jueves, abril 12, 2007

Exceso de pluralismo.


Si bien apoyo plenamente el pluralismo, creo que esto no debería ser parte del nuevo "contrato moral" que propone la nueva "coalición cívica" . Ojo, y que quede bien clarito: tampoco debería haber sido parte del oficialismo progre de K.

Lo siguiente fue publicado en la sección "Puterío" del site de Jorge Lanata.


El aliado K y derrotado por el propio kirchnerismo en Catamarca, Luis Barrionuevo, no tiene pensado llamarse al silencio luego de las elecciones que le negaron por segunda vez la posibilidad de llegar a la gobernación de su terruño natal.

Un tanto para engranar a la Casa Rosada y otro porque no le gusta jugar a perdedor, el diputado nacional no respaldará en el distrito porteño a Daniel Filmus, el hombre del Presidente.

En cambio le dará su apoyo a Jorge Telerman, el flamante enemigo del gobierno debido a su alianza con Elisa Carrió. El acuerdo entre Barrionuevo y el jefe de Gobierno no será anunciado en ningún acto. Sólo con carteles que rezarán "Telerman 2007" y que serán colgados en los locales sindicales de gastronómicos

Para no enviar señales contradictorias sobre sus aliados, el jefe de Gobierno envió a su ministro de Descentralización, Roy Cortina, al acto de lanzamiento de la Coalición Cívica. Fue el único funcionario T en el festejo.

¿Era realmente necesario aliarse con Luiggi?

Saludos
D.F.

32 respuestas:

HAL dijo...

Diego, según se lee ahí, el respaldo de Barrionuevo sería a Telerman y no a la Coalición Cívica.

Diego F. dijo...

Si Hal, no digo que Barrionuevo sea parte de hecho de la alianza; pero si Telerman a la vez forma parte de una alianza con él, su rol como miembro de la coalición cívica va a estar influenciado por los intereses en común que los unen a T y al "dejemos de robar 2 años".
Digamos que según lo que venía predicando Carrió en todos estos años, el hecho de que su candidato a jefe de Gobierno se alíe con un personaje al que defenestró tantas veces públicamente debería ser por lo menos algo preocupante.

Abrazo.

manolo dijo...

Diego
Que Lanata y K se lamenten es hipócrita.
Es no aceptar sus propias responsabilidades.
Ayudaron a llegar a esta situación, el rechazo de ambos tiene un costo.
Que el “sincericida” aproveche estaba cantado.

Un abrazo

Diego F. dijo...

Puede ser Manolo, sólo critico desde el discurso que pronuncia habitualmente Carrió. Mi crítica no es interesada como podría ser la de K.

Saludos

Hard Core dijo...

Que tiene de malo Luisito en relacion a lo que estan haciendo en Santa Cruz? Si es una cuestion de peso especifico o de conciencia? la cosa es Braden o Peron? o De Vido o Barrionuevo? en realidad son opciones falsas. Como Patricia Bullrich, la piba y con perdon de Lilita, y Hal, parece que no escucho bien ese 2001 donde dijeron que se vayan todos, algunos se reciclan el Lavoisserismo politico. Yo no veo que la casa del Golf de Barrionuevo sea muy diferente por ser derechoso a la casa de Calafate de Mister Kichner. No busco diferencias puntuales. Son arena del mismo desierto. Como si tuvieramos que correr la nariz solo a los malos olores de derecha. En fin. La KK hiede por diestra y sinietra.

HAL dijo...

Diego, Telerman tampoco integra la Coalición Cívica. Me parece muy rebuscado el argumento de cuestionar a Lilita porque Barrionuevo, presuntamente, daría a Telerman un respaldo externo. Barrionuevo no integra la fuerza de Lilita y tampoco la Telerman. No forma parte del gobierno porteño, no es candidato a nada ni tiene candidatos en las distintas listas que acompañan la fórmula del Pelado y Olivera. Qué se yo, me parece que hay cosas más consistentes para pegarle a Carrió.

Diego F. dijo...

Hal, en realidad la idea del post era que esto no pase desapercibido. Y con "esto" me refiero a que dos días después de que Lilita anunciara que está con Telerman, el pelado se alía a la vez con Barrionuevo.

Si, para pegarle a Carrió hay otras cosas, pero esto es más que nada un llamado de atención sobre esto, sólo eso.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Bueno, en todo caso, si Lilita no aprueba la relación entre Telerman y Barrionuevo podría retirarle el apoyo a Telerman, no?
Es decir, si la persona a quien yo ayudo a ganar uno de los distritos más importantes del país brindándole no solo mi apoyo explícito sino el vicejefe de gobierno, legisladores y estructura partidaria, recibe el apoyo de quien fuera el máximo representante de la corrupción (por autodefinición) de la mafia sindical, del ultramenemismo y de la dirigencia del futbol barrabrava, lo menos que haría es pedirle explicaciones a mi aliado político y que manifieste su nula relación con el susodicho.
Por que si no dice nada es que se ve que no le preocupan mucho los socios de su socio y eso no condice con su prédica de "contrato moral".
Es curioso asociar a Barrionuevo con la palabra "moral", pero bueno, como parafraseara Carlo de anillaco, la política es el arte de lo posible...quién te dice que a partir de esta "coincidencia" Carrió y Barrionuevo sea la fórmula del Ari para octubre...
Yo que Lilita lo consultaría con el más allá, ella es de hablar con la Virgen en algunas de sus misas diarias, tal vez termina siendo una revelación.

Látigo

Carlos dijo...

Ademas de lo que dicen Diego y Latigo, Llita habia dicho que no tenia problemas en sumar a todos los corruptos que devuelvan la plata robada. ¿habra devuelto Barrionuevo la plata?
Saludos

HAL dijo...

Pero, ¿quién aportó pruebas de que esa relación entre Telerman y Barrionuevo existe? Porque sacar conclusiones a partir de un dato no verificado es medio traído de los pelos.
Por otro lado, esas referencias despectivas a la religiosidad de Carrió ¿no encubren alguna forma de misoginia? Digo, Bielsa declaró que en su casa se apersonaba la Virgen y nadie se escandalizó. Pero cuando es una mujer quien exterioriza su fe de la manera en que Carrió lo hace enseguida se le coloca el mote de loca. En fin,...

Anónimo dijo...

Hal, cada uno es libre de ejercer su religiosidad como le parezca, pero convengamos que cuando un/a referente politico/a utiliza públicamente su conversación con seres sobrenaturales da para preocuparse un poco. A mi me parece que la religión en caso de un líder político debe quedar para su intimidad. Ya sabemos lo que ocurre cuando se intentan explicar los problemas terrenos con argumentos celestiales. Y no excluyo a Bielsa de esa línea, el tema es que era de Carrió de quien estábamos hablando.

Y respecto de la alianza de Carrió en la capital federal con Telerman hay algo que no logro entender y tal vez me puedas explicar: Carrió apoyó la destitución de Ibarra por considerarlo, como jefe de gobierno, en parte responsable de Cromañon. En ese momento Telerman era vicejefe de gobierno de Ibarra. ¿A él no le tocó para Carrió ninguna responsabilidad aunque fuera parte, y muy importante, del gobierno de aquel entonces?
A Carrió no le preocupa que Telerman hasta hace una semana tenía en su gabinete a "perversos mafiosos Kirchneristas"?
Que se yo...en una época le hubiese creído a Carrió, pero pisó la cáscara hace rato. Si cumple su promesa de retirarse de la política si no gana en octubre tal vez le empiece a creer algunas cosas de las que dice.

