jueves, febrero 21, 2008

Impunidad policial



Algún día tendremos que asumirlo: hay una corporación mafiosa que controla a la institución que maneja el monopolio supuestamente legítimo de la fuerza. Pruebas de esto sobran, desde el narcotráfico, tráfico de blancas, asaltos, secuestros, el manejo del juego clandestino, extorsiones (incluso a presos), robos, torturas, extorsiones a comerciantes, violaciones, etc.

Tenemos que dejar de verlo como casos aislados; esto es parte del problema ya que al presentarse como hechos fragmentados, inconexos, pareciera que son un par de atrevidos que se abusan de la autoridad. Esto no es así. Prueba de esto es que del vamos el gobierno en 2 años exoneró a más de 2000 policías acusados de corrupción, gatillo fácil, maltrato familiar y abuso sexual. Piensen un poco la cifra. Todos esos tipos tenían autoridad para detener a cualquiera en la calle, y estamos obligados a obedecer cuando ellos lo requieren. ¿2000 tipos que secuestran, matan, violan, con ese permiso? Y esos sólo fueron los que purgaron, está claro que no son hechos aislados y que echando a la mitad de los efectivos tampoco se solucionará el tema, debido a que es estructural. Vendrán otros y serán corrompidos por los superiores debido a la falta de democratización dentro de la fuerza.

De más está decir que la policía sin el mecenazgo del poder político y la complicidad de la justicia no podría de ningún modo detentar este macabro accionar.

En este contexto, nadie puede pretender sorprenderse de que el ex-comisario Alfredo Fanchiotti, a pesar de haber sido condenado por doble homicidio y siete tentativas de homicidio en su actuación en la masacre del puente avellaneda, donde asesinaron a sangre fría a Kosteki y Santillán (episodio que Clarín eligió titular "la crisis causó dos nuevas muertes"), haya gozado de privilegios e incluso salidas del penal donde se hallaba recluido (a pesar de que 8 meses antes el Frente Popular Darío Santillán había advertido esta situación)

Todo el tiempo nos hablan desde los medios de la inseguridad y lo peligroso que está todo, ¿por qué no ponen el énfasis en este punto? Los que deberían velar por nuestra seguridad son los que paradójicamente administran la inseguridad. ¿Quién podría confiar en una policía como la que tenemos? ¿Cómo es que tienen la cara para salir a exigir -como Blumberg, Macri, Lopez Murphy, etc- que haya más policía, queriéndonos convencer de que eso solucionaría de alguna manera la inseguridad?

¿De qué sirve meterle mano dura a un nene que sale drogado y con un arma a asaltar a un "ciudadano de bien" si no miramos ni nos interesa quién le vendió la droga y el arma?

El eje para que las cosas cambien para mejor, a pesar de que los medios de comunicación y desde sectores del gobierno nos quieran hacer creer otra cosa, está en reformar a fondo a una institución que hoy por hoy no tiene la capacidad de brindarle seguridad a nadie más que al poder político para el que recaudan. Sin embargo es un tema tabú dentro de los medios masivos. Es un doble discurso, una ostentación de hipocresía que debería abrirle los ojos a más de uno: mientras agitan y exigen una supuesta seguridad, ocultan el hecho de que la policía que tenemos es uno de los mayores factores que generan esa inseguridad, y que cuenta con el respaldo del poder político. Ya lo habíamos dicho en este post, justamente sobre el tema en cuestión.

En fin, no deberíamos ser demasiado optimistas en que esto cambie ya que la "gente" está convencida de que la policía es buena, o que son casos aislados y eso logra que nadie exija una reforma integral del sistema de seguridad, democratizándolo y abriendolo a la sociedad civil. Y no nos sorprenda si la noticia que eligen los medios para repetir una y otra vez sea esta partuza que se mandaron altos oficiales de la comisaría de vicente lopez. Así estamos.

Saludos
D.F.

Imagen: Noticias Mendocinas. En la foto se ve el cadaver de Darío Santillán y uno de sus asesinos sonriente (si algun@ la tiene en color se agradece).

6 respuestas:

German L dijo...

Otro excelente post, no tengo nada que agregar pero algo tenía que decir. Lo que me molesta es que al final uno se queda con una sensacion de impotencia terrible. Pero alguien lo tiene que decir. Gracias!

Disidente dijo...

Dale, ahora todos los males del mundo los tiene la policia no? No te da verguenza publicar estas basuras?

