domingo, febrero 11, 2007

Che... ¿se acuerdan de esto?


Revisando mis archivos encontré una perlita que había olvidado. ¿Seguirá sosteniendo lo mismo? Sería bueno escuchar qué tiene para decir al respecto hoy, ¿no creen?
Y ya que estamos recordando cosas, y siempre tiro pálidas, ¿qué tul esta actitud de Diego Torres (al que Schmidt anduvo maltratando en lo de Artemio)?

Saludos
D.F.

24 respuestas:

Un viejo enojado dijo...

¿LICUAR LA DEUDA PRIVADA OTRA VEZ? MAMITA!!!!!!!!!! cada vez estoy mas convencido que esto no tiene solucion, somos un pais de mediocres e ignorantes.

Destructor de Mitos dijo...

¿Cuál es el problema ahí? ¿Que Macri pida beneficios para él o que el Estado tenga la facultad de darle ese beneficio? Macris hay muchos, Estado, lamentablemente, uno solo...

Diego F. dijo...

Si Martín, justamente: Estado hay uno solo ¿Lo dejaríamos en manos de tipos como este?
No hay ningún problema en que pida lo que pide, el problema estaría si ganara las elecciones y manejara ese único Estado él.

Saludos.

Destructor de Mitos dijo...

Es que tipos como él hay muchos. Y usualmente son los más dispuestos a usar los "beneficios" del Estado. En esto la ideología es lo de menos (aprovechadores hay de izquierda y de derecha).

Lo que hay que evitar es que pueda usarse al Estado para sus propósitos. Dudo que la salida sea dándole más poder al Estado. Sería contraproducente.

Saludos,

HAL dijo...

No, Martín, el secreto es aumentar el control social sobre el Estado y democratizar la economía, distribuyendo más equitativamente la riqueza, para que haya menos Macris.

Destructor de Mitos dijo...

Es que lo que no comprenden, es que la sociedad es lo que funciona mal. Por eso el control social no sirve... porque lo "social" disfunciona. Macri es la muestra destacada, la punta del iceberg. Abajo, la sociedad está plagada de Macris.

Hay que decidir entre eliminar a los Macris (que son millones, por cierto) o sacarle al Estado como botín.

HAL dijo...

millones de Macris? otra vez somos del Primer Mundo?
La opción válida es sacarles el Estado pero para ponerlo al servicio de otros intereses.

HAL dijo...

Ah, me olvidaba, la sociedad no es un cuerpo indiviso. Es un conjunto de intereses diversos y contradictorios en el que el Estado siempre juega un rol. La pelea es, justamente, por definir cuál es ese rol. La hipótesis de una sociedad capitalista sin Estado (sin reglas, sin aparato coercitivo) es inverosímil, más vale concentrarse en las peleas que podemos dar.

Destructor de Mitos dijo...

Hal, no me refería a la riqueza de Macri, sino a la mentalidad ventajista.

Macri es un ventajista con más suerte que el resto. ¿O crees que es un patricio oligarca?

HAL dijo...

Martín, en nombre del individualismo metodológico desconocés la existencia de las clases sociales pero eso no es obstáculo para pregonar la existencia de una "mentalidad nacional". Por los menos el concepto de clase está sujeto a verificación empírica; eso de la mentalidad nacional resulta inasible.
Macri es parte de una burguesía rapiñera, y si algunos de sus rasgos se pueden rastrear en otros grupos sociales es porque toda clase dominante "moldea" ideológicamente a los dominados.
El desafío es construir un orden social más equitativo y democrático como condición de posibilidad para nuevas subjetividades, dicho esto sin caer en el voluntarismo del "hombre nuevo".

Destructor de Mitos dijo...

Hal, solo hablo de cultura. No soy tan necio como para negar la existencia de rasgos de similitud entre vos y yo, por ejemplo.

Lo que no creo es que haya una organización estratificada de la sociedad, con explotados y explotadores. Son cosas diferentes.