Saludos

Látigo

HAL dijo...

No te entiendo, Látigo. Cuando vos planteas que la religión de un líder político debe quedar para su intimidad parecería que estuvieras diciendo que si el líder dialoga con la Virgen más vale no saberlo. Por mi parte, prefiero cococer si el político experimenta este tipo de encuentro “celestial” para tener una mejor idea de la personalidad en cuestión. De todos modos, me sigue resultando complicado establecer un límite preciso entre una religiosidad sana y otra patológica. Como ateo que soy, cualquier tipo de “acercamiento a Dios” me resulta ajeno e irracional pero no puedo soslayar el hecho de que millones de personas en el Mundo se encomiendan diariamente a un ser inmaterial de improbada existencia. ¿Creer en Dios no supone también percibir su presencia? Además, la religión no es otra cosa que ideología y en tanto tal es imposible suponer que los creyentes pueden prescindir de sus creencias para explicar los problemas terrenos. No obstante lo dicho, no estoy seguro de que Carrió haya declarado aquello que le estás atribuyendo, ¿podés citar la fuente?
Respecto a la alianza, lo primero que debo decir es que no estuve de acuerdo con la destitución de Ibarra (no por simpatía con el personaje sino por desacuerdo con los argumentos esgrimidos). Lo segundo por señalar es que la alianza no me deja del todo conforme. Aclarado esos dos puntos, entiendo que las responsabilidades atribuidas a Ibarra para destituirlo no son trasladables a Telerman dado que el vicejefe de Gobierno no es un funcionario con facultades ejecutivas.
Finalmente, pregunto: ¿cuáles son los “perversos mafiosos kirchneristas” que el Pelado tenía en su gabinete? Nunca escuché a Carrió diciendo que todo funcionario kirchnerista, por la sola razón de serlo, se transformaba automáticamente en un mafioso.
Saludos.

Diego F. dijo...

Hal: "¿quién aportó pruebas de que esa relación entre Telerman y Barrionuevo existe? Porque sacar conclusiones a partir de un dato no verificado es medio traído de los pelos."

Primero tengo que decir que considero al site de Jorge Lanata como una fuente fiable. Pero por si acaso te digo que ya hay carteles en la calle de "gastronomicos con Telerman". Eso debería ser prueba suficiente.

Con respecto a lo de la misoginia, te aseguro que no soy misógino y hasta te confieso que en 2003 voté a Kirchner sin conocerlo casi, sólo por conocer a Cristina a quien respeto -respetaba mucho más antes, pero le sigo teniendo respeto- y es mujer.

Y con respecto a la parte mística y religiosa, hace dos domingos salió publicado un reportaje en Perfil en el cual rescato una parte (aunque hay mucho más):
--------------------------
—¿Cómo es esa comunicación con Dios? ¿Es una voz?

—Todas las personas hablamos con nosotros mismos. Algunas creen que sólo hablan con ellos. Otras creen que allí hay otro que dialoga. Algunos lo llaman la voz de la conciencia y otros lo llamamos el misterio de Dios.

—¿Cuando era agnóstica asumía la idea freudiana de que ‘conversaba’ con su súper-yo: la voz del padre muerto y la suma de todos los padres anteriores?

—Cada uno le puede dar su explicación. Usted cree que dialoga sólo con usted mismo y de hecho yo lo creía así. A pesar de ser muy sociable, toda la vida amé el silencio y la soledad, porque siempre tuve un profundo ensimismamiento. A lo mejor cambia el nombre, pero es el mismo diálogo.

—Pero cuando se ‘conversa’ con el súper-yo no aparecen admoniciones y usted me ha contado que en esos diálogos a veces recibe señales del futuro.

Yo de eso no voy hablar públicamente (*me pregunto por qué no). Lo que sí está muy claro es que una seria formación cultural ligada a una sensibilidad extrema, sumado a un profundo discernimiento interior, a la meditación y la oración, permite sentir (lo que viene). Es como un periodista que huele la noticia. Un político, cuando la política es arte y creatividad y no lucha de cargos, en realidad intuye. El político que lidera es alguien que intuye porque la política es anticipación.

—Pero a la intuición se la explica psicológicamente: no es magia, ni milagro, ni revelación divina. ¿Su predicción es el resultado de su propia intuición o es un mensaje divino?

—Estaba muy claro, a fines de los ’90, que íbamos a la desaparición del Estado. Yo fui profesora de Ciencias Políticas durante años y sabía que íbamos a la crisis de los partidos. Ahora, si mi intuición es mística o no, no es importante. Importa que en pleno auge del sistema yo dije: “Antes de 2001 estaremos en el final del sistema de partidos”. Fue por el conocimiento de todos los procesos de los sistemas de partidos, pero también por una intuición que le puede poner el nombre de “salto”, que puede ser visto como algo estético, como la inspiración del poeta. Puede ser mística: San Juan de la Cruz. O no: Borges. En todo caso llegan a lo mismo, porque son tan inteligentes que creen en el misterio y lo aceptan.

—¿Hay detalles de su misticismo que usted no cuenta en los reportajes porque tiene miedo de que la consideren loca?

—Cualquiera que me conoce sabe de mi racionalidad extrema. Lo que pasa es que el mundo cínico y posmoderno se olvida que los grandes filósofos liberales creyeron en Dios y que toda persona que puede tener algo del orden de la intuición, de la inteligencia y del arte, que empieza a escribir, sabe que en algún momento ya no escribe él: es imposible la belleza de La Bohéme sin algo del orden del misterio.

-----------------------

En fin, igual yo no la cuestioné en esta ocasión por eso, respeto sus creencias pero jamás votaría a alguien tan religioso porque no me gustaría que interfiera con lo que debería ser un Estado laico.

Abrazo

HAL dijo...

Diego:
1. ¿Todo lo que dice Lanata es sagrado?
2. No veo en las declaraciones extractadas ningún rasgo de delirio místico.
3. ¿Cuánta religión es admisible en una persona para no temer por el Estado laico? Gente "menos" religiosa que Carrió se opuso durante años a la sanción de leyes de salud reproductiva (como el proyecto de Carrió que inspiró a la norma vigente) o de educación sexual (votada en pleno por el bloque del Ari).

Diego F. dijo...

1. No, nunca dije "sagrado" sino que lo considero una fuente fiable (no infalible). Sin embargo al ver los afiches, se afirma lo que publicó.

2. Yo no veo delirios místicos, pero veo que está muy influenciada -demasiado para mi gusto- por la religión y eso para mi resta a la hora de elegir quién gobernará mi ciudad/país.

3. Digamos que usar a dios en una campaña sería el límite. ¿O acaso (si existiera) dios está del lado de unos y de otros no?

Es cierto que hay gente buena y gente mala más allá de la religión o no religión. De esto no tengo la menor duda.

