viernes, julio 04, 2008

Definiendo al Neoliberalismo



Mucho hablamos del neoliberalismo y, cada vez que surge el tema, aparecen algunas extrañas opiniones que llegan incluso a negar la existencia de esta corriente de pensamiento.

Como el tema es actual y lo nombramos recurrentemente me pareció una buena idea hurgar en los archivos y me encontré con este resumen que me pareció bastante claro, publicado por UBA para la materia sociedad y Estado. Condensa las principales ideas y políticas y el contexto en el que surge, lo cual me parece que va a dejar explícita la línea que demarca a los neoliberales, por más que nunca los escuchemos definirse a sí mismos como tales (es piantavotos y antipopular). Espero les sirva, la publico más que nada porque me pareció simple y concisa a la hora de explicar el tema.

Neoliberalismo

Intelectuales y pensadores como Milton Friedman (Premio Nobel de economía en 1976), Samuel Huntington, Michael Crozier, Rudiger Dombusch y otros encabezaron las críticas, económicas y políticas, al Estado de bienestar hacia mediados de la década de 1970. Con la crisis del Estado de bienestar -como consecuencia de la crisis del petróleo de 1973 y de su gran déficit fiscal entre otras causas- comienza a surgir una corriente de pensamiento, con una matriz fuertemente economicista en la concepción de la organización social, conocida como "neoliberalismo".

Para lograr un entendimiento cabal acerca del Estado neoliberal, necesitamos comprender la relación que existe con el fenómeno de la globalización. Este cambio de paradigma mundial nos permite una mejor comprensión de los cambios que se produjeron en la relación Estado-sociedad a partir de las transformaciones en el aparato estatal.

Esta creciente tendencia globalizadora, que se vio fortalecida como consecuencia de la caída de la URSS a fines de la década del 1980, fue erosionando la capacidad de los Estados nacionales para controlar y regular sus políticas económicas. Con la movilidad y la libertad de que gozan los flujos de capital y de información, los Estados se han visto en la necesidad de competir por la atracción de los capitales en un mercado mundial cada vez más interdependiente.

Para "incorporarse" a esta nueva fase del capitalismo a escala mundial, los Estados comenzaron un proceso de reestructuración que no fue sólo estatal, sino una reestructuración "societal". Estos cambios a nivel de la sociedad en su conjunto son explicados por Daniel García Delgado (*) en la siguiente cita:

"La influencia de un paradigma individual-competitivo muestra el pasaje de un modelo cultural vinculado a lo público-estatal de solidaridades nacionales hacia otro vinculado al mercado, a la sociedad civil y competencia. La amplia socialización de valores individual islas, narcisistas, en el seno de la sociedad de consumo, y el impacto desmovilizador de la crisis desplazan el centro de atención ideológico del ámbito público al privado y de la acción colectiva al espacio de la privacidad. Es el pasaje de la centralidad que adquiría la figura del 'trabajador' en el welfare estafe (Estado de bienestar) a la del 'consumidor'".
El proceso político por el cual se llevó adelante la reforma del Estado, no estuvo ajeno a conflictos y controversias en el interior de los países. Este camino estuvo marcado por la "necesidad" del capital de adecuarse y permitir la competencia frente a las otras sociedades en el mercado internacional. Las principales reformas que se llevaron adelante marcan una transformación completa de los límites entre la sociedad y el Estado, achicando los espacios estatales, característicos del modelo anterior correspondiente al Estado de bienestar.

Entre las políticas reformistas más importantes cabe mencionar:

-Decisión política de trasladar el peso de las decisiones económicas hacia la esfera del "mercado". Esto significa que las estrategias referidas al desarrollo, inversión estratégica, capacitación, distribución y acumulación queda en manos de las corporaciones económicas nacionales y transnacionales.

