sábado, marzo 15, 2008

Cositas Sueltas XXI


Pequeño resumen de actualidad.

1. ¿Cómo se explica tanto abogar por el "derecho a circular" de la ciudadanía -derecho que, para garantizarlo, proponen el uso del garrote- y luego, hipócritamente, permitir que un pastor al mejor estilo de los que abusan psicológicamente de los más débiles por las madrugadas en la tele corte la 9 de Julio en un horario pico en lo que constituyó un "piquete celestial"?

2. Se explica cláramente porque la ciudad está gobernada por coprófagos. Hablando de lo cual y para entender mejor a nuestros dirigentes les dejo esta guía que es una especie de "Todo lo que quiso saber de la mierda y nunca se atrevió a preguntar" (está en inglés, acá una algo precaria traducción)

3. Y ya que estamos en sintonía escatológica hay un tema que pasa inadvertido en los medios: la ortorexia avanza. Y avanza a tal punto que hay personas que hacen lo increible. Vean cómo alimenta esta ortoréxica a su hija de 14 meses.

4. Y continuando el tema, si los coprófagos del campo (y productores de alimentos) siguen así, vamos a terminar siendo todos ortoréxicos en las ciudades. Es criminal que en un país productor de alimentos tengamos personas que mueren de hambre todos los días. A los amigos neoliberales no les va a caer bien esta propuesta pero pensando en el abastecimiento interno y los abusos en los precios, ¿no sería una buena medida que el Estado comprara las cosechas y monopolizara las exportaciones? Digo esto porque la "solución" actual (dejar de comprar lo que aumenta en exceso) en un contexto de aumentos y abusos constantes, nos va a dejar sin productos que podamos comprar. Dejamos de comprar la carne, la leche, el limón, tomate, y demás artículos de lujo y ¿qué nos queda? ¿Comer tierra como en Haití?

5. Pero no todo son malas noticias. La iglesia, que a pesar de presentarse como dogmática históricamente fue cambiando de posición ante temas sociales como el aborto, parece estar cambiando de posición con respecto al rol de la mujer. Tantos milenios de vejaciones, discriminación y maltratos a la mujer los hizo reflexionar y ahora decidieron incluir a las mujeres en el famoso cuadro "La Ultima Cena". ¿No me creen, no? Bueno, cliqueen acá escépticos. Aguante el "siglo de las mujeres".

6. Hablando de mujeres, la "chiqui" les da consejo:


7. Si bien los blogs son un fenómeno nuevo, salvo algún que otro troglodita clarinezco son pocos los que dudan del potencial. Lo triste es que los medios masivos hasta ahora hacen oidos sordos a iniciativas como la campaña "Joe Preso Ya!" (a la que adherimos junto a Homo Economicus, La Barbarie, Los Tres Chiflados, El Impreciso y el Lobo Estepario entre otros), pero levantan y reproducen una campaña tan pelotuda como esta. Probablemente el objetivo sea -ya que es imposible seguir negando a la blogósfera- instalar la idea de que la blogósfera es "la blogósfera fotolog", aquella que es exclusivamente personal y lúdica y de la cual se pueden levantar notas de color como la placa a Mafalda o la guerra de almohadas. Está bien, no nos tomen en serio, pero de a poco la blogósfera habla de lo que otros quieren tapar.

8. Hablando de blogs nos enteramos que ahora el gobierno les paga a bloggers oficialistas. En Mundo Perverso creemos que es una injusticia y estamos pensando seriamente en una nueva y poderosa campaña "subsidien a los blogs" ya que al igual que a Perfil nos están discriminando con la pauta oficial. Así que interrumpimos este post para hacer un llamado a la solidaridad de los gobernantes. No puede ser que subsidien millonariamente hasta a los deplorables trenes, el gasoil, a los monopolios y oligopolios, a los medios masivos y a nosotros nos excluyan de la fiesta para pocos.

9. Avanza la campaña para instalar el canon digital y confundir a la sociedad acerca de lo que es un pirata. Este post del blog No Al Canon nos muestra como la estrategia de desinformar y FUD (miedo, incertidumbre y duda) fue adoptada por el canal de las pelotas.

Saludos
D.F.

Imagen: Indymedia

31 respuestas:

Tux dijo...

Me interesó lo de los ñoquis en la red y recordé un viejo articulo del blog de Pablo Mancini (el autor de la nota de Perfil) donde halagaba la tarea de un grupo de militantes digitales. El post se llamaba "El peronismo está minado de blogs" -creo que es de agosto del año pasado- y cuando lo leí me llamó la atención por las flores que tiraba. (la verdad pensé: "cuánto le habrán garpado al loco este" por ser tan elogioso con el gobierno). Ya de por si toda la crónica me parecía medio ñoña pero desbarrancaba cuando calificaba a la blogósfera como un "mar de flores", una de las cuales era del PJ...
Ahora en cierto punto me sorprendí porque a los mismos que antes felicitaba hoy los mata (?). Debe haber habido un cambio de patrones, supongo yo.
Por otro lado me parece llamativo que los blogs que nombra al pie de la nota casi no tienen movimiento e incluso uno hace meses que no tiene posts nuevos. Se ve que sus dueños no son ni muy "cyber" ni tan "militantes".

Anónimo dijo...

No sé qué tan políticamente incorrecto es, pero la vuelta del IAPI como monopolio estatal del comercio exterior, al menos de bienes primarios o agropecuarios, sería la única solución duradera y donde no haya que ceder ante las pretensiones del "campo" garca.

Se pone un precio de compra interna donde igualmente saldran ganando y todo lo que esté arriba de ese monto, el precio al cual el Estado lo pueda colocar, es ganancia a redistribuir. Más peronista e industrialista que una medida así, imposible. Pero hay que ver que el neoliberalismo dejó tabúes...

