirándolo desde lo tragicómico. Grandes como pocos. (ambos, Luca y Diego)</span></span>

Diego E. dijo...

Sí, lo que omite decir, es que la gente la creó con la revolución industrial. Y ni yo ni la mayor parte de Occidente tiene ganas de volver a una etapa preindustrial. A eso me refería a que la opción que propone el video es -sin mencionarlo, porque entonces la abuchearían- bajar el estandar de vida.

Lo demás, estoy de acuerdo con su investigación. Pero la energía renovable se encuentra con un pequeño problemita: primero deberíamos abolir las leyes de la termodinámica. Te las explico de forma simple para que las entiendas: 1) No puedes ganar. 2) No puedes empatar. 3) Sólo puedes perder.
No es pesimismo. Es física. No hay manera de obtener la misma energía que se gastó en su producción. Es más: hasta ahora nada es ni puede ser igual de económico y eficiente que el petróleo (que no sabemos hasta cuando tenemos, todo sea dicho). Y no es porque a las petroleras no les conviene que se descubra otra cosa. Es porque no es así como funciona la ciencia.

Por lo tanto, la idea es cualquier cosa menos contundente.

Yevgeny dijo...

Probando sistema de comentarios v�a mail (por favor, alg�n alma caritativa
confirme si este mensaje se muestra como un comentario m�s).
P.D. �Qu� porcentaje de occidente, o para hacerla m�s f�cil, de la poblaci�n
Argentina, vive sin las ventajas del desarrollo industrial y con todas sus
desventajas?
El 21 de julio de 2010 10:17, Echo <
js-kit-m2c-57FPJ168MVG1R2RRK2B311PFD75ABQSOBNNBUQCO5JR4DDS07OCG@reply.js-kit.com

Diego F. dijo...

Pero hay muchas energías desde la que sale de la basura orgánica hasta la geotérmica pasando por lo que quieras, el tema es que hay mucha presión de las petroleras para que no se masifiquen (además de las dificultades de cada una de ellas).
Saludos

Diego F. dijo...

Entró el comentario Yev, pero los acentos salieron mal.
Saludos

Javier dijo...

Un aporte para que cada uno lea y vea:
http://ilusionesnecesarias.blogspot.com/2010/06/lo-que-todo-ambientalista-necesita.html

Diego E, es cierto que no hay nada que alcance los niveles del petróleo (hay también un informe en términos estrictamente enérgéticos interesante y revelador, pero por paja tampoco lo busco). Creo, sin embargo que la idea de un desarrollo sutentable no implica que no haya pérdidas, sino que las pérdidas sean iguales o menores a las que el sistema puede absorver.
Sobre el estándar de vida, también es cierto. Y en esto hay que ir haciendose la idea: un desarrollo sustentable será una vida más lenta, con menos viajes y menos bienes. Pero visto de otro lado, lo que traería un teórico nuevo sistema sustentable e igualitario serían panza llena y más tiempo para hacer lo que uno quiere, más allá del trabajo necesario para sostener la vida en sociedad. Yo personalmente prefiero tener una mejor conexión con la vida antes que una laptop o un LED TV, pero entiendo que no todos pueden compartir mis gustos.
Abrazo.-

Diego E. dijo...

<span>Conozco las energías alternativas,  sólo que no quería que nos metiéramos en esa discusión porque se iría el tema para otros carriles.  
 
Ninguna es un sucedáneo del petróleo.  
Imaginate el planeta cubierto de celdas solares, durante miles de millones de años. Con el tiempo, esas celdas liberan una mínima parte de su energía, y la mayor parte queda sepultada bajo tierra, luego de una transformación. Eso es el petróleo.  
 
Las energías alternativas suponen la generación diaria de energía con lo que la tierra nos da a diario. De nuevo: mientras respetes las leyes de la termodinámica, esas energías no te alcanzan.  
 
En cuanto a las petroleras, independientemente de que seguirán vendiendo petróleo hasta que no quede una gota (o no quede un humano), están entre las empresas que más investigan sobre energías alternativas. Porque saben que el petróleo se les termina y la primera que descubra una alternativa viable será prima inter pares. Pero, por ahora, no hay.  
 
Si se diera el caso de que finalmente funcionase la fusión en frío, tal vez habría alguna esperanza por ese lado.  
 
Es más: nuestro principal problema actualmente no es el plástico o las latitas de aluminio. Nuestro principal problema es energético. Si hubiera una forma viable de generar energía limpia y renovable, el plástico se recicla químicamente,  de manera asombrosamente fácil. Y  más aún: mediante microondas se lo puede reconvertir en materia prima. La dificultad: cuesta más energía que lo que podría obtenerse en términos económicos.  
 
Y esto es porque el petróleo supone energía almacenada durante millones de años. La naturaleza ha hecho el trabajo por nosotros durante miles de millones de años, y nosotros lo dilapidamos alegremente en un par de siglos. El modelo positivista industrial necesitaba extender la población para aumentar el consumo, lo cual a su vez extendía la población. Esto se volvió casi dramático a partir de la segunda mitad del S. XX, pero empezó a fines del XIX.  
 
Francamente, me asombra el optimismo con que hablan de energía solar (insignificante), o de biocombustibles (deberíamos destinar un continente entero, fértil, para sostener a un país industrial), o del metano (lo que sale de la basura orgánica) que permite obtener cifras ridículas. Alimentás la energía de un hogar (uno)  con un basural.  
 
No es serio partir de la base de que no tenemos energías limpias porque hay señores malos que quieren contaminarnos. Lo más parecido a una energía limpia que la tecnología ha logrado hasta ahora, es la energía nuclear (los residuos son infinitamente menores y más manejables que los que genera la industria petrolera). Y, curiosamente, fueron los grupos ecologistas quienes insistieron en impedir que se extendiera.  Se prefirió el modelo mucho más contaminante que tenemos hoy, del que no hay marcha atrás.
 
Ya conozco, por otra parte, la fantasía con que suele responderse a esta objeción: deberíamos implementar una combinación de todas esas energías. Bueno, sumándolas todas (y todas ellas contaminan, además), sigue sin generarse suficiente para reemplazar a los combustibles fósiles.</span>

Todo esto, claro, pasando por alto la discusión política (curioso, justo en este blog). La discusión política es mucho más seria y para nada simpática. Y no sirve absolutamente de nada a nivel local, puesto que la decisión ha de ser global.

Diego E. dijo...

Bueno, ese es el sinceramiento que espero de quienes hacen estos documentales.

Mírenlo sin prejuicios. Sobre todo, sin prejuicios optimistas. Miren este, y el de Al Gore, que va por carriles levemente distintos. Ambos, cuando llegan a la etapa de "soluciones", se quedan con un mensaje optimista más digno de un predicador nocturno que de una persona que ha hecho una investigación seria.

Y no es porque no sean serios, sino porque no hay solución "linda". La solución implica decirle a un Homero Simpson, que su nivel de vida en términos de consumo no sólo se estancará, sino que muy probablemente bajará un poco. Explicáselo a ese tipo que ve cómo Mr. Burns se puede jugar a la ruleta los bienes de todo un pueblo. Los personajes elegidos no son casuales: la explicación hay que dársela a gente que, en general, no tiene mayores culpas, ni idea de por qué se nos termina la fiesta.

Jotapé dijo...

Cuando se plantea acá en Argentina la crisis energetica, en la que me bonifican 50$ si apago las luces , no hago mas que pensar lo que decis. 
Yo apago la luz, intento no derrochar, pero ayuda en algo? Ojala sí, pero es ridiculo.
El cambio lo van a hacer las generaciones que no les quede otra opción, mientras el tema del agotamiento de recursos sea un  "se van a acabar" y no un "se acabaron" no van cambiar nada..

Fiorde dijo...

Jotape, esa es la pura verdad, y a la vez eso es lo mas triste de la situación.
No hago gran aporte en el tema porque mi conocimiento es limitado; y como se que conozco poco sobre esto, agradezco a los que dan información y puntos de vista del tema, mas que nada a Diego E que explica muy objetivamente el tema.

Javier dijo...

