sábado, enero 05, 2008

Corrupción cristinista, política y apatía.




En rigor debería ser reemplazado del título el "cristinista" por "kirchnerista" ya que como dijimos en posts anteriores, hay que ser muy inocente para suponer que la esposa de un presidente, compañera política de toda la vida, y con prácticamente el mismo gabinete y secretarios con los que gobernó su marido, tendría un gobierno "independiente" del anterior; este ciclo es kirchnerista por más que hoy conduzca Cristina el barco. Todavía recordamos en este blog la esperanza que había generado Néstor en sus primeros años de gobierno, por caso pueden ver en los primeros párrafos de este post para refrescarlo.

Y si bien uno es conciente de que es una utopía un gobierno en el cual no haya corrupción, no por eso hay que tolerar que se pague 150% de sobreprecio en obras (como por ejemplo el caso Skanska), que las mafias parapoliciales secuestren personas que luego desaparecen de la faz de la tierra, que regalen las tierras del Calafate a los amigos, que la SIDE siga sin rendir cuentas a nadie por lo que gasta (ver post sobre los fondos reservados), que se autoricen fusiones monopólicas como la de Clarín con cablevisión, que se permita a las privatizadas cobrar aumentos retroactivamente a 2005 a partir de este mes, y varios etcéteras más.

A veces a las personas -por varias razones, no sólo el vaciamiento informativo y educativo de los medios masivos de comunicación- tienen problemas a la hora de relacionar la corrupción con sus vidas cotidianas. Esto pasa porque no relacionan la política con sus vidas particulares. Incluso Macri ganó con el discurso -absolútamente ridículo y que nadie tiene argumentos para sostenerlo- de que ellos son "apolíticos" (lo mismo que decía el "inge" Blumberg sobre sus marchas publicitadas y alentadas desde los medios masivos) y que lo suyo sería "gestión", no "gobierno", sugiriendo una neutralidad que no existe en un mundo intersubjetivo. No existen medidas neutrales, insisto, no se sostiene el razonamiento con argumentos racionales.

¿Qué tiene que ver la política con la vida cotidiana? Cito a Bertold Brecht:

El peor analfabeto es el analfabeto político.
El no oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
El no sabe que el costo de vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas.
El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.
Más que elocuente. Ahora ¿y la corrupción con nuestras vidas cotidianas cómo se relaciona? Bueno, el caso que dispara este post es la denuncia del subsecretario de Transporte Aerocomercial, Ricardo Cirielli, quien denunció públicamente a su jefe, el secretario de Transporte que para los que no lo saben se llama Ricardo Jaime de corrupto y de que no le interesa el transporte ni los usuarios.

Si usted no sabe quién es Jaime, acá les dejo un poco de información sobre él. Como verán está denunciado por varios casos de corrupción, y algunos muy graves. Pero más allá de las denuncias, sólo basta mirar lo que efectívamente existe: las condiciones del transporte público nacional.

Sitios como viajé como el orto o TBA me mata recopilan crónicas sobre cómo tratan a las personas como ganado, aunque notas sobre esto sobran. El hartazgo y las paupérrimas condiciones en las que viajamos a diario millones de personas generan reacciones como esta o esta otra que ya nos olvidamos. O por lo menos los medios masivos se olvidaron.

Entonces, en casi 5 años de gestión, las condiciones en las que viajamos millones de personas (trenes, colectivos, subtes, aviones) siguen siendo vergonzosas y muchos nos preguntamos ¿cómo es que este tipo sigue en su cargo y a nadie se le mueve un pelo?. Y la respuesta es clara: no relacionamos a la política con nuestras vidas cotidianas y elegimos mirar para un costado y quejarnos frente a la tele.

Hace poco tuve una charla con un Holandés que es profesor universitario en su país, y entre varios temas de política, sociedad, etc, surgió el de la televisión. No se por qué no me sorprendió que en la televisión abierta no sólo tienen diariamente programas con el resumen político del día, sino que hay programas de investigación que por ejemplo controlan hasta con qué están hechos los alimentos, ¿cuántas sorpresas nos llevaríamos nosotros con un programa de esa índole? (es sorprendente que no haya ni media denuncia pública sobre los alimentos que consumimos a diario, seguuuuro que somos campeones de la higiene en alimentos, ¿no?). Y estamos hablando del país de donde salió el formato "gran hermano" que acá ocupó el horario central junto con Tinelli. Y a pesar de diariamente emitir programación de información y política los canales de televisión no se funden, siguen ganando dinero.