-El creciente proceso de eliminación de los controles y regulaciones (desregulación) que ejercían los Estados sobre aspectos estratégicos de la economía. Esto implicaba ahorrar costos y alivianar el proceso productivo de las empresas para permitirles competir en el mercado internacional. La desregulación de la economía elimina la protección "superflua" de algunos sectores económicos, permitiendo así la "libre competencia" que redundaría en baja de costos y de precios.

-El proceso de privatización de las empresas públicas, en parte para permitir un nuevo proceso de capitalización de las mismas y también para que el Estado se desentienda de la gestión directa de dichas empresas, dedicándose solamente a su control.

-Apertura de la economía nacional al mercado internacional, ya sea en lo referente a bienes como a servicios y también en lo que se refiere a los capitales. El proceso de reforma del Estado cuenta con la presencia del capital extranjero, ya sea a manera de radicación de empresas, compra de empresas públicas, préstamos para llevar adelante políticas de subsidio y despido masivos y capital para la especulación financiera.

-Eliminación de controles y restricciones a la actividad financiera. Progresiva eliminación y desgravación fiscal a las actividades relacionadas con lo financiero y también a las grandes empresas, tanto locales como internacionales. Esta medida está destinada a promover la radicación de capital extranjero mejorando las utilidades y la rentabilidad. La remisión de utilidades de las filiales a las casas matrices, por lo general, tampoco está gravada y posee además libre disponibilidad.

-Decisión política destinada a achicar el gasto público. La meta política y económica de este tipo de Estados es lograr "superávit fiscal" como una muestra de la "salud de la economía".

-Creciente proceso de flexibilización laboral, tendiente a minimizar los costos que implican para las empresas la contratación de nuevos trabajadores. Estas medidas buscan la radicación de empresas para producir a precios competitivos en el mercado internacional.

-Descentralización y la nueva reasignación de funciones entre el Estado nacional y las jurisdicciones provinciales y regionales fue un aspecto fundamental de las políticas llevadas adelante por el neoliberalismo. Estas implican que ciertas funciones del Estado nacional, léase salud y educación, pasan a manos de las provincias. Éstas deben responsabilizarse de estos ámbitos, tanto en lo que hace a la planificación de las actividades, mantenimiento de la infraestructura, como al pago de sueldos.

El neoliberalismo tiene en Margaret Thatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en los Estados Unidos a los políticos más representativos de esta corriente ideológica durante la década de 1980. En América Latina, podemos mencionar, entre otros, a Carlos Salinas de Gortari, Presidente de México entre 1988 y 1994; Alberto Fujimori, Presidente de Perú entre 1990 y 2000; y Carlos Me*em, Presidente de la República Argentina entre 1989 y 1999.

Saludos
D.F.

(*): García Delgado, Daniel, Estado y Sociedad. La nueva relación a partir del cambio estructural, Buenos Aires, Tesis-Norma, 1994, pág. 62
Imagen: www.portalplanetasedna.com.ar

19 respuestas:

Esteban dijo...

El principal problema que le veo al neoliberalismo, es que se lo compara con el liberalismo. Muchos afirman que el "neoliberalismo" no es mas que un liberalismo aggiornado.

Pero si uno se pone a analizar muchos de los gobiernos considerados definitivamente "neoliberales", en realidad, de liberales tienen/tuvieron poco.
El caso mas paradigmático es el de la dictadura militar, que en lo económico fue espantosamente estatista, pero se la vende y peor aun, se la enseña a la gestion de Martinez de Hoz, como de neoliberal.
Sin embargo, hasta el dia de hoy me sigo preguntando que le vieron de liberal a dicho gobierno.

Menem tampoco fue precisamente el paradigma del liberalismo. Digamos que la ley de Convertibilidad, donde el Estado fija el valor de la moneda, aun llendo a veces, en contra del "Mercado", no es precisamente una medida liberal. Y la Ley de convertibilidad marco los 90.
La privatizaciones al estilo de Telecom/Telefonica, donde el Estado garantizó por ley un monopolio privado, dista mucho tambien de ser una medida liberal.