Honestamente, no coincido con que el cambio lo van a hacer las generaciones a las que no les quede otra opción.
Como bien hacía notar Diego E., hay que ir concientizando a la gente que no piensa en estas cosas regularmente que muchas cosas cambiarían, y que su nivel de vida (supongamos que estamos hablando de cierta clase media) "bajaría" (en una acepción puramente materialista-capitalista). Eso es una tarea que empieza hoy, y empieza por uno mismo.
Según tengo entendido, el tema con el petróleo es que ninguna otra fuente de energía tiene las ventajas de ser transportado fácilmente en estado natural y tiene la mejor relación enegría/peso. Eso repercute en algunas cosas de la vida cotidiana, pero no en todas, y menos aún en las que se podrían considerar como esenciales para el sostenimiento de la vida.
Para hacer un ejercicio, uno debe pensar que si de la manera que uno vive compromete a las generaciones futuras (más allá de las repercusiones inevitables), debe modificarla. Si esa modificación incluye el dejar algunas actividades (ejemplo mínimo viajar, comer comida importada -o cualquier cosa que requiera de un trasnporte rápido-) uno debería abandonarlas por el simple hecho de que esa actividad empeña la libertad de esas generaciones.
Como siempre, la solución (y yo creo que sí la hay, pero no albergo grandes esperanzas de que se lleve a cabo) viene por el lado de la educación de calidad para todos. Y para aquellos que disfrutamos de ese standard de vida que es inviable, me arriesgaría a decir que es un imperativo que usemos esos beneficios para autoeducarse, y promover una educación con otros valores. Enfrente hay poderes grandes, e instituciones que perpetúan ese poder.
Abrazo.-

Javier dijo...

Fe de erratas: traNSporte y autoeducarNOS.-

Diego E. dijo...

Javier: hago notar que a veces me paso de rosca en las polémicas y no se nota -especialmente en un medio escrito- que sigo respetando a mi interlocutor. Este es el preludio, como supondrás, a una frase no muy agradable hacia tu post.

Fijate que no has pasado de cierto optimismo voluntarista. Vos no creés que los seres humanos nos comportaremos como seres humanos. O creés, que el ciudadano medio tomará medidas objetivas en contra de su propio disfrute actual. Sigue enfermándose gente de sida por no usar un forro, y vos creés que a nivel global, los seres humanos obrarán con coherencia respecto de este tema.

En cuanto a la frase sobre la educación -de nuevo, perdón por la comparación- pero parecés Cobos. Sí, la educación suele solucionar problemas. Casi cualquier problema es reducible a un problema de educación. Pero estábamos hablando de petróleo.

Con el tema de la energía, saber por qué no funcionan las alternativas es fácil: el petróleo es, en última instancia, energía solar transformada y acumulada. Al quemarla, todo lo que hacemos es liberar esa energía (y ni siquiera la aprovechamos bien, porque un motor de combustión anda por el 45% de aprovechamiento).

Veamos las alternativas: celdas solares. ¿Podés competir con el petróleo? La energía del sol sobre una superficie pequeña, acumulada durante unas horas, contra la energía del sol acumulada por miles de años. No.
Metano a partir de residuos orgánicos. Esos organismos, previamente, obtuvieron su energía de otro lado. Los animales de las plantas. Las plantas, del sol. Por supuesto, en metano se convierte una parte mínima de esos organismos (es el residuo de la descomposición). ¿Una parte minúscula de una serie de organismos que obtuvieron su energía del sol puede competir con miles de millones de años de energía solar? No.

Supongo que a esta altura se nota que los biocombustibles son también energía solar.

Y así podemos seguir.

Claro que hay otras vías: energía hidroeléctrica. Es relativamente poca, pero su única contaminación es la inicial, con la construcción de la represa. Andá a decirle a los pueblos inundados arriba, y a los que se quedan sin agua abajo, que una represa hidroeléctrica para que vivamos cómodos los habitantes de una gran ciudad es una buena alternativa. Yo no me animo a decírselos, soy demasiado cobarde.

Energía termonuclear: bueno, esta genera residuos peligrosos pero manejables. No son una maravilla de eficiencia, pero hoy es lo mejor que tenemos. Sin átomos no nos vamos a quedar. Bueno, ahora, después de cuarenta años de campañas en contra (y después de Chernobyl) convenzan al mundo de que esta es la mejor opción. Yo no tengo ganas. Además, soy vago. Por cierto, hay un ecologista, uno de los primeros, que hoy aboga por energía nuclear: James Lovelock. Hay una segunda cuestión:  si bien la generación eléctrica no destaca por su eficiencia (nada que en última instancia consista en una versión avanzada de la locomotora a vapor será eficiente), los motores eléctricos son los más eficientes que tenemos, con una eficiencia probada de arriba del 90 por ciento. Todos los demás andan debajo del 50.

Esto, en cuanto a energía, que cada vez necesitamos más.

Quisiera también tocar el tema político, pero mejor en un post aparte.

Diego E. dijo...

En cuanto al tema político, que Javier, Jotapé y Yevgeny tocaron, es interesante la pregunta de Yevgeny: ¿cuánta gente no disfruta de los beneficios de la era industrial y padece todos sus problemas?.

El chiste, es que los lectores de este foro, en general, pelean por aumentar el nivel de vida de esa gente. Y la mejora de nivel de vida desde la etapa industrial no es una cuestión subjetiva: vivimos mejor. Y algunos, queremos que quienes no alcanzan ese nivel lo alcancen.

Ahora, después de ver el video, ¿les decimos que se queden así, nomás, que consumen menos energía?

Esta gente -ecologistas de café, con una cámara a mano- te cuenta lo mal que estamos y termina con la frase de Obama: yes! we can!. ¿Será posible que nunca digan cómo? ¿o que lo que digan de vergüenza ajena?.

Aumentaría en eficiencia, por ejemplo, un uso más racional de los terrenos cultivables. ¿Oyeron alguna vez hablar de reforma agraria como método ecológico?. Ah, eso no sumaría adherentes...sobre todo, no sumaría adherentes de esos que pagan una cuota mensual y sienten que han contribuido a salvar el planeta.

Lo único destacable del video es lo que comenta sobre las corporaciones. ¿Da una solución al respecto? No, sólo que apaguemos la lamparita del living.

Las cuestiones que en general plantea la izquierda (que cada uno elija la izquierda que más le guste) están directa o indirectamente relacionadas con un consumo más racional de los recursos, sin estancar a quienes están en el fondo, ni bajar a los que están en el medio. ¡Pero todas las soluciones de los ecologistas apuntan siempre al medio!

China tenía -y todavía tiene- miles de millones de personas en la indigencia. Necesitaban un desarrollo industrial. Los científicos chinos son muy buenos, son casi tan buenos como las personas que estudian en Estados Unidos. Son casi seres humanos. Así que estaban al tanto de que la contaminación era un problema. Están empezando a buscar la solución ahora, luego de quemar carbón endemoniadamente durante unas pocas décadas. Porque sí, es muy interesante eso de no contaminar, pero ningún país quiere empezar, y menos aún si arranca desde abajo.Y es lo que elegiría yo.

Ese es el mensaje de Al Gore: nosotros (norteamericanos) nos desarrollamos contaminando salvajemente. Ahora descubrimos que no es sustentable, así que hágannos el favor de no cometer nuestros errores y quédense como están.

Para estas cosas, se inventó una palabra: dilema. No hay solución buena, y hay que elegir. Si estuviera afuera del sistema y pudiera apostar al respecto, apostaría a que la humanidad elegirá seguir contaminando hasta que ya no se pueda. Porque no hay más o porque un Katrina global nos retrocedió 150 años. Sinceramente, no sé de dónde sacan semejante optimismo sobre conductas humanas.

Javier dijo...

