martes, junio 12, 2007

¿En qué andará Mery July?



La verdad es que es muy dificil de saberlo ya que los medios masivos de comunicación dejaron hace rato hasta de mencionarla. Probablemente su desaparación de la opinión pública tenga que ver con la entrevista que publicó en su momento Clarín, que reproducimos acá completa.

El tema de los sobresueldos (que deriva de los gastos reservados) es el eje central y esta entrevista explica bastante bien los mecanismos utilizados. Como "la gente" se olvida tan rápido de las cosas, y sabiendo que hay una causa que puede prescribir en cualquier momento, desde Mundo Perverso queremos refrescar la memoria. Después de leer la entrevista ustedes se preguntarán al igual que yo cómo es que estos tipos sigan todos sueltos. Y quizás se den una idea de por qué no se la menciona más y está suelta en su petit hotel.

LOS GASTOS RESERVADOS: REPORTAJE A MARIA JULIA ALSOGARAY

"No quiero tener compañía en la cárcel, sólo quiero justicia"

Desde prisión, la ex funcionaria dio detalles sobre el cobro de sobresueldos en la etapa menemista. Acusó a Manzano y a Beliz. Habló de Cristina y de Carrió. Y asegura que está presa por no ser peronista.

-Menem dijo que usted está confundida, y que en su gestión había gastos reservados pero no se pagaban sobresueldos. ¿Está confundida usted?


—No, no estoy confundida. Es curioso que Menem haya utilizado la misma expresión para desmentir lo publicado por una periodista en El Mercurio, de Chile, poco después de mi juicio oral. En realidad creo que está utilizando una argucia semántica llamando "gastos reservados" a los complementos salariales de ministros, secretarios y otros funcionarios. La realidad es que, además de los ingresos por planilla (que figuraban presupuestariamente como "Sueldos y otras remuneraciones") había un ingreso extra en la partida "Gastos Reservados" que eran administrados por el Poder Ejecutivo, según la ley secreta 18302, y que sólo algunos funcionarios, entre los que yo no me contaba, estaban habilitados a conocer. Ese ingreso extra provenía, según me explicó (Eduardo) Bauzá y luego ratificó (Domingo) Cavallo, de la partida "Gastos Reservados" de Presidencia o de la SIDE. Sobre esto, no hay confusión posible.

—Usted dijo que, en sus últimas declaraciones sobre sobresueldos, Menem se mostró titubeante. ¿Por qué cree que titubeó?

—Uno titubea o debe aclarar sus declaraciones cuando no está seguro sobre lo que está diciendo, ya sea por ignorancia o por eludir la verdad. Probablemente Menem pueda explicar mejor que yo qué lo hace titubear.

—¿A qué se refiere cuando dice que Bauzá se esconde en sus problemas de salud en el tema de los sobresueldos?

—Durante el juicio oral y público en mi contra Bauzá era un testigo clave y su abogado se presentó diciendo que no podía declarar porque su estado de salud no se lo permitía. Sin embargo, no ofreció declarar por escrito o que le tomaran declaración fuera de la sala. Sin ninguna duda no quería quedar en la situación que enfrentó su sucesor como jefe de Gabinete, Jorge Rodríguez, cuando tuvo que elegir entre mentir bajo juramento o incriminarse.

—¿Quiénes eran los funcionarios que cobraban los sobresueldos más altos? ¿Y cuánto cobraban, según lo que usted sabía?

—Sólo tengo una idea global de lo que recibían los ministros y secretarios de la Presidencia, para distribuir entre sus funcionarios políticos. Los ministros recibían $ 100.000 y los secretarios $ 40.000, suma que en una etapa posterior se redujo a la mitad. Sin embargo, es lógico suponer que los ministerios más grandes recibieran en proporción al número de funcionarios políticos. Y nunca se dieron instrucciones sobre cómo y cuánto distribuir. Este monto se entregaba con la directiva de distribuirlo entre los funcionarios de acuerdo con el nivel de responsabilidad pero no había directivas específicas y quedaba a criterio del ministro o secretario su asignación. Durante mi juicio, a través de declaraciones testimoniales quedó en evidencia que esa distribución, en el caso del Ministerio del Interior, siendo titular José Luis Manzano, llegaba hasta el nivel de subsecretario. En el caso del ministro Gustavo Beliz, algunos de sus funcionarios comentaban que el dinero llegaba pero no se distribuía.

—¿Qué sabe de los siguientes ministros del Interior?

—No tengo noticias directas de los funcionarios de esa área.

—¿A cuánto ascendía su sobresueldo? ¿A partir de qué fecha y hasta cuándo lo cobró?

—Entre 8 y 10.000 pesos por mes. Y los recibí desde que ingresé al Gabinete, a comienzos de 1992, hasta el mes de noviembre de 1999.