También, todas las cosas que vos nombras, son efectivamente y lamentablemente reales, pero que impulsa estos procesos?
La ideología liberal o el intereses de determinados grupos económicos?
Es muy común creer que las empresas les conviene el liberalismo. Es falso.
Las empresas necesitan del Estado y de que este regule. Pero de un Estado con determinadas caracteristicas, que dependiendo de las épocas, varian.
Hoy en dia por ejemplo, la restricción cada vez mayor en temas relacionados con patentes y la propiedad intelectual, que los Estados modernos estan llevando a cabo, por presion de las empresas, es claramente una medida que desfavorece la libre competencia.

En los 50, 60 y hasta mediados de los 70, las empresas necesitaban de un Estado keynesiano, que por varias cuestiones al entrar en crisis, fue necesario redefinir el papel de los Estados.
Los Friedman, los Hayek, en los 50, 60, eran los menos...

Cuando se habla de liberalismo, se habla de una ideologia, de una forma de entender la sociedad y el Estado.
Cuando se habla de neoliberalismo, se habla de procesos que sucerieron, o suceden, en donde efectivamente a veces se toman ciertas ideas del liberalismo, pero otras veces, el "neoliberalismo" esta lejos del liberalismo.

Por otro lado, muchos de los procesos escritos por Daniel Garcia Delgado, como por ejemplo, la descentralizacion provincial, hacen referencia mas que nada a situaciones nacionales o regionales y no a un proceso global neoliberal...

Diego F. dijo...

Esteban: el liberalismo mal que mal hablaba de lo mismo pero en otro contexto: el de la salida de las monarquías. Claro, en ese contexto es entendible que se hayan querido librar de toda injerencia del Estado. Pero obviamente, como podemos apreciar desde el presente, ese modelo fracasó por las inequidades que producía y la amenaza de un modelo (el "fantasma que recorre Europa") que incluía como actor político a las masas obreras. Ahí es donde cae el ideal liberal y cobra fuerza el Estado de bienestar.

Lo que decís sobre los ejemplos que se presentan como neoliberales y son, para vos, estatistas, en realidad tienen un por qué. Si vos tenés un Estado de bienestar andando, y querés pasar a uno del tipo neoliberal, tenés que sacarle al Estado áreas de acción y estas tienen que pasar a las empresas. Destruir el brazo interventor del Estado cláramente beneficia al capital ya que cada lugar que le sacás al Estado lo ocupa un privado. Lo que hicieron los muchachos que nombras fue eso: pasar del Estado al capital. Y, obviamente, qué mejor que dárle el negociado a los amigos...

Ahora, ¿qué duda te cabe que las medidas como las privatizaciones, las políticas de la usurpación armada, etc tenían como fin quitar al Estado del medio?

Otra cosa, sobre esto que preguntás: "pero que impulsa estos procesos? La ideología liberal o el intereses de determinados grupos económicos?"

Claramente los intereses de determinados grupos económicos, quienes utilizan la justificación ideológica para hacerlo. Lo dijo bien clarito este señor: "la ideología dominante es la ideología de la clase dominante". Siempre lo que mueve al mundo son las relaciones materiales entre las personas y ahí hay que poner el foco, la ideología es lo que le da sentido a las acciones.

Saludos

nacho dijo...

Ni presente ni ausente. Para los grupos economicos el estado debe ser espectador en las ganancias y socio en las perdidas.

Un ejemplito, el combustible esta caro, entonces ahi van a pedirle al estado que lo subvencione. Ahora, cuando se aplican retenciones, esto es "confiscatorio" "anticonstitucional" etc...

Lo dicho, ausente en las ganancias, presente en las perdidas. Despues se disfrazaran en cualquier ideologia.

Julián dijo...

Diego:

Acá tenés un texto de Clacso excepcional (sobre todo Perry Anderson y Borón) sobre el neoliberalismo:

http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/trama/trama.html

Se puede leer en línea

Esteban dijo...