Diego E. no hay ningún problema, como también respeto siempre a mi interlocutor, entiendo cuando las críticas son amables.
Sobre lo de mi optimismo, bueno, es cierto, soy optimista porque entiendo que no queda otra que serlo. Pero eso no me hace estar fuera de las posibilidades reales.
Para que no me compares con Cobos y sí (aunque como con la otra comparación, sería injusto) con Chomsky,  me explico mejor.
Yo creo que la solución duradera viene del lado de la educación de calidad, crítica y basada en la creación de valores tendientes al buen desarrollo de la sociedad como conjunto, y de las capacidades de los seres humanos. Eso está muy lejos de ser una idea de educación del estilo que, supongo, Cobos anda buscando.
Lo que no aclaré, es que aún con una educación así (es cierto que no estoy delineando mucho esta supuesta "educación" que propongo, pero el medio es escaso, lo invito a tomar una cerveza para discutirlo, si quiere) llevaría muchísimo tiempo para que los humanos (que no creo que tengan comportamientos humanos definidos, más allá de lo que imponen los límites espaciales y fisiológicos) lleguen a elegir una vida menos "cómoda". La ruptura con una lógica secular de relaciones de producción necesitaría, al menos, siglos (aunque creo que las nuevas tecnologías de la información lo acelerarían).
El tema es que esa elección, con una buena educación, se convertiría en inevitable, según entiendo. Creo que a mí me pasa algo por el estilo, yo no tengo una tendencia "natural" a ser bueno con la gente que me rodea, sino que lo soy porque entiendo que es lo mejor, a largo plazo. Imagino que si cosas mejores que las que me pasaron a mí suceden a nivel global, las posibilidades de mejora serían asombrosas.
Entonces, para mí, una postura negativa basada en una idea definida de "comportamiento humano", si bien es entendible, creo que no es ni la única opción, ni la mejor en términos programáticos.
Vuelvo a mi invitación a la cerveza, a vos y a todo al que le interese, así salimos un poco del teclado y nos vamos metiendo manos a la obra, lejos de instituciones que sólo sostienen la lógica imperante, ya que todos nos damos cuenta que así la cosa no durará mucho más.
Abrazo.-

Diego E. dijo...

Javier:

1) Ahora sí queda más claro. Pero como vos mismo señalás, semejante cambio cultural lleva mucho tiempo. Tal vez no siglos, pero sí algunas décadas.

2) Consecuentemente, como solución es pobre, porque el problema es urgente. No sé si nos quedan décadas para seguir por este rumbo. Y hay más problemas: si empezáramos hoy a controlar la natalidad, ¿cómo evitaríamos una catástrofe por envejecimiento poblacional, dentro de algunas décadas?

3) Compartir una cerveza es algo que no se le niega a nadie. Relacionado con el tema del post, la producción de cerveza fue una de las primeras actividades humanas autosustentables, cuando el mejor vino debía rebajarse con setenta por ciento de agua para no morir de cirrosis fulminante. Así que ni siquiera podrían burlarse los demás participantes del thread. El temita, es que por simple cálculo de probabilidades, podría apostar a que vivís en Capital. Yo estoy en Rosario y, en estos días, en cama y aburridísimo, razón por la cual hoy casi monopolicé el blog. Disculpas a Diego F. por la invasión.

Ringo dijo...

Es interesante la discusión, principalmente porque excede a lo coyuntural (llámese asignación universal por hijo, ley de medios, o cualquier otra medida de gobierno; menciono éstas porque son, justamente aquellas cuyo beneficio es innegable).
Acá lo que se plantea es, qué tipo de sociedad queremos, en qué ser humano pensamos, ontológica e históricamente hablando. Que sociedad, qué ser humano, que planeta es posible. Qué sistema productivo es pensable.
El devenir de la historia es ajeno a las voluntades de época (recordad, hermanos al padre Marx que decía algo así como que los hombres hacen la historia pero no saben qué historia hacen). El dilema que plantea Diego E, entiendo que no existe, en tanto se plantea en los confines de la voluntad: "el que quiera comer durazno, que se banque la pelusa". Quiero comer caca, pero que tenga gusto a dulce de chele.
Posiblemente la cuestión no sea a qué están dispuestos los hombres, sino, en gran medida, a qué los dispone el mundo en que viven.
¿Realmente vivimos MEJOR que en la época preindustrial? ¿A qué llamamos mejor? ¿A qué calidad de vida? ¿Quién soy yo, o cualquiera, para decidir los parámetros de medición de la calidad de vida? Sinceramente, creo que vivimos distinto (lo que no implica que en algunas cuestiones sí hay mejoras: la ilegalización de la esclavitud -aunque no su reducción- es una de ellas; por otra parte, es cierto, aumentó la expectativa de vida de una parte importante de la población mundial). El lcd, la radio, la televisión, el sofá, o la máquina de hacer chorizos no necesariamente significan vivir mejor. ¿En todo caso, mejor quién? ¿Mejor para qué?
Bueno, la máquina de hacer chorizos, tal vez sí.
En la actualidad, es impensable (o mejor, digo: indecible) de qué manera puede vivir la humanidad sin destruir a todo lo que lo rodea. Por eso me parece interesante lo que plantea Diego E., en el sentido de qué deseará "la gente". No importa la entelequia, no interesa hacer una encuesta, me parece que marca un clima de época.
Christian Ferrer, un enorme profesor, dice sorprendido: "Es más fácil pensar en que se acabe el mundo que en un cambio de sistema productivo".
Un abrazo,
Ringo

Ringo dijo...

Perdón, donde dice: no su reducción, debería decir "no su eliminación"

Diego E. dijo...

En dos partes.

La primera sobre el nivel de vida. Por supuesto, hablo de los incluidos en el sistema. Vivimos más años. Somos más altos que nuestros padres porque estamos mejor alimentados. Tenemos un sistema de salud que no salió de un repollo: es heredero de la era industrial.
Ahora, sobre reflexiones new age, no discuto jamás. La espiritualidad, y de dónde venimos y adónde vamos, y las visiones idílicas sobre el cultivo de la papa, son discusiones que elijo no tener. Sí. Vivimos objetivamente mejor -los incluidos, insisto- que en la era preindustrial. Del desencantamiento del mundo ya habló Max Weber, y mejor que yo.

Lo segundo, bastante más interesante: como habrás visto, yo no planteé ninguna solución. No la tengo. Pero sí pedí, reiteradamente, un sinceramiento. Vos decís que no existe el dilema. Acto seguido, hacés un elogio meloso de la vida pastoril. Lo que pido, es que se plantee claramente que un desarrollo sustentable implica bajar drásticamente el nivel de vida de mucha gente (que sí, asocia su propio nivel de vida al consumo). En todo caso, deberían empezar por esa explicación, y dejarla bien clara.

Entonces, el resultado es que se encontrarán con muchísimas personas -yo incluido- que no sólo no quieren reducir su propio nivel de vida, sino que quieren aumentar el de los demás. Si eso no es un dilema, yo soy Marilyn Monroe (y no, te aseguro que ni cerca).

Por lo demás, una maravillosa reflexión, la de Christian Ferrer.

Yevgeny dijo...

Gracias a los diegos por contestar, me llegaron todos los mensajes. Después veo si puedo arreglar lo de los caracteres.

Yevgeny dijo...

Coíncido con la tristisima afirmación del profesor.
No tengo tiempo para abarcar todos los temas que se están tratando en este post, pero creanme que estas temáticas son las que más obsesionan mis meditaciones, a pesar de que suela comentar en este blog en defensa de un gobierno con algún aire progresista para poner algún grano de arena en el intento de impedir que De Narvaez, Duhalde o Cobos ocupen su lugar.
Les recomiendo un libro que leí hace un tiempo, que se llama "La ecología de Marx" si no recuerdo mal, de un sociólogo yanqui, John Bellamy Foster (lamentablemente para poner alguna cita debería transcribirla porque no he encontrado versión e-book o como mierda se diga. Les dejo sí una nota que me llegó por mail hace otro tiempo).