Alte. Rojas dijo...

Por dios.. VOLVER AL IAPI?? Eso es lo que piensan que va a resolver algo? Mas intervencion del estado???? Diego, me decepciona ver que propones una involucion. Y me sorprende que alguien este de acuerdo con eso despues del desastre que fue el IAPI. Vios sos un nene de pecho todavia, yo la vivi. No sabes de lo que hablas.

Cami dijo...

Jajaja Diego, escatológicamente genial!!!

Martin - Destructor de Mitos dijo...

Diego, ¿qué el Estado compre las cosechas y monopolice exportaciones? Eso, más allá de las ideologías, no tiene futuro. Por empezar, dificilmente los productores le venderían al Estado si en el exterior le pagan más.

La opción es estatizar (un sinónimo de robar... pero legalmente) de un plumazo toda la producción del campo. Pero si sucediera eso, me parece que en 5 meses no queda ni un trigal.

Nacho dijo...

Sí, Martín, ningún país serio podría proponer un control centralizado y estatal de la exportación agraria, por eso Canadá y Australia, (donde el nivel de vida es malísimo seguramente, ¿no?) tienen exactamente eso!!

Qué manera de repetir ideología en vez de informarse, por favor.

Tu pensamiento... como llamarlo, digamos "mecanicista", es increíble. En todos lados el Estado existe, en todos lados hay problemas, entonces terminemos hoy con el Estado de una buen vez y para siempre! También todos los hombres tienen cerebro y todos alguna vez se equivocan, ¿por qué no sugerir una lobotomía general?

Te recomiendo esta nota, escrita por alguien que se reconoce anarquista, pidiendo por el Estado. Una reflexión que me parece mucho más inteligente:

http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=652

Sí, claro, en un mundo de fantasía el Estado no existe y todos somos felices. Puede ocurrir algo así? Quizás. Pero hoy no, porque el sistema económico subyacente es uno de rapiña y maximización de la ganancia a costa de cualquier cosa. Se lo puede reformar, repensar, cambiarle su signo de dominación de clase, todo lo que quieras. Pero esta idea automática de menos Estado = más felicidad que parece ser tu lema no tiene ningún sustento...

Diego F. dijo...

Tux: Probablemente el cambio (acabo de leer el post) se deba a que se explicitó el facto "guita". Mancini calificó como un acierto la política peronista en torno a la blogósfera pero probablemente le habrá caido algo mal que dinero del erario subsidie a blogs oficialistas. Es como Perfil cuando critica al gobierno por subvencionar a todos menos a ellos. Insisto: ¡subsidios para la blogósfera ya! :P
Ah, y sí, aunque sea debería el gobierno tener el gesto de subvencionar a blogs activos que nacieron mucho antes que los blogs exclusivamente electorales; es una vergüenza que subvencionen sitios muertos pero viste cómo funcionan las cosas en nuestra amada Argentina...

Alte Rojas: sí, como dijo el anónimo anterior volver a un sistema como el IAPI. ¿Cuál es el argumento en contra?

Cami: Gracias.

Martín: En caso de que los productores no quisieran vender sus cosechas al Estado, el Estado tiene el monopolio del uso de la fuerza y las atribuciones necesarias incluso para expropiarles la tierra si hiciera falta. Igual eso es un extremo, si el Estado les paga un precio razonable que les permita mantener cierta rentabilidad y utiliza los recursos para financiar el desarrollo del campo sería incluso perjudicial para ellos negarse. ¿Vos por qué decís que en 5 meses no quedaría ni un trigal?

Nacho: Gracias por la nota, no la había leido pero me parece más que razonable el planteo de Caparrós, aún cuando el artículo me pareció algo superficial en algunos aspectos. Lo que para mi es indiscutible es que en este estadío del mundo no existe igualdad por fuera de la intervención Estatal.

Saludos!

Dark Tide dijo...

¡¡¡Siiii, que vuelva el IAPI!!!
¡¡¡Viva Perón!!!

(no me considero peronista, aunque le reconozco cosas buenas al movimiento. El IAPI es una de ellas)

Alte. Rojas dijo...

Bue.. a ver, les hago una pregunta a los defensores de esta idea que tienen de volver al pasado.. como podrian instrumentar una medida semejante? Piensan que el campo se quedaria de brazos cruzados? El pais se queda sin comer y ahi si terminamos en las ciudades como dice el autor del blog "ortorexicois". Los desafio a que bajen a la practica, las utopias son muy lindas pero impracticables.

German L dijo...

Tarde pero seguro: buenisimo el post y te banco 120% con lo del IAPI.
Un abrazo Diego

Martin - Destructor de Mitos dijo...

Nacho, perdoná que lo diga así, pero no tenés ni idea sobre las economías canadiense y australiana. De hecho, los agricultures de esos países son casi los únicos que, en el mundo desarrollado, no reciben ni un sólo subsidio. Operan en un libre mercado casi absoluto.

Sobre el tema de fondo, es decir, el Estado,veo la historia y atrás del aparato estatal sólo logro ver sangre. Todos los genocidios habidos y por haber fueron posibles por la existencia de Estados fuertes.

Por otra parte, yo no quiero eliminar el Estado. Simplemente deseo que se me permita elegir si quiero sus servicios o no. El que quiera el Estado, que lo tenga. En el fondo es una cuestión de respeto por las preferencias individuales (para algunos esto es un discurso repetido).