Yo no creo que Carrió sea mala, pero no me cae bien que diga cualquier cosa para conseguir votos (si esto es un regimen simil al nazi pero sin campos de concentración, el nazismo no fue tan malo). Obvio es que los demás candidatos no son santos altruistas salvadores de la patria.

Lo que se está cuestionando acá es el acercamiento a Telerman por parte de Barrionuevo, cosa que supongo que vos también desaprobás ya que es el candidato de alguien que vos respetás.

No te lo tomes tan a mal Hal, no es un ataque a Lilita sino un llamado de atención respecto de sus nuevos aliados.

Abrazo.

Anónimo dijo...

A ver, Hal, vamos punto a punto.
-Religión: Cuando una persona dice públicamente que habla con Dios y a la vez es candidato presidencial podríamos llegar a inferir que cualquier cosa que escuche o le indique Dios será su mandato, ya que Dios, como concepto para los creyentes, es omnipotente, omnipresente y omnisapiente. Que un funcionario de la jerarquía del presidente de la república cumpla su mandato por orden divina nos acerca peligrosamente a un virtual fundamentalismo medieval que no creo que condiga con la forma de gobierno que esta sociedad ha identificado como la más apropiada.
¿Qué pasaría si en sus charlas con seres supernaturales alguno de jerarquía divina le llegara a indicar una acción de gobierno? por ejemplo la disolución del parlamento o el ataque a algún país vecino?

-Alianza con Telerman: desde ya que es una alianza estricatamente electoralista. Lo que no es correcto es que quien se dice la diferente caiga en la búsqueda de la oportunidad política como cualquier otro. Después de todo podría haberse presentado el ARI con candidato propio sin necesidad de aliarse con alguien cuyos colaboradores responden lealmente a un fascista, perverso, mafioso similar a Hitler, tal cual sus palabras. Que no lo haya dicho de TODO funcionario Kirchnerista es como que se diga que del régimen Nazi no todos eran como Hitler.

Yo provengo de una familia creyente y fui educado en un colegio católico de padres franciscanos toda mi primaria y secundaria. Y te digo que pocas personas cumplen misa diaria, no es algo que la doctrina identifique como obligatorio ni necesario. Eso habla de una forma de vivir la religión que no es la habitual. Si encima ese tipo de practicantes dice hablar con Dios (nada menos), creo que su religiosidad no es alternativa al resto de sus actividades sino primaria.
Además, convengamos que zafa porque dice que habla con Dios o con la Virgen María, porque si fuera pagana escandinava y dijera que habla con Odín, Freya o Thor ya la hubieran internado en el Moyano.

Saludos,

PD: Yo sí creo que sufre de delirio místico, pero eso es mi apreciación personal.

Látigo

HAL dijo...

Diego: Lanata puede ser una persona fiable pero eso no implica que sea infalible. Convengamos que más de un garrón se ha comido en su carrera. Lo de los afiches lo único que demuestran es que, justamente, alguien se tomó la molestia de imprimir y luego pegar esa publicidad. Ni garantizan que la firma sea verídica ni son una prueba concluyente de la existencia del acuerdo mentado. En definitiva, si el Pelado tiene o no un acuerdo con Barrionuevo es algo que sus aliados deberían considerar pero a la luz de pruebas concluyentes y no de trascendidos.
De la religiosidad de Carrió creo que se habla más por prejuicio que por otra cosa. Lo único que la Gorda exhibe es un grado importante de coherencia en la manera en que vive su fe. En todo caso, es menos hipócrita que otros tipos que se dicen creyentes y viven en contradicción permanente con aquellas creencias que supuestamente profesan.
Me parece que en el desempeño político de Lilita hay contradicciones, errores y aspectos con los que puede no estarse de acuerdo, pero no encuentro prueba alguna de que sus conductas puedan ser caracterizadas como las de una persona alucinada y/o fundamentalista. Por lo menos no más que lo que podría decirse de otros dirigentes políticos (creyentes y no creyentes).
Por último, no tomé a mal nada de lo que acá se dijo y tampoco suelo alterarme por debates de esta naturaleza. Sí es cierto que, ante lo que considero críticas no demasiado bien fundadas, suelo asumir la defensa de Carrió y su gente. Pero es más por una cuestión de justicia poética que por militancia bloguera.
Un abrazo.

A ver, Látigo, sigamos con los puntos:
1. Para quienes profesan la fe cristiana, hablar con Dios es una práctica cotidiana. Lo que nunca escuché o leí son declaraciones de Carrió donde señalara que en ese “diálogo” la divinidad se corporiza o exterioriza de alguna manera distinta a la que podrían relatar la mayoría de los creyentes. De ahí en más, todas las especulaciones que hacés me parece que no tienen el menor fundamento y están cargadas de prejuicios. Con tu lógica, Jaime de Nevares, Ernesto Cardenal o Luis Farinello (que no sólo asistía/asisten diariamente a misa sino que la oficiaba/ofician) son casos paradigmáticos de enajenados que incursionaron en la actividad política.
2. Si el gobierno de Telerman estuviera plagado de funcionarios kirchneristas, habríamos visto una fuga masiva a partir del acuerdo. No fue así y, hasta el momento, son sólo tres las personas que se retiraron del gobierno porteño por indicaciones presidenciales. Sin necesidad de reivindicar una alianza con la que no estoy plenamente consustanciado, debo decir que me parece inteligente el movimiento de haberle quitado al oficialismo un aliado significativo al tiempo que pone a su fuerza en un lugar protagónico de la pelea capitalina y fortalece las chances de una derrota macrista (lo que le daría a Carrió un protagonismo casi excluyente entre las figuras opositoras). Si el actual Jefe de Gobierno es un chorro yo no lo sé, pero estoy seguro de que no representa lo peor de la dirigencia vernácula.
Saludos.

Anónimo dijo...

Hal, hay que establecer una diferencia. En la oración el creyente habla con Dios, eso es la práctica cotidiana. En el caso de la Gorda (cariñosamente) es distinto ya que ella no sólo le habla a Dios sino que Dios le contesta y ella lo escucha. Así se desprende de varias entrevistas públicas que dio aunque luego haya querido desmitificar sus respuestas haciendo menciones poéticas.
Me gustó mucho que mencionaras a De Nevares, Cardenal y Farinello. Los considero excelentes referentes sociales y deben ser maravillosas personas, pero no creo que fueran/sean idóneos para la función pública y menos considero correcto su postulación para cargos electivos. Un religioso cumple una función social desde lo pastoral, cerca de su feligresía pero sin aspirar al poder. Al poder de determinar los destinos económicos, sociales, militares, culturales y demás de un estado soberano. Hay sobradas muestras de religiosos gobernando en el mundo y no creo que sean precisamente modelos a seguir (fijate Medio Oriente, si no). La administración pública no requiere de fervientes creyentes o de gente que dedica su vida al servicio de Dios. Requiere eficientes administradores que obtengan resultados de prosperidad y progreso. Realmente a mi me chupa un huevo si la Gorda habla con Dios, con Elvis Presley o con su padre muerto cual Hamlet, pero que no lo utilice en campaña porque pienso que me está tomando el pelo. A Dios lo que es de Dios y a los hombres lo que es de los hombres, la primera magistratura de una república en serio no se maneja desde lo extraterrenal.