Con respecto a cuán bien vivimos en la era industrial, hago copy & paste de una cita que comenté hace pocos días:

<span>¡Admirable constitución ésta de la gens [Formación social básica de la barbarie y particularmente de la tribu Iroquesa], con toda su ingenua sencillez! Sin soldados, gendarmes ni policía, sin nobleza, sin reyes, gobernadores, prefectos o jueces, sin cárceles ni procesos, todo marcha con regularidad. Todas las querellas y todos los conflictos los zanja la colectividad a quien conciernen, la gens o la tribu, o las diversas gens entre sí; sólo como último recurso, rara vez empleado, aparece la venganza, de la cual no es más que una forma civilizada nuestra pena de muerte, con todas las ventajas y todos los inconvenientes de la civilización. No hace falta ni siquiera una parte mínima del actual aparato administrativo, tan vasto y complicado, aun cuando son muchos más que en nuestros días los asuntos comunes, pues la economía doméstica es común para una serie de familias y es comunista; el suelo es propiedad de la tribu, y los hogares sólo disponen, con carácter temporal, de pequeñas huertas. Los propios interesados son quienes resuelven las cuestiones, y en la mayoría de los casos una usanza secular lo ha regulado ya todo. No puede haber pobres ni necesitados: la familia comunista y la gens conocen sus obligaciones para con los ancianos, los enfermos y los inválidos de guerra. Todos son iguales y libres, incluídas las mujeres. No hay aún esclavos, y, por regla general, tampoco se da el sojuzgamiento de tribus extrañas.(...) Qué hombres y qué mujeres ha producido semejante sociedad, nos lo prueba la admiración de todos los blancos que han tratado con indios no degenerados ante la dignidad personal, la rectitud, la energía de carácter y la intrepidez de estos bárbaros.(...)  
Tal era el aspecto de los hombres y de la sociedad humana antes de que se produjese la escisión en clases sociales. Y si comparamos su situación con la de la inmensa mayoría de los hombres civilizados de hoy, veremos que la diferencia entre el proletario o el campesino de nuestros días y el antiguo libre gentilis  es enorme.  
Este es un aspecto de la cuestión. Pero no olvidemos que esa organización estaba llamada a perecer. No fue más allá de la tribu; (...)  
El poderío de esas comunidades primitivas tenía que quebrantarse, y se quebrantó. Pero se deshizo por influencias que desde un principio se nos parecen como una degradación, como una caída desde la sencilla altura moral de la antigua sociedad de las gens. Los intereses más viles -la baja codicia, la brutal avidez por los goces, la sórdida avaricia, el robo egoísta de la propiedad común- inauguran la nueva sociedad civilizada, la sociedad de clases; los medios más vergonzosos -el robo, la violencia, la [...]

Yevgeny dijo...

Hay una parte que yo saqué para no hacerla tan larga en la que Engels transcribe la impresión de un blanco ante la potencia física de un iroquense. Por supuesto, esto no es pre-era industrial sino pre-propiedad privada. Y seguramente,  concatenando con lo que decía Ringo, no quedaba otra que la extinción de esa forma de vida. Pero los historiadores y antropólogos la describen como más benéfica para la vida humana (al menos varios de ellos). 
Como diría (sorprendentemente, al menos para mi) M. Moore en su último documental (no es gran cosa, pero si se lo contextualiza, es impactante) el capitalismo nos está llevando a la muerte, y no se puede regular. Hay que cambiarlo por "otra cosa".  Lamentablemente, ese es el terreno pantanoso: de otro modo Ezequiel no hubiera tenido la necesidad de escribir este excelente post. Saludos!

Diego E. dijo...

Yev, como sabrás, casi siempre coincido con tus planteos. A veces, dan ganas de aplaudirlos de pie. Otras, sin embargo, son desconcertantes. Estos últimos, siempre coinciden con alguna cita kilométrica e insustancial de un libro cualquiera. Confieso que iba a empezar el post con esta pregunta: ¿me estás jodiendo?

Engels también dijo, seguramente, "Que tengan un buen día". Sin embargo, no parece que sea una frase citable. Tampoco me parece citable una página entera de "El origen..."  en la que idealiza a un no-europeo, precisamente para mostrarles a los europeos en qué cagada los había convertido el capitalismo, con los pulmones tapados de hollín, escasas horas libres y la casi bestialización de sus vidas. Los iroquenses eran saludables, buenas personas y la tenían más larga, porque el pirata Morgan así lo había asegurado. (Acá imagínense 25 páginas de Rousseau, para ilustrar el tema; ahórrenme el trabajo de copiarlas).

Una preguntita: ¿de mortalidad infantil, cómo andaban?

Por lo demás, estamos de acuerdo en que estamos en una crisis. Estamos de acuerdo en que el sistema de producción actual ha de ser reemplazado, por fuerza más que por voluntad (es decir, a nuestro pesar) por otra cosa. El chiste es que nadie cambia voluntariamente a otra cosa peor. Sí, sí, ya sé que los zulúes eran musculosos y esbeltos, no como yo que soy un alfeñique, y mi vecino que es un gordo taponado en colesterol.

¿Sabés por qué los zulúes eran (no sé nada de los zulúes actuales)  más musculosos y esbeltos? Porque los más débiles se morían.

Y seguimos dando vueltas sobre lo mismo: al final, asumimos alegremente que el desarrollo sustentable es preindustrial, o casi. ¿Y qué mierda hacemos peleando por mejorar el nivel de vida de personas que al fin y al cabo van a sumar contaminación?

Javier dijo...

Yev, Diego E. (y Diego F., también): cómo me gustaría tomar porrón con uds!
Acertaste vivo en capital, pero soy de Santa Fe capital así que en algún momento se puede hacer una juntada (si en algún momento voy en la moto, te aseguro que aviso).
Por otro lado, creo que esa solución pobre que sostengo, es la única sostenible en el tiempo. La paradoja es, para mí, que la única solución posible a largo plazo sea virtualment imposible, por no disponer de tiempo. En esto no podríamos estar más de acuerdo. Sin embargo, sigo con mi postura optimista porque, de nuevo, sostengo que es la única manera de que me den ganas de tener descendencia, entre otras cosas.
Excelente la cita Yev. A mi también es lo que más me saca el sueño, pero no apoyo al oficialismo (aunque si veo una posibilidad de que gente como Reutemann, que tanto hizo por mi ciudad y mi provincia, llegue a disputarle la punta al kirchnerismo, me vería obligado a votar al FPV). Ud vive en capital? Le interesa el porrón?
Abrazo!

javier dijo...

che, no entendi nada de lo de la termodinamica. otra pregunta: ¿entonces, no es una energia re pulenta la nuclear? porque para mi no es lo mismo la eolica o la solar que la nuclear. ¿con esa tampoco alcanza?

pregunto con toda la buena onda, eh.

saludos.

javier. (estoy en otra maquina y no puedo iniciar sesion)

javier dijo...

vale aclarar: soy javier, no Javier. (mi avatar era el escudo de independiente).

y aunque ya lo repitieron mas abajo que no alcanza con la nuclear, quisiera saber mas especificamente por què.

chau.

Diego E. dijo...

Resumiendo salvajemente las leyes de la termodinámica, la idea es que para generar energía, tenés que gastar más energía que la que obtendrás. La ventaja del petróleo, es que esa energía la gastó la naturaleza por nosotros, acumulándola por millones de años.

La energía nuclear, uno imagina ese hongo terrible de una bomba atómica, pero no. Lo que se hace en una central termoeléctrica, básicamente, es calentar agua mediante radiación. La hornalla de tu cocina, esa que usás para calentar la pava del agua, es más eficiente en términos energéticos (otra vez, el petróleo).

Lo bueno de la energía nuclear es que resulta relativamente limpia. Los residuos son sólidos y hay protocolos muy claros para su almacenamiento seguro. Francia es el país que más depende de la energía nuclear (no tiene petróleo), y tan mal no les ha ido.

Y yo estoy a favor de la construcción de centrales nucleares, pero casi todo el mundo está en contra, más que nada por la palabra "nuclear". Si lo llamaran centrales de calentado de agua, por ahí pedirían quinientas.

Diego E. dijo...

Errata: donde dice termoeléctrica, léase termonuclear. (En las termoeléctricas también calientan agua, pero quemando combustibles fósiles).

Yevgeny dijo...