Entonces está instalado el mito de que la política es ajena a nuestras vidas cotidianas. A la vez que nos dejan vacuos de información desde los medios masivos (que no lo hacen como se supone con razonamientos superficiales porque "no vende" informar, sino por acuerdos subrepticios con el gobierno), se concentran canales, radios, diarios, imprentas, papeleras, operadores de cable y acceso a internet en un gran monopolio llamado Clarín gracias a la autorización de Néstor Kirchner (quien no sólo autoriza esta concentración probablemente por debilidad, no impulsó una nueva ley de radiodifusión que reemplace a la firmada por Videla y Harguindeguy, sino que decretó por 10 años la extensión de las licencias a los mismos tipos), Canal 13 quita los programas políticos de su grilla y pone a un animador a gerundiar "por un sueño" y sus noticieros pasan a ser burda propaganda e infotainment.

¿Y nosotros? ¿Qué hacemos? Miramos a Tinelli y nos olvidamos que mañana cuando amanezca y tengamos que salir a la calle los transportes estarán igual de colapsados que ayer, y ni siquiera nos preguntamos por qué viajamos como viajamos. Lo aceptamos como si fuera natural.

La respuesta a todos estos problemas se divide en tres aspectos: política, política y política.
Y es una decisión política sostener en su cargo a personajes como Ricardo Jaime, que es el responsable directo del transporte, a pesar de todas las acusaciones de corrupción -incluida la que disparó este post- y a pesar de que es tan sencillo como ir con una cámara corroborar que, a pesar de los millonarios subsidios que reparten turbiamente, el transporte sigue igual o peor que cuando asumió el cargo, nadie lo hace. Incluso las miradas apuntan a TBA -que nadie la exhime de responsabilidades, ojo- pero nos olvidamos que si TBA y demases hacen lo que hacen, es porque hay alguien del otro lado del mostrador, apañado por el ex-presidente, esposo de la Presidente que lo ratificó en su cargo, que permite que todo siga como hasta ahora.

La pregunta a todo esto es ¿queremos que las cosas cambien? Y no hablo sólo del transporte, es una excusa coyuntural, pero ¿queremos realmente que las cosas cambien? Si la respuesta es afirmativa tienen que saber que no hay cambio posible por fuera de la política. La política -por más que se repita hasta el cansancio en los medios de comunicación lo contrario- es muchísimo más que algunos partidos vaciados de contenido que juegan al teg elección tras elección. Las cacerolas, los chicos de la calle, los adictos al paco, los que saben leer pero no comprenden lo que leen, el gatillo fácil, el tomate a 18 pesos, los hospitales saturados, las escuelas que se caen a pedazos y cuyos alumnos sólo van a comer, el diario de hoy, el semáforo que falta en la esquina, el costo de los remedios e incluso este post, no son otra cosa que política.
Grabémoslo en nuestras cabezas: la política no sólo no es una mala palabra; es la solución a los problemas que nos aquejan.

Saludos
D.F.

Imagen: Zona Libre

17 respuestas:

Anónimo dijo...

Jaime es con ganas lo peor de este gobierno y el anterior. Y no lo relacionen con De Vido, porque se llevan mal según parece. De Vido podrá ser chorro pero es eficiente en lo que le encargan. Este hombre es, como denuncia Cirielli, un incapaz que se rodea de ineptos.

Fíjense la situación de los ferrocarriles. La única reacción es subsidiar, subsidiar, subsidiar. Hubo el compromiso político de reanudar los ferrocarriles interurbanos. ¿Qué hace Jaime? Entrega dos ó tres frecuencias pedorras a nuevas concesionarias privadas, por supuesto subsidiadas. Hoy el subsidio público a los ferrocarriles es fácil el triple que el famoso y tan mentado déficit de Ferrocarriles Argentinos, con la diferencia visible de que los trenes llegan hasta Villa Rosa en lugar de La Quiaca. Y Jaime no lo nota, no lo sabe o no le interesa.

rfmaster dijo...

Diego donde decis "no me sorprendió que hay en la televisión abierta" deberia decír ahí, disculpame no pude contenerme...
Con respeto al topic, me parece que deberíamos copiar algunas costumbres (de la tan denostada democracia norteamericana) como que las personas aprendan desde muy chicas que los gobernantes y legisladores son sus empleados, y por lo tanto tienen que rendirnos cuentas a nosotros de sus actos. Tengo entendido por ejemplo que en 4to año de la escuela primaria tienen que escribirle una carta a su legislador. Acá ni los "adultos de clase media con la panza llena" (entre los que me incluyo) podrían decirme siquiera los nombres de los legisladores provinciales y/o nacionales de sus provincias. Como podria haber dicho Bill "es la educación estúpido".