Respecto de Telerman, nuevamente, yo sí se que es un chorro. Trabajo en la industria farmacéutica y no debe haber uno que no sepa que uno de los dueños de un laboratorio es el cuñado de Telerman y no pierde una licitación en capital federal desde que telerman era secretario de cultura de la ciudad.
Pero esto es anecdótico, el sistema fiscal en Argentina está destinado prioritariamente a financiar a la política, y esto es así de siempre. Por lo tanto Telerman no es mas que un dirigente que favorece los intereses de su familia y que les tira negocios porque puede hacerlo y no se los tira a quien no conoce. Exactamente igual que el 100% de los políticos con la capacidad de hacerlo.
Lo que no considero correcto es que Carrió, luego de su prédica de saneamiento político que viene haciendo desde que la escucho forme una alianza con alguien que: fue miembro del ejecutivo cuyo jefe fue destituído con voto favorable de legisladores del ARI, trabaje con colaboradores en su gabinete con funcionarios de quien ella sindica como un jefe mafioso (muchos o pocos, Hal, no se puede estar un poquito embarazada, o estás o no), y arme una alianza exclusivamente electoralista y no programática sólo para que no gane otro. Como estrategia yo tal vez hubiera hecho lo mismo, pero bueno, bienvenida a la política de siempre entonces. Hoy transamos con Telerman, mañana se suma Barrionuevo, quien te dice que en el futuro se prenda Adrián Menem o Mohammed Alí Seineldín...porque que yo sepa "no representan lo peor de la dirigencia vernácula" para ella, lo peor debe ser Kirchner a quien comparó con Hitler.

Saludos,

Látigo

HAL dijo...

Látigo:
En la oración, el creyente no sólo habla sino que dialoga con Dios. Por lo tanto, todo creyente busca una respuesta al orar y no conozco ninguna declaración de Carrió donde se describa una vivencia de otra naturaleza. El asunto se resuelve fácil, en lugar de aludir a las “varias entrevistas públicas que (Carrió) dio”, señalá alguna de ellas y charlamos en concreto porque, de lo contrario, lo único que tenemos es tu palabra y, disculpame si te ofendo, eso no es un valor de verdad en sí mismo. También te digo que no es cierto que la Gorda utilice a Dios en su campaña; ella plantea una serie de argumentos por los cuales solicita el acompañamiento de la ciudadanía y en ninguno de sus fundamentos aparece lo extraterrenal. Si a vos no te gustan esos argumentos está perfecto pero no es justo imputarle una apelación a la divinidad que jamás ha realizado para pedir el voto ciudadano.
La mención a De Nevares, Cardenal y Farinello no tenía el propósito de erigirlos como paradigmas del funcionario público sino demostrar que hay gente mucho más devota que Lilita, que acude y celebra misa diariamente, y que no son enajenados, ni fundamentalistas, ni antidemocráticos.
De todas maneras, sigo sin encontrar la incompatibilidad entre fe y política. Suponer que alguien que tiene una tarea pastoral (que ni siquiera es el caso de Carrió) no puede, en algún momento de la vida, aspirar al Poder -a partir de una profunda vocación de servicio- y ejercerlo con solvencia e idoneidad es un prejuicio sin mayor fundamento. El criterio para juzgar la eficiencia de un gobernante está siempre determinado por el prisma ideológico de quien evalúa tal desempeño. De manera que la satisfacción gubernamental de las expectativas populares no depende de una idoneidad en abstracto sino del cumplimiento del contrato (o contratos) tácito entre el gobernante y sus votantes. Y un hombre de fe puede encarnar perfectamente las demandas políticas de determinados grupos sociales en un momento dado.
Respecto a Telerman, sería interesante que nos comentes donde está radicada la/s denuncia/s referente/s al arreglo de licitaciones porque, dando por cierta la información que aportaste, asumo que debe ser muy sencillo probar la existencia del delito y ninguno de sus enemigos dejaría pasar la oportunidad.
Supongo que, así como yo no tuve oportunidad de conocer hasta ahora la existencia de esa denuncia y de la prueba documental y/o testimonial que la acompaña, probablemente Carrió tampoco haya accedido a tal información y eso explica el acuerdo celebrado con el Pelado. Ahora, que en Gobierno porteño participen adherentes o militantes kirchneristas no me parece un argumento atendible para impugnar la alianza. Que Kirchner y muchos de sus funcionarios sean aquello que Lilita les imputa no implica que, por carácter transitivo, todos los kirchneristas también lo sean. Tampoco me parece mal conformar una alianza para ganarle a otro en tanto los riesgos que implica el triunfo de ese otro así lo ameriten; algo por el estilo ya hizo EC cuando respaldó la candidatura de Kirchner para enfrentar a Menem en el ballotage. Y compara a Telerman con Barrionuevo, Adrián Menem o Seineldín es casi un exabrupto. Al final, parecería que fueras más carriotista que Carrió.
Saludos.

Anónimo dijo...

Hal, partamos de una base, estamos en un blog opinando, no me vengas a pedir pruebas de radicación de denuncias, fechas exactas de entrevistas con citas textuales como si fueras un político que quiere tirar al corner las cagadas que se manda exigiendo pruebas concretas. Eso hacía Menem cuando le preguntaban sobre la corrupción en su gobierno, simplemente decía que no había funcionarios de su gobierno condenados por lo tanto no tenía que tomar ninguna acción hacia ellos.
Creo que la cosa es mucho más simple: YO la escuché a la Gorda en un programa de Majul decir que a ella le habla Dios y que le dice que siga adelante sin importar las presiones de las mafias y otras cosas. Esto fue, creo, cuando Ocaña aceptó dirigir el PAMI o cuando se le piantó otro dirigente de los miles que se le piantan. No se si lo dice en forma metafórica, figurativa, simbólica o en joda. La realidad es que lo dice por televisión y es un político en campaña. Entonces: político en campaña + Dios que le habla = político que usa a Dios en la campaña. Punto. (No me vas a decir que nunca la escuchaste mencionar a Cristo publicamente, usar un crucifijo tamaño natural en cuanta foto aparezca y repetir hasta el cansancio que ella es de misa diaria)
----------------
Respecto religiosos y política:
Yo no estoy de acuerdo que religiosos deban aspirar al poder político. Contradicen sus votos y de ninguna manera acepto que alguien dedicado a Dios tenga poder de policía y militar. Basándonos en tu criterio un religioso podría aspirar a ser presidente "-a partir de una profunda vocación de servicio-" como decís vos, y si llegara a serlo sería no sólo el responsable de máximas funciones económicas, administrativas y representativas ante otros estados del mundo sino que sería el comandante en jefe de las fuerzas armadas y además responsable de las fuerzas de seguridad e inteligencia. Que querés que te diga, para mí hay una profunda incompatibilidad. Ponele prejuicio, si querés, pero no acepto para mi comunidad que la cabeza del estado sea un referente religioso, eso tal vez funciona en Afganistán, en el Vaticano o en la Edad Media, pero yo no lo considero aceptable.
-----------

Tampoco estoy de acuerdo con que las evaluaciones acerca de la gestión de un gobernante dependan de la postura ideológica del observador. Para mi hay variables muy claras que indican la eficiencia o no de un gobierno, por ejemplo: El desempleo, los índices de pobreza e indigencia, la posición internacional, crecimiento económico, etc. Son independientes de una posición ideológica.