(voy a tratar de no usar acentos, imaginenlos).
jajaja. Ok, a mi gustan las citas a libros o notas periodisticas o blogs.
Pero bueno, no tiene mayor importancia.
Lo que si, la cita es m�s bien acerca del orden social y productivo anterior
a la propiedad privada, no acerca de la potencia fisica de los iroquenses
"seleccionados" por la madre naturaleza. Tambien recorte un pedazo en el
cual desmitifica a esas sociedades, pero tampoco viene al caso. A lo que
apunta Engels, o "el pirata" Morgan en el que el confia, y que es realmente
significativo, es la influencia positiva de un orden social democr�tico sin
clases sociales y su sistema de produccion comunista asociado, en la vida
del hombre. Obviamente que estas en todo tu derecho a desconfiar de esta
afirmacion. Es comprensible tambien que alegues que mediante ese sistema de
produccion extremadamente simple, era imposible llegar al desarrollo
cientifico necesario para bajar significativamente la tasa de mortalidad
infanitl (tengo dejavus continuos por haber tenido esta conversacion 15
millones de veces con un viejo amigo). Pero, me parece terriblemente cinico
proponer que la unica manera de lograr avances cientificos beneficos
(olvidandonos de todos los avances que han sido utilizados para dominar y
controlar al ser humano, en los que se han invertido fuerzas humanas
incalculables) es atraves de 2600 a�os de explotacion y opresion. Los
avances cientificos beneficos para las mayorias han sido mas bien una
"mejora colateral", mientras que el objetivo ppal ha sido la acumulacion y
el dominio de lo material y de lo humano por parte de una escandalosa
minoria.
Ok, ya estamos aca y ahora que mierda hacemos y que mierda haran los que
vendran.
El tema de la determinacion historica y la voluntad humana es tan complejo
y antiguo como marx y engels, justamente. Pero, en lo que realmente no
coincidimos (y coincidimos incluso en que en gral siempre coincidimos), es
que sea a nuestro pesar que este sistema deba cambiarse. Y para redondear
por escases de tiempo, conecto con tu ultimo dilema planteado: � Porque
entonces queremos y peleamos porque los excluidos del nivel de vida
medianamente aceptable dejen de serlo? Yo creo que por la misma razon con la
que E. Meller (en el post que linkee) explica porque parte de la izquierda
lucha por mas estado cuando teoricamente esta en contra: porque dada la
situacion y sus limitaciones propias y externas, es lo mejor que puede
hacer.

Diego E. dijo...

Sí, se de qué habla porque lo leí. Allá por el pleistoceno, pero lo leí.

Las idealizaciones me resultan una burla. Aunque en su momento me parecían maravillosas y me las comía todas. Lo de Engels no deja de ser una idealización. También leí al pirata y a los más conocidos que vinieron luego de él. Habrás notado que Engels tampoco dice -tomando al pirata- que los iroqueses la tienen más larga. Reduje al absurdo lo que de hecho me parece absurdo. La etapa dorada de la antropología consistió en unos cuantos burgueses con splin que salieron por el mundo a derramar lágrimas de emoción sobre tribus perdidas. Armar un sistema de reflexión sobre eso me parece, para decirlo suavemente, una pelotudez.

Cuando digo que será a nuestro pesar, no hablo en categorías individuales. Acá todos diríamos que vamos a estar del lado de la revolución. Es más: la iconografía del futuro nos mostrará con una teta afuera tirando alguna bastilla posmo, es irrelevante adónde esté cada uno. Mi punto, es que un cambio en los medios de producción no se dará de manera planificada. Se hará a la fuerza y a pesar, incluso, de los hipotéticos beneficiarios. Ha sido así siempre en la Historia. No veo por qué esta vez habrá de ser diferente.

¿Y de qué manera se produciría un cambio forzado sino por una profunda crisis? ¿Y qué crisis más obvia que la del agotamiento de los recursos?. También es irrelevante que me guste o no que las cosas ocurran así. No hablo de mis deseos. Yo desearía que la energía fuera ilimitada, limpia y renovable, que todos fuéramos felices y que el Dom Perignon saliera de canillas públicas.

Muchachos, lamento realmente traerlos a la realidad a patadas en el culo, pero los cambios en los medios de producción no se planifican, y menos a la luz del día. Y hay una contradicción seria entre el conservadurismo ecológico y la izquierda social.

En cuanto a la respuesta que das, junto con Meler, es muy linda como consuelo, pero es a todas luces un galimatías lógico. Estás mejorando para empeorarlos. No comparto, claro.

La pregunta sobre la mortalidad infantil, por supuesto que es cínica. Es cínica en general mi visión del marxismo. Contame cuántos avances serios tuvo la humanidad sin explotar a la periferia. A alguna periferia. Marx, por cierto, habló muchísimo de Latinoamérica, la gran colonia europea. Ah, no, eso lo soñé.

Como comentario, a esta altura, marginal, algo como un desarrollo sustentable es aplicable a ciudades, no a países (de nuevo, era preindustrial). Doy por descontado que sabés que los países son historia reciente.
Lo de ecología de Marx lo dejamos para otro post. O para otra vida, mejor. Lo discutiremos en una mesa redonda llamada "Perón analiza el rock progresivo".

Javier dijo...

Con esos argumentos, estamos de acuerdo.
Ahora, qué hacemos? Si esa es la perspectiva (suponiendo que coincido con lo de que un desarrollo sustentable es aplicable a ciudades y no a países), queda sólo esperar sentado a que reviente todo y ver qué sale? Lo pregunto porque, como había dicho, la única manera que me parece una solución, es virtualmente imposible. Pero sin embargo, no puedo aceptar una inevitable derrota.
La vida se abre camino? (como decía el Dr. Grant en Jurassic Park)
Me anoto para la mesa redonda.
Abrazo.-

Fumar Paco dijo...

@Diego F.   ¿Cuáles son los productos totalmente al pedo?

Javier dijo...

Una nota para que cada uno relacione esto que un poco se comenta acá con la repercusión directa de empresas no sólo capitalistas internacionales (por definición contaminantes), sino que altamente contaminantes.
http://lavaca.org/notas/las-minas-abiertas-de-america-latina/
Nosotros, sentados, discutimos.
Después que vengan a defender "el modelo".

Diego E. dijo...

Primero, no puedo evitar responder medio en joda, pero bastante en serio,  las dos preguntas:
<span>Ahora, qué hacemos?</span> Si yo tuviera la solución, sería un gurú consultado por la ONU. O debería serlo.
<span><span>queda sólo esperar sentado a que reviente todo y ver qué sale? </span><span></span></span><span>H</span><span>onestamente</span><span>,</span><span></span><span> ¿vi</span><span>ste que alguna civilización, alguna vez, haya hecho otra cosa?</span>

Pero algo más seriamente: hace unos meses, en pleno apogeo informativo sobre la crisis financiera global, la revista  Barcelona tuvo una humorada memorable. Había una foto de una mujer indigente (se notaba que era una modelo, lo cual se agradece). La mujer tenía un vestido roto y sucio, parecía no haber pisado una peluquería en su vida y tenía un bebé en similares condiciones, en brazos. El pie de foto, decía: "una indigente antes de la crisis". Al lado, estaba exactamente la misma foto, con el pie: "Una indigente después de la crisis". Y una nota entera en la que se nos contaba sobre la preocupación mundial porque ahora, los indigentes tendrían problemas alimentarios, educativos y habitacionales. Siempre pienso en esto cuando me hablan de una crisis. De cualquier crisis.

Coincidimos en que el principal problema es el uso irracional de los recursos. Que una mínima parte de la población mundial consuma la mayor parte de los recursos es demencial. Ahora bien, llegado el momento de una crisis terminal, ¿quiénes pelearían por cambiar esto?. LLegado el momento en que un Rockefeller, un Soros, un banquero cualquiera deba explicar que a partir de ahora, comemos una sola vez al día porque ellos se dilapidaron todo en una orgía, un indigente se pondrá feliz, y tratará de disimular que, en realidad, venía tirando con una comida a la semana.

Una persona de relativo bien pasar, de clase media, peleará por -al menos- seguir con lo mismo. Esa debería ser la idea de toda izquierda. Sumar, cuanto más mejor, a las capas medias. Los marginados, contrariamente a lo que decía la escuela de Frankfurt (mis cariños a Adorno), no harán ninguna revolución. Si alguna clase tomará el cielo por asalto, será la clase media. Y si alguna posibilidad de victoria tiene, está en su número. Por eso hay que aumentarlo.

¿Que se vendrá una crisis? Seguro. Pero no me parece que haya medida más ecológica que esta, de elevar la calidad de vida de la población. Por ejemplo: ¿por qué nunca, ningún ecologista, plantea la expropiación del sistema financiero? ¿De verdad no se dan cuenta de cómo incidiría en el uso de recursos?

