viernes, enero 09, 2009

¿Y si modificamos el sistema electoral?



Ya sabemos, este es un año electoral y todo pareciera indicar que seguiremos votando con el mismo sistema de listas cerradas. Pero aprovechamos el reclamo de muchos dirigentes políticos por una boleta única para dar un pantallazo por arriba a las diferentes opciones que existen a la hora de votar (a juicio de quien escribe en nuestro país utilizamos la peor). El siguiente fragmento fue tomado del texto de Guillermo Molinelli acerca de los sistemas electorales(*). Como siempre: sea cual fuere el sistema este blog está absolútamente en contra del voto electrónico, por las razones que todos conocemos (o deberíamos conocer).

Candidaturas individuales vs. listas: el votante puede enfrentar en el cuarto oscuro:

(a) una boleta común en la cual figuran todos los candidatos de todos los partidos (e independientes donde es posible) en algún orden -alfabético, por sorteo, etc. o bien

(b) una variedad de boletas o listas separadas, cada una de un partido (o de un grupo ad-hoc de independientes) conteniendo nombres de candidatos (o, en ciertos países, sólo la identificación del partido).

En el primer caso, el votante elige de una boleta común uno o varios candidatos (según el caso), sea haciendo una marca al lado del nombre o apretando un botón o similar.

En el segundo caso, elegirá una boleta o lista de las varias. Sustancialmente, cualquiera sean los elementos materiales involucrados (que pueden cambiar sin consecuencias para lo que aquí importa) en un caso se vota por individuos (sin perjuicio de que para hacerlo así el votante tenga subjetivamente en cuenta o no su identificación partidaria), mientras que en el otro se vota a una lista, es decir, a un conjunto o grupo de personas vinculadas.

Cuando se vota por individuos, la unidad de cómputo de los votos es el candidato, en el otro caso es la lista. Lo característico de la lista es que es a ella a la que se adjudican las bancas. El primer modo es usado en Irlanda, Malta, Japón (y, en cierto sentido, en todos los países que usan circunscripciones uninominales -ver luego-, como Inglaterra, Francia, EE.UU); el último modo es el usual en Argentina. La lista tiende a fortalecer a los partidos (quizá, más bien, a las dirigencias partidarias) mientras que las candidaturas individuales tienden a debilitarlos (pero si mantienen el monopolio partidario de las candidaturas, este debilitamiento es muy relativo).

A su vez, la "lista" puede ser abierta o cerrada.

Lista cerrada (a veces llamada "bloqueada") es aquella que no puede ser modificada en modo alguno por el votante. Las bancas se adjudican a los candidatos de la lista (y si no pueden ser elegidos todos, en el orden en que figuran). Es la que se utiliza hoy en Argentina.

La abierta es aquélla en que el votante toma la decisión inicial de seleccionar una lista, pero luego puede introducir alguna modificación mediante marcas, etc. Dentro de la lista abierta, una primera manera es permitir que el votante tache el nombre de un candidato de la lista (tacha o borratina) o, segunda, modifique el orden en que los candidatos están ubicados, de modo que por ejemplo, el que está en quinto lugar pase a ser primero o tercero. Esta alternativa se llama "preferencia" y las modificaciones usualmente están limitadas en número.

En la tercera alternativa, llamada "panachage", puede, además, tachar algún/os nombre/s de la lista y poner en su lugar el/los nombre/s de otro/s candidato/s de otra/s lista/s.

La preferencia existe en varios países, por ejemplo -hasta 1993- en Italia y el panachage existió en Argentina desde 1912 hasta la década del 40. La lista cerrada fortalece a los partidos -o dirigencias- (TS,SC) mientras que la preferencia confiere más poder al votante y el panachage más aun, aunque tienden a debilitar a los partidos.

La lista abierta puede ayudar a impedir la división de los partidos pero al costo de fomentar la competencia entre los candidatos de un mismo partido hasta el día de la elección general, inclusive, afectando permanentemente su cohesión y promoviendo el faccionalismo.

