miércoles, marzo 31, 2010

Llegar a las nuevas generaciones


Es impresionante el trabajo que está llevando a cabo el grupo DAEV. Coordinados por Martín Malamud, profesor de la UBA de la carrera de imagen y sonido, y motorizados por el afán de conservar la memoria histórica han logrado reconstruir en detalle a uno de los centros clandestinos más representativos de los años oscuros de nuestra historia reciente.

Hay mucha tela para cortar de este proyecto y por eso estuvimos charlando con algunos de los integrantes del grupo en la entrevista que abre el post. En principio es muy interesante cómo lograron apropiarse de una tecnología que se usa para videojuegos para resignificarla y darle un uso didáctico. Porque es claro: si tu objetivo es interesar a las nuevas generaciones tenés que hablar su lenguaje. Y gracias a esta iniciativa independiente, hecha 100% a pulmón, miles de personas de todo el país podrán conocer por dentro un trágico lugar al que de otra manera seguramente no podrían acceder. Por supuesto que no es sólo para chicos sino para cualquiera que tenga acceso a una PC e incluso se utilizará en los juicios que comenzarán en Abril.

Como señalan Diego Cagide, Santiago Molina y Martín Malamud, la Esma cambió su arquitectura durante la dictadura. Los genocidas tenían que disimular el horror y utilizaron mano de obra esclava para ese y otros fines. Gracias a testimonios como el de Alfredo Ayala y Víctor Basterra, ex detenidos y sobrevivientes, lograron reconstruir virtualmente la ESMA tal y como era en aquel entonces y ese es otro punto interesante a resaltar ya que hay muchas cosas que en la realidad física no se van a restaurar y este museo virtual e interactivo permite viajar en el tiempo para conocer aquello que fuera ocultado por los represores.

Pero además está el potencial que tiene el proyecto. Como señala Martín Malamud se podrían hacer muchas cosas más: desde montarlo en una página web para que cualquiera que tenga internet pueda acceder desde cualquier parte del mundo hasta dvds para repartirlo en las escuelas y universidades del país. Además se pueden incorporar testimonios de los ex-detenidos y agregar materiales complementarios con lo cual la experiencia podría ser aún más enriquecedora.

Es relevante el impulso y apoyo de proyectos como este en un momento en el que los ex centros de detención están en riesgo y algunos ya han desaparecido. La memoria es realmente importante en los tiempos que corren en donde todavía hay cientos y cientos de torturadores sueltos e incluso algunos políticos oportunistas están intentando impulsar una amnistía a los criminales que torturaron y asesinaron a tanta gente.

Así que los que puedan están invitados a ayudar en la difusión del proyecto que es inédito en el país a ver si logramos que darle un impulso como el que amerita semejante iniciativa.

Para contactarse con el grupo DAEV click aquí.

Saludos
D.F.

9 respuestas:

javier dijo...

muy buena la entrevista y el laburo que estan haciendo estos tipos. se agradece.

Soledad dijo...

Excelente. A difundir.

Diego F. dijo...

Te borro el comentario, releé el reglamento.

eduardo j. dijo...

y sí hay cosas que duelen..cuando se traicionan principios se aplican reglamentos..No te molesto más..

Diego F. dijo...

No loco, cuando las reglas son claras y se cagan ellas para venir a descargar frustraciones personales (que lo podés hacer en toooodos los posts que hay sobre Psur en este blog) se borran los comentarios.

javier dijo...

¿como que cayo un meteorito? esto es un escandalo, ES-CAN-DA-LO-SO es, asi te lo digo eh.

ahora en serio, lo que yo quiero saber es: ¿como te contactaste con estos tipos? ¿como te enteraste de que existian?

saludos.

Prometeo dijo...

Yo también quiero saber. Es lo que uno se pregunta cuando se entera de pedo de estas cosas.

Hugo dijo...

Apelando a la necesidad de tener presente nuestra historia, para desde lo critico ir en busca de una propuesta que sea profunda y abarcativa. Me acuerdo de un centro de detención, al menos yo creo eso, que era un chalet muy grande en Panamericana y Thames, viniendo para Capital. Contiguo a un barrio militar que terminaba en Irigoyen y Panamericana.
En este chalet, se observaba gente militar en los techos, con ametralladoras en una suerte de casamatas hechas con bolsas. Unos meses antes de retirarse los militares, fue demolido, incluso el cerco perimetral que daba a Thames, que estaba revestido con lajas. Dejando el terreno limpio, como si nunca hubiera existido nada allí. Buscando en el "Nunca Más" y otras revistas sobre centros de detención, nunca pude hallar información al respecto. Si algún compañero tiene algo me interesaría ponerme al tanto.
Comentario sobre el post, todo lo que sirva para robustecer y tener firme la memoria, es bienvenido.

Diego F. dijo...

Del proyecto se hace rato porque me habían contado en su momento que lo iban a hacer y hace poco les pregunté cómo iban con ese proyecto y me dijeron que estaban muy avanzados y me pareció importante darlo a conocer.
Saludos!

Related Posts with Thumbnails