Diego F. dijo...

Rfmaster: Gracias por la corrección, si bien estaba mal puesto ese "hay" en realidad no era de "ahí". Si te fijás vas a ver que la oración seguía con "..sino que hay programas...", me quedó un "hay" de más, ya está corregido.

Y con lo del topic, totalmente, la educación -que también es política ya que de ninguna manera es neutral como dije en el debate del post anterior- debería estar orientada a generar conciencia política. Sin embargo no es una casualidad que las reformas del neoliberalismo hayan apuntado a destruir la educación pública y a despolitizar a la sociedad (antes la sociedad participaba de los procesos políticos, por ejemplo la noche de los lápices, alumnos del secundario). El problema es que ahora el debate educativo está reducido a los sueldos docentes (que está bien que se hable de eso, el problema es dejar de lado esto de lo que estamos hablando). Pero insisto, a nadie le mueve un pelo y en general las personas no ven la relación entre la política y estos problemas, de hecho muchos consideran que política es una mala palabra.

Abrazo

gonza dijo...

sonreía mientras leía el post: se nota que lo escribiste con bronca.

sin dudas que K no fue el cambio que muchos esperaban.

con respecto a los trenes, acordate que ahora los trenes (debido a la cantidad de subsidios) nos salen mas caros que cuando eran estatales.

tal vez me equivoque pero creo que esta despolitizacion no es solo de neustro pais. la poca participacion ciudadana es una problematica mundial, y aun mas en los paises del tercer mundo.

recorda que una de las caracteristicas de la posmodernidad es la despolitizacion de la sociedad.
este fenomeno es hasta casi festejado por las "castas" intelectuales posmos

saludos compañero!

GL dijo...

Diego: Excelente el post, coincido 100% pero me quedo picando una cosa, es cierto que van a cobrar retroactivamente al 2005 el gas???
Saludos

Rey Mago dijo...

Diego: creo que este regalo que te traje va acá: http://www.clarin.com/diario/2007/08/10/elpais/p-00406.htm
Felicitaciones por el post.

escriba dijo...

Hoy justo les hablaba a mi vieja y a mi hermana acerca de la corrupción en el área de Transporte. Y de que ese dinero debe llegar arriba, seguramente. Y de que el resto de las cosas que pienso también son reales. Y de qué compleja es la realidad ¿no? Trenes, subtes, bondis, sistema aerocomercial. Un desastre en todo sentido, en cuanto a subsidios y servicios. Y corrupción también.
Saludos

Diego F. dijo...

Gonza: nah, en realidad no es bronca. Salió de las tripas, es cierto, pero creo que es más un sacudón para tomar conciencia que bronca. Con respecto a lo de que K no fue lo que muchos esperaban.. que se yo, la verdad te digo que yo sólo esperaba que no volviera a gobernar la rata. Y admito que me generó expectativa pero la verdad que en algún momento del 2004 algo pasó y el rumbo cambió. Y esto se acentuó luego de las elecciones de 2005.
Lo que decís de la despolitización es cierto, sin embargo tiene que ver con la hegemonía de un modelo ideológico (que si lo pensamos desde el marxismo nace de la hegemonía del modelo de dominación material vigente). La "posmodernidad" es sólo una tipología más, hay pueblos más educados y más politizados que otros. Y nosotros estamos como estamos.

GL: Gracias por el comment. Habían presentado un recurso de amparo, pero hay que ver en la próxima boleta porque no se habló más del tema.

Rey Mago: Gracias por el regalo, pero ¿no estarás sugiriendo que Néstor tiene doble discurso, no?

Escriba: Creo que está a la vista de cualquiera (a diferencias de otros temas como, ponele, los fondos reservados de la SIDE o los sobreprecios en obras públicas) la onerosa corrupción en el área de transporte. O sea, no pueden ocultar que viajamos como vacas y que es un reverendo desastre por donde se lo mire.

Lo que no entiendo bien es por qué es una idea generalizada dentro del espectro ideológico "página/12" que estas prácticas alevósamente putrefactas se limitan exclusívamente a un par de áreas como transporte y obra pública. O sea, está claro que Kirchner apaña a estos funcionarios que hacen estos turbios manejos ante la vista de todos, entonces ¿por qué se asume en general que en las áreas que no vemos no son tan turbios?

Sobre por qué la gente no salta ante estas cuestiones, creo que la respuesta está en el post, no ven la relación entre vida particular y política. En fin...

Saludos!

Julián dijo...

Con respecto al tema Kirchnerista versus Cristinista.