Voto ordinal vs. categórico: Rae llama ordinal al voto si el votante puede ordenar los candidatos o partidos al votar, es decir que, priorizando sus preferencias, el votante puede expresar que si su primer preferencia X no puede ser elegido, entonces H es preferible a Y (ej. voto único transferible).

El voto categórico es el que sólo puede expresar una decisión a favor de un candidato o de una lista. Con el voto categórico resulta incentivado el llamado voto "estratégico", "sofisticado" o "no-sincero", a favor del "mal menor".

El voto ordinal da más información sobre lo que quieren los votantes, es más representativo de sus preferencias y desalienta al voto estratégico. Por otro lado, es más complicado que el categórico, que por eso es probablemente más usado. La frontera entre uno y otro tipo no siempre es clara y el llamado voto de aprobación está en algún lugar intermedio.

En este método, aún no aplicado para ningún cargo relevante pero recomendado por algunos académicos, el votante vota a todos los candidatos (o partidos) que desee. El ganador es el candidato o partido con más votos. Este método ofrece más opciones a los votantes, probablemente previene las peores formas de voto "estratégico" y ayuda a elegir al candidato más fuerte, pero es posible que tienda a la proliferación de partidos (Blais).

¿Ud qué piensa estimado lector?¿Cuál es la alternativa más conveniente?

Saludos
D.F.

(*): El texto completo está a disposición de quien esté interesado, a partir de la página 112 de este libro. En él se muestran de manera detallada todas las demás variables de los sistemas electorales.

Imagen: atalap1.blogspot.com

22 respuestas:

Chris dijo...

Sería más práctico volver al voto por circunscripciones.

Un día salio el sol dijo...

jaja, adhiero.

Chris dijo...

¿Qué te causa tanta gracia? ¿No sabés de qué se trata?

Ritan dijo...

Para mi estaria bueno alguna vez instrumentar el voto de aprobacion, pasa que cualquier cambio en el sistema electoral perjudica a los "democraticos" kirchner.

Chris: el voto es por circunscripciones, no se a que te referis.

Aguante Lilita dijo...

Yo soy seguidor de la Coalición Pro UCR, y creo que para que alguna vez ganemos tendría que existir el voto calificado...basta de negros votando, que siempre ganan los peronistas!!!

Como dijo una de nuestras líderes: nosotros ganamos en las ciudades porque nos vota la gente educada y que piensa. Deberían ser ellos solos...después, si son listas sábans, cerradas o bloqueadas no importa, importan los votantes, que no voten más los negros incultos!!!

walter besuzzo dijo...

hay un problema previo ..que es al menos en la Provincia de Buenos Aires la trampa que el duhaldismo dejo con el capellerismo(ucr) y el Juez Blanco
¿cuanto cuesta armar un partido politico en la provincia?
las maquinas de impedir han sido perfectamente dispuetas ..armar un partido municipal por ejemplo custa 10 lucas entre papelerio ,impresion de fichas de afiliacion
abogados lameculos de la Junta Electoral que depende del ejecutivo provincial,....
la reforma deberìa pasar por debatir las formas de organizacion partidaris que quedan en manos selectas sean pejotistas ,radicales o las bienpensantes del frente grandismo o las variables de derecha como los partidos de la Carrio

Hal dijo...

Lo mejor es dejar las cosas como están, por las razones que se exponen en estos lugares:
http://enanosenelefante.blogspot.com/2008/12/una-buena-defensa-de-la-lista-sbana.html
http://elcriadordegorilas.blogspot.com/2008/12/la-gente-no-quiere-saber-de-qu-se-trata.html
http://la-res-publica.com.ar/sin-categorizar/sobre-la-lista-sabana/

Alejandro Ro dijo...

El voto ordinal sería ideal, si tan sólo no fuese tan complicado y seguramente costoso.

Yo propongo un voto positivo y uno negativo (a éste se le resta un voto).

Chris dijo...

No, Ratan. Se vota una lista sábana que prepara cada partido.

Mariano.- dijo...