Del caso de Telerman y su cuñado olvidémonos, a vos no te consta que el pelado sea un chorro y a mi sí. Pero bueno, no soy periodista de investigación ni policía ni fiscal ni tengo ganas de hacer nada de eso porque soy un convencido que ese tipo de cosas no dependen de la persona sino del sistema.

Y por último, yo no digo que no sea una buena estrategia unirse a alguien para que no gane otro, el tema es que Carrió vive diciendo que el proyecto de ella es distinto al del resto de la clase política Argentina y que ella no transa para sacar rédito político. Y eso es mentira.

Bueno, saludos, disculpen lo largo y aburrido.

Látigo

HAL dijo...

Látigo, que estemos en un blog no implica que podamos decir cualquier verdura sin recibir cuestionamientos. Con ese criterio, yo podría señalar que Látigo es el seudónimo utilizado por Alberto Fernández para desacreditar a Carrió en la blogosfera y nadie debería refutarlo. Además, probar un delito como aquellos que se perpetraron durante el menemismo es bastante más complicado que especificar en qué declaración Carrió dijo lo que vos le adjudicás haber dicho.
Que un dirigente político hable por televisión y mencione a Dios no es, necesariamente, un político que usa a Dios en campaña. Esa es tu conclusión pero el juicio valorativo sobre la intencionalidad del político cuando menciona a Dios está fuertemente condicionado por la subjetividad del interlocutor. Para que ese juicio adquiera el valor de verdad incontrastable deberías probar que el político en cuestión está en campaña (o sea, no está solamente haciendo una exposición de principios sino vendiendo su candidatura) y que pretende condicionar la voluntad del público mediante las invocaciones a Dios. Claro que escuché más de una vez a Carrió hablar de Dios y portar un crucifijo (que hace algunos años ya no luce) pero no deduzco por ello que la mención persiga un uso propagandístico o manipulador de las voluntades ajenas. Punto y coma.
A mí me chupa un huevo que un religioso aspire al poder político, yo no integro ninguna feligresía ni profeso ninguna religión ni veo incompatibilidad alguna. Llegado el caso, que el reclamo se lo hagan los feligreses. Y a juzgar por experiencias como las de Menem y De La Rúa, no estoy seguro que nos hubiera ido peor con gente como De Nevares o Farinello al frente del Estado. Por otra parte, en el Vaticano o en la Edad Media la religiosidad del hombre de Estado es/era una imposición, no creo que los ejemplos vengan al caso.
Las variables para mediar la eficiencia de un gobierno varían, valga la redundancia, según la ideología del interlocutor. La muchachada neoliberal nunca dejó de reivindicar los logros de la era menemista y esa es una mirada que muchos no compartimos. Variables como desempleo, indigencia y pobreza son elementos negativos para quienes consideramos que esos no son fenómenos naturales, divinos o inevitables y creemos que es indigno todo orden social que consagre la desigualdad entre las personas. El crecimiento económico no implica, indefectiblemente, beneficios para todos ni es neutro el tipo de modelo que lo posibilita, y no entiendo qué querés decir con la posición internacional.
Finalmente, Carrió viene manifestando que su proyecto es distinto al de determinados personajes y grupos a los que les pone nombre y apellido. Los cuestionamientos nunca fueron dirigidos, hasta donde he leído y escuchado, hacia una difusa clase política. Y no me parece que los comentarios precedentes de Lilita donde se lo menciona a Telerman (incluso críticamente) señalen impugnaciones insalvables que contradigan la presente alianza. Ahora, si el proyecto de Carrió es mejor o peor que otros es materia de un debate distinto.
Saludos.

Anónimo dijo...

Algunos puntos:
a) Desde mi punto de vista un político siempre está en campaña. Cuando habla públicamente sabe, o debería saber, que no es ingenuo pensar que lo hace con la intencionalidad específica de captar voluntades. Eso es subjetivo, acepto, pero difícilmente refutable.
b) Lo que yo no entiendo de vos (encima habiéndote declarado agnóstico) es que aceptes la posibilidad de que un religioso comande un ejercito, lidere servicios de inteligencia y estructure políticas policiales.
Realmente no te creo, me parece que es una ridiculez absoluta. Está bien desde el plano de el postulado utópico de que todos tienen derecho a aspirar a la presidencia y bla bla bla, pero contemplar realmente esa posibilidad me parece de un infantilismo que condice más con la necesidad de defender el misticismo ridículo de Lilita que algo que objetivamente pienses. Que un religioso hubiera hecho mejor trabajo que la Alianza (de la cual Lilita fue parte, dicho sea de paso) o de Menem para mí no es base de análisis, primero porque es incomprobable y segundo porque creo que mi hijo de 4 años podría haber hecho mejor trabajo que ambos mencionados, juntos.
c) La interpretación de las variables que miden la gestión pueden ser subjetivas, pero tampoco le busquemos el pelo al huevo. Si el desempleo estaba en 20% y al cabo de un tiempo está en 10% podríamos decir que es un avance positivo, o querés también buscarle una interpretación ideológica a la conveniencia de que la gente no labure.
Respecto de la posición internacional me refiero a la posición que asume el país respecto de la política internacional.

d) Las pruebas de que Carrió dice lo que dice habitualmente, mirá, voy a buscar en youtube para que me creas que Carrió habla con los muertos, porque además yo la oí decir que ella habla con su novio de la juventud muerto y sus amigos que murieron todos en un accidente de autos. Nunca la oíste decir eso? se lo dijo a Majul, que a esta altura la debe tener abonada porque no falta nunca. Se ve que no hace distinción alguna entre la jerarquía fantasmagórica. Tanto da Cristo, como la Virgen, los amigos muertos...quién te dice, tal vez tenemos nuestra propia Whoopie Goldberg y el día de mañana, después que pierda en octubre y se retire de la política (como prometió), podamos ir a visitarla para interceda en una charla con nuestros seres queridos que hoy ya no están con nosotros.

Bueno, nunca pensé que iba a dedicarle tanto tiempo a Carrió en mi vida, pero bueno, son esas cosas que te encontrás a la vuelta de la esquina.

Saludos

Látigo
Jefe de Gabinete
Presidencia de la Nación

PD: perdón, se me piantó el sello, me descubrieron

Diego F. dijo...

Jajjaa, ahora que se te cayó la careta Látigo, conseguí publicidad oficial para el blog, sino no hay libertad de expresión en este país. Si conseguís eso del exnovio muerto, postealo que no lo había escuchado.

