lunes, marzo 10, 2008

Un paso adelante



"El ochenta por ciento de los recursos se gastan hoy en causas judiciales que investigan a consumidores de marihuana, y eso no tiene el menor sentido". Como ya saben la posición del blog es esta y por eso celebramos la intención del gobierno nacional de dejar de tratar a los adictos como si fueran criminales. Si te interesa conocer el verdadero por qué de la penalización y criminalización del consumo este excelente documental te lo explica con material de archivo de la época. En base a los comentarios, agrego unos comerciales de la marihuana para ponerle un poco de humor a la cuestión. Dedicados a Peter y Látigo:













Pero igual no hay que olvidarse de los riesgos:



Saludos
D.F.

13 respuestas:

black mamba dijo...

hace unos dias conoci un artesano de maria, un artista. su planta era su mayor reliquia, su planta era la mas grande y perfecta que yo habia visto, su planta tenia mas lugar en la casa que cualquier otro objeto o ser vivo que habitase o entrase, los san pedros no se quedaban atrás.
ahí entendí, que no necesito ver ningun documental explicativo, tanto amor no se puede penar.

Elipse dijo...

Diego tanto tiempo...
Yo también tengo un amigo que tiene una hermosa María en su casa, es verdad la cuida con un amor que nisiquiera tiene por sí mismo!!Es estado busca penalizar qué??Su propio negocio?
Saludos!!

Peter Wiggins dijo...

Diegote:
Más allá de que gustaría saber de donde sale el aserto, que no me cierra para nada en los números, de "El ochenta por ciento de los recursos se gastan hoy en causas judiciales que investigan a consumidores de marihuana, y eso no tiene el menor sentido", no deja de ser cierto que así fuera el 0.8% de los recursos del poder judcial lo que se destinara a investigar a consumidores de marihuana, tampoco tendría el menor sentido.
Si bien me hago cargo que lo que voy a decir contradice mi ideología liberal, soy de la postura que no solo debería de despenalizarse el consumo de estupefacientes, en el caso de la marihuana, el mismo debería de ser obligatorio (por lo pronto esta manda ayudaría enormemente a mejorar la convivencia en los grandes centros urbanos).
Saludo cordial,

Diego F. dijo...

Black Mamba: es como dice la canción "I can't smoke a plant that was made by god but I can kill my wife if I'm a football player".. igual lo interesante del documental es que explica el real por qué de la prohibición y, para sorpresa de muchos, no tiene nada que ver con la salud ni la delincuencia.

Elipse: El Estado no admite competencia, eso está claro. Pero está bueno el cambio de posición que está impulsando el kirchnerismo, es abandonar la doctrina de la DEA. La criminalización de los consumidores/adictos/usuarios es insostenible por donde se la mire.

Pedriño: el número sale del artículo del diario pero, más allá de eso, un estudio de FORES dice que "(...)de las 23.000 causas que había en estos juzgados en 2001, 12.934 eran por drogas. Es decir, del total del presupuesto de ese año (12.800.000 pesos), más de la mitad se fue en ese tema. De estos casos, 284 se desestimaron, 28 prescribieron, 8.856 se sobreseyeron y 1.808 se archivaron. Sólo 153 (algo más del uno por ciento) llegaron a juicio."

Ahora no tengo a mano el informe, pero también hay un gran porcentaje de presos sin sentencia ocupando lugar en las cárceles por tenencia de estupefacientes. Y ni hablar del presupuesto dilapidado en perseguir a los usuarios (policía, juzgados, etc).

Ahora, con respecto a tu último comentario -que lo tomo en serio aunque creo que no venía por ese lado- tengo que disentir; si bien me parece que todos los que abogan fervientemente por la prohibición y criminalización de los usuarios deberían saber de qué se trata, no me parecería nada positivo ni siquiera alentar el consumo.

Saludos!

Peter Wiggins dijo...

