miércoles, agosto 02, 2006

Miedo e inseguridad.



Hace ya unas cuantas semanas que desde los sectores formadores de la opinión pública, nos recuerdan constantemente el peligro al que estamos expuestos debido a la supuesta inacción del gobierno.

Veamos un poco el panorama.
Asaltan una parrilla en colegiales y matan a dos personas. Un supuesto loco se para en Cabildo y Juramento y dispara 7 balazos matando a un jóven. Asaltan y le cortan 4 dedos a un colectivero en la colectora de Gral Paz. Violan a una chica en una estación del subte B. Delincuentes toman rehenes a metros del obelisco al frustrarse el intento de asalto a una casa de fotos. Claro, esto es sólo lo que trascendió como importante, ya que todos los días ocurren hechos delictivos. Visto así, estamos perdidos, la ciudad es absolutamente insegura.

Cuando uno escucha a los que exigen "que el gobierno haga algo" (mas allá de si es mano dura o lo que fuere), daría la impresión de que con simple voluntad política, tomando algunas medidas, esto se soluciona y apenas rijan las medidas, chau inseguridad.

Pero no es tan sencillo. Cada delito obedece a distintos factores, no es lo mismo una violación, que un robo, que un asesinato, que un secuestro.

Por ejemplo, para solucionar las violaciones se propone un registro del ADN de los violadores, cámaras de seguridad en los subtes y trenes, refuerzos policiales. ¿Esto va a acabar con las violaciones? No, no va a acabar con ellas. Llevémoslo al extremo. Se promulga una ley para poder ejecutar a los violadores.. ¿se acabarían las violaciones de esta manera? No, tampoco se acabarían.

Los violadores son considerados personas "enfermas", y no hay manera de saber quién está "enfermo" o quien no. Por lo menos hasta que concrete una violación. Además, es una falacia que las violaciones aumenten, lo que aumentan son las denuncias (recordemos que violaciones hubo a través de toda la historia de la humanidad, independientemente de la región, cultura o época).

Blumberg admira a Giulianni, ex-intendente de nueva york, y lo pone siempre como ejemplo en cada nota que da. ¿Acaso en Nueva York no hay mas violaciones? Saquemos las violaciones. ¿La política de la mano dura acabó con los robos y asesinatos? ¿La pena de muerte en algunos estados estadounidenses atemorizó a los criminales? La ciudad más segura del mundo ¿quedó a salvo de atentados terroristas?
La respuesta creo que es clara, no. A lo sumo se puede reducir el índice delictivo y la violencia de los mismos; pero en cualquier país del mundo, en mayor o menor medida, hay delitos constantemente.

Cuando se habla de la sensación de inseguridad, convergen varias razones para que esta exista. Pero sin dudas, una de las principales, es el tratamiento que le dan los medios de comunicación al tema.
Cuando digo esto, no me refiero a que esté mal mostrar que se cometan delitos. Pero por ejemplo, ante una toma de rehenes en horario central de la televisión, si la única noticia que muestran los noticieros -casi en cadena nacional- es dicha toma de rehenes, y se omiten las demás noticias, la sensación es de que lo más importante que pasó ese día fue la toma de rehenes.

La cobertura mediática es siempre interesada; no olvidemos que por mas "objetivo" que parezca un medio, la apariencia de objetividad se la da la forma, su contenido jamás está excento de subjetividad desde el mismo momento en el que eligen qué es noticia y que no. Esto, sumado a los intereses políticos de los dueños de los medios, orientan el recorte de la realidad hacia un fin, y, dicho fin, está íntimamente relacionado con la ideología de los que deciden. Pongo como ejemplo de esto, la cobertura que hizo CNN sobre la delegación del poder en Cuba, en donde el peso de la noticia radicaba más en los festejos de los cubanos exiliados que en el hecho en sí mismo. La placa decía "Urgente: festejos en Miami" mientras se veia un puñado de cubanos reunidos en la vereda. ¿Esto era "urgente"? ¿Para quién?

Volvamos a la inseguridad. Los delitos que conforman la sensación de inseguridad, son los que al momento de cometerse son ejercidos violentamente. Por ejemplo, el canal América es uno de los primeros en poner en tapete el tema de la inseguridad, pero sin embargo cuando en un programa de ese mismo canal quisieron hablar de las coimas en el senado, directamente lo censuraron. Si una persona roba a otra cara a cara, es noticia y está en los titulares; si una persona roba a millones, mejor mencionarlo por arriba y dejar que prescriba. Después de todo, no fue violenta la manera en la que se cometió.

Este razonamiento superficial sólo empeora la situación, ya que los delitos individuales, suelen estar íntimamente relacionados con delitos masivos. El ejemplo llevado al extremo sería la usurpación armada al poder en el 76. No sólo fue robado el dinero de todos, sino que impulsaron la exclusión masiva de una gran parte de la población. Esto continuó en democracia, y aún hoy seguimos padeciendo la miseria generada por delitos de "guante blanco" (estoy obviando todo lo referente al "guante negro" de la dictadura para no hacer aún mas extenso el artículo, sólo rescato que en los ´70s necesitaron armas para poder implantar este modelo, hoy en día ya no les hacen falta).

Si permitimos que se sigan cometiendo delitos masivos, esos cuya violencia llega después, cual trueno luego de un rayo, la exclusión se agrava. Y si la exclusión se agrava, la violencia también. Mucho se discute sobre si la pobreza está relacionada con el delito, hay varias opiniones. Creo que la pregunta debería ser ¿la exclusión genera violencia?

