martes, octubre 09, 2007

Boicot como remedio a las heladas



El hecho de que los tomates hoy, luego de una tendencia de suba como nunca en la historia (justificada con el argumento de las heladas), haya bajado un 30%.. ¿no es acaso prueba suficiente como para que, además de derrumbar el argumento esgrimido como justificación de la suba, el gobierno inicie acciones contra los que abusaron de los consumidores? ¿O acaso existe algún aquelarre que se dispara al mencionar la palabra "boicot" que revierte los efectos de las tremendas heladas y logran que en un par de días los precios bajen?

La lección que debería dejarnos esto es que cuando el pueblo se organiza, no hay monopolio que se la banque. Cuando Kirchner llamó al boicot en contra de Shell ante las subas arbitrarias de la empresa, sus ventas bajaron un 40% y tuvieron que volver atrás con los aumentos. Hasta Majul apoyó la medida.

Sin embargo el gobierno parece no haber aprendido la lección -o parece no querer hacer uso de un legítimo recurso como lo es llamar al pueblo a boicotear a los abusadores- y no utilizó nunca más el recurso (que los supermercados chinos, al provenir de una cultura diferente sí lo utilizaron). Deberíamos tomar nota y organizarnos ante cada empresa que abuse de su posición en el mercado. Al comprar los productos a precios abusivos, estamos validando el abuso y de esa manera nunca seremos un "pais en serio".

¿Qué pensará Kristina sobre el recurso del boicot?

Saludos
D.F.

21 respuestas:

PipBoy dijo...

Diego, comparto totalmente la idea de que si el pueblo se organiza logra cosas.

Sin embargo en este caso tengo una duda/pregunta: ¿Es posible que el precio simplemente bajara en proporcion a la brusca caida de la demanda generada por el boicot?

Saludos

Diego F. dijo...

¿Es posible? Todo es posible.. ¿Es lo más probable en un país como el nuestro? No lo creo. Fijate que recién hoy empieza el boicot y ya del vamos bajó el 30%. La demanda ya había bajado antes (por el elevado precio) y sin embargo seguía subiendo. En un comentario en el blog de Artemio sobre este tema había dicho:

"Es muy gracioso el tema estacional, es como si la naturaleza estuviera en contra de los argentinos: fijate que siempre el clima hace que los alimentos suban, y nunca -absolútamente nunca- bajan. ¿Qué tiene que hacer la naturaleza para tener papa, lechuga, tomate y otros insumos lujosos a precios accesibles (en el 1 a 1 la papa salía 30 centavos de dólar el kg, hoy está 1.20 dólar)?"

En fin, cada quien puede pensar lo que quiera, sin embargo para mi está claro que muchas empresas -incluyo a los tomateros y paperos- están abusando de los consumidores ante la pasividad de los ineficientes -adrede- organismos de control.

Saludos

Destructor de Mitos dijo...

Organizar un boicot (máxime cuando proviene del gobierno) es tratar indirectamente a las personas de estúpidas e incapaces de tomar decisiones por propia voluntad.

Si el tomate sube su precio, lo primero que sucede es que su demanda disminuye gracias a las decisiones individuales. Es decir, no se necesita un boicot para lograr que el tomate baje su precio.

Por otra parte, no se trata de un mercado monopólico. De hecho, hay muchísimos productores de pequeña escala.

El hecho de que el precio del tomate sea la problemática nacional (y casi el punto número 1 en la agenda presidencial) es una muestra de lo bajo que hemos caído.

Lo del combustible es más entendible... pero ¿el tomate?

Saludos,

Diego F. dijo...

Martín: el tomate es un símbolo, no es sólo el tomate. El problema son las subas generalizadas e injustificadas en los alimentos. El hecho de organizar a la sociedad para boicotear un producto (que en realidad afecta a varios, no es sólo al tomate) da una señal de alerta a los que estén en la misma situación para que aflojen con el abuso.

