lunes, octubre 13, 2008

Cartas de colección XXIII: yo también quiero ser villero



El lector del matutino que no defrauda, Fernando Cancel, ya había inaugurado la subsección "yo quiero ser villero" con esta carta que agregamos hace un tiempo a la colección. Hoy se suma un amigo nuevo, Guillermo Bellotti, quien al igual que el anterior lector, envidia el altísimo nivel de vida en la Villa 31, a la que equipara con el barrio cerrado en Tigre en el que él vive. La carta se titula "Villa 31", pero para nosotros el título debería ser "yo también quiero ser villero".

Villa 31

Señor Director:

"Vivo en un barrio cerrado de Tigre de la cuenca del Reconquista, en donde algunas fiestas suelen estar acompañadas, hacia el final, por unos fuegos artificiales que parecen ser más que un espectáculo, una competencia sobre quién quema más dinero en el aire.

"Tiempo atrás, estaba de visita en un departamento de la Avenida del Libertador, frente a Retiro. Alrededor de la medianoche, me sobresaltaron unos estampidos y destellos multicolores a la altura del balcón. Los dueños de casa me explicaron que son habitantes de la Villa 31 que suelen culminar sus festejos con los mismos presupuestos que mis adinerados vecinos de Tigre. La Villa 31 es un asentamiento en el que no todos los que allí viven son necesitados ni toda su historia de vida es un drama. Comenzando por los fuegos, siguiendo por los que construyen cinco pisos de altura y terminando por los altos precios de transferencia de las edificaciones que se dan a conocer informalmente, pareciera que la villa, ya casi es un country urbano.

"Libre de impuestos y de onerosas expensas, inembargable y no gravable impositivamente, custodiado sin cargo por la Gendarmería, a un paso de lo mejor de Buenos Aires, ¡es una inversión!"

Guillermo Bellotti
Av. Santa María 6365
Tigre (Bs. As.)

Lo que no se entiende es por qué si es tan buena la vida allí este señor y su amigo no venden sus propiedades en esos carísimos barrios cerrados de Tigre y se mudan a la villa 31, en donde podrían gozar de tantos beneficios.

Saludos
D.F.

Imagen: www.atributosurbanos.es

12 respuestas:

Anónimo dijo...

Ahora entiendo porque hay tanto extranjero en las villas, no son como algunos zurdos nos quieren hacer creer que son pobres que vienen a buscar un futuro mejor, son burgueses capitalistas europeos que quieren realizar inversiones en estos seudos barrios privados, soy un tarado por no haberme dado cuenta antes.
Fuera de broma, este tipo es un pelotudo.
Alejandrodb.

Un liberal conservador dijo...

Y vos andate a vivir a CUBA zurdito!!!!


de la misma medicina :D

Cecilia dijo...

Para ser tan tarado como este tipo te pagan o sólo es por amor al arte?
Cuanta idiotez.
Saludos compañero de militancia!

Marko dijo...

como si el % de la guita q "nos roba " a todos los argentinos fuera el 40% del presupuesto, es peor la guita q evade esta gente y todos los ricos.

anonimo2 dijo...

las clases sociales se conciben basadas en relaciones de mutua dependecia y conflicto, ninguna clase puede escapar a esa relación sin perder su identidad, se ve que este Sr tiene mucha envidia de los habitantes de la villa igual que el de distinta clase social también utilicen fuegos artificiales,porque eso le provoca a él perder su identidad de clase.

Anónimo dijo...

"A un paso de lo mejor de Buenos Aires"... en su proxima carta este hijodeputa seguramente se indigna porque los villeros le ocupan el Patio Bullrich.

Ajenjo dijo...

Que raro que en ninguna parte del texto dice la palabra "topadoras" ¿no?
Hasta ahora parece una competencia para ver quien tiene mas caca en la cabeza, si los que envían cartas a La Nazión, o los que deciden publicarlas.

anti-desestabilizador dijo...

che parece una editorial de CRONICA de la ARGENT... digo CRITICA DE LA ARGENTINA

Anahí dijo...

El problema en realidad es que despejando el prejuicio y la intención del artículo, hay un "núcleo de verdad" y es que barrios como la villa 31 deberían ser "blanqueados", por decirlo así. Porque si bien tambien es probable que haya dentro gente que se aprovecha de otra gente (alguien que haya estado en una villa alguna vez en su vida, aunque sea de visita lo sabe, y hbría que dejar un poco el "Robin Hood" para mejor oportunidad; digo, no "idealizar", porque no le sirve a nadie), la precariedad en las construccione, por dar un ej., implica un riesgo de vida cierto para los que la habitan, a considerar entre otras cosas. Claro que "esto" no se puede dejar en manos de Macri...
Saludos!

Proto dijo...

AJENJO: Como siempre comento, tengo una teoría sobre el correo de lectores de "La Nación".

La gente que escribe a La Nación, está rindiendo exámen.

Es gente que escribe ideas de derecha sumamente estereotipadas y superficiales, por que en realidad lo que hace, es pedirle permiso a la elite para leer su diario para pocos.

Le está demostrando a La Nación y la gente que este diario representa, que ya aprendió. Que ya adoptó el perfil que el diario busca en sus lectores, y que ya se ha convertido en merecedor de leer tan selecto medio.

ex anónimo dijo...

Gracias al lector de La Nación ahora entiendo que los pobres no tienen derecho a:
- gastar el dinero en fuegos artificiales;
- comer un asado;
- tener televisión, ni menos DirecTV;
saludos

Diego F. dijo...

Anónimo 2: es tal cual lo decís, no sé por qué te daba vergüenza firmar los comentarios...
Saludos!

Related Posts with Thumbnails