Diego:
Si la intencion del Martinez de Hoz & Menem, fue destruir al estado usando herramientas estatistas, no llamemos a eso liberalismo.
Los 70 especialmente son un excelente ejemplo de como las clases dominantes usaron el Estado para beneficarse a si mismas...

Hace un tiempo escribi un post precisamente sobre esto AQUI.

Concuerdo 100% con la frase "la ideología dominante es la ideología "que más conviene" a las clase dominante".
Lo que no concuerdo es que a las clase dominantes les convenga un liberalismo autentico.

Julian:
Interesante el libro.
Ahora, no se si sera un problema de traduccion o una chicana de Anderson, pero el inicio del capitulo 1 cuando dice:

"El blanco inmediato de Hayek, en aquel momento, era el Partido Laborista inglés, en las vísperas de la elección general de 1945 en Inglaterra, que este partido finalmente ganaría. El mensaje de Hayek era drástico: “A pesar de sus buenas intenciones, la socialdemocracia moderada inglesa conduce al mismo desastre que el nazismo alemán: a una servidumbre moderna”."

Es totalmente falso.

En primer lugar, Hayek en Camino a la Servidumbre, libro que he leido, no habla de la socialdemocracia como dice Anderson, sino del socialismo comunista. Y hace esa esa aclaracion explicitamente.
El concepto base de Camino a la Servidumbre, es un critica hacia las ideas socialistas/marxistas y como estas tienden siempre ha terminar en dictaduras.
En segun lugar, Hayek perteneciente a la Escuela Austriaca, no expresa en ese libro desde un punto de vista economico, nada que no haya dicho antes el ni Mises ni ninguno de dicha escuela.
Camino a la servidumbre es un libro politico, no economico.
Mas aun, es un libro que ha sido elogiado por el mismismo Keynes, que en esa epoca, eran algo asi como archirivales...

No dudo que Anderson pueda decir cosas interesantes, pero si el libro ya empieza con semejante error historico y conceptual...

Julián dijo...

Mirá Esteban no leí a Hayek y no puedo ni afirmar ni negar lo que decís vos porque incurriría en una falacia lógica. Podría decir que tenés razón y sería falaz, o podría decir que Anderson sabe más que vos o que el original está en inglés y la tuya es una mala traducción pero eso sería doblemente falaz.

Lo que sí sé es que el movimiento neoconservador atacó rotundamente a la socialdemocracia. Comprobá por caso la relación entre SPD y CSU/CDU en la Alemania de los ochenta y vas a ver.

No puedo evitarlo, pero tengo un rechazo totalmente visceral hacia Hayek.

Saludos

Lauris dijo...

Y el primer laboratorio neoliberal fue Chile con la dictadura de Pinochet.

Martín - Destructor de Mitos dijo...

Diego, afirmás que "Destruir el brazo interventor del Estado claramente beneficia al capital". Eso es una falacia. Yo creo exactamente los contrario: es la intervención estatal la que beneficia claramente al capital. Ejemplos obvios: Techint, Telefónica, Macri, Pescarmona, UIA y un largo etc. Todos esos quieren un Estado interventor, que les asegure el "mercado" y que les permita hacer mega-negocios con recursos y la venia estatal.

Por supuesto que el desmantelamiento beneficia a algunos y perjudica a otros. Porque el Estado no es neutral: siempre apoya a sus amigos y castiga a quienes tienen otras visiones.

Sobre el tema del post, es decir, del mal llamado neo-liberalismo, el gran problema es que dejó de lado el principio básico del liberalismo: el humanismo. Por el contrario, creo un sistema supra-humano, una guía que, cual biblia, quiso ser impuesto a las preferencias de las personas de carne y hueso. El liberalismo no es tal cosa si no considera a la persona.

Es por ello que el liberalismo surgió más como idea política que económica. Intentó "liberar" a cada una de las personas de la opresión de otros (el rey, la aristocracia, la iglesia, etc.), ofreciendo un esquema de igualdad en derechos políticos. De hecho, el socialismo y el marxismo no dejan de ser un "liberalismo extremo": van más allá e incluyen la igualdad económica.

