martes, diciembre 04, 2007

¿Qué futuro nos espera...

...si el 60% de los adolescentes de nuestro país -además de pobres, no es una coincidencia- son analfabetos científicos o incapaces de comprender un texto?

12 respuestas:

pancho dijo...

Si los que van a escuelas privadas andan en un 20 o 25%, y obviamente no pasaron hambre, eso significa que para la próxima generación ya esta determinado quienes van a ser jefes, y quienes van a ser soldados rasos, no?

.:. chirusa .:. dijo...

cultivando analfabetos, se cosechan esclavos, y eso, siempre le conviene a alguien...

Juan Cinza dijo...

Es una realidad terrible y creo que va a seguir siendo así hasta que nuestros gobernantes se propongan invertir más que un seis por ciento en Educación o -en el mejor de los casos- hasta que gran parte de la sociedad se movilice y tome cartas en el asunto.
Es un tema complicado que no se reduce a "la escuela" sino en todos los ámbitos y medios que suele frecuentar cualquier adolescente de bajos recursos. Osea, en una época se pensaba en la familia y la escuela como espacios educacionales
que hoy en día se han desfigurado, la familia en un conjunto de problemas ( a menudo traumatizantes) y la escuela en un lugar de contención.
Tengo una amiga que da clases de inglés en tres escuelas de fiorito, y confiesa que es poco y nada lo que puede enseñar dada las condiciones en las que viven los chicos y las pocas espectativas que ellos ven en aprender ingles; lo que hace en cambio, es generar un lugar más de afinidad o de charla que les dé a ellos respuestas más concretas a sus problemas.
Pienso ahora, mientras escribo, que la poca prioridad que los últimos gobiernos le dieron a la educación denuncia la falta de proyección y el escaso interés en conformar a largo plazo, un modelo de pais. Al margen de qué modelo se trate, los gobiernos que tenían un proyecto apostaron fuertemente en la educación, los gobiernos conservadores de 1880-1916, por ejemplo, que necesitaban "nacionalizar" la enorme masa de inmigrantes que venian de mano de obra barata; o en el primer gobierno de Perón que acorde a su perfil industrialista inaguró universidades como la UTN.
En fin, eso pensé mientras leia el post.

Un saludo !

Leto dijo...

En el gobierno de Illia se invertía 20 puntos del pbi en educación, y este gobierno festeja llegar a 6 en 2009 :S

Diego F. dijo...

Evidentemente todos coincidimos en que es terrible esto, pero ¿qué se puede hacer? Después de todo como dice Leto el gobierno celebra llegar a un 6% del PBI en educación en algún futuro cercano, en plena emergencia escolar, cuando durante el gobierno de Illia -que no había crisis educativa- estaba en 20%. Y fue reelecto y la oposición ni siquiera planteó algo cercano a ir por más. De hecho lo criticaron a Filmus por poner el piso de 1040 pesos al sueldo docente.

Jorge Y. de la G. dijo...

Diego, no se puede dejar de mencionar para explicar la situación actual el desastre que significó la Ley Federal de Educación, el sistema del Polimodal, la desaparición de las escuelas técnicas, etc., etc., todo ello apoyado y financiado por el Banco Mundial y aplicado por ciertos gobiernos de triste memoria. Revertir esto va a llevar décadas, y tan crucial como aumentar el presupuesto es fijarse los objetivos adecuados.

Un abrazo.

Diego F. dijo...

Jorge: no, claro, creo que como dice la canción de los piojos "todos sabemos los males que hay donde estamos parados". De hecho lo que posteaste sobre la educación en capital gracias a PRO lo puse en la Maurice Watch porque justamente está relacionado con esto mismo.

Abrazo

Anónimo dijo...

la eeducación para todos es una consigna de otra epoca hoy en día se ve aca y en todo el mundo que conviene qu ehaya muchos pobres y desempleo ya que son mano de obra barata y desesperada por trabajar.


Fritz.

Alberto dijo...

que nos espera con una juventud analfabeta (científicamente)?
Muchos años de monaquía K.