—¿No pensó que, aunque los sobresueldos eran en apariencia de cobro legal, podía ser inmoral cobrarlos?

—Este punto tiene varias aristas. Una remuneración de 15.000 pesos/mes (entre ingresos por planilla y por sobre) era equiparable a lo que se percibía en el sector privado en posiciones de mucha menor responsabilidad y jerarquía que la mía. Como monto, no me parece ningún disparate. Yo recibía el importe, repartía como se me había indicado, y hacía mi declaracion impositiva, no había nada inmoral en mi accionar. Sin embargo, le reconozco que siempre me sentí incómoda con el secreto que rodeaba al tema y coincidía con Carlos Tacchi (fallecido ex secretario de Ingresos Públicos) en la necesidad de terminar con la hipocresía. Creo que Cavallo era de la misma opinión pero la decisión no pasaba por nosotros. Cuando se me hicieron preguntas directas contesté con la verdad y también lo hizo Cavallo. En todo caso, le admito la palabra "inmoral" únicamente para quienes no los distribuían ni los declaraban. La inmoralidad está en aquellos que siguen mintiendo o los declaran recién cuando tienen que explicar alguna cuenta oculta.

—¿Qué influencia tuvieron esos sobresueldos en sus bienes? ¿Se volvió más rica por cobrarlos?

—Sobre mi situación patrimonial, ninguna. Fueron utilizados en su totalidad para cubrir mis gastos corrientes durante la función. Quedó debidamente demostrado que mi incremento patrimonial no provino de esos ingresos.

—¿Cree que las citaciones indagatorias a Cavallo, Granillo Ocampo y Camilión ayudarán a esclarecer la investigación?


—No creo que ninguno pueda cambiar lo que ya se ha dicho. Sus declaraciones pueden ayudar, sin duda; sin embargo, el esclarecimiento se produciría si se investigaran con seriedad y profundidad las numerosas pistas que se están abriendo y, en especial, no dejando morir la causa.

—¿Cree que deberían anularse las leyes secretas que sirvieron para pagar los sobresueldos?


—Creo que debería haber una decidida acción parlamentaria sobre el conjunto de leyes y decretos secretos para evaluar cuáles deben sobrevivir y por qué.

—¿Cree que aún se pagan sobre sueldos en la Argentina?


—Lo que no creo es que los ministros vivan con 6.000 pesos por mes. La remuneración de los ministros debería ser fijada en relación con sus equivalentes en el sector privado, y terminar con la hipocresía. De esa forma, sería exclusiva responsabilidad de quien los nombra, el Presidente de la Nación, que esas remuneraciones llegasen a personas idóneas y eficientes. La gente no cuestionaría, estoy segura, un sueldo alto en esas manos.

—¿Desde cuándo no habla con Menem? ¿Se siente traicionada?

—No contesto temas personales.

—¿Hace alguna evaluación especial por ser la única ex funcionaria menemista que está presa?

—No. Aunque que hubiera muchos más (ex funcionarios presos) no cambiaría mi realidad. Yo no pretendo compañía en la cárcel, sino que sólo quiero justicia. Algunas de las interpretaciones que escucho sobre el tema parecen interesantes; llama a la reflexión la coincidencia de tan amplio espectro de comunicadores que, de Silvina Walger a Bernardo Neustadt, insisten con dos explicaciones: en primer término, el hecho de no pertenecer al peronismo, que me dejó al margen del sistema de protección imperante en la política. Y la otra es llevar el apellido Alsogaray, con lo que eso connota. Yo digo que ser liberal, mujer e intrusa en el partido gobernante fue mucho.

—¿Pensó alguna vez que iba a estar presa por su desempeño en la función pública?


—Evidentemente cuando uno se embarca en la acción política conoce los riesgos. Y cuando acepta ser "sapo de otro pozo" en un gobierno no ignora que los ataques vendrán de afuera y de adentro, pero la judicialización de los actos del poder administrador es un hecho reciente en nuestro país, y, si bien en el último año de gestión era vox pópuli que habría "chivos expiatorios" nunca creí que alcanzarían el nivel de acusaciones inverosímiles a las que llega la mal llamada Oficina Anticorrupción. Tampoco podía pensar que se iban a vulnerar principos básicos del derecho como la presunción de inocencia y el derecho a permanecer en libertad hasta ser juzgado. Espero que esta situación se corrija, no sólo por mí sino por la propia Justicia.

—¿Se arrepiente de algún acto suyo como funcionaria?