Macri es uno más de nosotros, que tuvo suerte.

Destructor de Mitos dijo...

Bueno, suerte en cierto sentido. La verdad que me quedo con mi vida, antes que con la de Macri.

HAL dijo...

Macri será uno de los tuyos pero no es uno de los míos. Y no lo es, justamente, porque sí existe esa organización estratificada de la sociedad.

Destructor de Mitos dijo...

Hal, quién dijo que Macri es de los míos? Es un estatista de los más viles!! Puaj!

Por otra parte, seguramente hay más coincidencias "materiales" entre vos y yo, que entre él y yo. Y sin embargo, pensamos distinto. Que paradoja!

HAL dijo...

martín: vos dijiste que Macri "es uno más de los nuestros", textualmente. Por eso señalé que era de los tuyos. Más que un estatista vil yo lo definiría como un burgués característico.
Habrá que ver si vos y yo tenemos tantas coincidencias materiales; si así fuera, sería un claro ejemplo de como la ideología burguesa permea en todos los otros grupos sociales y actúa como un elemento disruptivo en la formación de una identidad de clase autónoma.

Diego F. dijo...

Pará pará, estaba siguiendo el debate pero no puedo dejar pasar esta: ¿MACRI ESTATISTA? por favor justificala.

Saludos

Ricardo dijo...

Vieja chicana. Agarrar declaraciones del Kirchnerista (como todos los empresarios) Francisco Macri y adjudicarselas a Mauricio Macri.
Si hay odio de clase a Mauricio lo entiendo, pero aquellos que lo tienen me imagino que terminarán votando un candidato proletario, no?
Porque tener odio de clase a mauricio Macri y votar a Kirchner o Scioli no me parace muy congruente.

Destructor de Mitos dijo...

Hal, es una falacia lo tuyo. Das por sentado que hay clases sociales. Cuando te doy un argumento en contra, decis que es lo que nos quieren hacer creer los de otras clases.

Macri, hace 2 generaciones no era nadie: era una familia explotada, según tu lógica. Suponiendo que eso de las clases sociales fuera verdad, ¿quiere decir que es tan fácil pasar de una a otra? ¿Eso no es una contradicción? A mi no me cierra.

Y por cierto, conozco mucha gente con mentalidad macrista, siempre buscando la ventaja aprovechándose de las dádivas y el esfuerzo de otros. Y, puedo asegurártelo, no son de clase alta de ninguna forma.

Diego, Macri es estatista, porque sin Estado no tiene negocios. Su accionar siempre está vinculado con el Estado: obra pública (estatal), estatización de su deuda privada, automóviles protegidos por el Estado a partir de aranceles, concesiones de peajes dadivosamente ofrecidas por el Estado, manejo del correo estatal y no recuerdo más ahora.

Como vez, el apellido Macri y el Estado siempre están ligados... Pasan los gobiernos, sus negocios quedan. Aún hoy, en un gobierno "progresista", Macri saca provecho del Estado. Para más info: http://www.clarin.com/diario/2006/05/29/um/m-01204482.htm

Saludos!

Diego F. dijo...

Ricardo: Mauricio fue vicepresidente de SOCMA hasta el 2003, esta nota es del 2001. La chicana no es tal.

Destructor: más que estatista según lo que decís, sería algo así como un depredador del Estado, buscando pasar a manos privadas el capital estatal.

Saludos.

Destructor de MItos dijo...

Es depredador de la sociedad, no del Estado. El Estado sería el "arma" que utiliza para cazar.

Anónimo dijo...