Diego, en 5 meses no queda ni un trigal porque el problema de la propiedad pública es que produce que nadie se sienta dueño. Por lo tanto, a nadie le interesa demasiado la producción. En ese escenario, la productividad, que hoy es bastante elevada en el campo (de hecho, debe ser el único sector argentino realmente competitivo a nivel internacional), bajaría sustancialmente (no se si en 5 meses, pero si en algunos años). Tomá cualquier caso de la historia de la estatización de la producción agrícola, y el resultado siempre fue el mismo: escasez de alimentos. Si encuentran un sólo ejemplo exitoso (uno sólo), me compro un poster de Mao.

Saludos!

Diego F. dijo...

Martín: no se exáctamente en dónde hayas visto que yo haya hecho referencia alguna a la propiedad pública, son cosas diferentes.

Saludos!

Nacho dijo...

Martín: un Estado optativo??? Y claro, así cualquiera. Si yo soy un capitalista millonario que puede pagar seguridad, educación y salud privada entonces digo "ah, no, yo no quiero Estado, así que elijo libremente no pagar un peso de impuestos, no voy a mandar a mis hijos a escuelas públicas así que no me vengan a reclamar nada". Y el que no es dueño de nada y no puede por ende pagar salud, educación, seguridad y demás servicios indispensables privados, se jode. Porque el Estado lo hicimos optativo y por ende se vacíó.

La realidad es que el Estado es, hoy por hoy, lo mejor que tenemos contra las desigualdades. No es perfecto, tiene problemas, puede burocratizarse, seguro. Pero en los países donde no hay hambre, el Estado es fuerte, mire qué casualidad. Y cuando lo desmembran un poco la desigualdad, la pobreza y los problemas básicos se empiezan a multiplicar (a la vez que las ganancias de algunos, incluyendo a veces a ciertas clases medias de centros urbanos-tecnológicos, como pasó con Londres en la época de Thatcher, claro, pero el resto se jode lindo) Esto no quiere decir que cualquier "Estado" (si es que así podemos denominar a lo que hay en regímenes como los de los jeques árabes) fuerte por sí solo garantice nada. Pero lo que está casi garantizado es que sin Estado la guerra por la acumulación de riquezas se hace más abierta y al que puede quedarse con más nada le hace pensar que, por ahí, conviene aflojar un poco, que hay gente a la que le está cagando la vida.

Látigo dijo...

Coincido en gran parte con Nacho acerca de la preponderancia del Estado en los países que funcionan. Hablamos muchísimas veces acerca de los países escandinavos, que en coincidencia casi mundial, se los reconoce como aquellos donde el standard de vida es superior a la inmensa mayoría de los países del mundo.

En estos países la presencia del Estado está hasta en cosas que, de aplicarse en nuestro país, serían rechazadas hasta por el grupo quebracho por ser demasiado de izquierda.

Respecto de nuestro querido campo...yo recuerdo amigos míos que eran muy liberales y terratenientes, que en la época del sorete de anillaco, pedían a gritos el proteccionismo y subsidios porque se los estaban comiendo los piojos. Con lo que producían, si no tenías miles de hectáreas, no garpaban ni los impuestos inmobiliarios. Se daban cuenta que la libertad económica no era lo que ellos pensaban. Subarrendaban, alquilaban, prestaban los campos para no hacerse cargo de los gastos y estaban todos en venta (obviamente nadie compraba). Eso sí, no recuerdo muchos paros ni cortes de ruta en aquella época.
Hoy, me gustaría que alguno de los que defiende a los productores agrarios se den una vueltita por las provincias húmedas a ver qué onda. Pregunten cuánto cuesta hoy una hectárea en Brandsen, Ranchos, Suipacha, Mercedes, Junin, Rio Cuarto, Rafaela, etc. y cuanto costaba antes de este "verdadero saqueo a los productores que se rompen el lomo trabajando".
Nunca el campo estuvo como hoy, los grandes y los pequeños productores. Precios récord de cosechas que superan hasta el 1000% los precios de hace 5 años y encima con un dólar subsidiado.
Basta de las quejas del campo, hay muchos otros a quienes darle bola antes que a los pobres productores que llegan en una Audi TT a Expoagro porque es más fácil de maniobrar en la ciudad.

Saludos

Martin - Destructor de Mitos dijo...

Nacho, hablás como si estuviéramos llenos de millonarios, que de repente dejarían de aportar. La verdad, yo prefiero que no aporten nada a que basen su riqueza en las relaciones con el Estado (y en las regulaciones). Te aseguro que la elite económica siempre va a ser beneficiada por el Estado (por más progre o socialista que sea el Estado).

Disiento con la afirmación de que "el Estado es lo mejor que tenemos contra las desigualdades". Por el contrario, creo que es el gran hacedor de desigualdades. El Estado es el fruto de siglos de explotación... una explotación (o robo) que aún hoy sigue vigente. Lo que cambiaron fueron los explotadores, pero la base sigue siendo la misma.

Igualmente, acepto tu idea de que el Estado es bueno. Lo único que pido es que no intenten hacerme vivir a mi como otros quieren. Lo repito: es una cuestión de respecto por las preferencias personales.

¿Thatcher desmembró el Estado? Sólo en teoría. En la práctica, el Estado del Reino Unido es hoy más poderoso que en el del pre-Thatcherismo. Lo mismo puede decirse de los Estados Unidos post Reagan.

Diego, si uno no puede decidir a quien venderle y a que precio, en realidad no tiene propiedad. Sólo tiene un título simbólico.

Látigo, antes de hablar del modelo escandinavo, fijate lo que hicieron antes de instalar el Estado de Bienestar. Sin riqueza previa ese modelo no es posible... y no se si te va a gustar la forma en que hicieron esa riqueza.

Nacho dijo...

