martes, diciembre 25, 2007

La basura no está en los basurales



¿No amerita una huelga de los trabajadores de la salud pública la medida racista que pretende tomar el intendente que votó el 60%? No llama la atención que Mauricio -sobre quien se advirtió durante la campaña que no dejaba de ser Macri- se la agarre con los enfermos de menores rescursos (vamos, todos sabemos que lo votaron para limpiar de pobres la ciudad).

Tampoco sorprende que la medida surja cuando la provincia de Buenos Aires intentaba discutir el tema de la tremenda cantidad de basura que le mandamos de Capital Federal. Es decir, no debería sorprender a nadie que para Rodriguez Berreta, Mauricio, Gabriela Michetti, y toda esa gente linda del pro, los enfermos de bajos recursos sean equiparables a contaminación (basura, sobras) a la hora de negociar.
Como dijimos en la Maurice Watch, item 14: nosotros les mandamos nuestra basura a los bonaerenses y ellos nos mandan la suya.

Lo que sí sorprende -no tanto, después de todo Scioli por más que intente no deja de ser un menemista hecho y derecho, de hecho Carlo "lo inventó"- es que el kirchnerismo se prenda en ese juego y negocie siguiendole el juego al macrismo.

Señores, esto no se negocia; las personas -por menos recursos que tengan y residan donde residan- no pueden ser equiparables a los residuos. Sí, es una perogrullada lo que estoy diciendo, pero no se llega a situaciones como la de Isla de las Flores sin políticas que le otorguen más valor a la vida de unas personas que a las de otras.

Por eso, y retomando el principio del post, sería bueno recordar que las cosas no cambian solas: cambian porque o las hacemos o las dejamos cambiar. No nos quedemos pasivos ante este embate contra la salud pública.

Saludos
D.F.

13 respuestas:

Bonaerense dijo...

Estas diciendo boludeces.

Diego F. dijo...

¿Quién podría contra argumentos tan contundentes como los tuyos bonaerense?

Anónimo dijo...

ya que estas actuando como "observador" de macri, no te llamó a reflexión alguna lo que hizo en su primera semana, de obligar a los amigos de todos los gobiernos anteriores a ponerse con un aumento substancial en el canon mensual por usar para propaganda el "mobiliario" de la ciudad? Un negocio que Ibarra y compañía cuidadosamente regalaban a sus viejos conocidos.
en cuanto a la medida de dar prioridad a los habitantes de la ciudad en los hospitales, la principal crítica es que es probablemente inaplicable (que van a hacer? exigir que se muestre el DNI?). pero la medida no es mala, lo que pasa es que su implementación obligaría a los "barones" del conurbano a ocuparse de sus jurisdicciones.
tratar de transformar una medida administrativa (que insisto, probablemente sea inaplicable)en un "embate a la salud publica" es un despropósito. todo el mundo está de acuerdo en que lo que es necesario es que existan hospitales que atienden a los enfermos en sus zonas, sin tener que viajar horas. lo "criminal" (si vamos a usar lenguaje dramático) es la organización actual del servicio de salud. actual

Aleta dijo...

Muy bueno el post Diego. Es cierto que la basura no está en los basurales, no conocia el corto ese, me dejo mal! Y si, no se llega a eso sino hay politicas como las que intenta llevar a cabo PRO. Y al anonimo le queria decir que no es un solo observador ¿no ves que hay aportes de varias personas en esa lista?

Diego F. dijo...

Anónimo: cuando dejés de ser anónimo lo discutimos si querés, no pierdo más el tiempo discutiendo con personas que no se hacen cargo de sus palabras.

Aleta: gracias por el comentario, justamente esa es la idea que traté de trasmitir: para llegar a la miseria y deshumanización a la que se llegó en el país (que haya personas cartoneando con sus hijos y comiendo de la basura de los demás, o la isla de las flores en Brasil, etc) fueron necesarias políticas públicas nefastas.

Saludos

Látigo dijo...