Diegote, sigue sin cerrarme el número -por lo pronto, no necesariamente esas 12.394 causas eran por tenencia de marihuana, ya lo han dicho desde Blumberg a Aníbal Fernandez...¡el paco causa estragos!- y por otro lado cuando no sabemos cual es la base sobre la que se calcula ese porcentaje,todo cálculo es esotérico.
Y respecto a mi último comentario, iba totalmente en serio, y me la banco.
Si bien admito que podría pecar de despótica y antiliberal, no vería mal una política que indujera al consumo masivo de THC...sea en grageas, guairos o en el agua corriente (ya lo hacen con el fluor).
Pero restringiría dicha política al THC. Al fin y al cabo, no es Soma.
Saludo cordial,

Látigo dijo...

Alentar el consumo...
¿¿¿¿por qué no????
¿Acaso no hay publicidades acerca de lo chic y saludable que puede ser un buen vaso de vino tinto? o, indirectamente ahora, lo cool que te hace fumarte un Marlboro mientras mirás tu ganado al atardecer desde arriba de un caballo? o ¿"seguir caminando" como Johnie Walker? ¿Y el simpatico camello recortado en wall street?
Si sos un adulto y en pleno uso de sus facultades mentales (no muchos en este blog) te recomiendo: andá al equipo, ponete Lorraine de Linton Kwesi Johnson, prendete uno y recostate a reflexionar sobre el privilegio que tenés de poder hacerlo. Coincidiendo extrañamente con el amigo Wiggins, te va a hacer mejorar la convivencia con los demás.

Saludos

Peter Wiggins dijo...

Sip, y si bien soy un agnóstico culturalmente católico, si el Estado se mete conmigo cuando le doy a mi bong mientras escucho música sufí de Kudsi Erguner o Nusrat Fateh Alí Khan, está violando mi derecho a profesar mi religión.
Porque esa práctica no puede calificarse de otra manera que no sea la de una experiencia religiosa.

Diego F. dijo...

Peter: más allá de los números es un hecho reconocido por las autoridades que es una parte más que significativa del total. Con respecto al Paco, sí, causa estragos pero no podés criminalizar a los adictos, las políticas tienen que venir por el lado de las políticas sociales de reinserción y la cárcel dista mucho de eso.

Látigo: yo creo que debe estar en cada uno si quiere probar o no. Para mi también sería una experiencia educadora que todo el mundo pruebe el lsd o el peyote, pero no estoy de acuerdo con fomentar el consumo, tampoco con criminalizarlo... el problema es que no todos son "adultos y en pleno uso de sus facultades mentales" como bien marcás..

Abrazo

Peter Wiggins dijo...

Diegote, obviamente que no hay criminalizar a los adictos.
Si los criminalizás, para ser coherentes, habría que también encarcelar a los fumadores de tabaco, a los dipsómanos, y porqué no, a los sarampionosos o a quienes sufren lupus.
¿Se entendió de algo de lo que dije que hay que criminalizar a los consumidores de Paco?...a todo esto, yo en el lugar de los fabricantes de la colonia les haría una bruta demanda a los que le cambiaron el nombre al Bazuko por el de Paco...que niño se atreverá ahora a decirle a su madre: "mami, compráme Paco que en el colegio todos usan"

Látigo dijo...

Diego, es simple, la constitución nacional en su artículo 19 nos ampara ante cualquier intromisión en nuestra vida privada, ya sea por parte del estado o particulares.
Si a eso sumamos que la diferencia entre drogas legales e ilegales no depende de la substancia en sí sino de una apreciación cultural y de la corrupción de quienes desean manejar el negocio, ¿por qué alguien podría mostrarme a las 5 de la tarde en telefé las bondades del vino navarrrro corrrreas y don rodrrrrrigo en burrrro y no podría sugerirme que me prenda un canaruzzo?
Por supuesto que podríamos informar que fumar marihuana y conducir no son compatibles y que daña la salud, pero diferenciar entre distintas drogas porque algunas están aceptadas socialmente y otras no es una hipocresía.

Saludos

Diego F. dijo...

Látigo, Peter: a ver si les gusta lo que agregué al post.

Abrazo

Germán dijo...

Jajajajajaja... el primero me mató!!!!

Látigo dijo...

Buenísimos Diego!

Veo que has comprendido, pequeño saltamontes.

Related Posts with Thumbnails