La cosa de la educación, a nivel internacional, es bastante complicado, ya que se lo vendió siempre como un "derecho", siguiendo el ideal democrático burgués de que se educaba al ciudadano para que tome decisiones racionales. Pero la verdad es que el estado financiaba la producción de mano de obra especializada para el mercado laboral. En Argentina, además, la educación pública era la forma de homogeneizar una sociedad de inmigrantes. Pasada la ola inmigratoria que interesaba homogeneizar, y en la destrucción económica del sistema del menemismo, en que la mano de obra en masa no era necesaria, la educación volvió a ser lo que siempre fué: un privilegio. El resultado de eso es lo que se ve ahora. No se si es reversible, no importa cuanta plata se ponga, dadas las realidades del mercado laboral argentino.

Julián dijo...

La ley de edudación nacional es insuficiente, pero es la primera ley nacional en años sobre el tema. A ésta hay que sumarle la de Educación Técnica,, que resignifica a la educación técnica por la positiva.

Se acab de crear un ministerio de Ciencia y Tecnología.

Son los primeros avances en muchos años en los cuales la eduación se convirtió en bien de cambio, es muy jodido volver a la inversión de Illia o de Alfonsín en Educación, en gran parte por la pérdida de prestigio que sufrió la educación en la Argentina.

Se armó un lindo debate.

También son objetivos que deben fiajrse lograr recuperar las pautas de redistribución del ingreso existentes durante el decenio 1963-1973.

Saludos

Diego F. dijo...

Alberto: es absolútamente reversible, si al finalizar el siglo 19 (y principios del 20) se pudo, ¿qué impediría revertirlo ahora?
Ah sí, los garcas... pero ¿no había en aquél entonces garcas? Claro no eran como los de la usurpación armada al Estado, que pusieron como ministro de educación a un tipo que decía que "el exceso de estudio produce desvíos en el pensamiento" y por eso recomendaba a los estudiantes "no estudiar" (Jorge, ¿lo tendrás el video o el audio por ahí?).

Igual, a pesar de esas basuras que están sueltas y todavía tienen la cara de aparecer a reivindicarse, y a pesar de la segunda década infame (el carlosaulismo) es absolútamente posible modificar esto. Una solución posible es pagar lo que corresponde de la deuda externa y dejar de pagar lo ilegal. Pensemos por un segundo esto: en 2008, y sólo de intereses, los pagos de la deuda externa equivalen al presupuesto de educación y salud SUMADOS. Sólo en intereses.

Solución 2: apropiarnos de nuestra renta petrolera y parte invertirla en exploración y la otra mandarla a educación. Y la tercera que tiro así al pasar es lograrlo con reformas orientadas a reasignar recursos.

Lo más importante es que la ciudadanía se involucre.

Saludos

Alberto dijo...

Las soluciones son buenas, pero para otro país, no para el de K. Es decir, es irreversible dentro del contexto actual argentino.
Cuando estaban de campaña en las elecciones de Capital, el que es ministro de educación de Macri, dijo en un reportaje que la CABA tiene el porcentaje de matrícula en escuelas privadas mas alto del mundo. Dijo que algo asi como el 50% de los estudiantes primarios y secundarios y mas del 60% de los universitarios va a escuelas y universidades privadas. Y a casi todas las subvenciona el estado en mayor o menos medida. Dentro de ese contexto, y correlacionándolo con la realidad del mercado laboral, es dudoso que la educación pública sea lo que fue. Los objetivos políticos de la época de fin de siglo XIX (para los años posteriores había mas vacas que habitantes y mas extranjeros que argentinos), la escuela pública jugaba un rol social muy diferente del de hoy, que está descentralizada, reventada, y casi abandonada. Si fuera otra realidad, no se caería el techo sobre los estudiantes.
La educación, en Argentina como en el resto del mundo, se volvió una mercancía que el estado regula como los tomates o las papas. Ya no es una función estatal desde la época de Me*em, y K no hizo mucho por cambiarlo.

Related Posts with Thumbnails