Hay una lógica comercial en la política de Macri. Una lógica que se ha demostrado que no resulta en lo social. La existencia del Estado, hasta en los páises con capitalismos más acérrimos, es precisamente para no dejar a la comunidad desamparada ante el avance de lógicas comerciales que no toman en cuenta al individuo como tal sino como un consumidor y nada más.
La lógica comercial de Macri es la equiparación del ciudadano de la capital con un cliente (o con el socio de boca). El cliente es el que paga, por ende tiene preferencia sobre el resto. Es el que me vota, por ende tengo que darle reconocimiento y prioridad sobre otros. Diferenciación, segmentación, ventajas competitivas...en definitiva, injusticia.
El tema es que el que se ve favorecido por estas promogangas de la ciudad se cree bien gobernado. Fijémonos lo poco que vale el "amor" de los porteños hacia el gobernante dadivoso: prioridad en un turno!!!! no hablamos de mejor atención, contención, alta tecnología médica, hospitales decentes. Hablamos de "te voy a seguir atendiendo como el orto, pero vas a tener un número más bajo que los negros de la provincia, no te preocupes".
Lo peor de todo, es que la medida, no solamente es de dudosa aplicabilidad, sino que hace agua por todos lados desde lo conceptual.
Con el mismo criterio comercial de la gestión de gobierno podríamos darle a los porteños prioridad en el tránsito. Por ejemplo, como el porteño paga con sus impuestos el mantenimiento de las calles de la ciudad, podríamos darles a los autos radicados en capital una oblea visible donde les de acceso a lugares de la ciudad donde otros vehículos no los tendrían, por ejemplo el microcentro, recoleta, proximidad a los estadios, etc.
Otra medida podría ser aplicar criterios más comerciales a los contribuyentes y clasificarlos en contribuyentes A, B y C (óptimos de Paretto, para el que le interese). Entonces, una vez catalogados podríamos darles una credencial con la que podrían tener prioridad de venta de tickets, descuentos en restaurantes, una fila tipo business para los trámites o una atención VIP para sacar el registro. Imaginate, pagás mucho de rentas porque tenés una casa enorme en Barrio Parque y si tenés que renovar el registro tenés una especie de Red Carpet Club con cafe, tele e internet gratis mientras esperás el exámen de la vista que tiene sólo dos letras bien grandes para que no tengas inconvenientes.

En definitiva, la discriminación por lugar de residencia es algo realmente repugnante que contribuye a una división más profunda entre la gente. En un mundo donde los países que avanzan socialmente tienden a integrarse y dejar de lado divisiones sociales, en la CABA hay un jefe de gobierno que considera esencial diferenciar el receptor de la salud pública por si reside de éste o del otro lado de la General Paz.

El primer paso está dado, ya saben los porteños que NO son iguales a los bonaerenses. Como no somos iguales los argentinos a los peruanos, ni a los bolivianos, ni a los paraguayos (Dios nos guarde).
Ojo, tampoco somos iguales a los suecos, alemanes, franceses ni españoles...no se nos ocurra quejarnos de discriminación cuando estemos dispuestos a lavar las copas de los catalanes que nunca hubieramos lavado en Palermo, eh?

Saludos

German L. dijo...

A todo esto nadie dijo que los hospitales tambien son sostenidos con dinero nacional, no solo de los porteños. Es una verguenza lo que esta haciendo macri. Muy bueno el post Diego.
"La basura no esta en los basurales", no, esta gobernando!

Trueco blog por un kilo de papas dijo...

Segundos los bonaerenses, terceros los del interior, cuartos los uruguayos (porque Mauri veranea en Punta, ni siquiera podríamos amenazarlo los bonarenses de no atenderlo cuando esté en la costa "groncha")...
Lo interesante es que no se habla de que en realidad lo que hay que hacer es poner más guita en Salud. Y da gracia que la mayoría de aquellos que hablan de que "me parece bien la medida porque yo tributo acá y corresponde que me den prioridad a mí en el servicio" en su puta vida pasaron o pasarán por un hospital público porteño, cuando choquen en la ruta camino a Pinamar que los atienda Mauri :P
Los reyes le van a traer una Luger de regalo. Un abrazo

Diego F. dijo...

Látigo: impecable lo suyo, coincido en el efecto de que ya estemos hablando de "ellos" y "nosotros"; pero me quedó una cosa ¿cómo? ¿no somos la pequeña Europa?

Germán: No es una vergüenza lo que hace Mauricio, es lo que quería el 60% que lo votó, eso es lo terrible.