En muchos casos existen monopolios u oligopolios y se cartelizan (hay suficiente evidencia de esto) ya que tenemos una economía absolútamente concentrada. El boicot no es tratar de estúpido a nadie, simplemente acompañar a muchos otros que piensan igual para sumar voluntades. ¿Alguien boicotea por obligación? Me parece que estás equivocado en tu valoración sobre el boicot, es al revés, es una manera inteligente de combatir los abusos.

Saludos!

Mensajero dijo...

Diego, como siempre, hay mucha desmovilización, supongo que en otros sitios no hace falta demasiada organizacion, ante una situación así, es obvio lo que un consumidor debe hacer.
ahora, si esperamos que los gobiernos convoquen al boicot, estamos listos. saludos.
pd. ¿para que sirve el word verification?

Diego F. dijo...

Mensajero: un principio para romper con la desmovilización es poner objetivos sencillos y puntuales que demuestren al ciudadano desmovilizado que al movilizarse logra ciertos objetivos. ¿Por qué no podemos pretender que un gobierno se ponga del lado del pueblo y utilice el amplio respaldo popular para poner en su lugar a los que pretenden abusarse?¿Es preferible la espiral inflacionaria a movilizar al pueblo?

Con respecto a la verificación, es una medida para evitar el spam y el floodeo. Es la única restricción para comentar ya que como verás incluso hasta permito comentarios anónimos.

Saludos

Anónimo dijo...

Recuerden hermanos lo que dijo el mártir peperino: es mucho más probable que el tomate sea perita, que la pera tomatito...

Alguien me explica como merda registrar mi nick? Tante grazie.

Diego F. dijo...

Si querés registrarte te tenés que anotar en blogger. Si no querés registrarte, antes de apretar el botón "publicar" podés elegir "otros" en "elegir una identidad" y ponerte el nick que quieras sin registrarte.
Saludos

Mariano T. dijo...

Qué lindo que es imaginar conspiraciones y villanos!!
Pero la realidad es más sencilla, y esta estudiada por los manuales clásicos:
la oferta de tomate es 1/4 del consumo habitual en esta época del año.
Por lo tanto el precio sube hasta que 3/4 de la demanda se abstienen de comprar.
El boicot funciona como una autorregulación de la demanda: Un % alto de los consumidores no convalida equis precio, por lo tanto el precio baja hasta que la demanda se vuelve a equilibrar con la oferta.
Este proceso se realiza e el conjunto de bocas de expendio en forma automática, porque nadie quiere tirar la emrcadería.
Si el tomate fuera un medicamente indispensable para vivir, el percio subiría en forma astronómica.
En cambio si fuera totalmente prescindible, una pequeña suba de precio bastaría para que la demanda se acomode.

Diego F. dijo...

Ahh, buena explicación. Ahora ¿por qué es la primera vez que no sólo el tomate, sino muchos alimentos se dispararon hasta el punto actual donde por ejemplo cuesta más barato un kilo de asado que una ensalada? Y otra porque seguro que no tiene nada que ver con los empresarios aprovechándose: ¿cómo se explica que la papa en el 1 a 1 costaba al por menor 30 centavos de dolar y hoy cuesta 1.20 dolar?

Saludos

Mariano T. dijo...

Sobre la papa:
http://patriachacarera.blogspot.com/2007/09/importaremos-papa.html
Diego: En general fue un año climáticamente muy raro.
Acordate que en Febrero Marzo el problema era la lechuga, que ya bajó bastante.
Los frescos que tienen demanda muy rígida, y no se pueden almacenar, tienen siempre fuertes oscilaciones de precios, para arriba o para abajo. Pero en la memoria colectiva solo quedan grabadas las subas.
Y siempre las variaciones se originan por el nivel de oferta, porque el consumo es bastante fijo. El cambio es que en los 90 el consumo tenía una tendencia de variación interanual negativa(cada año menor consumo) y ahora es al revés. Por lo tanto en los 90 eran más probables las crisis de superproducción, y ahora las de subproducción.

Ulschmidt dijo...