Ricardo, yo no creo que a Mauricio se lo "odie" porque pertenezca a una determinada clase social. Desde ya que tanto Macri como Scioli, Kirchner, De la Rua, Alfonsín, y casi el 99% de la clase política nacional comparte una posición socioeconómica y cultural que excluye la diferenciación.
El tema con Macri creo que no pasa, hoy ya entrado el S XXI, en si es un burgués, un patricio oligarca o un lumpen proletariat. El tema va a una cuestión de conflicto de intereses. Un funcionario de corporaciones proveedoras del estado en la cuantía que lo son no debería ocupar cargos ejecutivos de los cuales dependan el control de esos mismos proveedores.
El estado necesita de los proveedores privados para funcionar y las empresas de la familia Macri operaron y operan muy fuerte como para que un funcionario visible y operativo de ese grupo tenga la potestad de decidir sobre contratos, beneficios, acuerdos o meramente tener acceso a información que pueda significar una ventaja ante otros posibles competidores.

Ideológicamente hoy Macri no se define ni se ubica en ningún lugar que signifique un compromiso. Se autodefine de "centro" cuando adopta discursos de derecha conservadora a veces y liberal otras. Eso es típico de la derecha nacional culposa que no tiene el coraje de definirse como tal por temor al prejuicio.
Ni el más anacrónico y recalcitrante militarismo se quiere autodefinir de derecha. La historia de nuestro país es así.

Macri propone, en su discurso, una transparencia republicana y una eficiencia de gestión y control emuladora de las corporaciones multinacionales en su funcionamiento. El tema es que el nunca fue parte de una corporación multinacional fuera de las de su padre cuyo corte empresario siempre estuvo teñido de un verticalismo directo y patriarcal donde las figuras de primer nivel son ostentadas por miembros de la familia fundadora. Con esto quiero decir que Macri propone un estilo fresco y orientado a resultados y transparencia que él, como empresario, nunca compartió.
Necesita de un apoyo funcional de lo que él considera su base de gestión. Que es lo más granado del empresariado nacional emparentado con familias tradicionales que aún cuentan (desde la época de la colonia) con ese intrincado relacionamiento con los más reaccionarios sectores de la curia y las fuerzas armadas. De ahí su prédica de "no resucitar los fantasmas del pasado" en clara alusión a no meter en cana a genocidas y torturadores.
Eso es Macri, sin distinción de clase.

Saludos

Látigo

HAL dijo...

Martincinho: la estratificación clasista de la sociedad está registrada en el trabajo de casi todos los referentes de las ciencias sociales, provenientes de las más variadas extracciones ideológicas, y se trata de una categoría de análisis a la que se puede arribar, inclusive, desde el individualismo metodológico.
Es obvio que a no todo el mundo le resulta tan fácil pasar en dos generaciones de un estatus a otro, pero está claro que ese tipo de movilidad social parasitaria del Estado es un registro característico del capitalismo periférico. Ahora, la verdad es que el aparato estatal es un elemento insoslayable en el desarrollo de cualquier tipo de ordenamiento capitalista y su “retirada” de la vida economía local no sólo no garantiza la desaparición de los Macri sino, por el contrario, la consolidación de las posiciones oligopólicas en la que estos grupos suelen ubicarse a expensas de la renta pública. La experiencia demuestra que, justamente, el camino indicado para limitar el poder de maniobra de tales grupos es recuperando la autonomía del Estado y democratizando las relaciones sociales mediante una mejor distribución del ingreso y el fortalecimiento de la sociedad civil.
Llamar progresista al gobierno actual es un chiste, ¿no?

el predicador dijo...

Estuve unos días ausente y me perdí la riña entre Hal y el Destructor de mitos, pero leyendola completa, en perspectiva, me deja la sensación de que es bastante funcional a los intereses de la gente como Franco Macri. Todos estamos de acuerdo en que es un mal bicho, pero nos peleamos a ver quien de nosotros lo dice mas bonito. Colaboro diciendo que Macri me parece un mafioso. La cagada es que nos logra dividir, y entonces siempre gana él.

Destructor de Mitos dijo...

Predicador, no fue una riña. Solo una amable cambio de opiniones. Es una muestra más de que es posible la conviviencia pacífica entre neo-menemistas-pro-imperialistas-derechistas-neoliberales y filo-marxistas-maoistas-bolcheviques-pro-URSS-Castristas.
Saludos

Related Posts with Thumbnails