Personalmente creo que el liberalismo fue un avance para la humanidad, pero no deja de ofrecer una libertad limitada, donde el individuo queda atado a lo "humano". La "Humanidad" en cierta forma, reemplazó a "Dios", pero ya me estoy yendo de tema.

Como dije antes, el engendro del "neo-liberalismo" (entiendo por ello a las políticas noventistas) intentó imponer a la fuerza un cuadrado en un hueco triangular. Alentó algunas políticas que las personas no querían (y algunas que sí, por supuesto). Pero en general de liberal tenían muy poco (coincido en esto con Esteban).

¡Saludos!

Joe dijo...

Buen post, y realmente muy bueno el blog. Entré recomendado, y voy a continuar con la cadena de recomendaciones.

Respecto al tema del post, de neto corte económico, voy a dar mi visión como economista. Primero que nada, veo que los que se conoce como “Liberalismo” y que surgió a fines del s. XVIII tiene 2 acepciones: una política, y otra económica. La política es la que está emparentada con los ideales de la Revolución Francesa y el pensamiento de la Ilustración, eso que Destructor menciona como una corriente “liberadora” del individuo oprimido por el viejo sistema monárquico y rescata al humanismo. La acepción económica, basada fundamentalmente en los escritos de Adam Smith (“La Riqueza de las Naciones”), toma SOLO una parte de esto, y podríamos decir que su precepto fundamental es el de “dejar hacer” en lo económico (laissez faire), pero sin preocuparse demasiado por proteger a la parte más débil del sistema (los trabajadores). De hecho, aquellos pensadores como Smith o Ricardo estaban convencidos que los salarios jamás traspasarían el nivel estrictamente “de supervivencia”, o dicho de otra manera, los trabajadores solo recibirían salarios de indigencia que lo único que les permitia era no morirse. De bienestar y mejora de calidad de vida ni hablar. Y la faceta “humanista” de la acepción política de “Liberalismo”? Bien, gracias…

Llegamos al s. XX y la Gran Depresión del 29, que fue lo que de alguna manera sepultó al Liberalismo económico. Vino John Maynard Keynes y sentá las bases del pensamiento económico que serviría para la consolidación del Estado de Bienestar. El pensamiento Liberal en lo económico se transfiguró a partir de los 50 en la corriente “Neoclásica”, de donde surgen Friedman y Samuelson por ejemplo. El momentum lo tuvieron en la crisis económica de los 70, en donde la ideología Neoclasica paso a la acción política a través del Neoliberalismo.

¿Qué tenemos entonces? Que en lo económico el Neoliberalismo es realmente el viejo Liberalismo adaptado a los tiempos corrientes. Y durante todas la épocas fue siempre como dice Diego F: hay poderosos intereses que utilizan una ideología para justificar sus acciones. Lease, “sigamos lo que propone la ideología y no protejamos a los más débiles frente a las acciones de nosotros, la parte más poderosa: Laisses faire! Fuera Estado!...” Peeerooo… cuando las papas queman, ahí corren a que el Estado los salve cuando hay crisis económica, o sea, a que todos pongamos de nuestro bolsillo para salvarlos. ¿Quieren un ejemplo actual? La crisis de hoy en dia en USA. El sector financiero gana guita a mansalva durante años, pero tomando excesivos riesgos (no querían que el Estado saque regulaciones contra los negocios financieros de excesivo riesgo). El alto riesgo se confirma, se pincha la burbuja especulativa, pánico financiero, hay enormes perdidas, y a quien recurren para que se haga cargo de todas esas perdidas…? Si! Al Estado. Pero como el Estado yanqui ya esta con mucho déficit por la guerra de Irak, no queda otra que prender “la maquinita” y emitir billetitos verdes para que la city de Wall Street no quiebre. Que empezó a pasar entonces? Inflacion. Inflacion a nivel mundial en todos los países porque USA esta inundando el mercado de Jeffersons, Washingtons y Cia… O sea, al tener que bancarnos la inflación mundial que genera USA, TODOS estamos pagando el pato…

Tengo más ejemplos de estas manifestaciones de “hipocresía ideologica”, que siempre existieron. Porque una cosa es la ideología para justificar los abusos, pero cuando las papas queman, hasta los popes se vuelven herejes.

