jueves, abril 15, 2010

Sobre el Watergate macrista y un informe sobre el INDEC



El video que abre el post es un debate que se dió en El Destape acerca del Watergate macrista entre Fernando de Andreis (PRO) y Tito Nenna (EPV).

Ya desde el principio al ser preguntado acerca de la seguidilla de "errores" de Macri en cuanto a este tema de Andrei dice que en realidad el error es no haber mesurado la interna entre la federal y la side, mostrando que aún al día de hoy el hecho de que Fino Palacios estuviera implicado y luego procesado por encubrir el atentado más grande de la historia argentina sigue sin ser reconocido como -como mínimo- un error desde el macrismo (y no debería sorprender si recordamos que desde el PRO habían declarado que "Estábamos dispuestos a sostenerlo aun con un procesamiento").

Pero una de las cuestiones destacadas del debate fue una incisiva pregunta de Mario Wainfeld, quien le preguntó al legislador del PRO: "sacando la cuestión de los trapitos, ¿cuál es el delito en que una persona en ejercicio de su libertad se tape el rostro? Preguntando en una ciudad que está llena de autos que tienen los vidrios polarizados, o sea, los que tienen guita se tapan el rostro..." Ante lo cual el legislador del PRO sarasea acerca de los palos y la supuesta intimidación hasta que Wainfeld repregunta acerca de si van a tomar medidas en contra de los que se ocultan detrás del vidrio polarizado. Y la respuesta del legislador es realmente, como era de esperar, ridícula: "Nosotros estamos pensando en el espacio público que es el espacio más democrático que tiene la ciudad donde la gente tiene la necesidad de sentirse tranquila, sentirse cómoda y circular libremente.."

Es realmente llamativo que un funcionario público, de aquellos que hacen las leyes que luego todos tenemos que respetar, no sepa algo tan elemental como que el espacio público incluye a todas luces a las calles y avenidas por donde circulan los autos.

Por otra parte rescatamos otro informe de El Destape, esta vez de Roberto Navarro, que en total sintonía con este post explica las razones por las cuales es urgente arreglar el problema con el INDEC:



Saludos
D.F.

6 respuestas:

Resentido Común dijo...

El Pro hace pura demagogia penal. Lo de siempre, la especialización de la derecha. Por eso, cuando se les discute un poco, profundizando los argumentos no saben que contestar. Este chico lo único que hace es hablar de la paz y lo lindo que es ser alegre y no usar capuchas, pura sarasa como decis vos. Pero en lo que tal vez tenga razón es que una buena cantidad de vecinos y vecinas están de acuerdo. Porque ellos hacen propuestas en base a un sentido común construido previamente. Por eso es tan importante la función de los blogs y de la prensa contrahegemónica. Simplemente para decir y difundir un argumento tan simple como que usar una careta en carnaval, una capucha en una marcha o un vidrio polarizado es una actitud similar, que no puede ser tratada en forma prejuiciosa. Un delito se juzga y se pena cuando se comete, no puede haber una pena "por las dudas".
Abrazos

Asterisco dijo...

Yo comparto el criterio de que salir con la cara tapada no es un delito per se, y por lo tanto no debiera estar penado.

Ahora bien, eso del "sentido común contruido previamente"(en tanto y en cuanto construido por los grandes medios) es relativo. Cualquiera ve en un tipo marchando con la cara tapada y un palo en la mano a un actor intimidatorio. No es una construcción clarinesca sino una reacción lógica.

Por cierto, me gustaría escuchar la razón por la cual algunos de los que marchan lo hacen de esa forma. Una razón que trascienda la legítima "porque tengo el derecho", claro está...

Vera dijo...

<span>"Cualquiera ve en un tipo marchando con la cara tapada y un palo en la mano a un actor intimidatorio"...cualquiera no, vos quizá, yo no veo un actor intimidatorio. Veo un tipo ejerciendo un derecho que esta en la constitucion, en este caso manifestarse. Y si ese tipo se tapa la cara cuando protesta, bien puede ser para que cuando regrese a su barrio, o ande por la calle, no lo joda la cana o alguna aurtoridad represiva de ese tipo...digo, es una posibilidad, no?
</span>

Resentido Común dijo...