¿Que se vendrá una crisis cuando esta clase media haga masa crítica? Seguro. Pero me parece mucho más justo y racional este camino, que el de decirle a un pobre tipo que se terminó la fiesta, cuando ni siquiera estaba enterado de que había una fiesta en alguna parte.

En cuanto a la mesa redonda, me parece que te anotás en cualquier cosa que implique la palabra "mesa".

PD: respondo acá lo del post de abajo: para mí el problema con la minería no es la minería en sí. Mi problema con eso es que la minera sea canadiense y no argentina. Pero creo que es otra cuestión. (leé el link, es de un ingeniero que trabajó años en minería)

Javier dijo...

En realidad, me interesa cualquier cosa (mesas y porrones incluídos) que junte gente que esté dispuesta a hacer algo bueno por su comunidad (pido que no se malinterprete esto y decir cosas como: "depende de lo que entiendas como bueno" o "los alemanes creían que le hacían un bien a su comunidad matando judíos"). Yo estoy dispuesto.
Ninguno tiene la respuesta, entonces. Pero los dos decimos lo mismo, educación (al menos ese creo que es el espíritu de tu "¿Que se vendrá una crisis cuando esta clase media haga masa crítica? Seguro. Pero me parece mucho más justo y racional este camino..."). Pero creo notar en vos una tendencia a la destrucción de argumentos (cosa sumamente necesaria con ciertos argumentos), y no a patear para una construcción (y acá no me comparés con Cobos, mi interés es una construcción con gente que entienda esto mismo que entendemos los dos, pero que lo entienda con el cuerpo, así hace algo con incidencia en la realidad, y no sólo en blogs). Lo digo con la mejor de las intenciones.
No planteo el tema a nivel civilización, sino personal: qué hacemos vos y yo, hoy? Que no alcanzará con eso, cierto. Pero aún así nos quedamos de brazos cruzados?
Por lo de la crisis, pensamos lo mismo.
Por el lado de lo de la minería, nunca dije nada de minería en sí (ni en do bemol). El tema de la nota es que hay gente que se para adelante de las corporaciones y el poder represivo y hace cosas por su vida y la de su comunidad. De nuevo, es mi idea del rumbo hacia el cambio (no me compares con Obama, acá). Por lo de la nota, dice que se centra en " los de mala fé y/o idiotez manifiesta": como no estoy en ninguno de esos dos grupos, no la comento.
En el fondo, creo que me estás tomando por desinformado, por boludo, o por un "ecologista" corporativo. Es inevitable, con el teclado y poco tiempo, uno no puede mostrar demasiado. Hace tiempo que dejé de pensar lo peor de mi interlocutor, mi optimismo (con absoluta conciencia y fundamento) me lleva a pensar que los que no entienden las cosas como yo las veo, fue porque tuvieron una educación diferente (con sus conciencias de clase, condiciones de existencia material, etc.) o porque no comieron bien de chicos. Por eso mismo entiendo necesaria la educación (en el sentido bien amplio de la palabra, no de que me den sociología en la UBA), y la alimentación, porque según lo entiendo con los datos que manejo, es la raíz de la divergencia de opiniones.
Vaya pues, mi invitación para todos los que estén leyendo y les interese: juntémonos fuera de los blogs (sin dejar de apoyarlos y hacerlos, claro) para llegar unos segundos antes a lograr esa "masa crítica".
Abrazo.-

Diego E. dijo...

<span>1) Lo de la mesa era una humorada.  
 
2) Más que a destrucción de argumentos, mi problema (o el de otros) es que me violentan -y mucho- algunos prejuicios disfrazados de bondad. El mito del buen salvaje, sin ir tan lejos, es uno de los que siento como una patada en los huevos. Es la mirada del burgués ante una mesa bien servida, expresando: "mirá que lindos, parecen unos monitos, pero que buenos y espirituales son...". Prefiero el respeto, aunque eso suponga reconocerle al otro no sólo su bondad, sino también su miseria. Aunque el de los argumentos sea Engels, Malinowsky o Belén Francese.  
Me ofenden, asimismo, argumentos que considero un insulto a la inteligencia: proponer que todos nos privemos de un mínimo bienestar, tratando de convencernos de que la vida de un asceta es maravillosa, en lugar de proponer que no haya "Ricardos Forts" en este mundo. El resultado, es que hago uso de mi herramienta favorita: el cinismo. No tanto porque me guste Diógenes, como porque me gusta el humor.  
 
3) No te estoy tomando, personalmente, por ningún personaje en especial. Respondo algunos planteos tratando de ampliar la información. Simplemente, porque algunas preguntas ya me las formulé y busqué respuestas. No me convertí en una enciclopedia o en el Dalai Lama, pero escuchar incluso la campana que no me gusta me ha llevado a descubrimientos asombrosos. En este caso, te recomendé leer el post de "es puro verso", para no recomendarte leer el blog. Es realmente bueno, en un tema en el que la mayor parte de lo que se escucha es cháchara.  
 
4) En cuanto a qué hacemos, personalmente, cada uno conoce sus posibilidades y límtes. Por decir algo:  ayudar a otros a completar sus estudios, guiar a cierta organización -económica, social- a quienes no tienen posibilidades -materiales o intelectuales- de hacerlo. Creo que hay tantas cosas -y personas- descompuestas  que hay para elegir en qué ayudar. De ahí que otro espécimen que me violente sea el rebelde sin causa, porque sobran causas para rebelarse.  
 
5) Se han hecho ya unas cuantas reuniones blogueras (son dos links).   Incluso una con Aníbal Fernández, que motivó hasta una nota -negativa por supuesto- en Clarín. No fui a ninguna, por la distancia en primer lugar pero, esencialmente, por falta de ganas. Mi gregarismo se reduce al mínimo imponible. Una reunión de más de tres personas me parece agobiante.</span>

Javier dijo...

1) Lo de la mesa lo entendí como una humorada, no se notó?

2) Si bien entiendo que uno llegue a violentarse, es algo que trato todo el tiempo de controlar, por lo mismo que decía de la educación (igual tengo ganas de romperle la cara al hijo de puta que negrea a mi compañero de vivienda, por ejemplo). Nunca sostuve el mito del buen salvaje, ni un prejuicio disfrazado de bondad, y sin embargo percibí una cierta tendencia a desprestigiar mi pensamiento (pero puede haber sido una sensación, no tenemos las mismas formas de tratar con el otro y eso puede que a veces me suene sobrador). No sé bien quién propone que nos privemos de un mínimo de bienestar, ciertamente no soy yo. No creo que la vida de un asceta sea maravillosa, porque la desconozco. Lo que sí creo es que seguir defendiendo la propiedad privada es un error, por más que uno sea Ricardo Fort, Perón o Kirchner (puedo estar equivocado en esto, entiendo que es un tema que tiene que ver con hipótesis y no con certezas), y esa propiedad privada es lo que hace que uno diga que "quiere que el resto tenga más" o que "no quiere bajar estándares de vida". Simplemente estamos pensando en otro paradigma. Y acá espero que nadie me insulte de "izquierda idiota" o cualquier cosa semejante. Mi resultado: la acción (trato de hacer lo mejor que puedo con mis recursos y ayudo al que puedo).

3) Excelente, la educación es información compartida. Soy un tipo que trata de pensar bien: mis conclusiones resultan del análisis de los datos que tengo en cuenta, si hay algo que no tuve en cuenta, con gusto lo modifico. Le pegaré una leída, pero honestamente no me gustó el tono.

4) Me parece excelente. Te recomiendo, para empezar a hacer también por el otro, un programa de adopción a distancia (tengo una amiga que está ahi y entiendo que los recursos que uno destina, llegan a destino):
http://www.acdi.org.ar/
(sí, tiene una conexión con la iglesia de Italia, pero los recursos llegan, de más está decir que yo aporto desde hace tiempo y tengo un apadrinado)
También a sumarte a inciativas como lo de la Universidad Obrera del IMPA (supongo que en Rosario debe haber algún bachiller para adultos autogestionado o algún lugar en donde esas preguntas que vos te hiciste y las respuestas que encontraste sirvan para ir generando esa masa crítica). Creo que un rebelde sin causa es una posibilidad de educación, también (ya me pongo denso con el temita, no?)