Hal: yo entiendo lo que decís, pero tengo una objeción. Cuando decís "Que un dirigente político hable por televisión y mencione a Dios no es, necesariamente, un político que usa a Dios en campaña."
Vamos, está claro que Carrió está en campaña, sabe perfectamente a qué se expone y ambos sabemos que a pesar de todo lo que se le critica la mina no es boluda.
Y yo personalmente creo que un religioso en el gobierno puede hacer desastres (a diferencia de los corruptos sería exclusivamente por sus creencia, no por sus ganas de chorear). La justificación sería que las creencias religiosas no se discuten y están basadas en dogmas y cualquier persona religiosa considera que "dios" está por encima de cualquier Estado. Mirá las políticas de Bush por ejemplo con respecto a los estudios con células madre o fijate en temas como el aborto o la ligadura de trompas.
El problema es que no existe una manera de saber de antemano que sus creencias religiosas no van a interferir con el Estado laico.

Abrazo.

HAL dijo...

Látigo:
a) Cualquier apreciación que no pueda ser validada empíricamente es refutable e incluso hay ocasiones donde la validación empírica tampoco alcanza. ¿Por qué va a ser difícil, entonces, refutar una opinión cuyo único sustento es la subjetividad de quien la formula?
b) Si un político sólo hablara a efectos de captar voluntades eso implicaría que nunca, bajo ninguna circunstancia, expresa pública y libremente lo que piensa sin medir las repercusiones que ese discurso tiene entre los electores. En ese caso, si tal criterio se aplicara también a Lilita, habría que reconocer que se trata de una persona lo suficientemente racional como para amoldar sus acciones y su retórica a las necesidades del momento. O sea, se presenta en tu discurso la extraña paradoja de achacarle a Carrió una enajenación que no se condice con el extremo “pragmatismo” y racionalidad del político en campaña (características que también le estás adjudicando a la Gorda).
c) Una pequeña corrección, yo no soy agnóstico sino ateo (y militante, como Argibay).
d) Sigo sin entender cuál es el problema de que un religioso lidere el Estado. La mayoría de los gobernantes del Mundo dice pertenecer a algún credo y las instituciones republicanas marcan los límites de las facultades del jefe del Estado, sea creyente o no. El asunto es de qué manera se expresa la religiosidad de la persona y por qué tipo de ideologías se encuentra influenciada. Lo demás es prejuicio, me parece.
e) Que baje el desempleo puede ser bueno para vos, para mí y, seguramente, para quienes estaban sin empleo. Pero para alguna otra gente es bueno tener una masa significativa de desempleados porque resulta muy útil para precarizar las condiciones de trabajo y negociar salarios a la baja. Además, hay quienes ven al desempleo como un problema estructural, otros que suelen registrarlo como un fenómeno estacional y no faltan aquellos que ven a un desocupado como alguien “que no quiere trabajar”. Lo mismo pasa con “la posición internacional”, ¿todos los argentinos comparten la idea de mantener una alianza estratégica con Chávez?, ¿hay unanimidad respecto al ALCA?, ¿no existen discrepancias respecto al voto sobre Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU?, etc.
d) Juro que nunca escuché o leí a Carrió decir que hablaba con muertos, en sentido literal. Ojo, Alberto, que la data que pasa la SIDE no siempre es buena.

Diego: Carrió está en campaña y no es boluda pero eso no implica que sus menciones a Dios tengan por objeto seducir al electorado.
Te respondo a vos lo mismo que a Alberto “Látigo” Fernández, casi todos los gobernantes del Mundo profesan alguna creencia y se supone que para todo creyente sus dogmas y su Dios están por encima de cualquier cosa terrenal. Ahora bien, creer y predicar esa fe no es sinónimo de fundamentalismo, ni todos lo religiosos aceptan los mismos dogmas ni entienden a Dios del mismo modo. De todas maneras, para evitar que las creencias religiosas avancen sobre el Estado laico están las instituciones. El problema aparece cuando los líderes fundamentalistas gozan de un gran consenso popular.
Me olvidaba, Martin Luther King también era un hombre de fe y no creo que pueda equipárselo a G. W. Bush.

Diego F. dijo...

Hal: vos decís "De todas maneras, para evitar que las creencias religiosas avancen sobre el Estado laico están las instituciones". ¿realmente hay instituciones y funcionan como corresponde?

Anónimo dijo...

Bueno Hal, vamos a partir de una base para que te quedes tranquilo: todo lo que yo diga parte de mi única subjetividad y de nadie más. Para presentarte pruebas más allá de lo que digo tendría que buscar documentación, invertir tiempo que le quito a mi trabajo, copiar la documentación encontrada y presentártela en algún lugar que nos encontremos. Aún así podrías llegar a dudar de la veracidad de la documentación por lo que deberíamos hacer dar fé a un escribamno público. Aún así podrías, dentro de la paranoia, pensar que los datos son una conspiración de los servicios de inteligencia que hacen todo esto por la sencilla razón de perjudicar a tu querida Lilita en un blog privado. Es too much para mí así que te propongo que consideremos nuestras opiniones como lo que son y dejemos al sentido común que aflore.
Esto va también por tu apreciación acerca de lo perjudicial que puede ser el bajo desempleo para algunos...y si, Hal...hay gente que piensa que una limpieza étnica sería muy beneficiosa para el país y no por eso vamos a considerar al incremento del racismo en la sociedad como una variable que no es por sí negativa ya que depende de la subjetividad del que la interpreta. En criollo antiguo: dejate de joder. (con todo respeto y cariño).

Yo creo que un religioso (entiendase sacerdotes, pastores, rabinos, mullahs, imanes. etc) no es compatible con la administración publica y menos de la primera magistratura. Por lo que te mencioné varias veces y que evitás referirte: un religioso no creo que deba tomar decisiones militares, policiales, de inteligencia y de fuerzas de seguridad. Se entiende? Un cura, si asume la decisión de, por ejemplo, enviar tropas a defender una parte del territorio ocupado está dando órdenes de matar a otros seres humanos, su juicio se nubla, sus votos se rompen y sus decisiones, sean cuales fueren no van a ser propias de alguien que dice haber dedicado su vida a Dios.
Hasta donde yo se M.L King no aspiró nunca a un cargo electivo. Era un luchador por los derechos civiles que siempre predicó la paz para con sus congéneres, algo que no contradecía con su profunda fe.
En cambio, ya que lo mencionaste, un fundamentalista como Bush es el claro ejemplo de lo que puede llegar a ser un fanático religioso en el poder. Inmediatamente se autoidentifica como el bien, clasifica a sus enemigos como el mal y actúa en consecuencia matando indiscriminadamente con la conciencia limpia de que cumple un mandato divino y cristiano.

Un político SIEMPRE habla a efectos de captar voluntades. Carrió usa repetidamente su fe (ya que lo menciona cada vez que puede) con el propósito exclusivo de que el 90% de ciudadanos alguna vez formados en la religión católica se sienta identificado, de alguna forma, con ella. Vos evidentemente crees en su sinceridad y ves con agradabilísimos ojos su profunda fe. Yo no lo creo. Ayer nomás se pegó a la figura de Bergoglio porque dijo que la Iglesia era perseguida. Que queres que te diga, eso para mí no tiene que ver con la fe.
Y no creo que sea una enajenada, yo creo que le erra con la estrategia, nada más. Creo que en su afán de posicionarse como "la distinta" de la clase política a la que pertenece hace casi 30 años termina yéndose al carajo. Yo no le creo. Para mí es una política más en un intento desesperado por conseguir poder. Como todos los políticos que conozco.