Si la exclusión genera violencia, entonces para reducir esa violencia, se debería reducir la exclusión. Y si el debate mediático radica en cuántos dedos le cortaron al colectivero, y se omite el "como" llego ese pibe que se los cortó a ser tan violento, siempre estaremos discutiendo y tomando medidas para poner bajo la alfombra las consecuencias, pero nunca remediando las causas que crearon al monstruo. Algo así como aspirinas para tratar un cancer.

Con todo esto, no es mi intención negar que haya tantos crímenes. Pero los medios los muestran en forma de "olas de inseguridad" cuando en realidad sería mas adecuado llamarlas "momentos en que los medios focalizan en los crímenes violentos", ya que hace varios años ya que no pasa un día sin que se cometa un delito violento; sin embargo el miedo se siente más o menos.

Para terminar, quisiera remarcar que el objetivo, el fin que tiene esta -en mi opinión alimentada por intereses espurios- "sensación de inseguridad", es que la gente viva con miedo, para que luego voten por el que prometa acabar con eso que tanto miedo les genera. Pero tengamos en cuenta que asuma quien asuma, y tomen las medidas que tomen, los delitos seguirán cometiéndose. Y mas allá de la bandera ideológica del que gobierne, la oposición a través de los medios, siempre tendrá material para convencernos de lo peligroso que es vivir en este país. Y esto va a seguir así hasta que alguien tome la decisión de atacar en serio las causas.

Saludos
D.F.

7 respuestas:

Anónimo dijo...

La solucion al problema es simple: HAY QUE MATAR A TODOS.

Pero, no solo a violadores, secuestradores, ladrones, etc. Me refiero a TODOS. Si, TODOS, el que lee tambien deberia ser asesinado. De hecho, el ultimo que quede, deberia suicidarse.

Grosso el blog men!

Don Roque

Martín Juno dijo...

Coincido en que con mano dura no se soluciona nada.

El gran problema es que nadie se ocupa del tema central: la estructura y el funcionamiento de la policía. Cada 3 meses se hacen reestructuraciones para la tapa de los diarios que no cambian nada.

¿Alguien se animará alguna vez a descentralizar las fuerzas de seguridad, sacarle las armas a los policías de calle, capacitarlos en serio, etc.? Mas aún, ¿alguien tendrá el coraje suficiente para despenalizar la prostitución, el juego y la droga?

Yo lo dudo mucho.

Anónimo dijo...

Muy buen comentario Diego, coincido ampliamente. Creo tambien que deberíamos tomar en cuenta quiénes somos y cómo estamos desde las estadísticas para ver que la realidad, si bien no nos gusta, no es tan simple de modificar.
A ver, por más que querramos creer que somos Europa la ciudad de Buenos Aires y suburbano, por caso, es una urbe de casi 11 millones de habitantes capital de un país latinoamericano con casi la mitad de su población viviendo bajo la línea de pobreza. Arranquemos desde ahí para establecer comparaciones y ver como andamos. Con esto voy a que no nos podemos comparar con los niveles de Tokio, Toronto, Niza o Bruselas. Debemos primero posicionarnos en un contexto social y demográfico que nos emparenta más con el DF, San Pablo, Caracas, Rio y Lima. Tuve la suerte de conocer casi todas las ciudades mencionadas, y Buenos Aires es, en cuanto a su seguridad de lo más seguro que hay en Latinoamérica, tal vez Santiago pueda estar mejor, pero BA debe ser 5 o 6 veces más grande.
Te aseguro que en Caracas o Sao Paulo caminar por el equivalente a Palermo de noche se acerca mucho al suicidio.
Creo también que es central el tema de identificar bien quiénes somos para poder tomar soluciones acorde. Creer que algún plan de seguridad que funcionó en Manchester va a funcionar acá por que sí es una pelotudez, y tener vergüenza de reconocernos como lo que somos es el comienzo del contínuo fracaso en cualquier medida a implementarse.
Saludos

Latigo

Anónimo dijo...

Me pregunto por que este tipo de analisis no se ven en los medios masivos. Me parece que falta gente que diga estas cosas porque los que forman la opinion la forman en base a un recorte demasiado chico de la realidad. Rescato mucho los articulos de tu blog. Segui asi!

Nano

aprosec dijo...

Es indudable que la inseguridad ciudadana es el nuevo flagelo del siglo XXI,en la mayoria de Paises de lATINOAMERICA la respuestas de seguridad publica han fracasado y muchas instituciones estan en crisis,como la policia,fiscalia,poder judicial o las carceles,agravando con ello la situacion,no convirtamos la seguridad ciudadana en "TAREA DE TODOS...RESPONSABILIDAD DE NADIE"

Lin dijo...

Como bien decís, todos los días ocurren crímenes y delitos en todo el mundo. El problema es que más allá de las medidas que se tomen en contra de la inseguridad y sus causas, parte del problema es la falta de control y regulación en los medios de comunicación. Siempre van a tener un crimen para repetir y ocupar todo el noticiero en eso, y eso genera que quien ve eso piense que esta a punto de ser violentamente asesinado.

Muy bueno el blog.

cesar ortiz anderson dijo...

Ante el avance de la violencia y el delito, los ciudadanos estamos en la obligacion de asumir una cultura de seguridad preventiva como norma de vida no para enfrentar el delito sino para evitarlo, para ello debemos de seguir una serie de normas y recomendaciones de acuerdo a nuestros riesgos

Related Posts with Thumbnails