Es de reconocer que el kirchnerismo siempre fue una asociación entre la pareja por lo tanto el gobierno anterior no fue "nestorista" ni este será "cristinista".

COn respecto al nuevo gobierno, como notaron muchos observadores carece de esa primera etapa en la que todas son mieles, pero en mi humilde caso prefiero dejarle la cancha libre por un tiempo y ver como abre el juego antes de tirarme a ser concluyente.

Lo que tiene que quedar claro es que el mandato que recibió CFK del electorado es la construcción de un modelode democracia que recupere las nociones de crecimiento sobre la base de un desarrollo económico justo y una igualación de oportunidades. Para bien o para mal, ya no se va a poder usar más la excusa por la "herencia recibibida".

Saludos Diego

Mauricio dijo...

Votaste a Cristina y te lavas las manos??? Vos sos igual de responsable que los que criticas...

Diego F. dijo...

No se cansan de chocarse con la misma pared, ¿no Mauricio?

Diego F. dijo...

Julián: "pero en mi humilde caso prefiero dejarle la cancha libre por un tiempo y ver como abre el juego antes de tirarme a ser concluyente". Está bien, yo lo respeto eso, pero bueno, no tengo ese optimismo luego de que no hayan aprovechado las más que favorables condiciones (poscrisis, precios internacionales, apoyo del pueblo, etc) para hacer reformas profundas (sistema tributario, judicial, renacionalización de los recursos estratégicos, insultos a los indigentes -150 pesos-, a los jubilados y trabajadores -jubilación y salario mínimo por debajo de la línea dibujada de pobreza- y un largo etcétera). De hecho es toda una señal que dejen a tipos como Jaime, avalen la consagración del monopolio Clarín, despoliticen a la sociedad y que insistan en que acá no pasa nada...

Pero bueno, seré yo y mi pesimismo :P

Abrazo!

Gigí dijo...

Este post no lo había visto, la verdad que firmo abajo. Me parece muy interesante el análisis que haces sobre la corrupción y nuestras vidas cotidianas, una se olvida de estas cosas. Y la situación del transporte es un desastre (no se si viste esto: http://www.clarin.com/diario/2008/02/06/sociedad/s-03001.htm), y es cierto que todos miramos a las empresas cuando en realidad el gobierno deja en sus cargos a los responsables de que todo siga igual o peor.

OliverX dijo...

Vuelvo a coincidir plenamente con vos. De hecho, el analfabeto político es uno de mis post pre elecciones...
Hay muchas coincidencias con las cosas que he posteado en Crear Conciencia.
Sabrás que la traición a la patria lleva la pena máxima en la Constitución Nacional por lo que la corrupción en manos de funcionarios públicos es un sinónimo, ergo, les cabe la pena máxima.
Hasta cuando vamos a seguir permitiendo confundir viveza criolla con heroísmo patriota?

Anónimo dijo...

A vos que te gusta Solanas te dejo esta nota que habla del tema del post (con el cual coincido 1000%):

Tren para todos
Por Pino Solanas

La sociedad argentina padece uno de los más caros e inseguros sistemas de transporte, con catastróficas consecuencias humanas y económicas. En 2007 el transporte vial le ocasionó al país la mayor cantidad de accidentes de su historia, con más de 8000 muertos y miles de heridos. No es sólo imprudencia o el alcohol: es el colapso del sistema de transporte a raíz de la drástica reducción del ferrocarril y las privatizaciones que demostraron ser incapaces de dar mejor servicio que el transporte público.

En todo el mundo se siguió desarrollando el ferrocarril porque es el más económico de todos los transportes y el único que entra a cualquier pueblo con niebla o lluvia. En nuestro país, el plan Larkin (Banco Mundial, año 1959) levantó ramales para hacer economías, pero su real objetivo fue debilitar las economías regionales y la industria nacional. De casi 50.000 km de vías y 130.000 ferroviarios que había en 1955, pasamos a 36.000 km y 95.000 trabajadores en 1989. Hoy tenemos 7000 km y 14.000 ferroviarios y no se puede circular a más de 50 km/hora. ¿Cuáles fueron los ahorros? Ninguno.

Con el gobierno Kirchner pagamos tres veces más que antes: tres millones de dólares por día y con las inversiones, once millones de pesos al año. El Estado paga todos los sueldos, compras y reparaciones y, además, subsidia con más de mil millones de pesos el gasoil de autos, colectivos y camiones, viajemos o no en ellos. Argentina paga uno de los sistemas de transporte más caros del mundo: equivale al 27 por ciento de su PBI, contra el 9 por ciento de Canadá y Australia.