En fín, vamos a dejar a la Gorda con lo suyo, tampoco creo que sea lo peor que nos puede pasar. Es más, como denunciante permanente cumple una interesante labor, siempre necesaria.

Saludos a todos.

Látigo

HAL dijo...

1. No hace falta tanta vuelta, estimado. Basta con citar una sola de las declaraciones que le estás atribuyendo a Carrió, mirá qué fácil.
2. Sí, hay gente que piensa que una limpieza étnica sería muy beneficiosa para el país y hay mucha más a la cual el desempleo o la pobreza le resbala. Y no se trata de problema de desinterés sino de representación de la realidad, de ideología. Por eso, las variables para mediar la eficiencia de un gobierno varían según quien haga la evaluación (por ejemplo, yo no comparto la alegría de algunos amigos que frecuentan este blog por los indicadores socioeconómicos que exhibe el actual gobierno).
3. Te reitero, no veo ninguna incompatibilidad a priori para que un religioso ejerza la primera magistratura y tus argumentos al respecto me parecen muy pobres. ¿Qué significa que el juicio se les nubla por mandar a matar a otros seres humanos? ¿Vos preferís líderes a los cuáles no les tiemble el pulso a la hora de mandar a matar a otras personas? ¿Un presidente cristiano laico no debería tener también un conflicto con sus creencias? ¿Cuáles son los votos que rompen los líderes de Hezbollah, por ejemplo? Metés a todas las religiones y a todos los religiosos, sin distinción de fronteras ni culturas ni tiempos, en la misma bolsa y me parece que eso no constituye un buen punto de partida para un debate razonable sobre el tema. Además, hay contradicciones, Bush es un presidente laico, no un pastor religioso, y parece que eso -según tu propio análisis- tampoco es obstáculo para el fanatismo. Llegado el caso, ¿cuál es el límite para la creencia religiosa que estamos dispuestos a admitirle a un gobernante?, ¿cuánto es poco o mucho?, ¿quién la fija? Por otro lado, ¿a Bush lo mueven sus creencias religiosas o los intereses y la ideología de un hombre que pertenece a la clase dominante en el último imperio sobreviviente?
4. Ya no entiendo si a Carrió le imputás ser una fanática religiosa o una inescrupulosa que especula con captar votantes mediante las continuas invocaciones a su fe. En este último comentario señalás que no es una enajenada pero estuvimos casi todo el debate girando en torno a sí Lilita hablaba o no con el todopoderoso.
5. Quisiera saber qué mejor alternativa electoral ofrece la fauna política vernácula por estos días, según tu inestimable opinión.
Saludos.

Diego F. dijo...

¿Les parece que abra un tema y debatamos sobre religión y Estado? Puede estar bueno me parece, es un tema interesante.

Abrazo.

Anónimo dijo...

Hal, no te contesté antes porque pensé que este post ya estaba cerrado, está muy abajo. Bueno, te contesto, otra vez.
1) A la señora la escuché YO en el prgrama de Majul decir que habla con Dios. Punto. No te sirve que yo lo diga? bueno, lo siento, no tengo registro fílmico. Vos creés que ella no lo dijo? te equivocás.
2) Yo soy de los que piensa que el la baja del desempleo, el crecimiento económico, el incremento de las exportaciones, la inversión en obra pública y la reducción de la indigencia son indicadores positivos. Y también los creo indicadores objetivos. Si vos, Carrió y la gente que añora los buenos momentos de Menem y De la Rua no lo piensa así, no me extraña.
3) Yo creo que la administración de un país debe ser laica. Su primer magistrado también. Y sí, veo muchas incompatibilidades respecto de que un religioso sea presidente de un país, jefe de los ejercitos, la policía y los servicios de inteligencia. Evidentemente a vos no te parece algo incompatible. Como te leo defensor de la indefendible señora, tampoco me extraña.
Si mi país se viera invadido, como le pasó a Irak, por ejemplo, preferiría tener un líder que no le tiemble el pulso para ordenarle a sus ejércitos y fuerzas de seguridad actuar con determinación para la defensa de la comunidad y sus intereses. A vos te puede resultar "muy compatible" verlo a Bergoglio (aliado de tu querida candidata) ordenando una acción militar, a mí no.
Respecto de Bush, creo que es un fanático religioso además de que lo mueven intereses económicos. Y no hago distinciones geográficas e históricas cuando me refiero a este tema porque mi análisis me demuestra que el fanatismo religioso en el poder siempre, a lo largo de la historia y en cualquier país donde se haya dado, significó un gravísimo error que conllevó sufrimientos enormes para los que tuvieron que vivir en esa época.
Mi opinión personal es que quien ejerce una misión de fe, quien ha elegido servir a Dios por encima de cualquier otra actividad terrenal debería ser impedido de ejercer la presidencia de una nación. Si desea dedicarse a la política, pues bien, que renuncie a sus actividades pastorales. Como haría cualquier otra persona con su trabajo.
Un presidente en ciertas ocasiones es un guerrero, y Dios es un concepto que no admite la parcialidad. No creo que debiéramos admitir, como comunidad, este tipo de groseras incompatibilidades.
Vos mencionás a Hezbollah, bueno, gracias por traer el ejemplo. Hay muchísimos más con aún peores resultados que Hezbollah.

4) Carrió creo que es ambas cosas que mencionás, pero visto lo que ha hecho últimamente, me inclino más por la segunda de las opciones. No tuvo la más mínima vergüenza de transar alianzas políticas utilizando al cardenal primado, exaltando que se siente "maravillosamente representada" por el cardenal, que en un mensaje elíptico hacia el gobierno, dijo que la Iglesia "fue, es y será perseguida". Tengamos en cuenta que Bergoglio mencionó que la iglesia se siente perseguida por el juicio a Von Wernich y a los pedófilos. (Si necesitás datos sobre estas declaraciones de Carrió sí te los puedo dar con más precisión, fijate los diarios del 24/04/07)
Que me parezca o no una enajenada creo que ya no agrega nada a la discusión. La señora elige una forma de hacer política que me parece propia de una persona enajenada, pero bueno, no creo que sea un tema central (y además creo también que agotamos ya el tema de Carrió y sus charlas con el "todopoderoso").
5. Para mí la mejor alternativa hoy es la que representa el gobierno. Con sus muchos errores y políticas con las que no estoy de acuerdo. Antes que votar a Carrió, que no puede ni siquiera controlar su partido, que nunca ocupó un cargo ejecutivo y que, realmente, me aterra pensar que puede ser como sus otrora correligionarios De la Rua, Lopez Murphy o Alfonsín.
Sinceramente no la veo en gestión exitosa teniendo que enfrentar reclamos sindicales, piqueteros, el peronismo en contra, los militares y su iglesia querida. Vos la ves? votala ahora, apurate, porque dijo que si perdía se retiraba de la política... y va a perder.

Saludos

Látigo

HAL dijo...

