lunes, enero 01, 2007

Cartas de colección XII: El abogado de Blumberg



Para terminar el 2006 con todo, el matutino que no defrauda publica en su última edición una carta enviada por el abogado de Juan Carlos Blumblerg, Roberto Durrieu, quien durante la usurpación armada al Estado fuera subsecretario de justicia.

Es una pieza realmente de colección ya que insiste con los clásicos argumentos de los reivindicadores del terrorismo de Estado de una manera no apta para estómagos sensibles. La pieza se titula "Lesa Humanidad" y dice así.

Lesa humanidad

Señor Director:

"El editorial del diario del 28 de diciembre, titulada «Qué es un crimen de lesa humanidad», demuestra en términos clarísimos que no es jurídica, política ni moralmente admisible que se diferencie, para su calificación, si las acciones provienen del Estado o de otras organizaciones ajenas al mismo.

"El artículo, luego de reconocer como positiva la investigación sobre los terribles asesinatos cometidos por la Triple A durante el gobierno constitucional anterior al proceso iniciado en marzo de 1976, expresa que la Argentina necesita poner punto final a las investigaciones y discusiones acerca de las responsabilidades de todos aquellos que, de uno u otro lado, hayan tenido participación en la guerra sufrida por le país en los años 70, para lograr de esta manera la necesaria paz nacional.

"Sin duda, esta última frase de la esclarecida nota debe ser compartida y alentada vivamente por quienes pretendemos un país republicano y democrático que tome su historia antigua y reciente como un imprescindible elemento para la construcción del mañana, pero que no sea más que esto, un dato discutible pero histórico, y de ninguna manera base de disociación social.

"La única manera de que sean realidad los preceptos enunciados, es la aplicación de un principio jurídico que ha sido cuna de libertad en el mundo entero, y lograda su concreción luego de sangrientas guerras, contenido en el artículo 18 de la Constitución Nacional, por el cual se impide aplicar retroactivamente leyes penales más gravosas. Me refiero, específicamente, a la prescripción de las acciones penales, esto es su extinción por el paso del tiempo.

"Cuando en el país sucedió la guerra a que nos venimos refiriendo, ningún delito era imprescriptible. Consecuentemente, todos aquellos que participaron en la lucha desatada por la guerrilla, para llevarla adelante o para aniquilarla, son beneficiarios de la disposición aludida. Nadie puede ser penado en base a la aplicación de una ley que no existía al tiempo de cometerse los hechos.

"La prescripción es una institución que precisamente fue instituida por la humanidad para poner punto final a los hechos que en forma individual o colectiva impiden o perturban el desarrollo o crecimiento sea de los individuos o de los pueblos.

"Cuando se reformó la Constitución en 1994, la ley y los convenios suscriptos por los partidos políticos de principal gravitación establecieron que de ninguna manera la reforma constitucional podía alterar las garantías contenidas en la primera parte de la Carta Magna. Es decir, que nunca puede haberse incorporado ninguna disposición de jerarquía legal alguna que pretenda aplicar retroactivamente una pena cuando los hechos han prescripto. Ese es el camino para lograr la paz que la Argentina previó expresamente.

Roberto Durrieu
Maipú 1300, Capital
---------------------------------------------------------------

Tengamos memoria.
Saludos y feliz 2007 para tod@s.
D.F.

0 respuestas:

Related Posts with Thumbnails