El boicot es lo mismo que hacia la gente antes sin concurrir a ninguna convocatoria: no comprar. Ganada la batalla, van a comprar porque los malvados mercaderes aprendieron la lección del movilizado pueblo...y sube 30 %.
Hay poco tomate. El que quiere que lo pague. Así funciona.
El payaso K que organizó el piquete sobre la Shell debería acordarse de eso durante el invierno en que supuestamente NO faltó gasoil, ni tampoco faltó GAS, ni faltó ELECTRICIDAD en el país donde tampoco hay INFLACION. Así funciona.

Mr Chispa dijo...

Diego, en respuesta a tu pregunta ¿Qué pensará Kristina sobre el recurso del boicot?

No se que pensará, de hecho no si si piensa o no, pero creo que lo que a ella le importa es el botox no el boicot.

Destructor de Mitos dijo...

Diego, no digo que esté mal el boicot, sino que hay que ponerlo en perspectiva. Tiene sólo una motivación política. Es cierto, la excusa es económica, pero en la vida real la economía se mueve con otros resortes.

Si hablamos en general, el causante de los aumentos de precios es el propio gobierno. Claramente, la inflación es un tema de manejo monetario. Sino, ¿cómo se explica que en los ´90 no haya habido inflación?

Es cierto que la búsqueda de sobre-ganancias puede también ser una causa, pero en una coyuntura determinada y de muy corto plazo. El proceso inflacionario actual ya lleva un tiempo demasiado largo como para culpar a ese factor.

Bajar la inflación es fácil: hay que valorizar lo moneda. Dudo que el establishment (especialmente los muchachos de UIA) acepte eso...

Diego F. dijo...

Martín: no soy economista ni nada similar, pero en los 90's los precios subieron entre un 30 y un 40% estando el cambio estable.

Además el causante de que los precios suban es principalmente el ventajismo de los comerciantes en una economía concentrada y cartelizada, ¿o eso acaso no influye o es secundario a la hora de analizar? Acá falta disciplinar a los empresarios, insisto mucho con esto.

Y otra cosa, ¿por qué decís que tiene "sólo" una motivación política? ¿Qué tiene de peyorativa la motivación política?

Por último: si no alcanza el tomate, habría que cerrar la exportación para abastecer el mercado local. Si no les gusta a los sectores que acaparan el poder económico -léase medios de producción- tendrán que invertir para producir más y dejar de ser tan ventajistas. Y ojo, no lo digo por el campo exclusivamente sino por los especuladores de siempre que ni siquiera cuando les va bien son capaces de comoportarse como capitalistas civilizados.

Saludos

Mariano T. dijo...

Wrong again....Argentina no exporta tomate.
No hay caso, las tesis conspirativas siempre son más atractivas.

Diego F. dijo...

Mariano: ya se que no coincidís, pero aunque sea lee lo que digo:

"para mi está claro que muchas empresas -incluyo a los tomateros y paperos- están abusando de los consumidores ante la pasividad de los ineficientes -adrede- organismos de control."

"el tomate es un símbolo, no es sólo el tomate. El problema son las subas generalizadas e injustificadas en los alimentos. El hecho de organizar a la sociedad para boicotear un producto (que en realidad afecta a varios, no es sólo al tomate) da una señal de alerta a los que estén en la misma situación para que aflojen con el abuso."

"Y ojo, no lo digo por el campo exclusivamente sino por los especuladores de siempre que ni siquiera cuando les va bien son capaces de comoportarse como capitalistas civilizados."

"Ahora ¿por qué es la primera vez que no sólo el tomate, sino muchos alimentos se dispararon hasta el punto actual donde por ejemplo cuesta más barato un kilo de asado que una ensalada? Y otra porque seguro que no tiene nada que ver con los empresarios aprovechándose: ¿cómo se explica que la papa en el 1 a 1 costaba al por menor 30 centavos de dolar y hoy cuesta 1.20 dolar?"