Suecia, como todo el primer mundo en el sistema donde vivimos, hizo riquezas exportando su excedente productivo a los países no desarrollados. Los que llegaron primero al desarrollo capitalista, o los que se avivaron a tiempo (en el caso de USA) se hicieron un imperio de la venta de productos al tercer mundo a precios ridículos y con métodos terribles (en India le cortaban los dedos a quienes tejían para que las manufactureras inglesas no tuvieran competencia). Sin dudas, es así. Pero! Teniendo un país riquezas, éstas pueden ser distribuidas o no. En USA por ejemplo mucha gente no tiene acceso a la salud. En Suecia lo tiene todo el mundo, y mucho más. Canadá, menos desarrollado en cuanto a la capacidad de exportación, producción, etc. que USA, tiene un standard de vida mucho más alto que ellos. ¿Qué tienen en común estos países? Un Estado fuerte.

El Estado y la explotación están relacionados? Bueno, el Estado en la mayoría de los países representa los intereses de la clase dominante, así que sí, en cierto sentido uno puede afirmar eso. (ahora, si hay algo que es fruto de siglos de explotación eso son las fortunas capitalistas, pero eso no parece preocuparte mucho) Pero cuando hubo conflictos, hubo puja de intereses, hubo lucha, y se logró en algunos países y en algunas épocas que el Estado tuviera que pasar a tener un rol social, redistributivo, etc., el Estado 1) se agrandó 2) pasó a reducir desigualdades y no a ampliarlas. Por eso hay que luchar por el Estado y por ver a quién representa.

En tanto el Estado va a representar siempre los intereses de un grupo, de otro, o de más de un grupo en pugna, es obvio que el Estado siempre va a "imponer" algo y siempre alguien se va a quejar porque pierde algún privilegio o pierde lo poco que tiene. Yo prefiero que se pierdan privilegios y se gane en derechos para todos. Hoy el Argentino impone retenciones al agro, por ejemplo. ¿Y? Es un grupo históricamente privilegiado. También impone sueldos bajos para los trabajadores industriales y urbanos, una suba menor al aumento de los precios por la inflación. Eso sí lo discuto, no es una política que me caiga simpática.

El Estado no es "bueno" o "malo", es algo complejo (y necesario, por lo menos de acá a bastante tiempo) y el tema es ver qué contenido se le da.

Nacho dijo...

Ah! Látigo, en Suecia el Estado tiene por ejemplo el monopolio de la venta de alcohol, ¿qué tul? Acá estallarían de ira algunos si alguien llegara a proponer eso.

Nacho dijo...

Ah, y un par de cosas que me quedaron colgadas para responderle a Martín: hoy en USA se vive peor que antes que Reagan. El imperio será más poderoso, y de eso se beneficiarán algunas empresas, pero la calidad de vida es peor. Vaya a, digamos, Liverpool, una vieja ciudad portuaria británica, y pregunte cómo la pasaron durante la época de Thatcher, con el desempleo por las nubes.

La elite económica siempre va a ser beneficiada por el Estado? Sí, en Cuba estaban recontentos los millonarios azucareros yanquis cuando el Estado los expropió! O en Argentina cuando Perón en su primera presidencia (después se fue al carajo) le dio derechos a los trabajadores. Como mucho, la elite aceptará a regañadientes la intervención redistributiva del Estado (otras intervenciones, como la represiva, las aceptan con gusto, por supuesto), cediendo un poco como en la época del estado de bienestar para no perder más.

"Igualmente, acepto tu idea de que el Estado es bueno. Lo único que pido es que no intenten hacerme vivir a mi como otros quieren. Lo repito: es una cuestión de respecto por las preferencias personales."

El tema es que o vivimos todos bajo las mismas reglas o simplemente no es justo. Si yo quiero explotar malayos para bajar los costos de mi producción de zapatillas soy un eso, un explotador, no alguien que "quiere que se respeten sus preferencias personales". Si tus preferencias personales son vivir en el lujo mientras otros te abanican o producen para que vos vendas por 2 pesos la hora entonces es lógico que los que tienen que bancarse eso no te las quieran respetar.

Worlo dijo...