Necesitamos democratizar las herramientas de nustra democracia, de esto no sabe duda, al menos para algunos.El sistema actual no me gusta, permite además de engaños robos de boletas y fraudes. Aquí los amigos kirchneristas dirían que si no se tiene un estructura mínima para poder fiscalizar todas las mesas del país entonces no se está en condiciones de gobernar. Tremenda estupidez.

La opción más implementable sería una boleta única en la que figure únicamente un logo del partido pero se diferencien los cargos en disputa. A su vez, en la pared del cuarto oscuro pondría gigantografías (En madera, plastico u otro material que impida llevarselas en el bolsillo del caballero o la cartera de la dama) con el logo y la lista de los canditatos a para cargo de cada partido. Los logos son importantes para aquellas personas que el sistema les ha impedido alfabetizarce.

Obvio que un voto ordinario es mucho mejor, pero creo que no es practicamente implementable.

Saludos, Mariano.-

Diego F. dijo...

A mi no me parece que por ejemplo la borratina debilite a los partidos políticos. De hecho es evidente que están en crisis y que poco tiene que ver con el sistema electoral. ¿Que las candidaturas individuales los debilitarían más? Sí, es probable, pero a esta altura con estos partidos planteados como están... igual yo me quedaría con lista abierta, es decir, que el elector tenga la posibilidad de modificar de alguna manera la lista (sea tachando, cambiando el orden o incluso agregando candidatos de otra lista). Como utopía el voto de aprobación sería ideal, es una idea muy piola pero como sabemos, no hay antecedentes así que no creo que seamos los primeros en usarla. A mi me parece que las listas cerradas son la peor opción del menú (y quedará para un futuro post el tema de cómo se reparten los cargos)

Saludos

Mariano.- dijo...

Sisi, coincido con que las listas cerradas es la peor opción, pero me parecen ser las más implementables.
Ojala podríamos modificar las listas en el cuarto oscuro, sería ideal, pero ahí nomás casi que estas convirtiendo el voto en calificado. No nos olvidemos que en nuestro país la alfabetización no es absoluta. Hoy, si queremos cambiar las reglas para el 2009 o 2011 no podemos salir de las listas armadas, pero sí podemos democratizar un poco el sistema. Eso es lo que propuse anteriormente, por ahí se entendió como una oposición al voto ordinario.
Mi planteo para el corto plazo.

Saludos, Mariano.-

Diego F. dijo...

Mariano: a mi la verdad que no me parece que sea nada ni siquiera cercano al voto calificado, tachar un nombre o cambiar el orden hasta un analfabeto lo puede hacer sin problemas. Quizás se me esté escapando alguna complicación, por eso te pido que aclares un poco más de por qué decís eso...

Saludos!

Mariano.- dijo...

Se me ocurre que con el solo hecho de tener que leer minimante algo aquellas personas que no tuvieron la oportunidad de aprender a leer puedan verse algún un modo excluídas (más aún) del sistema y por consiguiente optar por no participar de los actos electivos.
Más allá de ser un cuarto oscuro, toda persona tiene su dignidad.
No quiero pecar de perverso al proponer logos que representen partidos, pero lamentablemente hasta tanto no se apliquen políticas como en Cuba, Venezuela o Bolivia debemos optar por ello.


Tal vez, sea yo, muy vueltero en ciertas cuestiones....


Saludos, Mariano.-

Diego F. dijo...

Bueno Mariano, pero digamos que esas personas que describís votan igual hoy. En el peor de los casos dejarán la boleta intacta, pero yo creo que considerar -y no lo digo desde la chicana ni nada similar- que un analfabeto no puede tachar un nombre o cambiar el orden de una lista es subestimarlos. Si ya para elegir una boleta tiene que leer mínimamente, con ese mínimo le sobra para tachar al que no le guste o poner arriba a uno que le guste más. El sistema no es tan complejo para el votante.
Saludos!

Mariano.- dijo...

Sí Diego F., puede que tengas razón.

Además quiero aclarar que no los subestime, no fue esa la interpretación que quise dar. Que alguien no sepa escribir no significa que sea idiota ni menos inteligente que otra.

