lunes, noviembre 05, 2007

Me suena de algún lado



Es sorprendente como un hecho irremediable como es el paso del tiempo nos lleva a resignificar el mundo y la historia. La historia argentina está llena de planes económicos y sociales y es interesante el nombre que Cristina (Feinmann, ¿no es algo exagerado eso de cuestionar que la llamemos por el nombre de pila?) eligió para el suyo. Contextualicemos (esto le va a dar más letra a los que acusan a este gobierno de "setentista").

En palabras de María Seoane: "El ideario era un desarrollo industrial autónomo, vinculado al mercado interno, con potencia para comerciar sin barreras ideológicas y en base a un pacto entre trabajadores, empresarios y Estado que permitiera impulsar el consumo y el bienestar de las mayorías. Era una apuesta al mercado interno, a las industrias de base para un desarrollo autónomo, a la promoción estatal y control de ese desarrollo estratégico y la integración de los intereses sociales en él." ¿Les suena conocido?

Por qué fracasó el pacto social, en palabras de José Luis Romero: "El pacto social debía servir para encontrar la manera equitativa y razonable de repartir los mayores costos, pero las reglamentaciones cada vez más frondosas a las qeu se apeló, que se cumplieron escasamente, no sólo revelaron las dificultades de la persuación sino las crecientes falencias del Estado para hacer valer su autoridad. Así, antes de que el gobierno popular hubiera cumplido un año, estaba nuevamente planteada en forma abierta la lucha sectorial cuyas condiciones, sin embargo, existían desde el mismo comienzo de esta experiencia populista. Los actores del pacto social demostraron escasa capacidad y poca voluntad para cumplirlo(...) los empresarios -y muy en especial los chicos o medianos, dificilmente controlables- encontraron muchas maneras de violar el pacto: desabastecimiento, sobreprecios, mercado negro, exportaciones clandestinas y también hallaron una forma de manifestar su escaso entusiasmo: la inversión privada fue relativamente magra."*

Ahora bien, me quedé pensando en algo que sugirió Mario de Palermo en su última columna: "El compañero Jano: Dos facetas conceptuales puede tener un acuerdo a mediano plazo. La más consensuada, que el Gobierno acentuará al presentarla, es la de un “plan de desarrollo”, etiqueta que place a la mayoría de los políticos provenientes de partidos mayoritarios. Más allá de los vocablos, tampoco incordia a los sectores corporativos en tanto limita las incursiones cotidianas del Gobierno en la economía y otorga “seguridad”.

La otra cara de Jano, la de ser un “plan de estabilización” confeso u oculto, se menea menos porque es más ríspida. Ahí finca la esperanza de variadas vertientes del establishment, aun cultural. Se presupone que es necesario (tache lo que no corresponda) ralentar el crecimiento, achicar el gasto público, desactualizar los salarios. Un ajuste, un sinceramiento, un reacomodamiento. Un proceso contractivo, en fin, que se da como inexorable o sabio (no tache ninguno de los dos términos). Hay una tensión entre ambas facetas, cuyas proporciones suscitarán una pulseada de fuste."

Argentina tuvo varios planes de estabilización, recordemos.
Volvemos sobre Romero* para el primero: "En diciembre de 1958 se pidió ayuda al FMI y se lanzó un Plan de Estabilización, cuya receta recesiva se profundizó en junio de 1959, cuando Frondizi convocó al ministerio de economía al ingeniero Álvaro Alsogaray. Se trataba de uno de los voceros principales de las corrientes liberales y aplicó un ortodoxo programa de devaluación, congelamiento de salarios y supresión de controles y regulaciones estatales cuyas consecuencias fueron una fuerte pérdida de los ingresos de los trabajadores y una desocupación generalizada". Este plan terminó mal...

Veamos el segundo caso, el Plan Austral: Sourrouille lanzaba el plan austral con la intención de reactivar la producción a través de la concentración, y la utilización de los saldos de divisa obtenidos por la exportación de bienes agropecuarios para afrontar así las obligaciones externas. El plan consistió básicamente en el congelamiento de precios y salarios y la eliminación de la emisión monetaria para el financiamiento del déficit fiscal. Anunciado en junio de 1985, cuando la inflación de aquel primer semestre ya llegaba al 300%, produjo polémicas y empujó al gobierno de Alfonsín a abordar la problemática económica a través de un ajuste monetario. No se lanzaba ninguna iniciativa productiva y mantenia intacta la misma orientación en lo que respecta al tratamiento de la deuda externa. El Plan Austral logró estabilizar la economía sin provocar efectos recesivos. El tránsito desde una tasa mensual del 30% en junio a sólo 1.7% en Febrero de 1986 fue un éxito muy significativo del programa implementado. Sin embargo la alegría duró poco tiempo y nuevamente los precios comenzaron a crecer. La experiencia que le siguió al Austral (el Plan Primavera) fracasó y Argentina comenzó a transitar un camino con un destino final hasta entonces desconocido: la hiperinflación.

Y por último el más reciente, la convertibilidad: "El Plan de Convertibilidad adoptado a principios de 1991 jugó un papel central no sólo en el éxito de la estabilización argentina y los esfuerzos de reforma durante la última década sino también en su trágico colapso. El objetivo esencial del plan era terminar con décadas de inestabilidad económica y financiera asegurando que el país tendría moneda sana. Esto se cumpliría anclando el valor de la moneda nacional a una paridad uno a uno con el dólar de Estados Unidos, con la garantía de que los pesos podían ser cambiados por dólares a voluntad." Este plan, recordemos, terminó así.