Espero que esta haya sido clarificaros. Salu2

Martín - Destructor de Mitos dijo...

Joe, Adam Smith más allá de sus teorías económicas era un filósofo, y hay mucho prejuico en torno a sus ideas. Por ejemplo, escribió un libro que se titula "Teoría de los Sentimientos Morales". El capítulo III se titula: "De la corrupción de nuestros sentimientos morales, que es ocasionada por la disposición a admirar los ricos y poderosos, y desdeñar o descuidar a personas de condición pobre." Si eso no es humanismo, ¿qué es?

Deberías también saber que Smith fue un defensor de la organización de los trabajadores, algo que en su época era realmente una visión revolucionaria.

¿Te parece que el "neoliberalismo" tiene algo que ver con eso?

Por otra parte, no creo que sea posible separar la Revolución Francesa de las ideas de Adam Smith y especialmente de Locke (una suerte de padre fundador del liberalismo). La influencia intelectual de estos fue absolutamente decisiva.

¡Saludos!

Julián dijo...

En lo de Locke y Adam Smith tenés razón "amigo" Martín. pero hay una diferencia con vos.

SI la Revolución Francesa fuera hoy, vos y tu "liberalismo"(sic) estarían con Luis XVI y la monarquía no con los alzados.

Una recomednación a ver si largás un poco a los austríacos (goberandos por neonazis) y a los yanquis (gobernados por un tipo que niega a Darwin)

http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/filopol2/gargarella.pdf

Martín - Destructor de Mitos dijo...

Julián, yo no soy "liberal" (aunque eso no quite que tenga algunos puntos en común, como también los tengo con las ideas marxistas).

Me parece que opinás desde el prejuicio.

¡Saludos!

Anónimo dijo...

es que si hoy en día viendo la realidad del mundo apoyas al sistema capitalista una de dos o sos millonario o sos... no se que vendrías a ser, la verdad no entiendo la postura de los defensores de un sistema tan abrumadoramente injusto, ni siquiera lo defienden con una filosofía interesante, porque se podría defender desde ciertas flosofías como por ej (solo por nombra runa) el neitzscheanismo,pero hay gente que defiende el capitalismo ciegamente por uan cuestión de odio al socialismo, por eso me parece muy acertada la imagen de alguien crucificado en el signo de la moneda...


Fritz.

Diego F. dijo...

Joe: cha gracias, suelo pasar seguido por tres chiflados y es muy bueno el nivel de los posteos, me pareció muy bueno de los últimos que posteaste este, lástima que mis conocimientos de economía no me permiten aporta más que lo que aportan ahí.

Con respecto al tema del post creo que es un punto muy importante a resaltar la diferencia que exponés entre liberalismo político y el económico. Nuestros liberales son bastante peculiares como se puede ver aquí y es importante tenerlo presente entre tanta zoncera generalizada. Muy bueno tu comentario.

Saludos!

B.Morrigan dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
B.Morrigan dijo...

Esteban: Tanto el liberalismo como el neoliberalismo tienen en comun el ser estrategias politico-economicas del capitalismo. El liberalismo surje en respuesta al antiguo regimen. El neoliberalismo fue la respuesta liberal a la crisis del fordismo y el populismo. De alli, del contexto socio-historico surgen las diferencias, escasas, que poseen el liberalismo y el neoliberalismo.

El liberalismo pugnaba por la libertad de los individuos, aduciendo que de ser estos libres de cristalizar sus objetivos de manera egoista; los resultados de tal comportamiento serian favorables para la sociedad toda. Se oponia a la ingerencia del gobierno en el comportamiento economico de los sujetos, ya que tal intervencion podria generar problemas a la economia.