En fin. El sistema actual está obsoleto por donde se lo mire y debemos camiarlo por otro que no sea electrónico por los motivos que conocemos.

Esperemos que este tema se sume a los de debates del 2009 y no quede en un mero reclamo.

Saludos, Mariano.-

Hal dijo...

La listas cerradas son la mejor opción para garantizar la representación proporcional por partido. Y si los ciudadanos quieren elegir los candidatos al interior de los partidos, que se afilien.
Muchachos, los problemas de representación son comunes a casi todas las democracias modernas, independientemente de los sistemas electorales en uso. Concentremos fuerzas en cosas más importantes.

Andrés el Viejo dijo...

Por una vez, coincido con Hal. Si aceptaría alguna modificación, sería en el sentido del sistema brasileño.
Los partidos oficializan un número de candidatos mayor (creo recordar que una vez y media) al de cargos.
Cada partido se identifica con un número y los candidatos con otro número cuyos primeros dígitos son los del partido (ejemplo: partido 11, candidatos 111, 112, etc.). El votante debe indicar un número; si pone el de partido ese voto va al pozo común del paartido; si pone el de un candidato le corresponde a éste. Se suman todos los votos de cada partido (los del pozo común y los de todos sus candidatos).
Sobre estas cifras se aplica la representación proporcional, que indica cuantos cargos le corresponden a cada partido. Si el partido 11 obtuvo tres cargos, entran los tres candidatos con más votos individuales.
Combina las mejores cualidades de la lista cerrada y de la borratina, sin sus defectos.
Tiene un problema: el escrutinio es muy engorroso y lento.
Saludos

Hal dijo...

Me quedo con el sistema argentino porque creo que es el propio partido quien debe definir el orden de sus candidatos. Si alguien quiere participar en el armado de ese orden, que se afilie al partido de su preferencia.
El Criador fue muy preciso al identificar los inconvenientes que trae aparejado el sistema de preferencias:
http://elcriadordegorilas.blogspot.com/2008/12/la-gente-no-quiere-saber-de-qu-se-trata.html

Javier dijo...

Les dejo un link al sitio de la Electoral Reform Society, con mucha información sobre el sistema STV (Single Transferable Vote), que ellos propician:

STV

Es engorroso el cálculo de los resultados, pero no para una PC (y una vez que llegaron las planillas al comando electoral nacional, y se hizo el ingreso de datos, es dar Enter).

Slds.,

Javier

Fernando Cassia dijo...

Para que la complican tanto? En vez de imprimir boletas separadas hay que mandar imprimir todas las boletas una tras otra en un rollo, como el rollo de papel de la cocina.

Antes de entrar al cuarto oscuro, en la mesa le dan el rollo. Uno se tira al piso, despliega el rollo, encuentra su boleta, la corta, sale y tira el resto del rollo a un cesto de basura.

Listo. No hay problema con que se afanan las boletas etc. porque se le entrega un rollo por persona.

:-P

Greenpeace agradecida y Botnia tambien...

Y tiene una ventaja, las boletas de ultra izquierda y derecha se las puede llevar uno a la casa como papel higienico

FC

Fernando Cassia dijo...

AHORA EN SERIO.

Don Arte, el tema es muy importante, porque la Gorda Mistica Bronceada (GOMIBRO) ya sento las bases para decir "fraude" sea cual sea el resultado. Va a decir que se afanaron las boletas de la Coalicion Cinica.

la unica forma de parar esto es muy simple: BOLETA UNICA, que se le entrega a cada uno antes de ingresar. El votante recorta la que le sirve y descarta el resto. (bollito, rompe en piedacitos, o se lo lleva, no importa).

El tema es que se consumiria una boleta por cada tipo que entra al cuarto oscuro.

Hay que hacerlas mas chicas c/u y listo. Quizas incluyendo los nombres de los 5 primeros de cada lista nomas y no toda la sabana. Despues en algun mural o algo asi pueden estar el listado completo de nombres de cada lista para "consulta".

FC

Related Posts with Thumbnails