5) Sí, sabía pero no fui a ninguna. Tengo una sensación de que si voy a esas reuniones y digo "abajo la propiedad privada" alguno me lo discutirá teóricamente, otro asentirá, pero no sé si de ahí salgo con mucho apoyo para enfrentar a la policía contra una minera canadiense, ponele (puedo estar equivocado, y entiendo que la "blogósfera" tiene una función social muy importante -tengo un blog, también-). Espero que puedas ir entendiendo que lo que se construye tiene que venir de la comunidad, y ahí, desde el lado del entendimiento, supongo que se irá yendo ese sentido de agobio.

Abrazo.-

Yevgeny dijo...

Tengo muy poco tiempo, la puta madre. Soy un esclavo del sector 7g, bendita
industrializacion.
A ver querido DiegoE... el libro de Engels no tiene como fin ninguna
idealizacion sino delinear un desarrollo historico comun a toda la humanidad
basado en el desarrollo de la produccion, del trabajo. La supuesta
idealizacion del indio "bueno" no se trata de una onda burguesa new age (en
ese caso hubiese sido un verdadero adelantado para la epoca) sino de una
comprobacion de que los individuos pertenecientes a una sociedad con un tipo
de producci�n asociada, estan determinados por esta(con acento en la "e"):
su sistema politico, su cultura, su psicologia, su estado fisico, su
arte,etc, todas las esferas de la superestructura.
Entonces, a lo que apunta la cita no es a idealizar ni llorar por las tribus
perdidas (nada mas lejos en el caso de Engels y Marx) sino de rescatar los
elementos positivos que conlleva para los individuos el vivir dentro de una
sociedad sin clases sociales,sin propiedad privada, sin estado.
�cual es tu punto? �Negas, como parte de tu vision cinica del marxismo, que
esto sea asi? Seria valido, pero no es valido aduciendo una "estupida
idealizacion" de tribus perdidas. Eso es no haber entendido la cuestion, o
querer desviarla. Y la cuestion, llevada a la epoca industrial, marca que
el sistema de produccion en si (y no solo en relacion con el reparto de los
frutos del mismo) delinea una vida de mierda para la inmensa mayoria. Se
pueden repartir mejor o peor, pero el trabajo en si es una mierda. Era una
mierda cuando los obreros tenian hollin hasta el fondo del culo, como ahora
que tienen que repetir 5000 veces por dia una microaccion que activa un
mecanismo computacional.
El "nivel de vida" al que haces referencia refiere unica y exclusivamente a
la cantidad de bienes fruto del sistema de produccion que recibe una
persona; ni cuales bienes (y quien toma la decision de la produccion de esos
bienes y no otros) son cuestiones que esten incluidas en el concepto de
calidad o nivel de vida. Y sin embargo, determinan la vida de la gente de
manera aun mas determinante, valga la redundancia. Lo que dice el marxismo,
para que quede claro y no haya tergiversaciones, es que el "como" determina
el "que se produce" y el "cuanto para cada quien".
�Eso significa que la cantidad de bienes que recibe una persona, no tiene
importancia? No hay ningun galimatias logico ni mucho menos consuelo: es la
triste realidad la que nos marca que la unica lucha que se puede dar hoy es
por el cuanto (de hecho hay miles de grupusculos que siguen manifestando
luchar por la revolucion y el cambio estructural, pero el exito que
consiguen es aun mas lacrimogeno), porque la gente al menos deberia tener un
trabajo de mierda y una materialidad de mierda, antes que morirse de
inanicion, cuando la produccion alcanza para evitarlo. No hay falacias, no
hay sofismas... quizas derrotismo, pero no vas a ser vos el se queje de eso.
Por otra parte, no termino de entender tu idea de los cambios "a pesar de".
Realmente no se que significa... las revoluciones, los cambios en el sistema
productivo, �nunca tuvieron un sujeto social? La revolucion francesa, la
rusa... no se que queres decir.
Por ultimo, en esta escuetisima y a las apuradas respuesta, hay una nota que
lamentablemente no puedo citar para tu beneplacito, de Martinez del INTI, en
el que asegura que la investigacion de energias alternativas de las
petroleras se han centrado en el biocombustible en vez de otro tipo de
energias, porque el biocombustible es la energia alternativa mas
monopolizable: se necesitan miles de hectareas y solo gigantescas
corporaciones (como las petroleras) pueden obtenerlas. Se puede encontrar
la nota, de hace un par de a�os, seguramente. �Es estupida y refutable [...]

Diego E. dijo...

 
La onda new age se la ponen ustedes. Idealizar la vida primitiva no es ningún adelanto  a ninguna época. Lo hizo Juvenal (Siglo I), que detestaba el ruido de las calles de la "Roma moderna", lo hizo Don Quijote, que soñaba con llevar una vida pastoril, y lo hizo un tipo que debe de haber sido rubio y alto, porque le decían el ruso. O el rusó, o algo así. Mirá qué adelantado. (para no entrar en discusiones absurdas salteé a Bartolomé de las Casas).
 
Te repito que leí "El origen...". Para burlarme del marxismo, primero tuve que leerlo, entenderlo, rendirlo y militarlo. Y darme contra la pared. Ahora, si vos no ves la idealización que hace Morgan (los antropólogos actuales se cagan de risa de eso), estamos en problemas. Y si no ves la idealización que toma sin filtros Engels, tenemos otro problema. Y si negás que tu segundo post sobre el tema comienza hablando del asombro europeo hacia la potencia (qué palabrita) de un iroqués, estamos al horno.
 
Pero esta es también una consecuencia de esa costumbre de copypastear páginas de libros: podemos hablar de la cita, de tu intención al citar,  del libro, del autor o del corpus teórico. ¿Del tema del post? Bien, gracias. A veces me recordás a Altamira. Cualquier cosa es un problema teórico del marxismo, previsto en las páginas de Marx o de Engels. O de Hegel leído al revés (larga mensajes subliminales leyéndolo de atrás para adelante).

Los libros usados como el Talmud, en lugar de suponerlos en el bagaje del interlocutor. Por si no lo notaste, cito obras todo el tiempo, pero supongo, por respeto a la inteligencia de quien tengo enfrente, que sabe o puede saber en cualquier momento de qué estoy hablando. Estaremos mal, pero las bibliotecas siguen existiendo.
 
Como consecuencia, cuando te señalo que es insultante esa idealización, hacés un desvío (porque el desvío es tuyo) y señalás que, en realidad, venias a contarnos a nosotros, pobres iletrados, que la estructura está supeditada a cambios en la estructura. Toda una noticia. Me pregunto por qué lo llamarán materialismo dialéctico. ¿y el tema del post? Bien, gracias.
 
El resultado, esta pregunta: "¿Negas, como parte de tu vision cinica del marxismo, que 
esto sea asi?". Claro que no lo niego, como no dejo de ver la idealización del no-europeo, ni dejo de ver que no tiene un carajo que ver con el tema.
(Sigue...)

Diego E. dijo...

<span>Ahora, ¿podrías decir cuál es tu punto sin copiar acá el segundo tomo de  El Capital?  
   
Porque todo lo que entiendo de tus citas (de tu intención puesta en ellas) es convencerme (nos) de que nos va a gustar. Que cuando no quede otra que volver a una etapa preindustrial, en el fondo nos va a gustar. Y, sobre todo, le va a gustar a quienes nazcan y crezcan en ese proceso. Si esa es la idea, no la comparto, pero tampoco me parece interesante discutirla, por lo cual quedás solo en la charla.  
 
Sí me parece interesante que demos vueltas otra vez sobre lo que vengo reclamando: todo ecologismo conocido en la actualidad presupone bajar el estandar de vida de las clases medias. Las altas, no las tocamos ni en pedo, no vaya a ser que se enojen.  
   
   
Y sí, el nivel de vida está relacionado a la cantidad de bienes que pueden disfrutarse (omito el "poseerse", otro punto poco interesante). La espiritualidad de un yogui te la dejo a vos y los demás comentaristas. Gracias por los buenos deseos, pero como vendí mi alma al diablo, ya no me queda una espiritualidad para disfrutar.  
   
   
En cuanto a lo de las petroleras, no centran su investigacíon en biocombustibles porque puedan monopolizarlo, sino porque es lo que, hoy, se le puede poner a los motores sin modificarlos. El motor Diesel, inventado por el señor Diesel, funcionaba con aceite de maní. Más adelante se descubrió que era más barato hacer diesel con el residuo del petróleo. Pero saben también que no alcanza el biodiesel.  
   