Trueco: "Lo interesante es que no se habla de que en realidad lo que hay que hacer es poner más guita en Salud." Totalmente, pero creo que en el imaginario colectivo la salud pública es "esto que hay", no entienden que pueden tener las mismas prestaciones que en cualquier obra social si se modifican las políticas en materia de salud.

Abrazo!

Látigo dijo...

Y no, Diego, no somos Europa, y si bien se mira mejor que no lo seamos, no? Como decía un amigo mío, Europa está bien en fotos, pero es un desastre como película. Un continente que demuestra estabilidad política en períodos muy cortos, cuna de las mayores matanzas, los mayores fundamentalismos religiosos y políticos, fronteras móviles, monarquías ancestrales, limpiezas étnicas casi permanentes...ojo con desear ser Europa, porque el combo generalmente viene completo.

Saludos

Anónimo dijo...

los q creimos q la ciudad iva a estar mas limpia parese ser q nos equivocamos soy de lugano y la recoleccion de reciduos y el alumbrado publico sobre la calle ana dias a metros de la comisaria 52 es pesima x fabor agan algo

Julián dijo...

Aclaremos los tantos:

Yo soy bonaerense y vivo en el Partido de Tres de Febrero donde hay solamente un hospital de atención completa, que el señor del primer comentario esté de acuerdo con la política macrista vaya uno a saber porqué no amerita que se defienda a medidas de corte discrminatorio e inquisitorial como estas.

Un dato sobre el que no se vuelve mucho: Si los porteños van a tener prioridad, luego vendrían los bonaerenses por lógica geográfica, ¿Qué lugar les queda a los habitantes de las provincias del interior, y a los inmigrantes? ¿Un inmigrante es porteño para el actual gobierno y sus pretendidas políticas de salud pública.

Ante esta cuestión señores, las ideologías reconocen variables de aplicación de las políticas públicas, pero en ningún caso se pueden realizar cuestiones reñidas con los Derecho Humanos. Bueno es recordar que los fundadores del sistema de salud público fueron conservadores inteligentes de la llamada Generación del Ochenta.

Por otra parte el señor Macri y sus partidario se olvidan que los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires fueron construidos con dinero de las arcas nacionales y no con fondos del gobierno porteño(ya que no existió como tal hasta 1996) por lo tanto si desea seguir en este tipo de políticas que financie a su policía con su propia guita y que deje de pedirle a las Provincias.

Por otra parte, hay muchas medidas pendientes en el tema salud, como la conformación de centros comunales de salud(junto con las mismas comunas) algo sobre lo que el nuevo gobierno ni siquiera habla.

Sigue siendo un argumento central el tema de "los que pagan acá son los porteños, ergo ellos tienen la prioridad". Es de notorio peligrosidad que esos criterios sean defendidos por un gobierno democrático que tiene el mandato de las urnas de gobernar para los intereses mayoritarios de la sociedad y no como si esto fuera en vez de una ciudad un club de barrio. Es de notar que los evasores fiscales, los pobres, y los no contribuyentes(léase extraporteños) deben tener igualmente garantizado el acceso al sistema de salud público y gratuito ya que precisamente sus valores son "Al servicio de la comunidad".

Los que crean en la política de salud del macrismo bueno sería que de acá a unos meses comienzen a verificar las licitaciones que van a comenzar a obtener Roggio y Pescarmona.

El Cholo dijo...

Diego,
Ante todo, feliz 2008.
Mirá, en este tema de los hospitales hay una enorme hipocresía. Por supuesto que todas las personas sean de donde sean tienen derecho a ser atendidas, eso está fuera de discusión, pero si un tipo de Quilmes o Moreno o Florencio Varela va a hacerse a atender a la Capital no es porque tenga ambiciones turísticas sino porque en el hospital que le queda cerca de la casa (si es que hay alguno) no lo atienden. O sea, ahora Macri (a quien ni voté ni votaría jamás) es un canalla porque supuestamente no quiere atender a los de la provincia, pero los responsables nacionales, provinciales o municipales de la cuestión sanitaria en la PBA y el resto del país, esos no, son unos santos, a pesar de que lo de no atender a la gante no es una amenaza sino un hecho.
Y conste que no siempre fue así. En otras épocas, ciertos hospitales (los de San Martín, como el Castex o el Thompson) tuvieron un buen funcionamiento que cubría las necesidades de la gente de la zona.
Saludos

Related Posts with Thumbnails