Desde lo macroeconómico, el gobierno demuestra una gran ignorancia la dinámica del negocio. Con este tipo de medidas, que sólo atienden al precio internacional de los granos –como si fuera la única variable que afecta al resultado de la producción agropecuaria- no se consideran otros aspectos de igual importancia como los costos y la productividad. El nivel de inversión es cada vez mayor, el retorno por peso invertido es cada vez menor, y esto sumado a que los costos de producción se elevan cuasi exponencialmente.
El sistema castiga a toda la producción agropecuaria del país, pero muy particularmente a las zonas marginales (¿o deberíamos decir: cada vez más marginadas?). Estas medidas dejan afuera del negocio a las áreas periféricas. Las provincias con mayor perjuicio serán Chaco, Tucumán, Salta y Santiago del Estero, así como todas aquellas economías que se encuentran a una gran distancia de los puntos de comercialización. Los representantes de los ciudadanos argentinos de estas provincias y el resto de los gobernadores e intendentes del interior del país, debieran ser los primeros que reprueben estas políticas. Los afectados somos todos los habitantes de cada pueblo o ciudad, y los que gobiernan son sus mandatarios y están llamados a defender sus intereses.
La bonhomía de los precios internacionales que genera la “renta extra”, a la que se refiere el gobierno en sus argumentos, se redistribuyen no sólo entre los productores –aproximadamente 400.000 pymes-, sino también entre muchos proveedores, prestadores de servicios y productos.
Por lo demás, es difícil comprender aquello que muchos piensan, que “ganar dinero está mal”. La rentabilidad es la base sobre la cual las empresas o personas invierten generando más trabajo, más oferta de productos y servicios –buscando más cantidad y calidad de los mismos-, controlándose así virtuosamente los precios.
Los argumentos del gobierno pueden ser aún más incoherentes. Decir que tener precios fijos da más previsibilidad habla de un desconocimiento prodigioso. Los precios suben o bajan compensando de alguna manera los altibajos en las producciones. Si tenemos un precio fijo, quedamos expuestos, en el futuro, a las bajas de la producción sin la oportunidad de que los precios reaccionen. Por otra parte, la suba de los precios internacionales es una señal de los demandantes para un aumento de la producción. Al perder esta señal, se desacoplan no sólo los precios, sino también la racionalidad.
La confirmación del desconocimiento es que se mantienen las retenciones aún con bajos precios, allí donde la rentabilidad ya es negativa. Se seguirán cobrando, aún cuando nadie decida sembrar. El margen del negocio es distinto de acuerdo a la productividad y la localización de la producción. Pero el esquema propuesto por el gobierno no reconoce diferencias.
El sistema de retenciones es anti-desarrollo, anti-progreso, anti-crecimiento. Se tiende a “igualar para abajo”. Perdemos competitividad a nivel mundial como país agroalimentario y proveedor de energía. Los productores de los países competidores están de parabienes: la sofisticada y competitiva agricultura argentina salió del mercado. Nuestro gobierno ha realizado una “operación histórica” de transferencia de riqueza a Estados Unidos y Brasil, al tiempo que pretende hacernos creer que “protege a los pobres de Argentina”.
En paralelo, este tipo de medidas va en contra de una producción sustentable. Afecta de manera negativa a los procesos productivos, ya que llevará a una disminución de la inversión en tecnología y en la utilización de insumos claves, atados a las Buenas Prácticas Agrícolas. Sin mencionar el impacto que esto puede suponer sobre el espíritu de progreso en los agronegocios.
Éstas medidas sólo lograrán empobrecernos a todos. En cambio, la producción agrícola actual genera mucha riqueza en toda la sociedad. Sería deseable aumentar la producción de los granos con todas las externalidades positivas que eso supondría, no sólo sobre la cadena agroalimentaria, sino también sobre la industria y el sector de servicios. Pueden existir medidas sencillas, rápidas, eficientes, que satisfagan todos los intereses. Pero no hay oportunidades de escuchar, de llegar a consensos, mucho menos de articular el corto con el largo plazo.
Lo sustancial, lo que nos preocupa, es que este sistema aniquila el desarrollo del interior y de las economías regionales. No nos confundamos, el problema de esta política no es patrimonio de los agricultores, es de todos los sectores que quieren un país integrado geográficamente, con riqueza, equidad y futuro. Este problema es de los intendentes y gobernadores, de los peones y de los transportistas y de los maestros que educan en provincias cada vez más pobres.
Tenemos algo peor que el enojo, la desesperanza.

Chapa Cascini dijo...

Por favor, muchachos, lo unico que faltaba son las decisiones que toma este gobierno, que son claramente confiscatorias.

El agro vende hoy a un dolar de 1,7 y compra a uno de 3,15. Los insumos aumentaron mas que proporcionalmente respecto de los precios agricolas. Hay que informarse para tomar decisiones como las que se toman.

Han desarmado y arruinado el mercado de futuros, han establecido precios maximos, mienten con que pretenden la desojizacion, eso es para la gilada. Quieren platita.

Yo laburo en el campo, no tengo campo. Alquilo. No soy ni hacendado ni señor feudal ni nada de eso. Soy un laburante que se sembrar y busco y alquilo. Hoy, con este escenario, me veo con mi CV en la mano yendo a buscar laburo, porque a mi el numero no me cierra. A Los Grobo puede cerrarle, a El Tejar tambien, a mi y a tantos otros LABURANTES no nos cierra.

Les recomiendo los siguientes articulos, para desasnarnos un poco:

http://abueloeconomico.blogspot.com/2008/03/retenciones-reloades.html

http://abueloeconomico.blogspot.com/2008/03/retenciones-un-pasito-atrs-el-resto.html

http://patriachacarera.blogspot.com/2008/03/la-jaura-de-nestor.html

http://econserialcronico.blogspot.com/2008/03/porqu-las-nuevas-retenciones-destruyen.html

Diego F. dijo...

Latígo: "pedían a gritos el proteccionismo y subsidios porque se los estaban comiendo los piojos. Con lo que producían, si no tenías miles de hectáreas, no garpaban ni los impuestos inmobiliarios. Se daban cuenta que la libertad económica no era lo que ellos pensaban. Subarrendaban, alquilaban, prestaban los campos para no hacerse cargo de los gastos y estaban todos en venta (obviamente nadie compraba). Eso sí, no recuerdo muchos paros ni cortes de ruta en aquella época." Me gustaría ver qué dicen desde estos sectores sobre ese punto. Pero está claro que a nadie le va a gustar que le limiten la capacidad de ganar dinero. Igual está claro que si no interviniera el Estado hoy ni caros tendríamos alimentos.. es increible que quieran que el mercado local pague a precio euro.

Nacho: muy interesante tu comentario, firmo abajo. Ahora estoy a mil pero sigo con interés el debate.

Saludos!

Látigo dijo...

A ver, vamos a dejarnos de pelotudeces. Dejemos de hablar de las integraciones federales como si realmente les importaran a los productores que sojizaron hasta las macetas para aprovechar la coyuntura. Vamos a los numeritos. A ver, la gente que vive del campo, esos que cortan rutas hoy porque le tocan las ganancias y que en la época del sorete riojano se quejaban bajito y no decían nada por más que estuvieran todos quebrados por las políticas de aquel entonces.
Simple, busquen los numeritos. Hay algunos indicadores que son muy significativos y, casualmente, nadie habla.
Podríamos empezar por el tipo de cambio.
1) Tipo de cambio: cuanto debería valer el dolar realmente y cuanto vale subsidiado por todos nosotros?
2) Precio de la soja, la carne y la leche a nivel internacional: Cuánto vale hoy y cuanto valía hace 5 años?
3) Rentabilidad: cuanto cuesta una hectárea en, digamos, Navarro y cuanto costaba hace 5 años?
4) Utilidad bruta ¿Cuánto rinde una hectárea de soja? es decir, cuánto me cuesta producirla y cuanto facturo?