Mi problema a lo largo de esta discusión (con todos, porque no es políticamente correcto cagarse de risa del ecologismo), es que veo un problema de dimensiones: no cobran idea de la dimensión del problema y, por consiguiente, no cobran idea de la dimensión de las burradas que proponen como solución .Personas normalmente inteligentes, no se hacen preguntas que sí se formula un chico de quince años: la fábrica de paneles solares ¿funciona a energía solar?. Reproduzcan ese planteo con tantas variantes como puedan, y traten de llegar a una conclusión.  </span>
<span>
Mi problema con tus planteos en particular, es que señalo -casi acuso- lo que está debajo de ese discurso críptico y optimista de los ecologistas de café, que proponen acciones cotidianas dignas del canal Utilísima, y tengo que terminar discutiendo sobre el origen de la propiedad privada y su abolición futura, como si fuera tan simple como decretarlo y yastá.  
 
Y cuando se termine el petróleo, van a ser divertidas las explicaciones desde el marxismo.   
 </span>
Mi "a pesar" se resume a que si la burguesía francesa (por tomar el ejemplo más reciente) no se hubiese visto contra las cuerdas por el poder monárquico, hoy todavía estaríamos rindiéndole tributo al rey de España (en nuestro caso). Mi caso favorito es la Comuna (casi te diría que los idolatro), pero por favor, no es el tema del post.  Y la diferencia es que el capitalismo es infinitamente más inteligente que la monarquía europea (pero tampoco quisiera un tratado en seis tomos por esta frase, si no te gusta pasala por alto).
<span>  
Por último, hay algunos papers de esos que se filtran de vez en cuando. La derecha norteamericana sí tiene planes para solucionar el problema: reducir drásticamente la población mundial. Y supongo que adivinaste: no mediante control de la natalidad.</span>

Diego E. dijo...

Errata grosa: léase "que la superestructura está supeditada a cambios en la estructura"  (un error al corregir, paradójicamente).

Fumar Paco dijo...

Bueno...

Yevgeny dijo...

mmm..bue, ya está tomando un color un poco desagradable la discusión. Se me hace difícil encontrar posición más pedante que afirmar que citás obras todo el tiempo pero no ponés las fuentes porque das por sentado que todos las conocen. Ja, supongo que Borges alegaría lo mismo cuando usaba frases del escoces antiguo o el alemán. La verdad es que te agredecería que pongas más a menudo la fuente de tus citas así los iletrados que no la conocen (quien sea) pueden interiorizarse con la obra el auto ( y Borges podría haber hecho una notita al pie con la traducción para los iletrados que no manejamos 6 o 7 idiomas).
Podría seguir devolviendo chicanas baratas pero no le veo el sentido.  ¡O no tiene "relación con el post"! ¿Desde cuándo tenemos que acotarnos, y no digo que no lo hayamos hecho, al contenido expreso del post? Pensé que esa regla se aplicaba a sentencias que incluyeran a Pino Solanas, por razones consabidas por todos los lectores dle blog. Pero bueno, no pude ver los videos del post así que para mi el post versa acerca de consumismo y ecología, y sobre eso creí estar hablando...
Mi punto... ¿no queda claro?  Mi punto es que consumismo y capitalismo es la misma mierda, en realidad, el primero es una de las inevitables consecuencias del segundo, y ambos han abusado y destruido las únicas fuentes de toda materialidad desde un comienzo: el hombre y la tierra. Por ende cualquier ecologismo serio debe partir de la destrucción de este sistema productivo y del estúpido consumismo asociado. La estupidez
del consumismo radica en que jamás sacía las ansias de nadie; como cualquier falsa solución, ahí donde arreglaste el problema surge uno nuevo, o el mismo. Lo dijo Marx, lo dijo Gandhi, lo dijo Lao Tse, y un montón de hippies más. Lo digo yo, incluso!.
Y por lo tanto, es falso que el nivel de vida tenga que ser (lo es semánticamente de facto) el consumismo alcanzado, la capacidad de consumo alcanzada. Es una de las mierdas culturales que ha vendido y propagandeado el capitalismo hasta el hartazgo, las 24hs. del día por todos los medios existentes de transmisión cultural. Es falsa también la dicotomía consumismo - espritualidad "yogui", otra de las mierdas que han vendido (elegír entre hippie y yuppie, esos son las opciones de la vida). 

<span><span>"cuando no quede otra que volver a una etapa preindustrial, en el fondo nos va a gustar" </span></span>
Ok, no fue mi intención transmitir esta idea exactamente. Lo que sí quise transmitir, es la idea de que un sistema productivo ecológicamente sustentable tiene que basarse en una abolición de las clases sociales y un freno a la vorágine del consumismo que alimentó y alimenta la industrialización.Y que la abolición de las clases sociales traerá en el futuro elementos positivos como los trajo en el pasado (con más o menos idealización mediante).
Ahora, si nos vemos obligados por una megacrisis global de agotamiento de recursos, pues entonces todos moriremos (como tituló la Barcelona alguna vez) y punto, por varias razones.

Yevgeny dijo...

<span><span>tengo que </span></span><span><span>terminar discutiendo sobre el origen de la propiedad privada y su abolición futura,</span></span>
Lamento que sea un problema, pero es obvio que así será por lo expresado anteriormente. De última, separá las discusiones que tenés con ecologistas de café y marxistas de café, y ya.

<span><span> como si fuera tan simple como decretarlo y yastá. </span></span>
¿Lo qué? Pero eso va en contra de todo lo que dije; lamentablemente no puedo dejar de sospechar que será imposible y que terminaremos pereciendo como especie, sino como planeta (quizás la vida deje de existir en  un plazo ínfimo de tiempo, en relación al universo). Lo que pienso, una vez más, es que es la única posiblidad de tener alguna esperanza.


<span><span>Sí me parece interesante que demos vueltas otra vez sobre lo que vengo reclamando: todo ecologismo conocido en la actualidad presupone bajar el estandar de vida de las clases medias. Las altas, no las tocamos ni en pedo, no vaya a ser que se enojen.</span></span>
¿? ¿Qué vuelta le puedo dar yo a eso? Si querés discutimos si hay que pedirles por favor a las clases altas que no consuman tanto, o invadir sus propiedades y sacarlos a patadas en el culo... pero que sea lo que planteás lo que te interesa discutir conmigo, me hace temer que el desentendimiento haya sido mayor del que pensaba.

Diego E. dijo...

Bueno, me aburrí. Así que esta respuesta no pretende ser productiva, ni formar parte de la discusión, y ni siquiera sé qué pretende, salvo tomármelo con humor. Por cinismo pero, también, por motivos de salud.

Yo, generalmente, me acoto al tema del post. El problema con plantear la utopía marxista, es que sirve para un roto como para un descosido. Ante cualquier problema podés plantear la misma solución. Aunque la abolición de la propiedad privada sigue sin solucionar nada del tema ecológico/energético. A la entropía le importa un carajo quién sea el dueño de las cosas.

Creo que voy a darle un abrazo de reconciliación a Martín el lamemitos, que después de todo no era tan malo. El proponía la misma solución para todo. De hecho, tenía la solución antes de que surgiera el problema.

Por último, había olvidado la explicación de pedir más estado cuando se quiere menos estado. Olvidé mencionar, en realidad, que me recordó a un maravilloso falso silogismo: <span>”Cuanto más queso, más agujeros. Cada agujero ocupa el lugar  en el que habría queso. Así, cuanto más agujeros, menos queso. Cuanto más queso, más agujeros y cuanto más agujeros menos queso. Por lo tanto, cuanto más queso menos queso”. </span>

No significa nada, salvo mi incapacidad de tomarme en serio las soluciones mágicas.

Suponerle al interlocutor cierto nivel y cierta capacidad es extremadamente soberbio. En algún lugar esa sentencia tiene lógica, pero un inadaptado como yo es incapaz de comprenderla.

Por último, mandame un sms cuando empiece la revolución. Si no tengo nada más importante ese día -un asado, ponele- podés contar con mi presencia.

Related Posts with Thumbnails