1) No, no me sirve. Te veo muy mal predispuesto como para confiar en la ecuanimidad de tus interpretaciones. Sorry.
2) ¿Estás tomando la pastillita que te recomendó el médico? Carrió nunca fue menemista (yo tampoco) y resultó una oposición más tenaz al gobierno de De La Rúa que el propio justicialismo. Nos encanta (hablo por Carrió y por mí, perdón por la licencia) que baje el desempleo y se reduzca la indigencia pero es evidente que no todos compartimos la misma idea sobre cómo debe organizarse una sociedad y qué rol debe cumplir un Estado, por lo que es muy difícil que exista una mirada unívoca del tema e indicadores de progreso universalmente aceptados.
3) Yo creo que la administración de un país debe ser laica pero eso no es impedimento para que el primer magistrado sea un hombre de fe.
Irak tenía por presidente a un carnicero de origen laico que se volvió religioso cuando necesitó cohesionar a su pueblo para enfrentar a Estados Unidos. O sea, ser laico no resultó impedimento para masacrar a buena parte de su pueblo y fue bajo una prédica pseudo religiosa que ordenó a sus ejércitos y fuerzas de seguridad actuar con determinación para la defensa de la comunidad y sus intereses. Exactamente lo contrario de lo que vos pregonás como ideal.
También identificás a Bush como un fanático religioso y resulta que se trata de otro líder contemporáneo al que tampoco le tiembla el pulso para ordenar una acción militar.
Lo que no entendés es que cualquier persona que abrace sinceramente la fe religiosa (no importa que sea un practicante laico o un pastor) antepone a Dios por sobre cualquier otra cosa. Que a vos y a mí no nos guste la religión es otro asunto, lo cierto es que vivimos en un Mundo donde buena parte de la población practica alguna religión y no es sensato pensar en proscribirlos a todos ellos del manejo del Estado. El fanatismo es malo en casi cualquier aspecto pero un hombre de fe no necesariamente es un fanático -en su acepción más extendida- y no todos los fanáticos son personas religiosas.
Lo de presidentes como guerreros te lo regalo, para eso prefiero presidentes como pastores. Y la verdad es que, a medida que te voy leyendo, empiezo a creer que vos podrías ser más peligroso al mando del aparato estatal que un religioso.
4) Las declaraciones de Carrió las tengo presentes pero me parece que la pifiás en tu interpretación de los dichos de Bergoglio. Hasta donde sé, las referencias a las persecuciones de la Iglesia no tenían un pomo que ver con el juicio a Von Wernich o las acusaciones por pedofilia contra la jerarquía eclesiástica. Para ser sincero, no me parece que valga la pena opinar sobre aquellas declaraciones de Lilita y no soy la persona adecuada para oficiar como exegeta del Cardenal. Sí me interesaría saber por qué las alianzas políticas de doña Elisa merecen ser caracterizadas como transas vergonzantes. Al fin de cuentas, las hizo a la luz del día y sin violentar ninguna ley. Que el jefe de la Iglesia Católica las haya patrocinado -o no- me parece intrascendente; todos tenemos derecho a poner nuestras fichas en el bando que consideremos conveniente. Incluso los curas.
5) Está bárbaro que te identifiques con el actual gobierno, es comprensible y hasta podría suscribir alguno de los argumentos que muchos simpatizantes esgrimen para acompañar al oficialismo. Lo que resulta más complicado de entender es que te muestres tan escrupuloso a la hora de juzgar a Carrió y no tengas la misma rigurosidad para evaluar a quienes militarizan los hospitales y escuelas santacruceños, subsidian a las empresas que regentean los trenes del terror y cobran sobreprecios del 100 por cien en la obra pública. En fin, parece que la Coalición Cívica va a perder las elecciones con la misma contundencia con que vos perdiste la coherencia.
Saludos.

Anónimo dijo...

Sobre el primer punto no creo que haya más nada que discutir, pero no te preocupes, antes de octubre la señora va a volver a utilizar su religión como chapa de santidad para el único propósito de acercar fieles a su proyecto político-religioso.

Sobre los indicadores de progreso y desarrollo, decime vos cuáles creés que deberían ser los aceptados para medir objetivamente una gestión. Ahí podemos ir a buscar números y coincidir en algún punto.

Respecto de religiosos al poder creo que también lo agotamos. Podríamos pedirle a Diego que abra, como propuso, un post respecto de este tema.
Yo no veo, en un escenario real, la posibilidad que un religioso al frente de un estado haga un papel al menos tolerable. Si lo vamos a analizar desde el (desaparecido) limbo de la posibilidad filosófica, bueno, quedaremos en esa laberíntica dialéctica que no nos va a conducir más que a encapricharnos en ver algo que no existe. No hubo, hasta donde yo sé, en la historia del hombre, un gobierno frente al cual se encuentre un religioso que no haya sido una cagada de proporciones bíblicas (para estar a tono). Si vos lo crees posible en la Argentina de hoy, bueno, creo que ese postulado invalida cualquier posibilidad de debate serio.

A que creés que se refiere el cardenal primado de la Argentina cuando habla de la persecución de la iglesia? a lo que ocurría en la Roma de Nerón o Calígula? A ver, pensá cuál puede ser lo que haya generado la minuciosa declaración de un funcionario político de la jerarquía de Bergoglio. No hay nada que diga un cardenal que no vaya a tener trascendencia política. Victimizarse como perseguido (justamente la iglesia católica en Argentina) desde esa posición tiene una intencionalidad política inequívoca. Justamente este presidente se encargó de resaltar, y reconocer como nadie (ni siquiera la propia iglesia) a los curas muertos por la triple A y la dictadura, tal el caso de Mugica y Angelelli entre otros. Si fuera por Bergoglio Angelelli estaba bien muerto en un accidente hace 30 años. Fue Kirchner quien lo reivindicó y reconoció públicamente. No habla de esos perseguidos Bergoglio, habla de aquellos a quien hoy están por ser juzgados por aberraciones. No lo creés así? bien, decime vos entonces por qué puede ser que se queje el cardenal.
Además, por qué no creés que valga la pena opinar sobre las declaraciones de Carrió acerca de la "maravillosa representación" que siente por Bergoglio? después de todo es un aliado político que la ayudó a armar una candidatura para uno de los dos más importantes distritos del país. O no?
Yo considero cuestionable una alianza donde se utilice a la máxima jerarquía eclesiástica como operador político. Para mí es vergonzosa. No lo será para los seguidores de Carrió, allá ellos.
Igualmente es algo histórico, no me sorprende ver a los radicales buscando sobrevivir políticamente a fuerza de operaciones con la iglesia y los milicos. Es cíclico.

Respecto de los pagos de 100% en sobreprecios te voy a pedir lo mismo que me pediste a mí cuando mencioné que Telerman era chorro: pruebas. A mí no me consta. Y me sorprende, sería este el primer gobierno donde se cobre alguna coima.

Y no creo que sea perder la coherencia haber pensado que Carrió era alguien potable y ahora pensar que es un desastre. Solamente me di cuenta de algo de lo que seguramente te darás cuenta vos en algún momento. Es una cuestión de tiempo.

Saludos,

Látigo

Anónimo dijo...

En Página de hoy justamente, Verbitzky dice que Bergoglio se refiere al caso Von Wernich cuando se queja de la persecución de la igelsia en Argentina. Fijate:
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/subnotas/85269-27367-2007-05-20.html

Salutti

Látigo

Related Posts with Thumbnails