Basta de ese lamento pedorro de que "no se los escucha", "que este país ya no es federal", que "la familia del campo está desmembrándose" "y que hay que verle la cara al pobre productor que se levanta a las 4 de la mañana"...dejémonos de joder. Jamás, en la puta vida de este bendito país, ganaron tanto como hoy.
Conozco las zonas húmedas del país, veo los nuevos autos (si no es alemán no vale tener campo, viene con la soja parece: audi o BMW) ah, también hay las rams, esas de la cabeza de cabra...crecen con el choclo, creo.

Vergüenza debería darle a los productores que aprietan como si vivieran del plan jefes y jefas.

Pero bueno, es la misma de siempre, desde que se repartieron 31 millones de hectáreas entre 500 familias.

Y les recomendaría una cosa, que dejen de compararse, porque alguien les va a explicar en serio cómo vive un comerciante, un operario, un tachero, un emplado público y el versito de "la familia rural que se destruye" no se lo va creer ni Miguens.

Saludos

Andrés el Viejo dijo...

Aunque un poco tarde, me interesa terciar en el debate sobre el Estado.
Distingamos dos niveles en la sociedad (interconectados, interrelacionados, en permanente acción recíproca): el Estado y la sociedad civil, estamos aún en lo que Gramsci llamaba "estado ampliado", vale decir, el conjunto de los mecanismos de poder mediante los cuales la clase dominante domina.
Pero todavía nos queda fuera del análisis el amplio campo de la vida económica (también interconectada, interrelacionada, en permanente acción recíproca con las anteriores).
En este tercer nivel, la lucha por la distribución del excedente se hace dentro de los límites que marcan la propiedad privada y el mercado. Punto. El débil es débil y que lo cure Lola.
Si volvemos a mirar hacia el Estado, éste está obligado a atender, vigilar y resolver los reclamos de los que en el párrafo anterior hemos visto recurrir a las curaciones de Lola. De lo contrario, y supuesta una participación electoral del pueblo, los votos han de dar por tierra con los gobernantes. O, supuesta la ausencia de participación electoral, los sujetos descontentos habrán de recurrir a diversos procedimientos contundentes. O, supuesto que los citados sujetos hayan perdido la confianza en el valor de sus votos, decidan complementarlos con los dichos procedimientos contundentes.
El Estado, por eso, está obligado a asumir un rol arbitral (por lo menos simulado y por lo general relativamente real).
Aquí vemos la clave de esa tan socorrida insistencia en que la economía se maneje con independencia de la política, con parámetros técnicos y otras pavadas más. La política, en efecto, no tiene más remedio que alterar (mucho, poco, todo el tiempo, a veces) las leyes del mercado y meter mano en una distribución que atenúe los rasgos más terribles de la desigualdad.
Naturalmente, todo esto tiene estrecha relación con la relación de fuerzas. Así como el Estado, ante una base social soliviantada o a la que supone capaz de soliviantarse, suele mejorar la distribución del ingreso, en otras condiciones (no se olviden de Videla y Martínez de Hoz) puede actuar de la manera diametralmente opuesta.
Perdón por lo largo.

Alberto Miguel Polo dijo...

Latigo, el campo no son 500 familias que se repartieron todo. Ellos son solo una parte, la parte que les conviene a los anticampo mostrar para hacernos creer que el campo es la sociedad rural. No es asi.

Es cierto que el campo vive un momento de bonanza, pero no es gracias a Kirchner ni este gobierno. Es gracias a Kirchner, gracias al contexto internacional y gracias a ellos mismos que han invertido fuertemente. Porque, contrariamente a lo que se cree aca en la ciudad, el campo no es tirar una semilla y que nazca. Se invierte en soja 150 dolares por hectarea, en maiz casi 400, en trigo 250. Saben cuanto costaba producir lo mismo hace 3 años o 4? Entre 80 y 100 para la soja, 150 para el maiz y 100 para el trigo. Se preve para esta campaña que entra aumentos del 200% en algunos insumos (caso glifosato, de 5 dolares a mas de 15 en los mejores casos). La tonelada de fosforo, hace un año en 300 dolares, hoy en 1100. Saben que va a pasar? Los grandes propietarios y los grandes pooles van a seguir metiendose la plata en el bolsillo porque tienen escala, los chiquitos afuera. Mas concentracion, mas pobreza, mas exclusion. Eso es lo que quieren?
Por otro lado, porque no sinceran las cosas? Que cornos tiene que ver la soja con el precio de la carne? NADA.En serio, no se dejen engañar. La soja desplazo a la ganaderia, es cierto, pero la ganaderia podria haber ido perfectamente a zonas marginales, en donde la produccion podria haber sido importantisima, siempre y cuando tuvieran incentivos razonables. Que hicieron? Destruyeron al sector, cargando las culpas sobre el productor y no sobre los frigorificos o los formadores de precios. Resultado: no hay carne y el precio sube. No porque los ganaderos sean malos y no quieran que los argentinos coman, sino porque los que no van a comer si siguen con un negocio que les da perdida son ellos. Y repito, no hablamos de productores marca sociedad rural, hablamos de productores pequeños y medianos, que son los que siempre salen perjudicados, y a quienes se comen los peces gordos.
Otra, porque el productor recibe cada vez menos precio en trigo, y cada vez el pan está mas caro? No se dieron cuenta que atacar al productor no soluciona el problema? Parece que no.
Lo mismo que el caso del girasol. Hacia falta meterle 50 % de retenciones? Tanto impacta en la canasta familiar? No lo creo.
De la sojizacion podriamos hablar horas, asi que estoy para el debate, hay mucho para intercambiar.
Tampoco nadie dice nada de los grandes ganadores de este modelo, los exportadores. Hablamos de ellos? Porque siguen metiendose dolares en el bolsillo, pero bue, con ellos no, con el pobre infeliz que tiene 50 o 100 hectareas si. A estos si les sacamos el 50% de sus ingresos, somos socios en el alza de precios pero no en la baja, capturamos el 95 % de su ingreso por encima del precio actual y de paso, lo dejamos en la lona, para que venga Grobocopatel, El Tejar, Cresud o Cazenave y se lo traguen de un bocado, por cierto muy apetecible. Claro, Grobo es intimo de Kirchner.
Si quieren los numeros de rentabilidad de una hectarea en casi todas las zonas productivas del pais, los tengo. Asi hablamos sabiendo de que hablamos. Y se van a sorprender. Tambien les puedo contar que es laburar en el campo, porque muchos no lo saben.
La gran mayoria somos tipos simples, que nos ganamos el pan y el mango, y que no tenemos la posibilidad, siquiera, de mandar a nuestros hijos a estudiar a Rosario o Buenos Aires.