Siendo un país agrario, el transporte automotor no es viable. El ferrocarril cuesta 7 u 8 veces menos: una locomotora arrastra la carga de 50 camiones; un tren mediano lleva tantos pasajeros como 19 ómnibus. Con la mitad de lo que gastarán en el “tren bala” se reconstruyen a nuevo 11.000 km de vías para los cargueros y 7000 km para los cinco grandes ramales a las provincias, más 300 locomotoras y cientos de vagones nuevos para poder circular a 120 km por hora. La reconstrucción de la industria ferroviaria pública puede crear miles de puestos de trabajo en vez de comprar trenes en desuso –caros y sin repuestos– de Portugal o España. El secretario de Transporte, Ricardo Jaime, debería explicar por qué derrocha los recursos en chatarra ferroviaria.

Frente a la crisis y la desinformación, el kirchnerismo quiere hacer votar en las sesiones extraordinarias de la Cámara de Diputados la Ley de Reordenamiento Ferroviario, sin el necesario debate y cerrando la ronda de consultas. Tras su paso por el Senado, el proyecto de ley fue vaciado de contenido: el Estado les seguirá sirviendo la mesa a los mismos concesionarios que nos comen desde Menem. Con la complicidad de funcionarios, son responsables del vaciamiento impune de los 37 talleres-fábricas con sus miles de máquinas y repuestos, más el destrozo y robo de miles de vagones y locomotoras. El valioso patrimonio fue entregado sin inventario previo a los Taselli, Cirigliano, Roggio, Romero, Techint, Urquía, Brahma, Camargo Correa. Hoy poco queda de él y ninguna denuncia penal prosperó.

La medida más salvaje de las privatizaciones fue sacarles a los pueblos los trenes interurbanos que unían las provincias. Nada golpeó más a los productores y las economías; se perdió la carga difusa y el servicio de correo. Miles de poblaciones sin pavimento hasta la ruta quedaron aisladas; 800 estaciones cerraron; sus pueblos se transformaron en fantasmas y un millón de habitantes emigró hacia las capitales.

Frente a la tragedia social, el proyecto de Cristina Fernández no es reconstruir la red que integraba al país, sino instalar el tren bala hacia Rosario y Córdoba y a Mar del Plata. Su modelo referencial es Puerto Madero, obra de la corporación creada por Menem y Grosso que se apropió de los terrenos públicos del puerto sin pagar nada. Hoy el metro cubierto se vende a u$s 4000: ¿podrán comprar los argentinos o sólo los extranjeros?

El tren bala es antidemocrático y antinacional: su boleto será caro, aumentará la dependencia tecnológica y la deuda externa. El imperativo es restituirle al pueblo su derecho al transporte: volver al tren para todos, un servicio interurbano seguro y confortable, y revisar el modelo actual para reducir las víctimas y costos de la guerra del automotor. El tren debe volver a ser una cultura de la comunicación que integre a la Nación.

* Integrante de Proyecto Sur.

Cesar dijo...

No entiendo como despues de un post tan bueno y objetivo como este te pones a defender a los K, porque no te decidis de una buena vez si te asumis como kirchnerista o como republicano?

VIEJITOMATIAS dijo...

A ver Mauricio, estas diciendo por ahi
votaste a Cristina y te lavas las manos?

Lavarselas de que chabon?
Quien se lava las manos de algo? deja de correr los ejes de dicusion atacando a Cristina, que lo estan haciendo desde antes que asuma ,por favor . Haganlo aunque sea para jerarquizarse intelectualmente.

Donde estaban uds. con Carlos Muñem?
Tranquilitos porque el pais era vendido ,verdad?

Te apuesto que aunque ahora le peguen con la inseguridad, generada
por pibes que se desarrollaron en los 90 y que hoy muchos son sicopatas fabricados , no creo que la exacerbacion y el fanatico ,dogamtico y arbitrario anti.K,tan repentino,puede arrojar un resultado muy adverso para uds.

Fueron poco inteligentes y no le dieron tiempo al tiempo.
Atacaron deliberadamente de la manera mas chabacana y burda , ni bien antes de asumir Cristina.

Te podra parecer una pelotudez (apuesto a eso),porque para uds.nada que no sea anti.K es
valido y hasta lo caratulan de maniobras fomentadas por los neo-montoneros, atacan al pueblo,pero te aseguro que ningun pueblo perdona al que fanaticamente le roba con mala leche las esperanzas generandoles un constante mal humor.

Sigan asi que al gobierno lo favorece!
Mal asesorados por sus publicistas.

Related Posts with Thumbnails