Asterisco: La razón legítima que expresan mcuhos militantes para taparse los rostros es su propia seguridad personal. Como bien sabemos la policía en los barrios humildes no se caracteriza por su espíritu democrático. El ser individualizados como militantes les podría traer mas de un problema, persecuciones, golpizas, etc. No te discuto la sensación intimidatoria que pueda causar una capucha y un palo, lo que creo que sí es una construcción cultural hegemónica es el destino de esa intimidación. Nos quieren hacer creer todo el tiempo (hasta con música terrorifica de fondo) que esas capuchas y palos están destinadas a cometer delitos y en contra de la "gente bien". Colonizan nuestras cabezas de tal manera que terminamos creyéndonos destinatarios de esas supuestas intimidaciones, cuando en todo caso no tienen otro fin que resistir algún tipo de represión. Que haya casos aislados, de algunos grupos, a los cuales les interesa crear caos, disturbios, peleas, violencia, etc., y que terminan abonando ese sentido común, no significa que generalicemos.
Saludos

argentinolibre dijo...

Es lógica la posición del muchacho del PRO. Fijate el zogaca que tiene en una ciscunstancia tan sencilla como la de responder dos o tres preguntas en un ámbito totalmente protejido. Si le tiembla la voz porque alguien le pregunta sobre sus ideas, ¿te imaginás el terror que le deben provocar las personas encapuchadas o los trapitos? ¿Cómo podemos esperar que personas de ese tipo no salgan corriendo a emplear mercenarios que los protejan? Lamentablemente, ese odio escondido que los moviliza está, creo originado en una serie infinita de miedos y prejuicios que son compartidos por una enorme porción de ciudadanos que les dan base para ser gobierno fundamentándose casi exclusivamente en eso. Con ese pretexto no les hace falta planterse políticas serias para sostenerse en el gobierno de la ciudad y, aún, pretender ir por más. Es alarmante comprobar la gran cantidad de ciudadanos porteños que comparten ese "pensamiento" y los que, teniendo la capacidad para darse cuenta de lo impropio de las conductas de estos pseudopolíticos, prefieren mirar para el costado porque creen que a ellos no les afectan cosas como las escuchas, o la persecución a indigentes, o el ataque sistemático a la salud pública entre tantas otras. Confío en que  el sentido común y la política real, con todos sus defectos, se impongan finalmente sobre estos cachivaches.

Asterisco dijo...

Vera, vos podés ser una militante de años, pero yo estoy hablando de que la mayoría de la gente que mira la televisión, lee los diarios o incluso concurre alguna que otra vez a alguna marcha "blanca" (como la de los 24 de marzo) sospecho que encuentra en un tipo encapuchado y con un palo a una persona con la predisposición a agredir físicamente.

Esto es a todas luces contraproducente.

Cuando de adolescente empecé a ir a mis primeras marchas, mi vieja (con el recuerdo fresco de algunas épocas pasadas) me repetía que me alejara de las cámaras de televisión. EN GENERAL, con eso suele alcanzar.

Ahora bien, incluso aunque con eso no alcanzara y aceptáramos el uso de capuchas (los servicios son los servicios), hemos visto muchas veces a los dichosos palos.

Quien diga que eso ayuda a cortar las calles nunca marchó ni siquiera con un centro de estudiantes.

Espero que se me entienda: a mí me importan tres carajos los que marchan con capucha y palos y bajo ningún punto de vista "les temo", pero acusar a los que sí lo hacen de ser boludos lobotomizados creo que es obviar un mínimo análisis.

Creo que las marchas, en tanto manifestación pública, suelen ser más importantes como "formadoras de opinión" que como mecanismo de presión. Por eso, medir la reacción de la opinión pública es inteligente.

Related Posts with Thumbnails