martes, septiembre 26, 2006

Nueva política con viejos espías.



El CELS solicitó al presidente de la Nación la desclasificación de información vinculada a la Secretaría de Inteligencia y el control de la idoneidad de sus actuales integrantes

El CELS (Centro de Estudios Legales y Sociales), por intermedio de su director ejecutivo, Gastón Chillier, solicitó al presidente de la Nación, la desclasificación y el acceso a la nómina de integrantes de la SIDE en el período 1974 -1983 y la información sobre la cantidad de integrantes de la actual Secretaría de Inteligencia de Presidencia que cumplieron funciones en el mismo período, además de las medidas que se tomaron para evaluar su idoneidad ética como integrantes de un organismo del Estado. El pedido se originó en la revelación de que un actual legislador nacional, Juan José Alvarez, integró la SIDE entre 1981 y 1984.

Además de solicitar la desclasificación y el acceso a esta información, el CELS instó al Poder Ejecutivo y a la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso de la Nación a “que separen de sus cargos a aquellos miembros de la Secretaría de Inteligencia que están vinculados a graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar y que aún continúan en funciones”.

En el pedido, patrocinado por los abogados del CELS Carolina Varsky y Gustavo Palmieri, se solicita también al Estado nacional el impulso de legislación que garantice el acceso a la información y a documentos de inteligencia en causas judiciales, y que avale la transparencia en el sistema de utilización de fondos reservados de la Secretaría de Inteligencia.

En los fundamentos de su petitorio el CELS señala que “la Secretaría de Inteligencia que fue parte del aparato represivo de la última dictadura militar, ha sido una institución perjudicial para el estado de derecho durante la democracia. Ha sido utilizada en forma sistemática por distintos gobiernos en forma ilegítima y ha estado envuelta en los escándalos políticos más graves, además de no ser útil para impedir hechos delictivos que afectaron la seguridad nacional”.

El CELS considera que “la enorme discrecionalidad en el manejo del secreto ha redundado en un monopolio de la información utilizado en reiteradas oportunidades contra los ciudadanos, por lo que el conocimiento de los funcionarios y miembros de la Secretaría de Inteligencia que tuvieron funciones durante la dictadura militar sería un gran avance en el sentido del control efectivo de la población sobre los actos de gobierno”

(Fuente: CELS)

Esperemos que el pingüino no haga oidos sordos a la propuesta, racionalmente no hay ninguna justificación para no tomar acción. Corrección, sólo el miedo. Y si el miedo es el impedimento creo que no hace falta que lo diga: estamos fritos.

Saludos
D.F.

2 respuestas:

quique dijo...

Avanti HIV.

Diego F. dijo...

Demasiado críptico para mi corto entendimiento. ¿Podrías explicarlo?

Saludos

Related Posts with Thumbnails