Saludos

Martin - Destructor de Mitos dijo...

Nacho, das en el clavo cuando decís "El tema es que o vivimos todos bajo las mismas reglas o simplemente no es justo.". Pero
la cuestión de fondo es quien pone las reglas. ¿Qué pasa si yo (u otra persona) creo que el Estado es el injusto? ¿por qué una visión tiene razón y la otra no? ¿qué es lo que hace que predomine una y no la otra? ¿No es la coerción y la fuerza la que hace que la opinión dominante establezca que el Estado debe ser la fuente de las reglas? Me acusarán de utópico, pero yo no puedo resignarme a que otro decida como debo llevar mi vida. Si no quiero Estado, debería respetarse mi preferencia. No creo que haya mucho para discutir en este punto absolutamente personal. La otra visión implica aceptar que la esclavitud, en cierta medida, es necesaria.

Cuando en Cuba expropiaron a los azucareros yanquis, lo que se hizo fue cambiar al explotador... pero la explotación siguió. ¿O que es Cuba hoy en día sino un Estado explotador? No quiero empezar una discusión sobre este tema, porque cuando habla mal de la revolución, inmediatamente lo acusan de ser imperialista y bla bla. Lo dejo claro: EEUU es un desastre... pero Cuba también. Ambos, en el fondo, son países estatistas.

Yendo al tema más concreto, comparar a Suecia con EEUU no tiene mucho sentido. Son sociedades de complejidad muy distintas. Es como comparar a Uruguay con Argentina. Igualmente, como dije antes, para mi EEUU es una nación estatista. De hecho, con su afán bélico es el Estado más puro que hoy en día existe.

Espero que se haya entendido algo (escribí a mil!)

Saludos!!

Anónimo dijo...

Sos solamente infantil Martin. Utopico es otra cosa. "No quiero vivir como digan" es como la independencia del banco central, de la justicia o la mano invisible del mercado, entelequias que ocultan el verdadero poder.
Vas a vivir como quiere otro, no vas a saber quien es ese otro y no lo vas a poder cambiar cada 4 años.

Martín - Destructor de Mitos dijo...

Anónimo, si, probablemente sea infantil, pero la irracionalidad es también un elemento constituyente del ser humano. Hasta diría que es el elemento distintivo del resto de la naturaleza (pero ya entraríamos en otra cuestión).

Por lo que decís, parecería que tenés clarísimo como funciona el munndo. Ahora, te noto bastante resignado. Yo no.
Saludos!

Látigo dijo...

Martín, pará, cómo es? estamos discutiendo al Estado como concepto. Acá mencionamos países (los de mejor nivel de vida del planeta) donde el Estado es omnipresente y vos retrucás con que "no tiene mucho sentido la comparación con" otros Estados que funcionan mal (ejemplificaste con EEUU y Cuba), por "la complejidad de la sociedad". Esto es bastante simple, hay lugares en el mundo donde la presencia social del estado es enorme y se vive muchísimo mejor que en el resto del mundo. El nivel de "complejidad" de la sociedad (si podés explicame a que te referís también con eso) no tiene nada que ver, y si aún lo tuviera tampoco es base para el argumento de que el Estado no sirve, por más que vos no lo quieras.

Alberto Miguel, realmente me gustaría saber los niveles de renta de los cultivos del campo. Me gustaría saber cuánto vale una hectárea de las que vos alquilás y cuánto paga de impuesto inmobiliario, por ejemplo.
Corregime si los datos son erróneos pero una tonelada de soja puede costar alrededor de 240 dólares y una hectárea de soja rinde entre 2 y 3 toneladas.
Pongámosle que sean 2 toneladas. Se estarían facturando a 240 dólares lo que darían 480. Si facturar 480 dólares me cuestan 150es que tengo un mark up de 300%. Puede ser?
No discuto que para el que arrienda el campo la rentabilidad no sea la misma que para el propietario, pero salir a protestar cortando rutas como si vivieran de los 200 mangos de los planes sociales me parece un poco exagerado.
Y, después de todo, siempre está la opción de cambiar de negocio si no rinde, no? o acaso no es lo que tuvieron que hacer el 80% de los industriales en este país en la década de los noventa cuando se abrió la importación y se inundó el mercado de productos importados a precios ridículos.
La verdad, veo a casi todo el "campo" protestar, pero ninguno vende una mísera hectárea para emprender otra cosa. Al contrario, las hectáreas cada vez son más caras. Algo no cierra, no te parece?
Otra cosa que me viene rebotando en la cabeza, cuando el querido menemato redujo las vías férreas de 35 mil a 8 mil kilómetros dejando a decenas de pueblos del interior quebrados y vacíos obligando a miles de personas que vivían en el campo mudarse a las ciudades a vivir de changuitas, cuál fue la ruta que cortaron? porque no me acuerdo.