Esperemos que el componente -o la cara de Jano según el palermeano Mario- "plan de establización" sea sólo un rasgo menor del mentado pacto social Cristinista. Las consecuencias de los planes de estabilización en el país no fueron demasiado felices que digamos.

Saludos
D.F.

*Sacado de "breve historia contemporánea de la Argentina".
Para el post se utilizaron estas fuentes: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7.

16 respuestas:

Mendieta dijo...

Muy buen post. Lo laburó. Abrazo

Jorge Y. de la G. dijo...

Excelente trabajo, Diego. Te tiro dos planes de estabilización más para que busques datos: el de Federico Pinedo (el abuelo del PROhombre de ahora) con Guido después del derrocamiento de Frondizi, y el célebre Rodrigazo. Cuyo fracaso marcó (en mi humilde opinión) el inicio del conteo final para el golpe del '76.

Un abrazo.

Diego F. dijo...

Mendieta: gracias, cuando hay tiempo disponible lo invierto aquí.

Jorge: ¿el de Pinedo decís al "plan" de devaluar el 80% antes de ser rápidamente eyectado y reemplazado por Alsogaray?
Eso me suena más a "cómanla!" que a plan, pero bueno, vale.
Y el Rodrigazo sí, lo debería haber incluido pero no quería ser tan fatalista acerca del futuro aunque es indudable que la historia se repite una y otra vez.
Qué triste que es nuestra historia.. es fácil entender el pesimismo de las generaciones que vivieron todos estos procesos.

Abrazo!

EA dijo...

Que triste es nuestra historia, excelente post Diego F. Te dejo un fragmento de la columna de hoy:
¿Y qué hará con la mafia del aparato bonaerense del PJ que ¿alquiló? para las elecciones? ¿Lo ¿alquiló? porque no le dio el tiempo para armar otra cosa? ¿O porque su vocación progre termina ahí y ahora se trata de que todos unidos triunfaremos de la mano de empresarios y burócratas sindicales, necesarios para amortiguar reclamos crecientes en medio de una inflación que no está desbordada pero sí dibujada?

Jorge Y. de la G. dijo...

Así es Diego, yo era chiquito en el '62 y aún así me acuerdo de la tremenda bronca que le tenía la gente a ese personaje. Y eso que era uno de los que pregonaban "hay que defender el valor de la moneda".

Abrazo.

Diego F. dijo...

Y para esa gente, la que todavía tiene memoria, ¿habrá sido chocante ver en todas las calles de la ciudad el "ponelo a Pinedo en el Senado"? Porque también estaba el Pinedo del fraude patriótico en los 30's... que linda familia!

Abrazo

Diego F. dijo...

EA: Sí, la leí, pero venís flojo con el nivel de tus colugnas ultimamente, ¿qué anda pasando?

Saludos

Jorge Y. de la G. dijo...

EA: no me digas que vos sos...no lo puedo creer...aguante el blogger power!!!

Diego: el Pinedo del '62 es el mismo de la Década Infame.
Me inspiraste un post. Te ganaste el día.

Un abrazo.

Jorge Y. de la G. dijo...

Ah, hay un post de Mariano de El Buen Salvaje, dice que al ver la cara del Pinedo de ahora en los afiches, uno desea con toda el alma que venga la Revolución Bolchevique, jaja!!

Cami dijo...

Diego: esta bien que no sea la señorita historia, o sea sere ignorante pero me dejaste con la boca abierta con lo que posteaste sobre el pacto social y la relacion con la estabilizacion. Felicitaciones.

Mendieta dijo...

Ehhh Diego...cómo le dice eso a EA, uno de los poquísimos periodistas en serio que hay por estas pampas? (y uno de los mejores prof. que tuve) Por el contrario, sus últimas columnas me parecen de lo mejorcito. Nunca vamos a estar de acuerdo nostros dos?

Diego F. dijo...

Jorge: insisto en resaltar la belleza de esa familia, me recuerda a otra mucho mejor todavía, Martinez de Hoz que empezó la trayectoria un tataratataraabuelo cuando flameaba la bandera inglesa en el país y los ingleses nombraron al capo de la aduana (muy importante en esa época) que, casualmente, era el ancestro del que después se quedó con las tierras en la "conquista" del desierto y que luego, su descendiente, nos cagó con la tablita... me preguntó que harán los próximos descendientes...
Espero el post!

Cami: todos somos ignorantes, pasa que ignoramos cosas distintas.

Mendieta: ¿querés ver una de las BUENAS columnas de Aliverti? Mirá esta. A eso me refería. Con Aliverti está todo más que bien, de hecho hay ciertas infidencias que no puedo contar pero he llegado incluso a cuidarle la casa. Yo lo banco, está claro, pero últimamente anda medio aburguesado.

Abrazo

PD: Igual no creo que sea él, hay mucho usurpador de identidad dando vueltas (acá por lo menos se lo hicieron a Mjölner por ejemplo).

PD2: apuesto a que en esta sí estamos de acuerdo.

Anónimo dijo...

PINO ES CHAVISTAS? Y SI ES NACIONALISTA...ANDAR HACIENDOLE DE CHUPABOTAS NO ES PATRIOTAS.

Jorge Y. de la G. dijo...

Diego: tarde pero seguro, ya salió con fritas.

Che, en la próxima reunión blogueril contate esas "infidencias", jaja!!!

Un abrazo.

Diego F. dijo...

Ahí paso a leer a ver qué sacaste de la galera esta vez :P
Y sí, la próxima (ahora que ya pasó el frenesí electoral como que no hay muchas excusas para dilatarla demasiado) alguna develaré...

Abrazo

Leandro dijo...

Muy bueno! Y ahora estan los muchachos de FIEL tratando de disimular uno mas. Hay que enfriar....

Related Posts with Thumbnails