El neoliberalismo se funda en ideas liberales pero su meta principal es limitar la participacion politica y el acceso al consumo de bienes por parte de los sectores populares.
Como respuesta al fordismo, reniega del intervencionismo estatal en la economia puesto que este perturba los mecanismos del mercado. Propugna , entre otras cosas, por la privatizacion de empresas publicas, desregulacion de actividades economicas, promocion de inversiones extranjeras sin restricciones y comercio exterior liberalizado.
Si bien la convertibilidad de la moneda no resulta ser una medida de caracteristicas liberales, el resto de las politicas aplicadas durante los gobiernos menemistas son de tipo neoliberal.

El liberalismo es estatista ya que no prescinde de la accion del Estado sino que la orienta segun los intereses de los grupos de poder. Privatiza, en cierta forma, el poder estatal a fin que las desiciones de este favorezcan los intereses particulares de los grupos economicos poderosos.
Por eso coincido con Esteban, es falso que a las empresas les convenga el liberalismo. Les sienta muchisimo mejor el neoliberalismo, con un Estado funcional a los intereses empresarios.

Joe dijo...

Gracias Diego por la propaganda, y ya que de chivos andamos, aprovecho para decirles que no se pierdan la parte II de ese post de “Modelo de Pais” al que Diego hace referencia…

Destructor, el pensamiento de Adam Smith tiene facetas interesantisimas. Por ejemplo, el decia algo asi como que si bien el Estado debe ser solo un “night watchman” (no se bien como traducir eso), nunca deberia ser menos que esto, ya que si no el sistema colapsaria ante la codicia de los capitalistas… Fijate vos… y tenes en la historia, y aun hoy, ejemplos de antiguos liberales y neoliberales que no hicieron ni hacen caso a esta sabia observacion de su profeta numero uno, ese que tanto dicen idolatrar… Otra muestra mas de que la ideologia se usa para justificar actos de atropello, y que se la flexibiliza a conveniencia. Pero a lo que queria ir es a esto: Adam Smith podia tener convencimientos en cuanto a liberalismo desde lo POLITICO. De alli lo que describis de su tratado de sentimientos morales. Pero desde lo ECONOMICO su vision del salario de subsistencia no tenia mucha diferencia con otros padres fundacionales como David Ricardo. Y fue entonces toda la situacion miserable de las clases trabajadoras de las sociedades industriales del s. XIX. A donde crees que estaba mirando Marx cuando criticaba al capitalismo mientras escribia su manifiesto…? Si alguien cree que Marx pensaba la revolucion para Rusia, esta equivocado.

Lo que tiene que quedar claro es que “liberalismo” no resulto ser lo mismo desde lo politico que desde lo economico.

El Profe Copy&Paste (troll con todas las letras T R O L L) dijo...

Acostumbrado a tus huevadas CBCisticas y UBAisticas de la progresia que se dedica a impartir la ignorancia, te comento igual que:

"Lo que hicieron los muchachos que nombras fue eso: pasar del Estado al capital. Y, obviamente, qué mejor que dárle el negociado a los amigos..."

La estatización de la italoargentina por Martinez de Hoz pareciera que no va en ese sentido, ni los seguros de cambios (la tablita).

"la ideología dominante es la ideología de la clase dominante".

Yo solo escucho hablar de redistribución del ingreso, de la renta o de la riqueza (el cualquiercosismo reinante cree que es lo mismo).

Después la sarta de estupideces de los demás, que el liberalismo beneficia a los más poderosos... juas... busquen empresarios poderosos liberales! Justamente, el liberalismo pone a todos a competir y los grandes es lo último que quieren. Vean los tratados de "libre comercio" de miles de páginas de trabas y protecciones.

German dijo...

Destructor de mitos: ¿podrias decirme cuales son los puntos que decis que tenes en comun con el marxismo? Hasta ahora solo lei los que tenes en comun con los neoliberales.
Gracias

Related Posts with Thumbnails