—Mirando hacia atrás todos querríamos haber hecho mejor algunas cosas. Sin embargo, mis mayores arrepentimientos se concentran en cosas que no llegué a hacer. Estoy muy orgullosa de la tarea realizada. En el caso de las privatizaciones, las que yo hice, ENTel y Somisa, han sido un éxito que se juzga por sus frutos. Hoy, que las privatizaciones están siendo cuestionadas, los teléfonos y el acero son sectores eficientes y sin conflictos. En cuanto al tema ambiental, que durante mi gestión tuvo relieve nacional e internacional, ha desaparecido de las tapas de los diarios y de la vida de la gente. Pareciera que el derecho al ambiente sano y equilibrado quedó relegado al texto de la Constitución, que pocos leen últimamente.

—¿Cree que para la sociedad usted fue un símbolo de la etapa menemista?


—No lo sé. Y tampoco me interesa demasiado. La vida y la historia pasan por otro lado. En todo caso, sin duda, el símbolo de lo que usted llama la "etapa menemista" es Carlos Saúl Menem.

—¿Qué grado de responsabilidad le adjudica usted al gobierno de Menem en la crisis que sufrió la Argentina en los últimos años?

—El gobierno de Menem, que duró diez años, tuvo su cuota de aciertos y desaciertos. Yo lo estoy analizando en profundidad, tratando de ser objetiva, pero para volcar mis conclusiones es necesario tomar distancia de episodios coyunturales y circunstancias personales. Cualquier afirmación aislada resultaría incompleta y superficial, y el tema merece un tratamiento serio.

—¿Cómo evalúa el gobierno de Néstor Kirchner?

—Si algo no se me puede enrostrar es deslealtad con mis principios políticos. Cualquiera que relea mis opiniones sobre filosofía política y economía de los últimos 30 años, podría perfectamente deducir una opinión mía sobre la actual administración, que no haré explícita hasta no gozar de mi derecho constitucional de estar en libertad.

—¿Cómo ve el futuro político y económico de la Argentina?

—No creo que la Argentina esté condenada al éxito, pero me niego a aceptar que sea condenada al fracaso.


Saludos
D.F.

11 respuestas:

Ariel dijo...

La verdad que no sé dónde anda, pero la estuve recordando, porque fue una de los dos ricachones los que escuché decir con seriedad: "El pueblo nunca se equivoca". La otra persona fue Macri el lunes 4.

paula dijo...

Debe estar viviendo tranquila como corresponde.

Basta de boludeces que ya estamos en el 2007 y con el triunfo de Macri sobre Nestor K.

Diego F. dijo...

Cierto Paula, ¿cuánto es el tiempo exacto que tiene que pasar para que "no hablemos más del pasado"?
Igual te comento que a lo que apuntaba el post no es a atacar a Mery Yuli -a quien despreciamos con todo el corazón- sino llamar la atención sobre un tema que nunca fue aclarado y que está pasando tranquilamente todavía: los fondos negros del Estado. Eso es parte del presente y el futuro, así que aunque esté Macri (o sea, Carlo saul) en el gobierno, seguiremos hablando porque lo importante es tener memoria.

Saludos

paula dijo...

Carlos Saul se presentará por la rioja.....a Mery Juli yo la quiero !! vos te la perdés!
El tema está aclarado, lo que no está aclarado aún.......es el riachuelo!!
TENGO MUY BUENA MEMORIA !! A DIOS GRACIAS!!!
y SIEMPRE ES BUENO RECORDAR EL PASADO PERO CON UN RECUERDO NEUTRAL !!! Y NO RESENTIDO K EL TUYO.
BESITOS ME VOY A FESTEJAR!!

Diego F. dijo...

Andá a festejar, en 4 años hablamos de vuelta si te animás. O quizás para ese entonces vas a ser de los que "no lo votó".

Besitos

Paula dijo...

que, te vas del país por 4 años? si querés podemos ir charlandolo a medida de la gestion Excelente que van a hacer Mauricio que es Macri y Gabriela que es Michetti.
Recordá que YO LOS VOTÉ !!!
no te olvides........y disfrutá del triunfo nuestro !!!
besos, Paula

Diego F. dijo...

El último post está dedicado a la gente como vos, seguila ahí. Besitos y seguí disfrutando del triunfo, ojalá también disfrutes el gobierno.

Paula dijo...

Lamentablemente, en Octubre tendremos 4 años mas de Pinguino o Pinguina...despues si, SI o SI,,, que voy a poder disfrutar del GOBIERNO QUE YO VOTE, es decir el que a vos no te gusta......
GRACIAS POR TU ONDA !!

Diego F. dijo...

Pero paula! tuviste el gobierno que querías desde el 76 al 83 y después del 89 hasta el 2001! ¿en serio querés otra vez lo mismo?

Saludos

paula dijo...

si, quiero

Diego F. dijo...

Bueno, ojalá no se te cumpla. Pero si se te cumple, ojalá que no tengamos que cargar con 30,000 asesinados desaparecidos y medio país (otra vez) en la miseria.

Related Posts with Thumbnails