viernes, agosto 06, 2004

Cumbia Villera.

En estos días me sorprendió ver en los medios que la "cumbia villera" esté en boga. Si bien venimos coexistiendo con la cumbia hace ya bastante, el problema es que las letras de un sector de los que hacen cumbia ahora son violentas.
En realidad si analizamos qué es la cumbia villera, llegamos a que es la clásica cumbia -la musica sigue siendo exactamente la misma- pero con letras que reflejan la realidad de un sector de la sociedad, los "villeros".
La gente que vive en las villas o barrios bajos, es gente humilde, son los que mas padecen los errores de las políticas de los gobernantes, es donde más se siente la miseria. No es sorprendente entonces que si nos fijaramos en las cifras de mortalidad infantil, deserción escolar, índices delictivos o desempleo, y los analizáramos separando por clases sociales, nos vamos a encontrar que tiene forma de pirámide. Los que están mas abajo son los que más sufren estos síntomas.
Sumémosle a esto, que para mucha gente de clase media o alta, ser pobre es algo avergonzante. Se mide a la gente por lo que uno tiene o no, y eso genera que la gente que no tiene nada se sienta nada, mientras ve que el que se compró el último chiche digital, o tiene un auto importado siente que es parte de una sociedad que funciona, que es parte del todo que lo rodea. Este, a su vez, como tiene dinero y trabajo piensa que el que no lo tiene es porque no quiere o no le gusta trabajar .
Esto es lo que se llama exclusión social. Se excluye a los que fueron barridos de la sociedad funcional y se los deja ahí tirados, sin darles ningún tipo de salida a esa exclusión. Ahí es donde la cumbia, que antes sonaba en las radios con letras de amor, se convierte en una apología del delito.
Supongamos que ud. nace en una villa. La policía no entra, su casa no tiene mas que frazadas para separar los ambientes de su casa, si llueve se inunda, duerme con sus hijos (a quienes ud no puede llevarles el pan todos los días), la mayoría de sus vecinos no tienen trabajo, a los que sí tienen, a duras penas les alcanza para comer a veces. Convive con gente que lo perdió todo, gente que nunca lo tuvo, delincuentes, narcotraficantes; y por más que ud trabaje 18 horas por dia no puede superar la villa y mudarse a una vivienda propia fuera de la villa. Ud ve como cuando sale de la villa para trabajar, la gente al verlo cruza la calle (porque si ud sale de la villa seguramente es un delincuente). En la tele le venden cosas que ud. jamás podría comprar con su sueldo, ve que la vida que se muestra es otra, pero que ud. no la va a alcanzar. A todo esto, sus hijos van a la escuela mas que nada a comer, ya que los maestros no pueden enseñar porque la mayoría de los chicos de la villa están desnutridos y son tantos que no dan abasto. Ve como sus hijos van
aprendiendo a no valorar su vida ya que nadie les muestra una salida a esa vida tan distinta a la que muestra la tv.
¿Qué imagina que sentiría?
Yo creo que el solo hecho de que exista gente que viva en esas condiciones justifica la existencia de la cumbia villera, es una expresión violenta de una realidad violenta. La realidad es esta, existe, no la inventó la cumbia villera.
Prohibir la cumbia villera sería una estupidez, es callar las voces que cuentan una parte -trágica- de la realidad. Pero creo que tampoco debe tener la masividad que tiene ahora. La cumbia villera es cierto que cae en apología del delito en muchas de sus letras, no en todas. Lo que debería debatirse, no es el efecto en los adultos que la escuchan.
Un adulto ya tiene un caracter formado, no va a salir a delinquir porque escuche a un criminal, como el cantante de damas gratis, quien dos días después de ser entrevistados por punto doc en un informe sobre la cumbia villera terminaron en un robo con toma de rehenes en un bar de tigre. El verdadero problema de esto es la exposición de los chicos a este tipo de canciones.
Alberto fernandez dice que la cumbia villera ayuda a fomentar la inseguridad.
Yo creo que no ayuda tanto a que haya mas delitos, sino a que estos sean mas violentos, alentando a los chicos al uso de drogas duras como la cocaina, la pasta base o el paco, que los convierte en virtuales maquinas de matar.
Por eso me parece un error del presidente Kirchner, el haber invitado a "la tota" Santillan (quien es sólo un empresario inescrupuloso vendiendo un producto nocivo) a la casa de gobierno para pedirle disculpas por los dichos del jefe de gabinete. Si bien sus intenciones son fomentar el pluralismo cultural, y evitar confrontar con los sectores mas marginales, me parece de mal gusto que el presidente en persona y el jefe de gabinete le dediquen tiempo de la agenda política del país, a tratar este tema.
Este es un tema del que debería hacerse cargo el secretario de cultura de la nación, Torcuato di Tella; pero es el mismo que dijo que la cultura no tiene prioridad ni para el gobierno ni para el. ¿Asusta no?
Nadie esta pidiendo acciones extremas, ni nada similar. La mayoría de nosotros aceptamos la pluralidad cultural, y nadie se puede oponer a que alguien cuente una parte de la realidad.
El sexo es una parte muy importante de nuestra realidad/cultura, sin
embargo, un chico de 8 años no puede ir al cine a ver una porno; en la tele se supone que los contenidos violentos, pornográficos, o cualquier contenido que no sea apto para menores van después de las 22hs; esas reglamentaciones lejos de intentar censurar, son una forma de proteger a los chicos de la exposición a situaciones que no son aptas para ellos.
Por eso me pregunto si no se podría aplicar la misma reglamentación a la cumbia villera. Que no se pasen las canciones que contienen letras no aptas para menores en lugares a donde estos concurren (matiné de boliches, bailes escolares, etc), que no se pase en las radios en el horario de proteccion al menor y lo mismo en la tv (no mas letras violentas los sábados a la tarde).
Yo creo que con esas simples medidas estaríamos ayudando a que esta cultura violenta no pueda invadir las cabezas de los chicos predestinándolos a morir fumando lata o en manos de la policía.
Si vieron la pelicula "ciudad de dios" les recomiendo leer este editorial escrito por Susana Viau.
El problema de toda esta movida, es que si el estado no interviene, si el respeto a la vida no prevalece sobre la violencia, si dejamos que se siga exponiendo a los chicos pequeños de los sectores mas humildes a la imposición de una realidad cruel y violenta, pecaríamos de idiotas al sorprendernos cuando vemos en las
noticias como esos salen a asaltarnos.
Y después nos preguntamos "¿Cómo llegamos a esto?".

D.F

1 respuestas:

Anónimo dijo...

me gusto lo q dijo este tipo!!
tiene mucha razon, yo tengo 18 años y me doy cuenta de todo lo pendejos q andan en las calles drogandose y delinquiendo y eso asi no va tendria q trankilizar las calles de una vez!
ahora no ahi nisiquiera codigos.. asi no va masssss alguien tiene q poner reglas rapidamente sino todo va a cambiar mas de lo q esta y seria muy feo eso!
un saludo grande y ojala q kirchner aga algo yaaaaa!
Matu!!

Related Posts with Thumbnails