Insisto: el boicot funciona y eso lo saben acá, en la china y en los EEUU donde yo con mis propios ojos vi a una señora parada en un minimarket con un cartel que decía "acá la leche está 20 centavos más cara, no compre".
El problema es que se empiezan a asustar los abusadores cada vez que se organiza el pueblo... sino preguntale a la shell y la esso a ver qué piensan sobre los boicots.

Saludos

Mariano T. dijo...

Diego: Te leí todo, incluso te contesté a la comparación con la papa de los 90.
Como ya dije antes, el boicot funciona porque disminuye la demanda, si es significativo.
Cualquier método de reducción de la demanda (no se, prohibición de comercializar tomate de Lunes a jueves), va a tener incidencia en el precio.
O sea que el que no hace boicot, resulta beneficiado al comprar más barato.(El que no hace boicot no, porque no compra)
Pero lo que te quiero explicar es que no hace falta ninguna conspiración para que el precio suba cuando la demanda cuadruplica la oferta. Solo la puja entre consumidores:"Si no te gusta el precio no lo lleves, total igual no me alcanza".
Y la misma puja se da en el Mercado central y en el campo, para apropiarse cada uno de parte del precio extra que paga el consumidor.

Diego F. dijo...

Ok Mariano, entonces decime si estoy entendiendo bien: para vos las subas en todos los productos no tienen nada que ver con la especulación de los empresarios, con la economía concentrada, con la cartelización, con los precios internacionales ni con la falta de efectividad de la intervención del gobierno ¿es correcto esto?

Saludos

Destructor de Mitos dijo...

Diego, no es verdad que haya habido inflación en los ´90, por lo menos no desde 1994. Y la anterior es claramente arrastre. De hecho, los precios en 2001 eran en promedio, menores a los de 1999, y se encontraban en un nivel similar al de 1994.

Si el problema es la cartelización y la concentración de la economía, habría que ver como incorporar más competencia. Y para eso, la única solución es generar un ambiente propicio para las inversiones. Controlando precios, es imposible lograrlo.

Igualmente, ese no es el gran problema. Como te dije antes, la cartelización y la concentración puede explicar incrementos de precios en un momento dado... pero no un proceso inflacionario de largo plazo.

Además, la cuestión es fácil, porque están los datos disponibles. Cuando el Banco Central emite más dinero, a los pocos meses la inflación se dispara. Por ejemplo, el año pasado, a mitad de año el Banco Centra restringió un poco la emisión: el resultado fue que al tiempo hubo una moderación en los precios. Por supuesto, esto trajo como consecuencia una revalorización del peso que asustó a los muchachos de UIA (que pierden competitividad enseguida ante un aumento del poder de compra real de los consumidores).

¿Resultado? Se volvió a aumentar la emisión y, paralelamente, comenzó a cambiarse la metodología del INDEC...

Hay que entender que el mercado siempre está presente y funcionando. En un momento dado, un gobierno puede actuar, desviando temporalmente los efectos del libre juego de la oferta y la demanda. Pero esa distorsión es sólo temporal. Tarde o temprano, hay un ajuste (ajuste en sentido neutro... puede ser expansivo o restrictivo).

Con respecto al tema de los boicots, sólo quise decir que no tienen efecto económico verdadero. Sólo sirven para generar tapas de diarios a semanas de las elecciones. Igualmente, hacer boicots es parte de la libertad individual y, por lo tanto, algo totalmente válido.

Perdón por la redacción. Fue escritura rápida.

Mariano T. dijo...

En lo que respecta al tomate, no hay nada de eso.
Solo restricción de oferta por motivos climáticos, el resto de las consecuencias son tan inevitables como que si tirás una manzana al aire cae para abajo.
En los demás precios, hay que estudiar caso por caso, y si puede haber cosas como las que mencionás, en un contexto que bien explica Destructor.
Solución para el tomate:
1)Restricción voluntaria(boicot) u obligada(veda) de la demanda
2) Aumento de la oferta (Traer tomates de otro país, si dan los costos, y si no con un subsidio)
3) no hacer nada, y cuando se normalice la oferte(1 o 2 meses) el precio baja solo

Related Posts with Thumbnails