Andrés el Viejo dijo...

"Los comentarios no se censuran pero no te abuses". ¿Disidente no pasó la raya del abuso con el comentario anterior?
Que vomite veneno alrededor de cualquier tema es comprensible. Que defienda a criminales, no.
El blog es suyo, Diego. Usted pone las normas y las aplica. Sepa disculpar este exabrupto, pero lo que leí me superó.

Diego F. dijo...

Germán: ¿será "sensación" de impotencia? Mi optimismo a esta altura flaquea..

Disidente: Para nada, estoy bastante orgulloso de lo que publico, ¿a vos no te da ni un poquitito de vergüenza entrar a defender a la policía, malinterpretar el post y ni siquiera aportar un sólo argumento en favor de tu postura? A mi sí, me da vergüenza ajena.

Andrés: Hasta ahora ni siquiera los comentarios del nazi de vengador -que sí, para el standard convencional de moderación de blogs es pasar de la raya- lograron llevarme al punto de la censura, más que nada porque son ataques vacíos y quedan en evidencia ellos. Fijate, entra un nabo a decir "ehh son todos putos son", ¿a quién podría causarle algo más que lástima?
Ahora, si se va de control el asunto probablemente lo haga, pero desde que puse las letritas que a todo el mundo hinchan las bolas y me las critican -con razón, son molestas- ya no entraron más los molestos desvirtuadores e inundadores.. supongo que porque son perezosos :P

Abrazo

Anónimo dijo...

Se reactiva la causa Mitre
Aunque Jorge Asís es pesimista, la causa por el asesinato de Luis Mitre podría reactivarse en poco tiempo. El mismo Asís alude en su último artículo al testamento ológrafo que habría dejado el ex accionista de La Nación y que nadie encontró. Aunque la Justicia no tenga la menor idea si en las horas previas a llamar a la policía se estuvo buscando en los placares del muerto un sobre que decía "Luis Emilio Mitre, testamento ológrafo", habría más de dos personas ajenas a la familia que conocerían esa historia. En los próximos días podría haber novedades que por efecto simpático muevan el expediente de ese crimen impune.

Clandestina dijo...

Contrariamente a lo q sostenés Diego creo q estamos perdidos si, en el contexto q describís, hasta nos resulta indiferente q un asesino como Franchiotti goce de privilegios y salidas, o ver a un grupo de “la mejor policía del mundo” en plena partuza, tanto como cualquiera de las atrocidades q ya conocemos. Si nos acostumbramos, si aceptamos q vale todo y dejamos q eso nos paralice en lugar de organizarnos, ya nos ganó la impunidad.

Sabemos q no hay salidas individuales, ¿qué hacer, cómo? Hay q buscar entre todos. Juntarse, unirse y exigir sin parar los cambios estructurales q también mencionás, pero q creo q exceden a las fuerzas de seguridad.

Pienso en los 2.000 q citás y en q la mayoría de esos exonerados tal vez ya engrose el ejército paralelo de agencias privadas de seguridad. Algo q también me recuerda a Aníbal Luna, uno de los asesinos de José Luis Cabezas condenado a prisión perpetua, aún sin sentencia firme, q en este momento es vigilador privado en Villa Gesell. Increible pero real. Lo explica Carlos Rodríguez en su nota de Página del 12/2 (www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-98806-2008-02-12.html)

Creo q la deformación estructural atraviesa a todas las instituciones. Tanto como creo q la primera que hay q modificar es la falla estructural q no asegura trabajo digno para todos. Y ojo q menos de un dígito en el índice de desocupación no es sinónimo de mayoría del pueblo con necesidades básicas satisfechas, acceso a educación, salud y proyecto de vida, para los más jóvenes sobre todo.

La ausencia o carencia de esas necesidades básicas es la primera deficiencia estructural q tanto gobierno como oposición deberían responsabilizarse en encarar, si realmente tienen la voluntad política de cambiar las condiciones q propician la inseguridad. Inclusión es mucho más q una palabra q pega bárbaro en los discursos de atril, con o sin choripan del otro lado.

Coincido en q la mayoría de los medios se ocupan de fragmentar la información de manera q sea muy difícil relacionar hechos y acciones aparentemente inconexos.

Es real q la impotencia es mucha, tanto como q es nuestra la responsabilidad de q podamos construir y contar otra historia.

Saludos

Related Posts with Thumbnails