A ver si se entiende, que se necesitan mejores políticas agrarias no me cabe ninguna duda, es el campo el que siempre las resistió, tampoco.
Imaginate juntar las palabras "política" con "agraria" y ("ni se nos ocurra "reforma"). Es algo que les da urticaria a los productores.

Sería muy bueno ver cómo el campo produce en serio y deja de pedir que el resto de la población los financie, los subsidie y los comprenda mientras vemos en expoagro que el auto más choto sea una Porsche Cayenne. Al menos disimular un poquito, no?

Saludos

Nacho dijo...

"la suba de los precios internacionales es una señal de los demandantes para un aumento de la producción. Al perder esta señal, se desacoplan no sólo los precios, sino también la racionalidad."

Ah, pero qué problemón!!! Me controlan los precios nacionales entonces tengo que, no sé, ENTRAR A INTERNET y mirar cuánto sale la soja en china (porque la principal fuente de ingresos del campo es el mercado externo, no el interno) para calcular la demanda. No saben cuánto aumenta los costos eso? Hay que ir a un cyber, no sé, son como 5 pesos extras por mes!!

--------

Martín:

"Si no quiero Estado, debería respetarse mi preferencia. No creo que haya mucho para discutir en este punto absolutamente personal. La otra visión implica aceptar que la esclavitud, en cierta medida, es necesaria."

Mirá: yo quiero pasar el tiempo caminando por la pradera, tocando la guitarra, saliendo con una novia a mi elección y comiendo los manjares más lujosos de occidente cocinados por chefs del mejor nivel. Sin embargo, no puedo. ¡Qué vergüenza! ¡Dictadura! ¡Opresión!

No, pero en serio: un obrero, un oficinista que hace horas extras todos los días, un docente que labura en mil colegios, etc. etc., todos ellos quieren, digamos, descanso y tiempo libre, por decir algo totalmente razonable. Sin embargo, el MERCADO (actor FUNDAMENTAL del que te olvidás en todos tus análisis) los obliga a deslomarse trabajando para poder comer, pagar un alquiler y gracias. Ahí entonces, quizás, esos trabajadores se organizan y dicen: "queremos jornadas máximas de 8 horas y vacaciones pagas", y la presión quizás hace que venga el Estado (ooooooooh qué miedo) y les garantice algunas de las cosas que reclaman. El Estado se mete a regular el mercado. ¿Crece el Estado? Sí. ¡Pero como herramienta para limitar al mercado! Cuando el poder regulatorio del Estado se destruye (con flexibilización laboral, por ejemplo, que fue promovida con esa misma excusa que das vos: "menos Estado es mejor, con más libertad -que significa libertad de mercado, o sea, libertad para los que tienen la manija y el resto que se joda y se prepare para ser explotado- seremos todos más felices, podremos hacer lo que queramos". No podés olvidarte de que si sacás el poder regulatorio del Estado sobre el mercado queda vía libre para este último. Es una omisión bestial.

"Igualmente, como dije antes, para mi EEUU es una nación estatista. De hecho, con su afán bélico es el Estado más puro que hoy en día existe."

Otro error de análisis. Tenés que distinguir que un Estado tiene muchas caras. La redistributiva, regulatoria, la que limita al mercado, es una cara interesante. Y en Estados Unidos es escasa, y por eso mucha gente vive bastante mal, sin seguro de salud, en la pobreza, mal educada, etc. La cara fuerte del Estado yanqui es la cara imperalista, guerrera. En general, si te fijás, cuando crece una decrece la otra. Para aumentar el presupuesto bélico en los últimos años el congreso yanqui tuvo que reducir gastos sociales como loco. ¿Quién se beneficia con esto? Las grandes corporaciones que ahora podrán hacer negocios en Irak, o que venden armamento de guerra o lo que sea. ¿Quién se perjudica? Los ciudadanos más desprotegidos, obviamente.

Tu análisis es muy a lo bestia. Metés todo lo que tenga que ver con el Estado en la misma bolsay, no es así. Hay que distinguir sus aspectos progresivos, regulatorios, redistributivos, etc. de sus aspectos regresivos, represivos o imperialistas. Están en tensión constante, en conflicto todo el tiempo, como la sociedad misma.

Nacho dijo...

"Naturalmente, todo esto tiene estrecha relación con la relación de fuerzas. Así como el Estado, ante una base social soliviantada o a la que supone capaz de soliviantarse, suele mejorar la distribución del ingreso, en otras condiciones (no se olviden de Videla y Martínez de Hoz) puede actuar de la manera diametralmente opuesta."

Correcto, sin dudas, coincido con esto.

Andrés el Viejo dijo...

Alberto Miguel: dejemos de poner a la pobre ganadería como pendón de guerra para uso de los que la destruyen o la abandonan.
La decadencia (en números, crudos números) de la ganadería argentina no es asunto de los últimos cinco años (es más, parece que en este período subió ligeramente el rodeo). El estancamiento del rodeo vacuno (y la brutal disminución de los ovinos) son tendencias perfectamente identificables desde mediados de los años 60. Supongo que no habrá Miguens, ni LLambías, ni Buzzi que sostenga que la liquidación de ganado durante cuarenta años haya sido una forma preventiva de defender a los "productores" de la voracidad fiscal de los últimos siete. Si fuera así, me inclino ante tal capacidad de predicción.

Related Posts with Thumbnails